El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘Educación nutricional’

Aprobado el Informe de Iniciativa sobre El Patrimonio Gastronómico Europeo

Niños comerEstamos de enhorabuena. No sé si te acordarás de este post: “¿Será por fin la alimentación saludable una asignatura en los planes de estudio?”; en el daba cuenta de un informe que a iniciativa española iba a ser presentado ante el Parlamento Europeo para su aprobación. El informe tiene diversos aspectos muy destacables pero su mayor originalidad y valor para mí radicaba en la petición de incluir en los planes de estudio de los Veintiocho una asignatura sobre hábitos alimentarios saludables.

Pues bien, el pasado 12 de marzo se aprobó el citado Informe de Iniciativa sobre El Patrimonio Gastronómico Europeo: Aspectos Culturales y Educativos. Con 530 votos a favor, 74 en contra y 14 abstenciones. Así pues, la iniciativa española prosperó y hay que agradecer a sus artífices el compromiso para estas cuestiones. Además del eurodiputado D. Santiago Fisas Ayxelà, que fue el ponente encargado de presentarla, es necesario mencionar como impulsores de esta idea a D. Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía y de D. Gregorio Varela, presidente de la Fundación Española de Nutrición.

Ahora sí, si quieres puedes consultar el texto aprobado íntegro de esta iniciativa en este enlace.

A pesar de que el tema gastronómico es un tema muy presente en el informe y conste que no me parece mal, me gustaría destacar algunos aspectos y que por favor, por favor no se les olvide a quienes tengan que ponerlo en práctica. Me refiero a las cuestiones educativas. Pasando por encima de los muy loables “considerandos” me voy a centrar en las solicitudes y en aquellos aspectos que se destacan por su especial importancia.

Así, en este terreno la primera solicitud dice textualmente (página 7):

Solicita a los Estados Miembros la inclusión en los planes educativos y de estudios, desde la primera infancia, de conocimientos y experiencias sensoriales sobre alimentación, salud nutricional y hábitos alimenticios, incluidos aspectos históricos, territoriales y culturales, pero también basados en la experiencia, lo que contribuiría a mejorar el estado de salud y bienestar de la población, la calidad de los alimentos y el respeto por el medio ambiente; celebra los programas de educación gastronómica que se llevan a cabo en las escuelas de algunos Estados miembros, en especial en colaboración con grandes chefs; resalta la importancia de conjugar la educación en una alimentación sana con la lucha contra los estereotipos que pueden provocar trastornos alimentarios y psicológicos importantes, como la anorexia o la bulimia.

Y continúa,

[…]Reitera la necesidad de que en los colegios se eduque en materia de nutrición y se enseñe una alimentación adecuada, saludable y placentera.

Sin embargo, en este marco, no me parece prioritario ni adecuado en el seno de lo que se entiende por “educación escolar” la siguiente demanda (página 8):

Considera que conviene ofrecer programas de educación y sensibilización sobre las consecuencias derivadas del consumo inapropiado de bebidas alcohólicas [bien] y de fomento de unas correctas pautas de consumo inteligente mediante el conocimiento de las características especiales de los vinos, sus indicaciones geográficas, variedades de uva, procesos de producción y significado de las menciones tradicionales

Con sinceridad, no me parece ni el marco apropiado ni que sea esta, como he dicho, una prioridad… ¿enseñar “de vinos” en el colegio? No, para mí, no. Como ya he comentado tantas veces, aunque se ponga el matiz y explicación por delante que se ponga, me parece que ya hemos recomendado el consumo de vino (y de cerveza) por encima de nuestras necesidades, y me refiero a lo que atañe a la salud.

Ya por acabar, aunque el texto contiene muchas otras demandas interesantes (vino aparte) y que te invito a que revises, me gustaría hacer un llamamiento para la efectiva puesta en práctica de esta petición.

Solicita a los Estados miembros que aseguren una correcta formación de los profesores, en colaboración con los nutricionistas y los médicos, para que puedan enseñar correctamente «ciencias de la alimentación» en escuelas y universidades; […]

Es decir, espero, deseo y confío que esta vez el colectivo de dietistas-nutricionistas sea tenido en cuenta como uno de los profesionales de referencia más preparados para llevar a la práctica estas cuestiones y que no, como ha venido siendo habitual, vuelvan a ser ninguneados y desplazados por otros colectivos con una formación curricular más discreta en estas cuestiones dietético-nutricionales. Recordemos que son profesionales sanitarios con todas las de la ley (en concreto la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias 44/2003) la cual en el artículo 7 apartado “g” reconoce que los dietistas-nutricionistas son:

Los titulados universitarios en Nutrición Humana y Dietética y que desarrollan actividades orientadas a la alimentación de la persona o de grupos de personas, adecuadas a las necesidades fisiológicas y, en su caso, patológicas de las mismas, y de acuerdo con los principios de prevención y salud pública.

—————————————–

Imagen: stockimages vía freedigitalphotos.net

¿Será por fin la alimentación saludable una asignatura en los planes de estudio?

Casi con lágrimas en los ojos, no exagero, leo esta nota de prensa de Euroefe que se hace eco del siguiente hito:

Los eurodiputados de la comisión de Cultura y Deporte del Parlamento Europeo (PE) dieron hoy luz verde a un informe que pide incluir en los planes de estudio de los Veintiocho una asignatura sobre hábitos alimentarios saludables.

Comedor escolar_EFE_Archivo

Ya era hora, bravo por ese equipo de eurodiputados y Comisión de ¿Cultura y Deporte? Ahora solo faltaría que dicha petición se archive y el informe se olvide pasando a engrosar alguna estantería… lo que no suele ser infrecuente en estos casos.

En cualquier caso de la nota de prensa al completo de la que se han hecho eco unos pocos (muy pocos) medios de comunicación  (será que la cuestión no afecta suficientemente a las cuestiones “importantes” como la macroeconomía y demás) me gustaría destacar algunas cuestiones. Entre ellas el que el informe al parecer destaque a su vez la importancia de esta medida dado el valor económico y cultural de la gastronomía en Europa¿el valor económico y cultural de la gastronomía en Europa? ¡Caramba! si de comer se trata creo que hacer valer estas cuestiones está de más… ¿acaso esos valores no son idénticos en otros continentes? Yo diría que sí. Lo digo porque me extraña que se destaquen cosas que a mi juicio son poco destacables o intrínsecamente obvias.

En la misma nota, afortunadamente, se afirma que:

La formación sobre una dieta saludable en las escuelas mejorará la salud y el bienestar de la población europea”, sobre todo teniendo en cuenta que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 1.200 millones de personas con sobrepeso y el mismo número con desnutrición.

Y por aquí sí que creo que se debería justificar esta magnífica propuesta. Tal y como explica el eurodiputado español del PP D. Santigo Fisas, al parecer principal autor de este informe (¡bravo!): no tiene sentido que nuestros estudiantes dediquen años, meses, días y horas a estudiar multitud de materias y no dediquen el tiempo necesario a aprender a comer en todos los aspectos, nutricionales y dietéticos, sociales y culturales, sensoriales y placenteros. Un argumentario que un servidor ha hecho valer en infinidad de ocasiones y que es compartido por muchos compañeros de profesión. Quizá, y solo quizá, se dedican demasiados esfuerzos a explicar materias y aprender conocimientos que no van a tener una utilidad práctica en el día a día de esas personitas en formación. De este modo se dejaría pasar la oportunidad de abordar cuestiones que tiene una eminente utilidad e impacto en la vida cotidiana, como son todos aquellos aspectos relacionados con el comer y los hábitos alimentarios. Unos argumentos, entre muchos otros que se pueden ver en el magnífico documental “Mas allá del peso” sobre nutrición y alimentación infantil que compartí la semana pasada en el blog.

Al final de la nota se vuelve a hacer hincapié, de nuevo y para mi desasosiego, en las cuestiones económicas y culturales… que sí, que están ahí, pero no creo que sean los motores principales que debieran hacer poner en marcha esta fantástica iniciativa que a mi modo de ver no debería mezclar el turismo (sic) con la salud.

Lamentablemente no he podido encontrar y por tanto no he podido leer este informe ni nota de prensa alguna en la página web del Parlamento Europeo, ni siquiera buceando entre sus comisiones (de entrada, algo descorazonador resulta el contrastar que la mencionada Comisión de Cultura y Deporte citada en la nota no existe como tal, lo más parecido podrían ser las de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, y la de Cultura y Educación). Así pues, si alguien es capaz de encontrar el informe en cuestión que alude a la inclusión de esta asignatura en las escuelas y compartirlo en este medio, le estaría muy agradecido.

Por último, y de salir adelante esta petición, no puedo dejar de hacer constar mi preocupación por la incertidumbre que me genera la formación de las personas encargadas de impartir esta nueva asignatura (hábitos de alimentación saludable)… ¿Apuesta alguien conmigo a que el posible papel de los dietistas-nutricionistas en la impartición de estos contenidos será cuando más anecdótico y, cuando menos inexistente? Ojalá pierda esta apuesta.

Nota: quiero agradecer a una buena compañera dietista-nutricionista, Sabina Escortell Mut ‏@SabinaEsMut, el haberme echo llegar esta noticia para poder compartirla.

——————————————

Imagen: Vista del comedor del colegio Gabriela Mistral de Madrid. EFE/Archivo