El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘Dieta OMG’

¿Seis semanas para ser un pibón? Entre el insulto y el despropósito

Dieta OMG (8)Lo de Venice A. Foulton, el autor de este “novedoso” sistema para perder peso, es de juzgado de guardia o mejor aun, de pena capital directamente. Igual no te suena, aunque al menos un poco podría hacerlo. Hable de él y su promesa clara de perder 10 kilos en 6 semanas en esta entrada a colación del lanzamiento en el Reino Unido de su aberrante propuesta adelgazante “OMG”, acrónimo en inglés de Oh My God.

El caso es que Venice y su método “OMG” repiten protagonismo en este blog ya que se acaba de lanzar su libro en España y él está de gira presentándolo. Su título, una vez traducido, sigue siendo bastante clarificador en cuanto al desustanciado y sexista libro de autoayuda: “Seis semanas para ser un pibón. Sé la envidia de tus amigas”. Sí, así en femenino y usando el término “pibón”.

 

En realidad, según la nota de prensa de la editorial que tengo delante (me niego a darle más publicidad poniendo un enlace) ha estado de gira, en concreto los días 6 y 7. Me hubiera gustado poder hacer esta entrada con antelación, pero otros temas más interesantes han copado la actualidad de este blog, entre ellos el del Jueves Lardero. Una pena. Bueno una pena o a lo mejor una suerte para ti, Venice, porque es posible que algún colectivo de mujeres indignadas con la cosificación que tu haces de la naturaleza femenina tras saber de tus planteamientos hubiera ido a la firma de libros para decirte de todo menos guapo. También es probable que hubieras recibido la visita de algunos profesionales que en vez de pedirte autógrafos te hubiera sugerido que te largaras a tus Islas Británicas a seguir tratando la ciencia de la nutrición con tu característica indolencia o frivolidad.

Como verás estoy un pelín indignado, y creo que no es para menos. Veamos algunas de las perlas que contiene la nota de prensa en cuestión y que abunda en despropósitos, a cual más disparatado. Desde las premisas generalistas y sexistas, hasta los más directamente relacionados con la alimentación saludable. Veamos:

 Dieta OMG (5)

Te juro que desconozco como el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad no toma cartas en el asunto para afearte la conducta… tanto a ti, que te importará un comino como ciudadano británico que eres, como a la editorial en cuestión, Cúpula. ¿De veras tú crees, Venice, que las mujeres en España persiguen ser, mujeres “pibón” y que ése sea el estatus por que pretenden ser reconocidas? No sé cómo lo llevarán en tu país, pero aquí en España el paradigma de “mujer florero” no está precisamente bien visto. Y no me extraña.

Luego, el márquetin que has usado también se las trae, Venice. Das a elegir distintos niveles de seguimiento de la dieta en función de los kilos de peso que se quieran perder Ay perdón!, he dicho “dieta”, y según tú no recomiendas usar este término ya que normalmente se le asocian bastantes connotaciones negativas, restricciones, etc.). Y a cada nivel le has puesto unos nombres que parecen sacados de los apodos que les dan mis hijas a los personajes de series de dibujos manga (pero del suave, ¿eh?). A saber: niveles Ola, Llamarada y Terremoto… ¿no eran estos los nombres de las Winx, las supernenas, o eran de los 4 magníficos? Ay, no sé, me hago un lío.

Dieta OMG (4)

 

Bueno, pero lo más “gracioso” para la temática de este blog son las recomendaciones para perder peso que aparecen tanto en la nota de prensa como en el video en el que sale Venice haciendo una súper síntesis de lo principal de este método:

Dieta OMG (2)

Di que sí. Tiene que se una forma magnífica de empezar el día con buen humor y en plena forma: Te das una ducha de agua fría nada más y nada menos que de 15 minutos, te tomas un café sólo o un té verde sin azúcar y sales a la calle sin desayunar. Ole, ole y ole.

Y ya por último, el tema de tus avales. Visto, Venice, que la Asociación Británica de Dietética parece que no está muy por la labor de avalar tu sistema, has decidido usar otros argumentos mucho más serios: por un lado el uso que de tu sistema hacen las celebrities y, por el otro, el dato incontestable del número de ejemplares vendidos de tu libro como irrefutable prueba de su eficacia y, no lo olvidemos, seguridad. Voilà:

Dieta OMG (7)

 Dieta OMG (6)

Ahora sí. De verdad que no sé que demonios están haciendo las autoridades sanitarias españolas al permitir este tipo de publicaciones que, a mi juicio, atentan a todas luces contra la salud física y mental de los ciudadanos y que además se publicitan con notas de prensa. Venice, la culpa no es tuya, me refiero al ser como eres y al hacer lo que haces. La culpa es del aquellos que te lo permiten y de los que te ríen las gracias .

La dieta OMG: el enésimo disparate

No se equivoquen. A mí me pasó: al leer textualmente la primera vez “dieta OMG” pensé que alguien había planteado algún despropósito dietético a base de Organismos Modificados Genéticamente.

Me equivoqué solo a medias: Alguien sí que había planteado un despropósito dietético, pero este no tenía nada que ver con los transgénicos (que es la forma popular de llamar a los OMG)

Hoy les presento, a todas a casi todas luces el enésimo sinsentido dietético. Y es “a casi todas” porque también como siempre, tendrá sus seguidores y al parecer no pocos. Increíble pero cierto. El caso es que en el Reino Unido esta dieta es considerada por una buena parte de los medios de comunicación como la dieta milagro número uno a día de hoy, es incluso la que ha conseguido desbancar del número 1 a la Dukan entre las ventas de libros de dietas populares. Como lo oyen.

Increíble pero cierto es, para empezar, el nombre al que responden las siglas. La dieta OMG, viene de la traducción del inglés “OMG diet” y OMG en este caso es: “Oh My God. Es decir se trata de “la dieta ¡Oh Dios Mío!”. El porqué de la expresión elegida lo desconozco. Suena a algo pijillo, a sorpresivo si quieren y no será por casualidad, digo yo, que se meta de por medio en esta ecuación al propio Dios… algo muy a tener en cuenta si quieres lanzar una dieta milagro (según dicen Dios es un tipo muy influyente en esto de los milagros).

Más increíbles pero igualmente ciertos son algunos de sus postulados con los que alcanzar y hacer buenos sus reclamos publicitarios más sonados: “Adelgazada más que tus amig@s”. Entre otras cosas la dieta OMG promete adelgazar 9 kilos en 6 semanas a base de:

  • No desayunar.
  • Hacer ejercicio en ayunas y, al acabar, tomarse un café solo, por supuesto sin azúcar.
  • Ducharse o bañarse con agua fría, a unos 15ºC, (es decir, fría de c#####) por espacio de unos 15 minutos. A este respecto he de decir que la popularización cada vez más frecuente de este tipo de medidas debería empezar a preocuparnos. Por ejemplo, Dukan también propone soluciones de este tipo para adelgazar, pero él, a diferencia de este caso, sugiere no mojarse la espalda o el pelo, ya que podía resultar “desagradable” (sic).
  • Comer como máximo una pieza de fruta al día, aunque es mejor evitarlas totalmente. Digo yo que será por aquello de los “malévolos e insidiosos” hidratos de carbono que contienen. Y no se lo pierdan…
  • Afirmar que los hidratos de carbono contenidos en una ración de brócoli pueden ser tan “dañinos” como aquellos contenidos en un refresco de cola. Así que ni brócoli ni refrescos de cola en lo que no puede ser considerado más que un auténtico despropósito por el hecho de equiparar nutricionalmente un grupo de alimentos, las verduras y hortalizas con el otro, los refrescos azucarados.

Hay algunos compañeros míos de profesión que consideran que hablar de este tipo de dietas milagro, aunque sea para denostarlas y advertir de su riesgo, no sirve si no para acrecentar la fama de las propias dietas que se mencionan. Yo en cierta medida soy también de esa opinión, pero al final no me he resistido a hacer esta entrada. Creo que el deber de informar a una audiencia racional debe pesar más que el posible riesgo de que estas líneas caigan en manos de personas insensatas y terminen encontrando en la “dieta OMG” un milagro más que seguir aunque suponga poner en riesgo su salud.

Sobre esta dieta hay más elementos noticiables como por ejemplo el considerar que el autor firma su atentado nutricional con seudónimo, Venice A. Fulton, siendo su verdadera identidad Paul Khanna, un entrenador personal que ha hecho sus pinitos como actor secundario en las películas de Harry Potter (en concreto encarnando a un mortífago). Pero no quiero desviarme del contenido de este blog.

Muy en resumen se trata de una peligrosa propuesta para la salud; que al estar especialmente dirigida a un público pre y adolescente la hace doblemente peligrosa; y que reúne muchas, por no decir todas de las características de las dietas consideradas como milagro o populares, entre ellas destacaría:

  • Hacer promesas sobre el alcanzar una meta ponderal en un tiempo récord siguiendo unos insanos consejos.
  • Contradecir las más básicas recomendaciones sobre alimentación saludable apoyadas en el consenso científico.
  • Hacer listas de alimentos buenos y malos.
  • Proponer intervenciones disparatadas fuera de toda evidencia (y que además pueden ser peligrosas)

De verdad que yo ya no sé qué pensar, espero que si esta propuesta termina llegando a España las Autoridades Sanitarias, actuando de oficio, la paren a tiempo. Espero.