Toda la información sobre las elecciones en EE UU, el perfil más desconocido y curioso de esta campaña electoral. Primero desde Madrid, y en San Francisco durante la semana de votación, os informaremos sobre el cambio en la Casa Blanca

Entradas etiquetadas como ‘obama’

España en la oficina de Obama

Siguen sin verse carteles, ni pasquines por el suelo. Aquí la política no ensucia las calles, pero castiga sin cesar desde la caja tonta.

Hace tres minutos que hemos dejado atrás a John y Mark convenciendo a los viandantes sobre las maldades de la proposición 8, cuando pasa un camión modelo estrella de la muerte de La Guerra de las Galaxias, con lucecitas y pantallas, enorme y ruidoso, defendiendo con su cartelería virtual y móvil la proposición 2. ¿La 2? Esperen… Aquí está. Wikipedia: La proposición 2 quiere prohibir por ley el confinamiento de animales de granja en condiciones que no les permiten moverse, tumbarse o ponerse de pie.

Pienso qué me parece, qué esconderá la propuesta 10, la 11, la 12… ¿Cómo se aclara esta gente para votar tantas cosas al mismo tiempo? Y nosotros pensando que la sábana para votar a los candidatos al Senado era complicada. Sin tiempo para pensarlo mucho, al girar la vista me encuentro con una oficina de voluntariado demócrata.

Nos recibe Ruby, que al escuchar de donde somos (voy con Eva, otra periodista española) empieza a hablar en español. Está entre los 20 y los 30, estuvo viviendo en Barcelona cuatro meses allá por 2006. Y aprovechó mucho su tiempo, habla mejor el castellano que yo el inglés con todos mis años de clase. Deprime, pero nos invita a pasar y aceptamos gustosos.

Cuenta que en la oficina se dedican sobre todo a realizar llamadas para convencer a los votantes de que apoyen a Obama. Pero no llaman a California, la dan por ganada, sino a los swinging states, aquellos en los que no hay según las encuestas un claro vencedor: Florida, Pensilvania, Ohio, Virginia…

Dos pasos más y topamos con Johanna, que de nuevo tiene una historia en la lengua de Cervantes. Su hija está casada con un madrileño y ahora viven juntos en EE UU, y le hace gracia que dos periodistas de ese país le pregunten por lo que está haciendo.

Queda atrás atendiendo a otros voluntarios mientras entramos en una gran sala llenas de mesas con teléfonos y personas pegados a ellos por la oreja. Sonríen y gesticulan, parece que disfrutan llamando a los indecisos. Convicción política lo llaman. Antes de salir de nuevo para la calle preguntamos a un coordinador, que nos dice que hay unos 100 voluntarios trabajando. Mayoritariamente son blancos y jóvenes, por debajo de los 30 años . Pero se ven todos los colores de piel imaginables, y por su atuendo diría que son de clase media y media baja.

“Y qué dicen las encuestas, ¿da resultado esto de las llamadas?”. “Es para otros estados”, repite, “aquí ganará Obama con el 99% de los votos”. Por ahora ni rastro de lo republicanos, seguro que repiten mantras similares. Mañana iré en su busca. Antes de salir a la calle el burrifante se retrata con un Obama de cartón piedra. Me piso las ojeras con la punta de los pies. Impublicable.

Obama y McCain, los reyes de la pista

Cuando uno oye hablar del baile político piensa en reparto de cargos y luchas de poder, pero no en esto. ¡Qué agilidad, qué ritmo, qué montaje oiga! Anne Igartiburu ya les ha echado el ojo…

Incluso en estos tiempos de crisis…

…en los que todos nos vemos obligados a apretarnos el cinturón, la lucha por el poder parece justificar cualquier derroche.

Esta madrugada se ha emitido en las principales cadenas de televisión de Estados Unidos un anuncio electoral sin precedentes, de media hora de duración. Lo ha contratado Barak Obama y su alto coste, un millón de dólares por cadena, ha recordado a muchos que el demócrata tiene en caja más dólares para gastar que cualquier otro candidato anterior.

Que el dinero es importante en una cita como esta no es un secreto. Cada billete gastado es un paso más hacia la Casa Blanca, y Barak Obama es una máquina de conseguir dinero. En agosto recaudó 66 millones, más que ningún otro candidato de la historia, acallando algunas de las voces que le criticaron por renunciar a fondos públicos para la campaña. Pero no a todos.

Porque incluso entre sus más destacados seguidores hay quien no ve con buenos ojos que se tenga y se gaste más dinero, sobre todo en estos tiempos de crisis, y teniendo en cuenta que hace ahora un año el senador por Illinois se comprometió a no gastar más que lo que le aportasen los fondos públicos, 84 millones.

El también senador demócrata Bob Kerry ha tachado de hipócrita a Obama por acabar renunciando a esos fondos, y lanzarse a batir récords de donaciones incumpliendo su promesa anterior de contención del gasto.

Si las provincias del imperio votaran…

Pregunta frecuente entre los ciudadanos de las provincias del supuesto mundo libre, hace exactamente cuatro años y una semana: ¿Pero cómo han podido reelegir a Bush? Las urnas mandan amigos. ¿O acaso piensan que el resultado habría sido distinto si el resto del mundo también votara para elegir al presidente de EE UU?

The Economist ha querido comprobarlo, y ha levantado en Internet un Colegio Electoral Global, esto es, un sistema de votación en el que cualquier ciudadano del mundo puede manifestar su apoyo a Obama o McCain. Luego para cada país se adjudican representantes según el ganador sea el candidato republicano o el demócrata.

Los resultados son claros. Sólo Macedonia, Irak y la República Democrática del Congo apoyan a McCain, mientras que en el resto del globo Obama sería el vencedor por aclamación.

En España no queremos ni ver al republicano, pues según esta encuesta el candidato demócrata tiene aquí más del 80% de los apoyos. Será por eso de la coincidencia del Yes We Can con el Podemos de nuestros futboleros.