Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Entradas etiquetadas como ‘adebayor’

El Manchester City mete miedo

Los billetes del jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, de la familia real de Abu Dhabi, por fin están consiguiendo lo que pretendían: meter miedo.

A pesar de las calabazas que le dio el brasileño Kaká la temporada pasada, Mansour sigue empeñado en hacer del Manchester City uno de los grandes de Inglaterra y de Europa.

Ha completado un tridente en ataque que asusta: Adebayor, Tévez y Robinho

El togolés ha sido el último en llegar, por 30 millones de euros. El Apache Tévez ha costado algo más, 37. Por Robinho, pagó al Madrid, en septiembre de 2008, unos 40 millones.

Además, también ha fichado al paraguayo Roque Santa Cruz, del Blackburn Rovers, y a Gareth Barry y Stuart Taylor, del Aston Villa. 20, 14 y 2,4 millones, respectivamente.

En total, en cinco jugadores 103,4 millones de euros

Para apuntalar este equipo, y que no esté descompensado, al entrenador Mark Hughes, le falta un mariscal en el centro de la defensa. Dos son los nombres que suenan con más fuerza: Puyol, del Barça, y Terry, del Chelsea. Por este último, han hecho una oferta de 47 millones.

Y es que el presupuesto que tiene el jeque para fichajes ronda los 200 millones de euros

Las malas lenguas decían hasta hace poco que ningún gran futbolista quería ir al Manchester City porque no había figuras. Ahora, puede que todos quieran acabar allí.

Adebayor, ¡levántate y anda!

Parece un milagro y lo es. Adebayor no pudo caminar hasta los cuatro años cuando salió corriendo detrás de un balón, en los alrededores de una iglesia. Ahora es el delantero centro titular del Arsenal.

El togolés desveló en Arsenal.tv su mayor secreto. Según cuenta Adebayor, después de recorrerse Nigeria, Lagos y Ghana, su madre le llevó a una iglesia y allí le dijeron que rezarían por su curación durante “y si en una semana no volvía a caminar, entonces nunca lo haría”.

Empezaron a rezar el domingo a medianoche. Durante toda la semana, no caminé. El sábado a medianoche, mi madre estaba llorando. Para ella, todo había terminado. Me había llevado a todas partes en Africa y nada había funcionado. Yo estaba en la iglesia y, hacia las nueve o las diez del domingo por la mañana, escuché a los niños jugando fuera. De repente, alguien chutó el balón hacia la iglesia y la primera persona que se levantó a por él fui yo, porque quería coger la pelota.

“Mi madre estaba asustada porque nunca me había visto caminar y, de repente, yo estaba corriendo detrás del balón. Toda la gente que había rezado por mí en la iglesia le dijo: ‘tu hijo está caminando gracias al fútbol’. Significa que el chico tiene el fútbol en sus venas. Es una historia sorprendente. Pero es verdad. Mi madre me ha hablado de esto toda mi vida”, concluye.