El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘complementos’

Suplementos y complementos dietéticos con sorpresa (y no precisamente agradable)

nuchylee vía freedigitalphotos.net

nuchylee vía freedigitalphotos.net

En diversas ocasiones he aportado en este blog mi opinión sobre los complementos y suplementos dietéticos. En general, creo que son innecesarios o una pérdida de dinero. En la mayoría de las ocasiones las dos cosas a la vez. Pero además pueden ser peligrosos. Y no me refiero al peligro intrínseco que supondría el exceder la ingesta máxima tolerable de las distintas sustancias que suelen aportar estos productos, algo que no hay que perder de vista cuando se suplementa a la ligera y que entra dentro de lo probable.

Me refiero al peligro de que no lleven lo que dicen que llevan y que, además, incluyan sustancias, fármacos, no declarados. Pensarás que me ha dado un siroco conspiranoico. Pero no, o no al menos si nos ceñimos a lo que recientemente se ha puesto de relieve en Estados Unidos a raíz de una investigación del diario USA Today.

Según esta reveladora investigación se estima que existe una amplia gama de este tipo de productos que: 1º incluyen sustancias de acción farmacológica no declaradas y; 2º no pocos de los directivos de estos “laboratorios”, además de contar con importantes antecedentes penales (muchas veces relacionados con la posesión de drogas y medicamentos de manera ilegal) están inmersos en procesos legales fruto de las irregularidades halladas en los productos que comercializan las empresas para las que trabajan.

A mí, que queréis que os diga, me llama poderosamente la atención que aquellos productos que habitualmente se comercializan bajo la etiqueta de “natural” contengan sustancias que han de estar sometidas a una estrecha vigilancia farmacológica. La posible razón, y esto es un suponer, es que ya que por lo visto esas sustancias “naturales” no hacen nada o tienen el mismo efecto que untarse las orejas con vino, es decir, nulo, sus fabricantes “aderezan” esos productos con aquellas drogas de acción farmacológica que sí han demostrado el efecto perseguido. ¿Quieres ejemplos? Vamos allá.

Sin ir más lejos, uno de estos suplementos nutricionales (las píldoras de la tranquilidad del Dr. Larry) que se vendían para conciliar el sueño de forma “natural” a base de incluir raíz de escrofularia y regaliz, resulta que además incluía dos potentes fármacos, un antipsicótico (Clorpromacina), y un antidepresivo (doxepina). ¿Asustado? No te culpo; pero espera aun hay más.

Por ejemplo, en algunas pastillas también “naturales” para favorecer la actividad sexual se encontraron cantidades significativas de tadalafilo el principio activo de Cialis, un fármaco para tratar la disfunción eréctil y que es un análogo del sildenafilo (presente en Viagra). Igual merece la pena que leas esta entrada ¿Te “alegras de verme” o acaso tomas fitoterapia adulterada?. Eso en el caso de los suplementos para los hombres, en el caso de las pastillas “para las mujeres” también estaban contaminadas

Victor Habbick vía freedigitalphotos.net

Victor Habbick vía freedigitalphotos.net

Los escándalos siguen y no son precisamente una anécdota en este mundillo de los suplementos y los complementos: suplementos deportivos con esteroides, suplementos vitamínicos con análogos del sildenafilo (otra vez), complementos dietéticos supuestamente para perder peso que contienen fármacos diuréticos, no declarados, de venta exclusiva con receta, etcétera. La Food and Drug Administration, la FDA, que es el organismo de la administración norteamericana que ha de velar por la seguridad (y en su caso por la efectividad) de alimentos y fármacos cuenta en la actualidad con un listado de 123 empresas que comercializan cuatro centenares largos de productos (suplementos y complementos) que se distribuyen adulterados o contaminados. Lo más “gracioso” es que el tema viene de largo. Sin ir más lejos, en enero de 2009 la misma FDA amplió un listado inicial de complementos dietéticos que se vendían con la presunta finalidad de ser útiles en la pérdida de peso. En ese listado aparecían nada más y nada menos que 69 productos adulterados con diversos fármacos (tienes el listado en este enlace).

Al final, qué quieres que te diga, podría dar igual que los directivos de estas empresas tengan o no antecedentes por delitos violentos, evasión de impuestos… pero cuando la cosa trasciende a la posesión de drogas o de fármacos y a su distribución ilegal el tema cambia bastante.

No sé cómo de fino andará este mundillo en España, lo que queda claro es que de vez en cuando también saltan algunas alarmas con los mismos o similares problemas. El verdadero problema es que tanto en USA como en Europa este tipo de productos cuenta con una legislación demasiado laxa. Una legislación que, relativa a los complementos alimenticios, no exige demostrar su efectividad cuando se hace una determinada alegación relativa a la mejora de la salud o de una determinada condición. Aunque, bien mirado, son precisamente esas alegaciones las que no pueden hacerse cuando están circunscritas a los productos con una pretendida finalidad sanitaria (te sugiero que leas la entrada Cómo saltarse a la torera una normativa: la publicidad de productos, servicios… con pretendida finalidad sanitaria)

Que no te engañen, los productos a los que me refiero se suelen etiquetar como “suplementos dietéticosy su venta es frecuente en Internet, pero también en herboristerías e incluso en farmacias. La mayoría de ellos se declaran con ingredientes o componentes “naturales”, muchas veces a base de “plantas”.

Lo más sangrante de todo este asunto es precisamente que la venta de estos productos suele estar circunscrita a su “naturalidad”, y no con poca frecuencia son las personas que quieren huir de los fármacos tradicionales (vaya usted a saber por qué razón) las que terminan siendo sus principales compradores… vaya ironía.

——————————————-

Otras entradas que pueden interesarte son:

Principio de año ¡y yo sin mis suplementos!

Doña Isabel: su estilo de alimentación es mejorable

¿Te “alegras de verme” o acaso tomas fitoterapia adulterada?

Los productos milagro son abundantes y los ciudadanos no denunciamos

Excusas erróneas (y frecuentes) para tomar un suplemento vitamínico

Cómo saltarse a la torera una normativa: la publicidad de productos, servicios… con pretendida finalidad sanitaria

Maldito nutricionismo

Nutricosmética: otra filfa con la nutrición como epicentro

¿Viagra contra la obesidad?

¿Te “alegras de verme” o acaso tomas fitoterapia adulterada?

El tema de la fitoterapia y los supuestos remedios herbales da para mucho. Una de sus facetas, quizá la principal en términos de beneficios, es el tema del adelgazamiento: que si mira este extracto de Capsicum ( más y menos que pimiento); que si fíjate que maravilla esto de la cinarina (flamante compuesto de la alcachofa) para “quemar grasas”; o lo flipas con esta cetona de frambuesa, mil veces que mejor que vuestras cinarinas y capsaicinas juntas, etcétera. Pero la fraudeterapia, digo, fitoterapia, va mucho más allá y saquea nuestros bolsillos mientras explota a partes iguales los filones de: a) nuestras más mundanas preocupaciones y obsesiones y; b) las tradicionales y milenarias medicinas china e hindú (o de cualquier otra región más o menos exótica).

Una de las últimas aplicaciones de la timoterapia, digo, fitoterapia de las que he tenido constancia es aquella que diversifica el negocio a partir de prometer y vender entre el público masculino un aumento de la capacidad, el vigor o la potencia sexual. Bien sea prometiendo pétreas erecciones o bien eternos encuentros amorosos con los que con una sola tranca y en una sola “tacada” se pueda dar gusto a un harem de viciosas ninfómanas lascivamente sedientas de lujuria.

Andro XL

Así, en el escaparate de un par de herboristerías pude ver el otro día estos dos productos: por un lado el ANDRO XL estarás a la altura, con una imagen de un sonriente varón examinando su “fondo de calzoncillo”; y por el otro FortiPlus no para los que no pueden, sino para los que quieren más con Nacho Vidal a la cabeza.

En ambos casos se trata de complementos alimenticios con una más que dudosa efectividad en todo aquello que alegan conseguir con su utilización. En cuanto a su publicidad, la de ANDRO XL es especialmente pobre, sobre todo si la comparamos con el despliegue de medios de FortiPlus. Este último producto ha invertido a base de bien, cuenta con la imagen de una persona más o menos conocida, ha hecho un vídeo promocional bastante elocuente (y divertido, para qué nos vamos a engañar) e incluso en su campaña promocional realizó una cámara oculta con Nacho Vidal jugando a ser un farmacéutico que detrás de un mostrador terminaba recomendando FortiPlus a cualquier cliente con cualquier problema.

La verdad detrás de los erecto-suplementos

Aunque el sexo va de buen rollo y todo lo demás, no conviene mezclar churras con merinas. Ninguno de los componentes de ANDRO XL ni de FortiPlus, han demostrado fehacientemente las cualidades que se le atribuyen en su promoción y venta.

En el caso del primero, ANDRO XL, encontramos cuatro ingredientes:

  • Arginina alfa cetoglutarato: Una sal formada por la combinación del aminoácido arginina y el glutarato, carece de toda evidencia en el sentido que se persigue en este producto.
  • Citrulina: Un metabolito intermediario en el ciclo de la urea. Unos pocos estudios han estudiado su acción en el caso de la disfunción eréctil en animales (principalmente ratas) con resultados prometedores. Sin embargo los estudios en humanos son escasísimos y aun no han encontrado esa efectividad que se le presupone.
  • Epimedium L: Este es el protagonista exótico de esta recua de prodigiosas sustancias. Empezamos mal en la nomenclatura ya que cuando se emplean nombres científicos en la denominación de una especie concreta, lo que se suele hacer si se utilizan abreviaturas, es abreviar el género, en este caso Epimedium y dejar el nombre de la especie concreta el completo. Aquí, no sé por qué razón se hace al revés, dejando al usuario sin saber en concreto qué especie de Epimedium se trata. Bueno, sabemos que empieza por “L”, así que el abanico se reduce a unas tres posibles especies E. latisepalum, E. leptorrhizum y E. lishihchenii. En cualquier caso todo el género Epimedium al completo se relaciona según la medicina tradicional china con efectos afrodisiacos a partir de su contenido en icariina hasta el punto que en inglés se conoce al Epimedium como la “hierba de la cabra cachonda”(sobre el origen de esta nomenclatura dejaré que seas tú quien se pierda en las divertidas leyendas). Sustancia que ha demostrado promover el priapismo en conejos… pero hasta la fecha nunca en machos de la especie Homo sapiens sapiens. Tal y como se pone de relieve en este estudio que revisa la efectividad y seguridad de los remedios fitoterápicos en el caso de la disfunción eréctil, incluido este que nos ocupa:

Los ensayos clínicos que avalúan la efectividad de los distintos remedios fitoterápicos en el caso de la disfunción eréctil no ofrecen datos concluyentes. Se precisan más estudios en humanos para concretar la potencial efectividad estos, así como sus potenciales riesgos.

  • Por último, la ornitina alfa cetoglutarato: Una sal similar a la primera mencionada, que no está relacionada, ni de lejos con la disfunción eréctil en la literatura científica.

Ni que decir tiene que la EFSA no ha autorizado hasta el momento ni una sola alegación sobre estas sustancias que, presentes en un complemento alimenticio, justifiquen su uso como favorecedores de la erección. De hecho, no hay admitida (ni tan siquiera a trámite) ni una sola solicitud, para cualquier sustancia (recuerda que hablamos solo de alimentos y de complementos) que tenga como fin este fláccido problema.

Por su parte, la composición de FortiPlus contiene (nota: sería muy conveniente que los responsables de estos “laboratorios”, así como los del anterior, hagan un curso exprés de cómo citar correctamente especies cuando su usa su nombre científico): Tribulus terrestris, Turnera diffusa, Lepidium meyenii, Astragalus membranaceus, Ginseg panax, y arginina. Dejando de lado el último compuesto, el aminoácido, el resto son especies vegetales que tienen una amplia tradición en su uso como afrodisiacos dentro de las medicinas tradicional china y ayurvédica, o que provienen de los Andes… o vete a saber qué razón se les habrá podido ocurrir para ponerla ahí. El caso es que, como ya te he comentado, a fecha de hoy no hay ni un solo compuesto de estos que haya demostrado claramente los efectos que publicitan. Sin embargo…

El fraude y el riesgo están a la orden del día en estos preparados

VarónAhora bien, habrá quien se los tome y diga “¡caramba, mi cipotón mola un montón!” con lo cual, qué más quiere el ciego (y la ciega) que ver… Las explicaciones para que así suceda (sin complemento flaccidez y con suplemento rigidez) son las que supongo ya conoces (y que hoy solo voy a mencionar): por un lado el efecto placebo y por el otro el de regresión a la media.

Pero hay una tercera explicación que quizá no te esperes. Entra muy de lo posible que en este tipo de complementos (y ahora no me refiero a las marcas concretas mencionadas), sabiendo sus diseñadores que no sirven para nada, salvo para sacarte los cuartos jugando con tus problemas, hayan decidido adulterarlos con sustancias farmacológicas que sí tienen una probada efectividad en el tratamiento de la disfunción eréctil. Estoy hablando de incorporarles ilegalmente sildenafilo o tadalafilo, principios activos de fármacos para esta patología presentes en Viagra y Cialis respectivamente. Así lo pone de manifiesto este estudio: Adulteration of purported herbal and natural sexual performance enhancement dietary supplements with synthetic phosphodiesterase type 5 inhibitors (Adulteración en suplementos dietéticos naturales y a base de hierbas con pretendida acción sobre la mejora sexual a partir de inhibidores sintéticos de la fosfodiesterasa tipo 5). Como no tiene desperdicio el estudio te hago un resumen:

Tras evaluar 91 de estas presentaciones comerciales (complementos alimenticios y hierbas “naturales” para la disfunción eréctil) ninguna de ellas hacía la alegación de contener sustancias sintéticas: Sin embargo el 81% contenían ingredientes farmacéuticos inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, incluyendo tadalafilo y/o sildenafilo. De todos ellos, 18 productos contenían una dosis de esas sustancias en cantidad igual o superior al 110% de la dosis máxima aprobada para su uso farmacológico.

Así, concluía el estudio, los hombres con disfunción eréctil ponen en riesgo su salud cuando recurren a productos de herbodietética y/o naturales de venta libre que pretenden mejorar el rendimiento sexual debido al peligro que supone la adulteración con inhibidores sintéticos de la fosfodiesterasa tipo 5, a la ausencia de advertencias sobre su seguridad y a las patentes faltas de calidad de los mismos.

Aquí en España no me consta que haya un estudio de similares características (y hace falta). Sin embargo, en el terreno de las denuncias, la única nota discordante con los productos mencionados es la denuncia que han presentado contra FortiPlus ACICOM y AUC. Pero esta denuncia se centra tan solo en las cuestiones publicitarias del mismo antes que en su eficacia y seguridad. Tal y como sucede en cuestiones de sexo, una pena eso de quedarse a medias.

————————–

Imagen: thaikrit vía freedigitalphotos.net

Psoriasis, dieta y tratamientos alternativos

PsoriasisLa psoriasis es una enfermedad de la piel que en términos generales causa picazón y/o parches dolorosos de piel engrosada y enrojecida con escamas de color grisáceo. La psoriasis es frecuente que aparezca en hombros, rodillas, cuero cabelludo, espalda, cara, palmas de las manos y plantas de los pies, aunque también puede manifestarse en otras localizaciones.

 

La causa principal de la psoriasis parece estar relacionada con una alteración del sistema inmunológico. En condiciones normales, en el proceso de recambio celular, las nuevas células de la piel que crecen en la parte más profunda de la misma, suben hacia la superficie en un proceso que normalmente dura cerca de un mes. Sin embargo, en los pacientes aquejados de psoriasis este proceso se produce con mayor celeridad y se lleva a cabo en unos pocos días debido a que las nuevas células avanzan demasiado rápido. Los síntomas mencionados síntomas vienen y van con una alta variabilidad interpersonal, y todo apunta a que existen distintos elementos que pueden modificar el pronóstico. Entre los más evidentes figuran: las infecciones, el estrés, tener la piel reseca y ciertos fármacos. Además, y sin ser hereditaria, existe una cierta predisposición genética.

¿Tratamiento dietético específico? No

Los dietistas-nutricionistas no abordamos casos de psoriasis. La razón es clara, ni en la etiopatogenia de la enfermedad ni en los posibles tratamientos hay a priori elementos dietéticos que parezcan estar relacionados. En sentido contrario algunos terapeutas alternativos, en no pocas ocasiones terapéutas sanitarios (alternativos) recurren a extrañas formulaciones dietéticas con los pacientes aquejados de esta patología.

Tal y como suele suceder con muchas otras enefermedades crónicas, de difícil solución o con mecanismos etiopatológicos aun no del todo bien esclarecidos, las propuestas “alternativas” aparentan ser una solución válida para unos pacientes con frecuencia desesperados. Y es que no es para menos, la psoriasis, además de lo incómodo de sus síntomas puede afectar de forma importante a quienes la padecen a la hora de implicar un menoscabo de su imagen y, por tanto, afectar a sus relaciones sociales. Es decir, se trata de una enfermedad que tiene un impacto destacado tanto en el bienestar físico, como en el psicológico y social de los pacientes.

Por estos motivos, no es infrecuente que se termine por recurrir a determinados terapeutas enmarcados dentro de la medicina alternativa y complementaria. Entre este tipo de tratamientos son frecuentes la acupuntura, la balneoterapia, la quiropráctica, sin olvidar a la homeopatía, la aromaterapia o tratamientos “florales”. Y por supuesto, la proposición de las dietas más variadas en combinación con complementos dietéticos. Sin embargo, la National Psoriasis Fundation de Estados Unidos afirma que el resultado de este tipo de intervenciones “alternativas” es tanto o más variable entre individuos distintos que los tratamientos “convencionales”. Dicho de otra forma, que lo que le ha funcionado a uno no tiene porqué funcionarle a otro. Suponiendo, esto lo digo yo, que la mejoría se le pueda atribuir fehacientemente al mencionado tratamiento, o a su efecto placebo.

Pera

En realidad el tema de hoy viene a raíz de una consulta que me hizo el otro día una lectora a la que un médico naturópata recomendó una dieta relativamente normal pero estricta al mismo tiempo con la inclusión de algunos elementos que no podía saltarse bajo ningún concepto: el desayuno consistiría de forma estricta en 3 peras, 2 manzanas y unas cuantas avellanas; la utilización de suplementos de omega tres; un depurador hepático (desconozco cuál en concreto) etcétera.

Con toda sinceridad no tengo argumentos para decir que esa pauta la vaya a ir bien o mal para la mejora de su psoriasis, pero al mismo tiempo él, el médico naturópata, tampoco creo que los tenga para decir que sí le va a ir bien. Por lo tanto eso de mostrarse tan tajante en cuanto a lo que le va ir bien (o mal) no me parece una buena asistencia.

Para terminar y a modo de resumen, concluir que a día de hoy no hay ninguna pauta dietética seria que se haya estandarizado, ni indicación alguna de suplementación, para pacientes con psoriasis sea cual sea su tipología. En sentido contrario las recomendaciones de todas las asociaciones implicadas en esta temática recomiendan, en general, una dieta equilibrada, evitar los hábitos tóxicos (alcohol y tabaco) y practicar ejercicio. En todos los casos de enfermedades crónicas, incluída la psoriasis, los pacientes debieran desconfiar de las alegaciones o esloganes del tipo “tratamientos curativos”, ya que éstos no existen y, en una buena parte de los casos, se trata de fraudes que juegan y se aprovechan de la buena fe, la falta de conocimientos médicos y la desesperación de algunos afectados.

Es decir, nuestra alimentación no tiene una influencia directa sobre la evolución de la psoriasis, pero un estilo de vida adecuado puede ayudar a mantener la piel en mejor estado.

Antes de despedirme, y como viene siendo habitual en este blog cuando se abordan este tipo de temáticas, recomendaría a aquellas personas interesadas o a sus familiares el ponerse en contacto con alguna asociación de afectados de reconocida solvencia. En nuestro entorno Acción Psoriasis es una de ellas, si acaso la principal en el panorama nacional, una asociación que cuenta con una página web de interesantes contenidos.

Nota: Este artículo no sustituye la consulta con un profesional de la salud cualificado.

—————————————————

Imagen: James Heilman, MD vía Wikimedia Commons y Andy Newson vía freedigitalphotos.net