El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘timo’

Nutrición-área 51: NIDORA®, cuando creías que ya lo habías visto todo

Hadas-magia

Pues eso, cuando uno creía que ya estaba escarmentado y que nada más disparatado que aquello que ya conoce, y que no es poco, aparece en el rutilante negocio en la industria del adelgazamiento el enésimo cuento adelgazante. Se llama NIDORA® y desconozco el origen de su nombre.

¿Qué es NIDORA®?

Según la página web original que lo promociona…

“NIDORA® es un sistema para perder peso creado por un profesional de medicina y clínicamente probado”

Su sistema de funcionamiento no puede ser más sencillo, de nuevo según sus promotores,

Espolvoree NIDORA® en su comida y comerá menos, se sentirá lleno más rápidamente y perderá peso de manera natural.

Es decir, nos pretenden hacer creer que se trata de unos “polvos” que esparcidos generosamente a modo de salero por encima de aquello que se vaya a comer se genera en el comensal una más rápida activación del control del apetito, de forma que se termina comiendo mucho menos que si no se usaran estos “polvos mágicos”. Vaya, que han descubierto, como muchos otros, la piedra filosofal del tratamiento adelgazante y nosotros sin enterarnos. Bueno, sin enterarnos por los canales ortodoxos sobre este tipo de descubrimientos con incalculables dimensiones prácticas… de ser cierto, claro.

Ya sé lo que estás pensando, y no, no se trata de espolvorear sobre tu comida un producto que aporte a lo que vas a comer unas características desagradables en plan “aroma a culo de mofeta”, ¿te acuerdas (Mujer consigue adelgazar porque la comida le huele a mierda y vende su sistema)? No, según la web a partir de la cual se vende, NIDORA® basa su funcionamiento en un proceso científico extremadamente sencillo. Dice que…

Mientras comemos, los receptores del olfato y del gusto envían mensajes al cerebro, que libera ciertas hormonas para indicar al organismo que es el momento de dejar de comer. Al intensificar el olor, NIDORA® acelera la activación de la sensación de saciedad, por tanto, ¡usted come menos e ingiere menos calorías! Como NIDORA® funciona con los impulsos naturales del organismo, en lugar de contra ellos, no hay sensación de hambre ni de ansiedad.

Si interesante es su sistema de funcionamiento lo que no debes de perderte son las promesas con respecto a sus beneficios, es decir, la magnitud del adelgazamiento por unidad de tiempo. Pues fíjate, cerca de 15 kilos en seis meses… sin dieta, sin restricciones, sin ejercicio, de forma natural, placenteramente, sin efecto yo-yo… como te digo la piedra filosofal del adelgazamiento.

Por si no lo has entendido te lo vuelven a explicar en este ilustrativo video. Prodigioso el cálculo que hace de las calorías perdidas.

¿Y qué contiene NIDORA® para obrar semejante prodigio?

No me extenderé: Maltodextrina (sin gluten, aclaran); fosfato tricálcico; sílice; soja (lecitina de soja) y saborizantes naturales y artificiales (que por cierto no concreta). Los puedes consultar en este enlace. Me imagino tu próxima pregunta ¿hay algún dictamen favorable al respecto de cualquiera de estos ingredientes, solos o en sabia combinación, que certifique sus propiedades a la hora de fomentar la saciedad y por ende facilitar el adelgazamiento? Estoooo…

¿La pregunta es broma, verdad? No, ni nada que se le aproxime ni remotamente.

¿Cuántos estudios hay que certifiquen su eficacia?

Cero pelotero. Bueno en realidad, al parecer hay uno: aquel que el fabricante dice tener o haber hecho y que no figura por ninguna parte. Y conste que habla de él (puedes consultar en este enlace) con una pomposidad que le deja a uno con la boca abierta:

Ningún otro sistema para perder peso ha logrado resultados clínicos tan elocuentes. Durante 6 meses, 1000 mujeres y 1000 hombres espolvorearon cristales aromatizados pero sin sabor en todo lo que comieron. En cada porción de comida, en cada pequeño bocado, en cada cuenco de cereal y en cada copa de helado… Ninguna de estas 2000 personas sabía si estaba ingiriendo el producto (NIDORA®) o si estaba ingiriendo un placebo, sólo los investigadores lo sabían. A 100 personas de las 2000 no fue suministrado el producto, en su lugar recibieron un placebo. Ellos tampoco sabían lo que se les estaba suministrando. Además, a los participantes no se les pidió de cambiar su dieta normal y/o programa de ejercicios.

[…] Las 1900 personas que tomaron parte en el estudio clínico como grupo de prueba y completaron el programa perdieron una media de 15 kg. Los participantes llegaron a estos resultados sin seguir un régimen especial de ejercicios y/o dieta. Los 100 del grupo de control perdieron una media de solo 1 kg.

¿Y quién es ese Dr Setephen Hill, neurólogo de renombre, que avala el sistema?

No lo sé, lo he buscado por todas partes y lo único que he encontrado es esta elocuente web, “estática” donde las haya, para dar fe de su persona. Y espera que aún falta lo mejor.

En esta página web del sistema se afirma literalmente que NIDORA® no es un complemento dietético, así pues aquí en España no se le debería aplicar el Real Decreto 1487/2009 relativo a esta clase de productos y a la que se aspiran adscribirse todos los vendedores de martingalas adelgazantes (café verde, té del mismo color, faseolamina, extracto de pimiento…). No, estos pasan olímpicamente del RD 1487/2009 y dicen no definirse un complemento dietético. Así pues, con el escogido ramillete de la legislación que uno domina, lo único que se le puede aplicar es el RD 1907/1996, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria… ¿y qué hacemos al aplicárselo? Pues contrastar que difícilmente otro producto de estas características reúne tantas irregularidades como lo hace el NIDORA® de marras. Según este RD está expresamente prohibido:

  • Que sugieran propiedades específicas adelgazantes o contra la obesidad: Incumple (jajajaja)
  • Que pretendan una utilidad terapéutica para una o más enfermedades, sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en la Ley del Medicamento y disposiciones que la desarrollan: Incumple
  • Que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta: Incumple
  • Que utilicen como respaldo cualquier clase de autorizaciones, homologaciones o controles de autoridades sanitarias de cualquier país: Incumple (menciona a la FDA)
  • Que pretendan aportar testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo: Incumple
  • Que atribuyan a los productos alimenticios, destinados a regímenes dietéticos o especiales, propiedades preventivas, curativas u otras distintas de las reconocidas a tales productos conforme a su normativa especial: Incumple
  • Que utilicen el término natural como característica vinculada a pretendidos efectos preventivos: Incumple
  • Y, en general, que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos que no estén respaldados por suficientes pruebas técnicas o científicas acreditadas y expresamente reconocidas por la Administración sanitaria del Estado: Incumple

Pues bien, ahí lo tienes, NIDORA®, un producto milagro como la copa de un pino que, según mis fuentes está en este momento en el candelero de muchas de esas tiendas conocidas como herbolarios. Un ejemplo paradigmático de lo que menos necesitamos en el terreno de la obesidad, accesible en nuestro entorno y por lo que sé, nuestras autoridades sanitarias mirando para otro lado. Así no hay forma.

————————————-

Nota: quiero agradecer a Mireia Gimeno (@mireiagimeno) sus aportaciones e interés para la realización de este post

Imagen:  Stuart Miles vía freedigitalphotos.net

Nutrición-área 51: “Ojo de halcón” para adelgazar

Ojo de halcónLo reconozco, este podría ser uno de los temas prototípicos de la mencionada “nutrición-área 51” y, a pesar de que parece broma, no lo es. Tristemente. Se trata de la enésima bobada para adelgazar y se llama “ojo de halcón”.

Reconozco abiertamente que me sorprendió el saber de esto el otro día cuando una compañera (Diana Martínez ‏@gabinetedm) lo puso en Twitter, es más, a resultas solo del cartel, no tenía ni idea de qué podía ser… ¿tendría que ver con algo de jugar a tenis, o con aquello de convertirse en un aguerrido arquero? Al fin y al cabo ambas actividades requieren ejercicio físico y, si de adelgazar se trata, pues la de aquel. Pero va y no. Deja que te cuente que la cosa se pone surrealista.

Algo que por otra parte ya se barruntaba cuando en el mismo anuncio se puede leer lo de que “si no adelgazas te devolvemos el dinero”. Expresiones de este tipo apestan. Posteriores indagaciones (ya digo que andaba más perdido que un supositorio en el oído) me llevaron a saber que se trata de una piedra. Sí, una piedra, pero con poderes claro; de qué si no eso de que te va a ayudar a adelgazar. No he podido averiguar qué tipo de piedra es esta geológicamente hablando (así de lejos parece ónice) o si los múltiples poderes que se le atribuyen proceden de su ubicación geográfica original o si le han sido transmitidos por la acción de algún tipo de chamán.

Es lamentable que a estas alturas de siglo y en nuestro entorno haya gente que se aproveche de la desesperación de terceras personas para hacer su agosto y atracarles con engaño (lo que se llama fraude, vamos). Lo más gracioso de todo es que las fuentes consultadas al respecto de este supuesto remedio gemoterápico coinciden sólo en parte a la hora de atribuirle sus propiedades. Ya te puedes imaginar la calidad de las fuentes consultadas, pero al menos en la que se cita en el anuncio, se pueden contrastar las múltiples aplicaciones de esto llamado “ojo de halcón” que empieza, como cabría esperar, por aquello del adelgazamiento y luego se mete en unos berenjenales chákricos de padre y muy señor nuestro:

Es bueno para adelgazar ya que quita la ansiedad por comer. Angustia. Dislexia. Sistema circulatorio. Intestino. Piernas. Saca del subconsciente lo que hay detrás de un cuello y hombro rígido. Gases. Todas las patologías cardiacas. Disuelve patrones de pensamiento restrictivos y negativos y las conductas arraigadas.

Es una de las piedras que llaman y atraen el poder del chakra base. […] Aplicada en el primer chakra, si la llevas puesta o meditas con ella, infunde paz y curación en las realidades físicas. Es una de las mejores piedras para emplear en la lucha contra esquemas negativos manifestados en enfermedad física.

Cura la energía terrestre y asienta las energías. Estimula y da vigor al cuerpo físico. Fomenta la visión y la intuición. Incrementa las capacidades psíquicas Incrementa la clarividencia

Limpia y energetiza el chacra básico. Puesto en la esquina de la riqueza de una habitación, el ojo de halcón atrae abundancia. Disuelve patrones de pensamiento restrictivos y negativos. Disuelve las conductas arraigadas. Pone los asuntos en perspectiva. Mejora el pesimismo. Mejora el deseo de culpar a los demás por los problemas que uno mismo se ha buscado. Trae a la superficie las emociones encerradas

Trae a la superficie las enfermedades de vidas presentes y pasadas. Sobre el tercer ojo, ayuda a volver a la fuente de un bloqueo emocional. Saca a la superficie las razones psicosomáticas que están detrás de un hombro congelado o un cuello rígido.

La cosa se explica por sí sola, opino; y a pesar del mucho juego que podrían dar, me voy a ahorrar los comentarios sarcásticos.

Como digo, otras fuentes, además de y con ausencia de, le atribuye las siguientes propiedades:

Se la aplica en el chakra coronario. Nos permite analizar los acontecimientos del diario devenir. Piedra de defensa de los medios negativos, donde los campos vibratorios producen fatiga, malestar o dolores físicos. Ubicada sobre los ojos, nos ayuda a adquirir una visión interior, mayor compostura y equilibrio. Aclara el fino material de nuestros canales de energía. El Ojo de Halcón fortalece nuestros órganos respiratorios y actúa los chakra cardíaco, umbilical y esplénico. También es beneficioso para problemas del bajo vientre, huesos y articulaciones. Tiene un efecto favorable sobre el torrente sanguíneo. […] Contra el mal de ojo. Recomendable cuando se está en campos negativos, ya que da fuerza y estabilidad. Acuario y Géminis: favorece la ampliación de perspectivas en el análisis de los acontecimientos de la vida cotidiana. Protege de los campos vibratorios negativos, etc. [y claro está] Suele reducir la sensación de hambre, por lo que es muy recomendable llevarlo puesto a la hora de hacer dieta.

Que digo yo que, que al menos se podría pedir un poco de coherencia por parte de los gemoterapeutas para estafar a la gente. Es decir, podrían ponerse de acuerdo.

En fin, un vivo ejemplo de porqué funcionan estas cosas… porque es lo que determinadas personas quieren oír. O como decía aquel, mientras haya bobos habrá engañabobos. Una pena.

Nota: Por si te has quedado con la misma duda que yo me quedé al saber de esto, he llegado a conocer que el famoso “ojo de halcón” para que funcione solo hay que llevarlo puesto, es decir no hay que ubicar la piedra en ningún orificio, ni trgársela, ni nada de cosas raras. Solo ponérselo encima.

—————————————–

Imagen: @gabinetedm

Nutrición-área 51: el timo del “agua hexagonal”

Timo del agua_ Stuart MilesExisten varios colectivos que son especialmente susceptibles de convertirse en el objetivo de los productos milagro y la charlatanería pseudocientífica. Entre todos ellos hay uno al que considero que no se le suele prestar la atención que se merece. Me refiero al de los machacas de gimnasio, a esos forzudos hipermusculados o si lo prefieres y por abreviar, a los que yo catalogo como Homo croassanis. Creo que ya sabes a qué perfil de usuario me refiero.

Para ellos hay productos hiperproteicos que les aseguran una hiperplasia y/o hipertrofia muscular superlativa, compuestos vitamínico-minerales que prometen recuperaciones meteóricas y cientos de sustancias que invitan a creer en la posibilidad de maratonianas sesiones de entrenamiento y lo que ello supone en el avance de su rendimiento y resultados.

Pero lo que no conocía hasta el momento era que lejos de la existencia productos, suplementos y demás, hubiera ciertas “tecnologías” más o menos mágicas que alegaran una mejora de muchos, por no decir todos, de los aspectos antes mencionados. Y de bastantes más.

Atónito es la palabra que describe cómo me quedé el otro día cuando recibí en el correo electrónico la publicidad de una batidora portátil expresamente diseñada para este colectivo. Algo original llegué a pensar así, a botepronto, ya que a fin de cuentas gran parte de la liturgia que rodea el consumo de tanto suplemento y batido radica en tener que incorporarlos en un momento determinado y no en otro; y que su preparación (reconstitución) no esté muy alejada de su ingesta. De otro modo, si se espera demasiado los batidos y suplementos pierden sus amorcillantes y supuestos beneficios (todo un drama, habida cuenta del pastón que suelen costar).

Pero me equivoqué. La verdadera originalidad de este producto no estaba en que pudiera ser portátil sino, pásmate, en los cambios moleculares que al parecer propicia su uso. Su explicación no es esotérica (ten en cuenta que estamos en un entorno supertecnificado) sino “científica”. Al loro:

Twister Vitalenergyzer permite generar grupos de 6 moléculas de agua (agua hexagonal) que facilitan que puedan penetrar en las células más fácilmente, aumentando la absorción de los suplementos alimenticios significativamente.

¿Agua hexagonal?… ¿perdón?… creo que me debí saltar el día que explicaron en clase este tipo de “configuración” del agua. Pero no pasa nada. Para ponernos al día tenemos modernos libros de texto, el superpoderoso y clarificador Internet y también a compañeros de profesión que pueden en un momento determinado echarle una mano a uno.

Dejando de lado a los compañeros de profesión y dejando que se recuperen del ataque de risa que les produjo aquellos a los que se lo comenté (llevan dos días incapaces de articular palabra mientras dan vueltas por el suelo, agarrándose la tripa entre carcajadas); decidí consultar algunos textos actualizados sobre la materia y… nada de nada, el “agua hexagonal” y sus magníficas propiedades no aparecían por ningún lado.

Otra cosa fue Internet, maravilloso recurso. Una somera búsqueda a lo bruto en google del “agua hexagonal” arrojó 7.930 resultados, no demasiados pero sí algo por lo que poder empezar. En inglés bastante más, “hexagonal water” ofreció algo más de 76.400. Sin embargo, con semejante buen comienzo resulta chocante que este término, en inglés no obtiene ningún resultado ni en MedlinePlus, ni en PubMed. Antes de seguir…

¿qué supuestos beneficios se obtienen del “agua hexagonal” según sus defensores?

Pues son de lo más variopintos y de lo más guay por supuesto. Sería interminable hacer una relación detallada de todo lo que se dice de esta particular configuración del agua, pero muy en resumen con el “agua hexagonal” se obtiene:

  • Un mejor tratamiento de los estados de deshidratación
  • Reducir la piel seca, acné y arrugas prematuras
  • Evitar el estreñimiento
  • Reducir los niveles altos de colesterol
  • Mejora de la hipertensión arterial
  • Controlar el peso (¡Cómo no!)
  • Tratar los edemas
  • Recuperación de estados de agotamiento
  • Mejora de la diabetes
  • Tratamiento del asma
  • Mejora la claridad mental y las habilidades cognitivas (¡!)
  • Evita el dolor en las articulaciones y;
  • Liberación de emociones (¡!)

Si además eres del tipo Homo croassanis el utilizar esta fantasticum-batidora con tus suplementos de proteínas y aminoácidos ramificados te ayudará, insisto según los fabricantes a:

  • Mejorará tu rendimiento hasta un 30%
  • Recuperará tu energía de una manera eficiente
  • Mejorará tu proceso de regeneración
  • Aumentará el valor biológico de los complementos alimenticios (¿It’s a kind of magic?)
  • Obtendrás un suministro mas rápido y sostenible para tus células

Agua planeta_ Danilo Rizzuti

Si quieres que un experto en “agua hexagonal” te explique el tema aquí te dejo este vídeo. [Advertencia: la visualización de este video puede causar, náuseas, mala leche, diarrea, eccema, etcétera entre personas sensiblemente escépticas]

Para saber qué hay de cierto en todo esto creo que podemos resumir algunos de los datos que ya he venido aportando en la entrada, a saber: Mis compañeros siguen aún con el ataque de risa (no puedo contar con ellos); en los libros de texto que son referencia sobre la materia no se recoge en ningún sentido la expresión “agua hexagonal” En los buscadores científicos más o menos populares tampoco y; bueno, para el cuarto punto hacemos un punto y aparte.

Si quieres saber qué hay de cierto en esto del “agua hexagonal” te sugiero que te quedes con la entrada de la Wikipedia al respecto de este término que dice textualmente:

El “agua hexagonal” es un término usado en diversas estafas publicitarias [1] [2], que afirma la posibilidad de que el agua puede adoptar una determinada configuración y que esta es mejor para la salud [3]. El término “agua hexagonal” se refiere a un grupo de moléculas de agua que adoptando una estructura hexagonal pueden supuestamente mejora la absorción de nutrientes, eliminar los desechos metabólicos y mejorar la comunicación celular, entre otras cosas [4]. […] es un fraude, una estafa que se aprovecha del conocimiento limitado de los consumidores en materias como la química, la física y la fisiología.

Se puede decir más alto, pero no más claro.

Para terminar, lo de siempre. Estos aparatos se venden y publicitan libremente en España y es más que patente que hacen claras alegaciones a la prevención y/o tratamiento de enfermedades concretas. ¿Qué __ñ_ hacen nuestras autoridades sanitarias? ¿No se suponía que la administración iba a tomar cartas en el asunto de los productos milagro?

————————————-

Fotos: Stuart Miles  y Danilo Rizzuti via FreeDigitalPhotos.net

Alerta magufo: adelgazantes anillos de silicona

siliconringsLo reconozco, me aprovecho del tirón de la sección “alerta magufo” de la magnífica web NAUKAS para poner de relieve la última propuesta absurda que ha llegado a la pantalla de mi ordenador con el fin de adelgazar.

Se trata de unos anillos de silicona que aúnan en su parafernalia cientifista la magnetoterapia y la acupuntura con fines adelgazantes. Una vez más, es una página de “bonos” y ofertas comerciales por internet quienes nos proponen el enésimo fraude. Indagando un poco por la red me percato que este sistema adelgazante de novedosos no tiene nada ya que algunos blogs ya se hicieron eco de este timo en 2011.

Sea como fuere, el único reclamo sobre su efectividad es el de mencionar que es el último grito entre las celebrities, una alegación que empieza a ser preocupantemente habitual (recuerda que es también la única alegación de la dieta de seis semanas para ser un pibón). Preocupante porque por un lado este dato como bien sabes no demuestra nada y por el otro habría que ver quién lo utiliza y cuál es su cociente intelectual, porque lo que es mencionar, no se menciona a ninguna de esas celebrities.

En cuanto a las explicaciones aportadas sobre su funcionamiento hay que reconocer que son francamente bochornosas y un insulto a la inteligencia de, me gustaría pensar, cualquier persona. Pero resulta que no debe ser así. Si están ahí, es porque alguien se lo cree y los compra.

Se trata de un anillo de silicona que se pone en el dedo gordo del pie y que posee un dispositivo magnético que actúa (pásmate) sobre 1.000 puntos de acupuntura a escala. En ellos se vuelven a estimular los ya consabidos y ubicuos meridianos (recuerda la entrada sobre los “test de intolerancias alimentarias totalmente intolerable”) con lo que se ayudará a (cito textualmente, a mí no me mires) a reducir la grasa acumulada en el cuerpo, aumentar tu metabolismo y mejorar la circulación sanguínea.

¡Pero ten cuidado! el anillo se pone con el dispositivo magnético hacia abajo, no se dice nada de qué es lo que ocurre si lo usas al revés pero es muy posible, digo yo, que el efecto sea el contrario del buscado. Es cierto que no tengo ningún argumento para defender que así sea, pero ellos, los que lo fabrican, venden, distribuyen… tampoco para sostener sus magníficos efectos.

A diferencia de las pulseras powerbalance que delataban a los usuarios más magufos estos anillos de silicona se llevan normalmente ocultos siendo su “discreción” uno de sus argumentos de venta. Una lástima porque de esta forma se impide constatar el ingente número de celebrities que lo usan (salvo que lleven chanclas, claro). Habrá que estar atento este verano a las fotos de la prensa amarilla.

Una vez más, vuelvo a hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias: El mercadeo de elementos como este es habitual y público, es decir, se hace a la luz del día y usando canales abiertos a disposición de todo el mundo, y es fácilmente comprensible que se trata de una estafa (dar esperanzas sobre la curación o mejora de una situación relacionada con la salud sin ninguna garantía)… ¿Qué demonios hacen mientras nuestras autoridades sanitarias?

—————————————

Quiero agradecer a Inés @inalma el haberme hecho la sugerencia de escribir una entrada con este tema.