El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘veto’

El estado “más obeso” de EE UU contrario a la prohibición de los refrescos XXL

Obesidad_Leif (Bryne)En Mississippi, el estado norteamericano con mayor tasa de obesidad, se está haciendo lo imposible para evitar que las administraciones locales puedan regular a golpe de prohibición el tamaño de las raciones de alimentos a la venta por desproporcionadas que estas sean.

Me imagino que recordarás (puedes ver este enlace) que la ciudad de Nueva York aprobó en septiembre pasado una ley por la que se prohibía la comercialización en determinadas circunstancias de aquellos refrescos especialmente grandes. Pues bien, el estado de Mississippi en una especie de “cuando veas las barbas de tu vecino recortar…” se ha propuesto establecer un marco legislativo que impida a las administraciones de salud de las localidades de su estado regular estas cuestiones hasta tales extremos.

El caso es que a día de hoy el ejemplo de lo que sucede en la ciudad de Nueva York con respecto a sus normas de salud es observado con cierto temor por una buena parte de estadounidenses. Y a las pruebas se remiten; resulta que después de aprobarse muchas de ellas en Nueva York, estas han terminado implantándose a escala nacional en base a la Patient Protection and Affordable Care Act (Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible) aprobada por Obama en 2.010.

Resulta bastante significativo el que sea precisamente el estado con mayores tasas de obesidad de los Estados Unidos el que pretenda establecer las bases legales para oponerse a tales medidas. En la actualidad y según datos oficiales, el porcentaje de población obesa en Mississippi es del 34,9% (solo obesidad, sin contar sobrepeso).

A pesar de la buena disposición que suelen tener los estadounidenses con respecto a la intervención del estado en las cuestiones de salud que afectan a la población parece que todo tiene un límite. De momento se trata de una proposición de ley que está por ver si se aprueba o no. Puedes consultarla en este enlace.

——————–

Foto: Leif (Bryne)

Finalmente hay veto a los refrescos XXL

Ya comenté en este blog la propuesta de la ciudad de Nueva York de regular (prohibir) la comercialización de refrescos y otras bebidas azucaradas con un tamaño significativamente grande y en espacios concretos. Todo ello con el fin de ir poniendo trabas a la epidemia de obesidad que acogota a la ciudad.

Bien pues ya es un hecho, el pasado viernes 13 de septiembre el panel de expertos que tenía que decidir si se aprobaba esta medida dijo que sí con un escalofriante resultado de 8 votos a cero y una abstención.

En el proceso hubo una única crítica en contra de sacar la medida adelante; para mi sorpresa se refería a las posibles pérdidas económicas que esta prohibición podría ocasionar en los pequeños comerciantes y no tanto a las restricciones que sobre la libertad de decisión de los ciudadanos lleva intrínsecamente aparejada la medida. Algo que a mí me hubiera parecido no sé si más lógico, pero al menos sí tan lógico como el único argumento en contra sobre las pérdidas económicas.

Por su parte, el único miembro de la comisión de salud que se abstuvo expresó su preocupación ya que, en su opinión, esta estrategia es totalmente insuficiente para hacer descender las cifras de obesidad y manifestó que la ciudad debería adoptar un enfoque más holístico del problema.

En mi opinión, esta decisión no deja de tener claroscuros. Sinceramente yo no sé si estoy a favor de este tipo de medidas prohibicionistas. Por un lado está el papel que tiene el estado a la hora de preservar en buena medida la salud de sus ciudadanos; pero por el otro también está la cuestión de la libertad de elección. Claro que lo idóneo sería una mayor educación para el consumo, pero mientras no se tiene… ¿es ético que mamá Administración o papá Estado nos digan qué y qué no tenemos que hacer? En ocasiones creo que sí y en otras, lo contrario. Como digo no lo tengo nada claro.

Pero no se vayan todavía que esta entrada también tiene su lado bizarro. ¿Saben qué tiene que ver Dukan con la propuesta aprobada del alcalde Bloomberg? ¿Curiosidad?

Bien, no les haré sufrir. Resulta que hace dos semanas, justo antes de que se reuniera la comisión del Departamento de Salud de Nueva York esta misma institución hizo pública una nota en la que distintos promotores de las más conocidas dietas milagro del país (USA en este caso) expresaban su apoyo al consistorio en la aprobación de la medida. Entre los representantes de estas dietas, están los creadores de la Dieta de “Una vida mejor” (Best Life Diet), la Dieta de South Beach (South Beach Diet), la Dieta CEO. Como ven algunas poco conocidas en nuestro país (todo llegará) y cómo no también la del creador de la Dieta Dukan.

A mí, qué quieren que les diga, la medida en sí “me tiene el corazón partido”, ya lo he mencionado. Pero que el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, y más concretamente su alcalde Bloomberg, otorguen el calificativo de “expertos en la pérdida de peso” a estos señores en contra de la opinión de la mayor parte (por no decir todas) de las instituciones científicas y sanitarias… me parece que es un paso atrás y que se hace un flaco servicio cara al interés general de paliar la epidemia de obesidad dentro de los márgenes de la salud.