El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘venta’

Cigarrillos y aceite de oliva virgen extra… y otros maridajes insólitos

Cigarrillos y aceite de olivaHay ocasiones en la que la racionalidad no da crédito a la realidad. Me refiero a cuando por ejemplo entras en un estanco y observas uno de los productos que tienen a la venta: cigarrillos. Sí, ya sé que eso es bastante normal en este tipo de establecimientos pero el hecho se torna un tanto surrealista en el momento que compruebas que hay un oferta de una marca de cigarrillos que promociona su venta regalando una mono dosis de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).

Así pues, AOVE… ni regalices, ni mecheros, ni caramelos de menta, ni molonas pitilleras… Pero tampoco alcayatas, friegasuelos, laca para el pelo, seda dental, grapas ni bujías… regalan Aceite de Oliva Virgen Extra con la compra de una caja de cigarrillos. Desconozco la razón pero así es tal y como se puede contrastar en la imagen que twitteé acto seguido de comprobar esta más que intrigante asociación.

A partir de este mensaje se generó una especie de debate-propuesta de explicación al respecto de este extraño maridaje promocional. Por ejemplo Guillermo Peris argumentaba si es posible que con la distribución conjunta de ambos elementos se pudiera promover en el comprador una especie de “efecto halo” en el que las se asociaran las características de uno de los elementos hacia el otro. Es posible… pero en cualquier caso contra argumenté que ese posible efecto halo también podría entenderse como una carretera de doble sentido (en vez de único) o un arma de doble filo. Por su parte, otros compañeros de esta red social formulaban una explicación a modo de hipótesis al respecto de que el AOVE estuviera ahí como si de un antídoto se tratara (tabaco malo como punto de partida incontestable frente a los beneficios del AOVE), algo que no tuvo demasiada acogida desde el punto de vista real… quién sabe si como idea peregrina de quienes perpetraron esta curiosa unión comercial (peregrina sí, pero bastante probable como podrás comprobar más adelante)

Cigarrillos y aceite de oliva 2

Otros sin embargo, Abraham V ‏@LBPA, argumentaron que porqué no, es decir, que si los fumadores también desayunan, en este caso el AOVE también les podría venir bien desde un punto de vista eminentemente práctico… lo que nos lleva al principio: porqué AOVE y no alcayatas o cualquier otro elemento que no se distinga por su especial utilidad entre los fumadores y los que no lo son (al fin y al cabo los fumadores también tienen derecho a tener cuadros colgados en sus casas).

La respuesta que más me gustó fue la de Juan Flores ‏@JJFloresMederos  quien con más cuajo que otra cosa terminó respondiendo que estaba claro… que si alguien fuma, las demás cosas “le resbalan”.

No sé, yo sigo sin salir de mi asombro al respecto de esta extraña asociación comercial tabaco-olivarera y sin poderle atribuir una explicación convincente más allá del mero hecho del agasajo en sí, aunque en este sentido, es verdad, creo que esta promoción no contraviene la conocida como ley antitabaco a la hora de obsequiar a los clientes con un bien que no supere en un 5% el valor de la cajetilla (art. 9). Supongo… ya que aunque desconozco el precio de la cajetilla en cuestión estimo, así a botepronto, que 20 ml de AOVE pueden tener un valor aproximado de 0,08€, y el 5% del precio de una cajetilla más o menos barata, por lo que sé, ronda los 0,22€).

Al final de esa misma jornada la empresa que suministra el aceite en cuestión se sumó a las explicaciones de este curioso matrimonio y… sí, no te lo pierdas, aludía al efecto antídoto. Según ellos:

se trata de un cliente [el de los cigarrillos] no una promoción interna [de la almazara], ya que eligen fumar qué mejor formula que contrarestarlo con un buen

Explicación del porqué AOVE más cigarrillos

Resulta increíble pero cierto. Me gustaría saber qué pruebas tiene esta empresa para otorgar a su AOVE, o a cualquier otro aceite un efecto paliativo de las consecuencias derivadas del hábito tabáquico. Llegado el caso de que se encontrara tal asociación, el efecto en sí sería similar al de poner una torunda de algodón con betadine en la punta de una bala. Ridículo (como ridícula fue la respuesta). Prefería quedarme con la opción de ser un mero regalo y punto… y no con explicaciones descontextualizadas y buenrollistas.

Sin embargo, no es esta la única extraña asociación promocional. En mi memoria retengo la promoción de un anís (bebida alcohólica) que regalaba ositos o moras de gominola con su compra (prometo que lo vi, y creo que hice foto en su día… pero ¡no la encuentro!). En este caso y hasta que se demuestre lo contrario tampoco hay efecto antídoto de ninguno de los dos elementos frente al otro. También recuerdo otra promoción de venta de 4 bollos industriales con agujero y el regalo en el mismo pack de otra bollería industrial de nombre “effective”, con un claro (y falso) marchamo “saludable”… en este caso, supongo, con el fin de generar en el cliente una especie de torticero efecto de “compensación”.

Y tú… ¿se te ocurre alguna explicación al respecto de la unión en el punto de venta de cigarrillos y aceite de oliva?… Es más, ¿hay alguna otra asociación promocional que te haya llamado la atención y que quieras compartir con nosotros? y ya para terminar, ¿qué se ha de hacer cuando la realidad se tiñe con matices netamente surrealistas?

—————————————

Imágenes:

Marketing directo a los sentidos: ¿compras por encima de tu voluntad?

A poco que sigas este blog ya conocerás la fascinación que supone para mí el mundo de la publicidad y la mercadotecnia. No se trata de una cuestión intrínsecamente profesional, a fin de cuentas solo soy un dietista-nutricionista, pero me maravilla la forma y manera con la que las distintas ardides publicitarias condicionan nuestras decisiones de compra. Las podemos llamar como digo “ardides”, pero también estratagemas, estrategias o herramientas… todo depende lo a favor o lo en contra que se esté de su empleo.

A fin de cuentas se trata de responder a la pregunta de qué es lo que finalmente condiciona que terminemos por comprar o no un producto, o que compremos un producto en concreto y no otro de la competencia… o, en resumen ¿qué procesos estimulan el botón de compra?

Al final, tal y como traslada el reportaje de Documentos TV que hoy te invito a ver, se trata de conocer qué grado de libertad tiene el consumidor a la hora de elegir aquello que compra, hasta qué punto se condiciona su voluntad, o bien con qué herramientas cuentan los productores y vendedores de un determinado producto o servicio… más en especial cuando la psicología, el neuromarketing, la neurotecnología, y otras ciencias afines se ponen en juego.

Al final, que te compres un determinado teléfono o un pantalón en particular tendrá sus consecuencias pero no serán las mismas de terminar de adquirir y por lo tanto seguir un determinado tipo de alimentación. Los colores, los aromas, la música… las emociones incluso, asociadas a un determinado producto y no a otro terminan siendo importantes motores de compra. Características o valores que el productor y el punto de venta sacan a relucir en consonancia, o no (y este es el matiz importante), con las verdaderas características de aquello que terminamos por adquirir. Y llegado el caso por consumir, claro.

Aquí te dejo con el reportaje “Consumo, el imperio de los sentidos” un reportaje de Documentos TV con guión del muy recomendable Curro Aguilera (@curroaguilera). Para verlo tienes dos opciones: pinchar en este enlace para disfrutar de él en la página de RTVE a la Carta; o bien verlo a través del enlace de Youtube de a continuación.

Si una reflexión eminentemente práctica me ha quedado clara de este reportaje es sin lugar a dudas la que al final del mismo hace Javier González Recuenco (@Recuenco, Profesor de Marketing ESIC-ICEMD):

Todo se soluciona con educación, todo. El problema es que no nos enseñan a comprar. Hasta que no entendamos que comprar es una parte fundamental (porque es algo que realizamos la mayor parte de los días) de la educación de una persona, pues va a ser muy complicado […] sin embargo, yo creo que es absolutamente clave el saber diferenciar entre un agente de marketing que no termina de ser honesto (por que toma “atajos”), y una serie de personas que no deberían salir a comprar si no tienen un mínimo de educación y están mínimamente preparadas para salir a una jungla cada vez más sofisticada.

¡Bravo!

Fruta-pasión. El florecimiento de fruterías y verdulerías

No sé si te habrás fijado, pero desde un tiempo a esta parte observo una especial proliferación de pequeños negocios (o no tan pequeños) que tienen a las frutas y hortalizas como objeto de ese negocio. Un poco si me permite la comparación como lo que ocurrió en su día con los videoclubs, los establecimientos de “todo a 100” (pesetas, claro) o las tiendas de chucherías y frutos secos a peso, que tuvieron su momento dorado.

Es algo que me gusta, ya sabes mi especial predilección por este tipo de productos como elementos indispensables que han de estar presentes de forma importante en nuestra alimentación cotidiana; recuerda el plato de la alimentación saludable de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard. Por tanto, creo que una mayor presencia en nuestro entorno de este tipo de comercios favorecerá la posibilidad de que los consumidores recurran a ellos.

Juan Revenga

Juan Revenga

Las formas de negocio son variadas, desde establecimientos minoristas a pie de calle como la foto de esta magnífica tienda que tengo a dos pasos de mi consulta, hasta las empresas que han diversificado su negocio haciendo llegar sus productos a los clientes a través de Internet, como esta de aquí.

Además, normalmente ponen el acento en el producto local y de temporada algo que, más allá de lo que ocurre habitualmente en las grandes superficies suele ofrecer unas mayores garantías en cuanto a calidad y, a veces, precio.

Hablando de precio, no puedo entender lo que me ocurrió el pasado mes de septiembre en el aeropuerto de Barajas en el que en uno de sus múltiples establecimientos para comer del tipo self-service o autoservicio había raciones de fruta (la de la foto) al increíble de precio de 4,40€ los 150g, es decir a más de 29€/kg… ¿pero están locos, qué se creen, que se trata de caviar? Lo pregunto indignado porque además la calidad de aquella macedonia de frutas dejaba bastante que desear (el melón “baboso”, la piña con partes duras, etcétera)

Juan Revenga

Juan Revenga

Desde luego que esos precios no invitan nada a su elección… sobre todo cuando las raciones de todo tipo de aperitivos y dulces procesados estaban más baratos que la ración de fruta en cuestión. Desde aquí invito a los responsables de estos establecimientos o a las empresas de catering que les suministra el producto a que reflexionen sobre este particular.

Naranjas PalauOtro de los aspectos para reflexionar sobre estas cuestiones es lo de la fruta en los supermercados que en ocasiones aun estando de temporada, por ejemplo las naranjas en España en este momento, te encuentras con que las naranjas del súper vienen de Argentina, algo que me parece inconcebible (tal y como ocurrió el año pasado en el súper de debajo de mi casa durante casi toda la temporada invernal)

Como ya he dicho en alguna otra ocasión, afortunadamente, suelo tener la posibilidad de acceder a otros puntos de venta para hacer la compra de este tipo de alimentos. Normalmente es en el mercado y rara vez en el supermercado. También estoy valorando la posibilidad de hacer algunas compras por Internet, directamente a los productores ya que, en algunas ocasiones, cuando he recibido algunas muestras de productos como es el caso de Hermeneus Naranjas Palau he de decir que la calidad era soberbia, para disfrute propio y el de mis hijas… suculentos cítricos donde los haya.

———————————–