Entradas etiquetadas como ‘Michelle Bachelet’

El mejor vestido de Letizia del año 2014

El año 2014 está a puntito de acabar y no quiero dejar que acabe sin hacer un análisis del mejor vestido que ha llevado Letizia.

(GTRES)

(GTRES)

Para mí y, creo que muchos estaréis de acuerdo, el mejor vestido de nuestra reina fue el que llevó en su primera cena de gala como monarca.

Ese día, en conjunto, Letizia estaba espléndida. El vestido, de Carolina Herrera, nos dejó fascinados, apostó por el negro para no fallar y pisar sobreseguro, con una tiara preciosa que le queda muy bien, un maquillaje nocturno. No sé vosotros que pensaréis, pero para mí ha sido uno de sus mejores looks, por fin la vimos como la reina que es. Los encajes del vestido son una maravilla y la silueta sirena le favorece (a mí me quedaría peor que a un santo dos pistolas, pero ella que es bastante estrecha de caderas le hace el tipo muy bonito). Además, el hecho de que tenga algo de manguita le da un toque muy elegante.

Con la presidenta de Chile. Esta señora me recuerda a mi profesora de Matemáticas. (GTRES)

Con la presidenta de Chile. Esta señora me recuerda a mi profesora de Matemáticas. (GTRES)

¿Cuál ha sido para vosotros el mejor outfit de Letizia?

Por cierto, ¡¡¡Feliz Navidad!!!! espero que paséis una agradable cena y esta noche todos a ver el discurso del Rey.

 (GTRES)

(GTRES)

Letizia, de negro, con tiara y con un maquillaje muy nocturno en su primera cena de gala como reina

¡Y por fin hemos visto a nuestra reina vestida como tal! Este jueves Letizia ha vivido un nuevo hito, su primera cena de gala en el Palacio Real desde que es reina. El motivo, la visita de Estado de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet a España.

(GTRES)

(GTRES)

¡Qué emoción! Vestido largo, tiara, bandas…. ayyy me encantan estos actos. Letizia vistió un vestido negro de encaje de Carolina Herrera (¿le está poniendo ‘los cuernos’ a su otro Felipe?) de manga corta y silueta sirena, que a ella, como está tan delgada, poca silueta sirena le hacía. El vestido es muy fino, muy elegante, un poco oscuro, pero ha pasado la prueba con éxito. Para acompañar este look tan nocturno la reina echó el resto en el maquillaje, ojos muy marcados con eyeliner arriba y abajo y sombras grises en los párados. La guinda del pastel vino con un pintalabios rojo sangre que destacaba en su piel tan blanca. El maquillaje es espectacular, solo que la veo un poco con un estilo de ‘bruja de cuento’ ya que en esa piel tan inmaculada, los maquillajes tan nocturnos endurecen un poco las facciones.

Aquí podéis ver el maquillaje, quizá un poco agresivo, y la tiara. (GTRES)

Aquí podéis ver el maquillaje, quizá un poco agresivo, y la tiara. (GTRES)

Otra de los accesorios que llevó fue la tiara floral, una preciosidad que debe ser que le encanta porque la usa siempre que tiene ocasión. Esta joya fue un regalo del Gobierno de España a la reina Sofía con motivo de su casamiento con el rey Juan Carlos I. Y fue la que llevó la infanta Cristina el día que se casó con Urdangarin. A mí esta joya me gusta mucho porque es muy regia, pero sin pasarse (que luego hay royals que parece que llevan la lámpara de araña en la cabeza) y le da algo de altura. Como bien sabe, para sacar el máximo partido a la tiara real, recogió el pelo con sus habituales trenzas traseras y raya en medio.

Con la presidenta de Chile. Esta señora me recuerda a mi profesora de Matemáticas. (GTRES)

Con la presidenta de Chile. Esta señora me recuerda a mi profesora de Matemáticas. (GTRES)

Además, Letizia se puso el broche de la flor de Lis que forma parte de una tiara hecha por Ansorena que le regaló hace unos años don Felipe, pero que aún no se las hemos visto. Como es desomontable, pues ella ha aprovechado a ponerse la parte central de la diadema como broche.

Con tanto joyerío, Letizia ni se puso anillos ni pulseras, solo unos pendientes de brillantes con montura en chatón discretos y muy favorecedores.

En la fiesta de ayer, todos los invitados iban muy elegantes: ellos de frac y ellas de largo. Os pongo aquí fotos de las damas entre las que destacaron Ana Patricia Botínn, Cristina Cifuentes, Ana Botella, Carmen Chacón…. Para apreciar los modelitos al detalle podíes ampliar las fotos y ampliarlas.

 

El inglés de la reina Letizia, muy poco natural y muy ‘british’

Tenemos a Letizia Ortiz junto a su marido, el rey Felipe VI, volcados, este miércoles, en la visita de Estado que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, está haciendo a nuestro país, pero el estilismo que ha llevado es tan aburrido y repetido hasta el asco que he decidido hablaros de otra cosa. No obstante os pongo aquí una foto para los más curiosos. Un trajecín en gris de Varela con puños y cuello bordados y falda de tablas. No me digáis que no es sosiano el outfit.

Parece una azafata de Iberia. (GTRES)

Parece una azafata de Iberia. (GTRES)

Bueno, al lío, que empiezo a hablar de ropa y se me va el santo al cielo. Estaba repasando los vídeos en la web de la Casa Real cuando me he detenido en el último con el que nos ha deleitado Letiza. Su discurso, parte en alemán y parte en inglés, que hizo en la visita de esta semana a Viena a inaugurar la exposición de Velázquez. Para que no lo tengáis que buscarlo os lo pego aquí de mil amores. La enjundia viene en el minuto 3:07 más o menos.

Mi sorpresa ha sido ver a la soberana leyendo en alemán y desupués improvisando algunas palabras en inglés para continuar su discurso, el primero al extranjero desde la proclamación de Felipe VI, en la lengua de Shakespeare.

Pues bien como tengo la lengua británica algo oxidadilla (que me sacas del Hello y el How are you? y estoy más perdida que el pulpo Paul en un garaje)  he pedido a mis compañeros P.A., H. y a mi compañera del blog Madre Reciente que me ayuden, porque son unos máquinas en esto de las lenguas sajonas, a analizar la dicción de nuestra reina. Tras un pequeño cónclave hemos decidido que el inglés de Letizia es poco natural y muy británico. Quizá demasiado british por cómo se esfuerza en pronunciar las consonantes, sobre todo las “S”. No sé por qué no me extraña lo de que resulte poco natural y, ojo que Letizia tiene mucho mérito por hablar con relativa soltura y bastante dignamente el inglish pitnglis, que ya quisiera Ana Botella y su relaxing cup pf café con leche estar a la altura de la de mi paisana. Al final parece que su estilo correctísimo a la hora de vestir se traslada a otras facetas de su vida.

No obstante, una cosa no quita la otra y quizá si la reina se relajase un poco seguro que lo hacía igual de bien, pero con un toque mucho más humano y cercanos. ¡Qué a todos se nos ha escapado alguna vez un yes, very gües fandango!