El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘body sushi’

Fetichismo sexual alimentario con origen japonés: nyotaimori o sushi corporal

Vaya por delante esta no-noticia: después de un año, hoy catorce de febrero de 2013 sigue sin haber pruebas evidentes de la existencia de un alimento que posea facultades claramente afrodisiacas. Así que en este terreno he de remitirme a la entrada de hace un año ¿Existen los alimentos afrodisiacos?

Así pues, y en relación con los alimentos, habrá que buscar este estimulante efecto no en su composición sino en los rituales o liturgias en los que los incluyamos. La estrategia es vieja como ella sola y de tiempo en tiempo sale a colación en novelas, películas, etc. (Historia de O, Un tranvía llamado deseo, Nueve semanas y media…)

Pero últimamente ha llamado mi atención un concepto del que no había oído hablar hasta ahora (y mira que me gusta la gastronomía japonesa): se trata del sushi corporal, body-sushi o más propiamente dicho nyotaimori. En esencia se trata de servir sushi y sashimi sobre el cuerpo desnudo de una mujer, como si esta fuera el plato o bandeja vamos. Existe una variante de esta práctica cuando el plato es un hombre, entonces recibe el nombre de nantaimori.

Sushi corporalEl caso es que esta práctica ha despertado un cierto revuelo en los últimos días cuando un restaurante de Castellón se ha visto obligado a dejar de ofrecer esta opción en su carta dada la avalancha de quejas presentadas al Observatorio de Publicidad No Sexista considerando que esta práctica atenta “contra la dignidad de la mujer” según la Conselleria de Bienestar Social. Está claro que al parecer el restaurante solo ofrecía la versión femenina del plato, pasando por alto la opción masculina. De otra forma no sé yo si las quejas hubieras tenido tanto sentido.

El tema tiene bastantes aristas, de entrada la cuestión del uso del cuerpo humano, su cosificación, con independencia del sexo elegido. En cualquiera de ambas posibilidades no deja de ser una práctica que si no se realiza con el máximo respeto y ofreciendo todas las garantías no deja de tener, especialmente para algunos, unas características implícitas demasiado utilitaristas. No lo sé, yo no lo tengo claro a este respecto. Supongo que una práctica tan particular habrá de ser observada en el marco de la cultura que le dio origen, y no sé hasta que punto otras sociedades pueden asumir esa misma metafísica. Si es que la tiene.

Sin embargo, el mayor de los inconvenientes que yo le veo es el tema de la higiene alimentaria. No cabe ninguna duda que en la elaboración del sushi, no tanto del sashimi, se ha de manipular con las manos el producto, pero eso es algo inevitable. Lo que sí es evitable, es la presentación sobre el cuerpo desnudo y eso no esta exento de, poco o mucho, de un aumento del riesgo de contaminación. Algo poco deseable. No me malinterpretéis no soy una persona especialmente escrupulosa, yo diría que lo justo (claro, que voy a decir) pero no sé hasta qué punto me haría gracia este tipo de espectáculos. Porque en mi opinión se trata de eso, de un espectáculo; la gastronomía nada tiene que ver, no creo que por estar sobre el cuerpo de alguien el sushi cambie sus propiedades organolépticas. Salvo por la temperatura, eso sí, pero si es cuestión de comer el sushi a 37ºC creo que hay soluciones más prácticas. No sé, yo lo veo más como una especie de cena (o comida) con espectáculo. Las hay con música en directo, con striptease, con monólogos, etc. y también por lo que se ve con este tema.

Será cuestión de la edad, aunque creo que no, hace 20 años creo que sería de la misma opinión; pero si es por el carácter afrodisiaco de un encuentro gastronómico yo prefiero reunirme para cenar con quien poder hablar, compartir, reír, etc. sabedor de que con quien lo hago es el objetivo de mis deseos más carnales… y a la inversa. Y el practicar el nyotaimori con mi partenaire como comensal no creo que aumentara mi líbido y mucho menos haciendo de plato mudo e inmóvil. En fin, para gustos los colores.

—————————-

Foto: Wikipedia Kerry Smith