Entradas etiquetadas como ‘solución eyaculación precoz’

Consejo de experto: así podemos ayudar a nuestra pareja si tiene eyaculación precoz

Que las consultas sobre eyaculación precoz se disparen en verano, no es casualidad. La agenda liberada o el esperanzador panorama de que las relaciones sexuales se van a disparar estos meses, hacen que muchos hombres que la padecen, se animen a buscarle solución (porque sí, la tiene).

DEREK ROSE

Te puede interesar: ¿Por qué cuando más nos preocupa la eyaculación precoz es en verano?

Siendo un tema tan delicado, no siempre es fácil saber cómo abordarlo o dar apoyo cuando se trata de la pareja quien la padece.

Por esa razón, el doctor Jesús E. Rodríguez, director del Instituto Sexológico Murciano y jefe de investigación de Myhixel (el método natural para controlar la eyaculación), ha querido darnos algunas claves para afrontar esta situación sin que termine siendo un motivo de conflicto dentro de la relación.

Si nuestra pareja no quiere hablar del problema, ¿es buena idea que lo saquemos o, por el contrario, añade más presión? ¿Cómo romper la barrera de la vergüenza?
En problemas de eyaculación precoz, la presión es un factor que no pesa tanto como en otras disfunciones sexuales masculinas, suele tener más bien una base neurobiológica, y al hombre, en la mayoría de los casos, le ayuda saber que su pareja se preocupa por esta cuestión y quiere ayudarle.

Sacar el tema y hablarlo, sin caer en las comparaciones o en ataques personales, suele ser muy positivo y un buen primer paso hacia la solución definitiva. En la mayoría de los casos el hombre se sentirá aliviado, siempre que se haga con tacto y con ánimo constructivo, es altamente recomendable tratar esta cuestión con nuestra pareja, aunque pueda resultar incómodo.

¿Qué tipo de momento o situación deberíamos buscar para poder hablarlo?
Hablarlo en frío y sin otras personas delante, evitando hacerlo al poco de suceder un episodio de eyaculación acelerada y/o descontrolada, o mezclándolo con otras cuestiones que afecten a la relación. Sobre todo evitar hablarlo en el transcurso de una discusión o cuando haya habido una reciente, aunque esta haya sido por otros temas.

¿Hasta qué punto hay que darle importancia o quitarle hierro al asunto?
A un hombre con eyaculación precoz le ayuda saber que es un tema que a su pareja le importa, interesa y preocupa, siempre que se plantee como un objetivo en común y con el fin de mejorar la vida sexual de ambos. Se debe mantener una actitud comprensiva, pero a la vez motivadora hacia nuestra pareja. Ayudarle a buscar soluciones y ofrecer nuestra total colaboración en el proceso.

En el caso de que lo vea solo como un problema suyo, ¿cómo podemos hacerle saber que es algo que está afectando a los dos?
Esta actitud es muy frecuente en los hombres que padecen eyaculación precoz y no es tanto porque no sepan que afecta a la sexualidad de sus parejas, que lo saben y les preocupa, sino más bien porque les resulta más sencillo y prefieren solucionarlo por su cuenta, evitando en la medida de lo posible mostrar esa debilidad ante nadie. En estos casos, hay que distinguir aquellos hombres que buscan soluciones y se enfrentan a esta cuestión de aquellos que no lo hacen.

Si el hombre prefiere abordar la solución individualmente, sin la participación de la pareja en el tratamiento o en la búsqueda del mismo es completamente respetable, por el contrario, si el hombre no busca soluciones y tampoco da la opción de buscarlas a su pareja, es entonces momento de tener una conversación seria y condicionar el futuro de la relación a que se afronte esta cuestión.

¿Cómo podemos apoyarle?¿Qué papel tienen en este punto las demostraciones de cariño?
Las muestras de apoyo dependen mucho del tipo de relación que tengamos, la personalidad de nuestra pareja y un sinfín más de variables. Podemos acompañarlo a consulta si él quiere, ayudarle a buscar un profesional, colaborar en alguna actividad en pareja que sea terapéutica, animarle cuando no responda a un tratamiento, cuando suceda no reaccionar de forma exagerada, no mostrar enfado o desesperación y mucho menos compararlo con anteriores parejas o usar este tema en discusiones de pareja como un arma arrojadiza.

Las muestras de cariño e interés por parte de la pareja son bienvenidas y pueden significar una gran motivación para afrontar esta disfunción sexual con garantías de éxito. El diálogo y el cariño son quizás el mejor fármaco inventado hasta la fecha para el sexo.

¿Cómo ayudar a la pareja a entender que necesita ayuda profesional si no quiere ir a consulta y no se soluciona el problema?
En primer lugar asegurarnos de que tiene una información adecuada y fiable sobre lo que es la eyaculación precoz y las diferentes alternativas de tratamiento eficaces disponibles en la actualidad. Hoy en día se pueden acceder a tratamientos eficaces sin necesidad de pasar por un profesional o al menos sin la necesidad de acudir a una consulta presencialmente. Un claro ejemplo de este tipo de tratamientos es la metodología Myhixel.

Una vez en manos de un profesional, ¿es recomendable implicarse en todo el proceso o debemos dejarle espacio a nuestra pareja?
Lo más habitual es que el hombre pida su espacio y prefiera tratar el cuadro con el especialista sin que su pareja asista, aunque eso no quiere decir que el apoyo de la pareja no sea importante, por ejemplo a la hora de preguntarle e interesarse por sus progresos y dificultades en el transcurso del mismo.

¿Se debe reconstruir la sexualidad entre ambos de alguna manera?
La eyaculación precoz, al igual que otras disfunciones sexuales, va provocando una serie de efectos secundarios en la salud sexual de las parejas. El deseo sexual de ambos miembros de la pareja suele verse afectado, dada la mala calidad de las relaciones y los frustrantes que pueden ser en muchos momentos para ambos, se pierde interés sexual hacia la pareja. Así mismo, son frecuentes los problemas de pareja derivados de este malestar con la sexualidad, instaurándose un clima de tensión que acaba aumentando la frecuencia de las discusiones denominadas destructivas.

Todas estas consecuencias (y otras menos habituales) suelen mejorar paralelamente a los progresos con el control eyaculatorio. En nuestra experiencia clínica con la metodología Myhixel, una vez el hombre comienza a tener control sobre su eyaculación las consecuencias derivadas van desapareciendo para ambos miembros de la pareja, la calidad de las nuevas relaciones sexuales va generando un aumento del interés sexual y esto se nota en el resto de áreas de la relación.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

¿Por qué cuando más nos preocupa la eyaculación precoz es en verano?

Oficialmente estamos en la temporada del sol, la playa (piscina para los que somos más de ciudad), el plan de barbacoa con los amigos y ¡las consultas de eyaculación precoz!

Sí, la que es la disfunción sexual más común entre los hombres parece ganar especial protagonismo en este momento del año, que es cuando aumentan las consultas al respecto.

MYHIXEL INSTAGRAM

Y es que según los datos del NHS, el sistema de salud de Reino Unido, además de ser la disfunción más típica, el 80% de los casos no se tratan por vergüenza.

Pero no nos hace falta irnos muy lejos para saber cómo va la salud sexual masculina, ni pensar -leyendo esos resultados-, que aquí nos libramos.

El doctor Jesús E. Rodríguez, director del Instituto Sexológico Murciano y jefe de investigación de Myhixel (el método natural para controlar la eyaculación), se encarga de afirmarnos lo contrario.

En España sucede lo mismo, hasta el punto de que, según el especialista, uno de cada cuatro españoles la padece o padecerá a lo largo de su vida.

Te puede interesar: Entre videojuego y masturbador, el ‘entrenador’ que te ayuda a vencer la eyaculación precoz

Y, si se da en las primeras experiencias, “nos acompañará toda la vida si no se le pone remedio”, afirma el doctor.

Sorprendentemente, como decía más arriba, es en verano cuando las consultas se multiplican. Las causas son varias, aunque en ningún caso significa que por el calor haya una predisposición a que se desarrolle la disfunción.

Por un lado, se debe a que muchos hombres llevan meses padeciendo los síntomas y postergando el momento de tratarse. Es ahora cuando, en palabras del doctor “la gente tiende a afrontar tareas a las que antes no se le ha podido dedicar tiempo”.

Entre el trabajo, la rutina, los compromisos familiares y con amigos, era difícil sacar un momento para el cuidado personal, lo que sucede en menor medida en verano, la estación en la que estamos más relajados y con la agenda libre.

Aunque también se debe al “aumento de las relaciones sexuales, tanto en personas sin pareja estable como con pareja estable”, admite el especialista.

Y, no podemos olvidar que, en el caso de este año, también el confinamiento ha afectado a la salud sexual masculina haciendo que haya un repunte en los problemas de erección. Lo importante es recordar que, sea por el motivo que sea, es algo que tiene solución.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

Sí, hay relación entre la eyaculación precoz y el confinamiento por el coronavirus

Aunque el aislamiento en casa ha servido para ponernos las pilas con esas fantasías eróticas que teníamos pendientes o incluso hacer limpieza de juguetes, si hacemos balance, no siempre el sexo ha salido ganando.

DEREK ROSE FACEBOOK

Emocionalmente, al estar en una situación desconocida, cada persona ha reaccionado a su manera. Hay quienes han tenido sexo como si fuera a llegar el fin del mundo y quisieran repoblarlo en unas horas (sí, me viene de camino un sobrino) y quienes han perdido el deseo por completo.

Y sí, ambas situaciones son comunes dentro de la anormal normalidad, tanto la disminución de la frecuencia de relaciones como, en el caso de algunas parejas, el aumento de ella.

Día a día, averiguamos nuevas consecuencias tanto del virus como del confinamiento y una de ellas podría explicar por qué la eyaculación precoz, como el uso de la mascarilla fuera de casa, se ha disparado.

Antes de entrar en materia, quiero recordar que la eyaculación precoz es una disfunción asociada a la salud mental. Y, ¿qué trastoca más nuestra salud mental que el estrés y la ansiedad por no poder salir de casa porque hay un virus campando a sus anchas dejando un número escalofriante de víctimas mortales?

Las dos alteraciones son las archienemigas de una vida sexual saludable, por lo que se han destapado como dos de las razones por las que se habría disparado la eyaculación precoz.

Es una conclusión a la que ha llegado el doctor Jesús E. Rodríguez, quien os sonará de cuando os hablé de Myhixel, un método para controlar la eyaculación.

Te puede interesar: Entre videojuego y masturbador, el ‘entrenador’ que te ayuda a vencer la eyaculación precoz

El director del Instituto Sexológico de Murcia, y jefe de investigación del producto, explica que ya han diagnosticado casos en los que esta situación ha sido el desencadenante de problemas de erección y eyaculación.

“Estamos observando un aumento de casos relacionados con la eyaculación precoz, tanto en pacientes que ya la padecían, y que han empeorado durante el encierro, como en hombres que nunca la habían sufrido y han visto cómo sus tiempos de eyaculación se han acortado significativamente”, afirma el doctor.

Y el problema no es tanto que no se haya dado con una solución (que por suerte se han desarrollado tratamientos eficaces y con resultados a corto plazo), sino en la cantidad de pacientes que por miedo, vergüenza u otros factores, no se enfrentan a la situación.

¿El resultado? Una vida sexual insatisfactoria, culpabilidad, agobio… Un cóctel de emociones que equivalen a la metáfora de la pescadilla mordiéndose la cola.

La explicación científica es mucho más interesante, algo que también cuenta el doctor: “Muchas personas se han visto alteradas psicológicamente por esta situación, afectando a su estado de ánimo y sufriendo ansiedad, lo que se traduce en cambios en el metabolismo de un neurotransmisor fundamental en nuestro sistema nervioso y que a su vez es clave en lo que duramos los hombres en la cama, me refiero a la serotonina o 5-HT”.

Aunque esto también puede ser algo circunstancial porque estamos en plena desescalada sexual, no conviene perder de vista el problema (y buscar ayuda experta) si se convierte en una cosa habitual cada vez que se tienen relaciones.

“Cada persona se adapta a un ritmo diferente a cada etapa del desconfinamiento. Lo que estamos observando en consulta es que con la mayor movilidad de la población están aumentando las relaciones sexuales, ya que muchas personas no han pasado el confinamiento cerca de sus parejas sexuales, y este parón está detrás de un repunte de problemas de erección y eyaculación que se están dando al reiniciar el contacto”, afirma el doctor.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).