BLOGS
El telescopio El telescopio

“Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos” (Jaime de Armiñán)

Protocolos ‘Vip’

No me puedo resistir a volver a hablar de Gran Hermano VIP. El motivo: el Pequeño Nicolás, esa joya televisiva para inventarse conspiraciones, traiciones y protocolos de Estado, ya sea fuera o dentro de la casa.

Bien mirado, Fran no ha cobrado tanto por los días de asueto que ha pasado entre cámaras. Porque, viendo lo que fabula (si no te lo crees) o lo que ha vivido este muchacho de 21 años (si le damos credibilidad a sus relatos junto al poder) es una mina.

¿Pues no va y dice, al ser el primer expulsado, que ya se lo temía? Que tras haber hablado demasiado sobre secretos de Estado, el susodicho habría activado de urgencia sus mecanismos para neutralizar su presencia  en Guadalix por la seguridad del sistema.

Pero a parte de decirnos que Rajoy es tonto, que Aznar es listo, que la infanta Cristina es «una Borbón» y que la Reina Letizia es «sucia» (apreciaciones que podría hacer un ciudadano de a pie mínimamente avispado).

Una vez en plató, tanto la noche de su expulsión como el domingo pasado en El Debate VIP, se ha olvidado de las tramas y ha desplegado su verdadero arte: el de la manipulación y el morbo. Eso sí, con inteligencia. Que le sobra, al igual que morro. A ver si se le pega algo a Sema.

1 comentario

  1. Dice ser Yop

    Tamara gorro es la que entra

    26 Enero 2016 | 23:29

Los comentarios están cerrados.