Entradas etiquetadas como ‘sexo virtual’

Hay vida más allá del ‘striptease’: sexo alternativo para hacer por videollamada

Tenemos ganas de sexo. Y no lo digo solo yo.

LELO FACEBOOK

Que el trafico de porno haya pegado un repunte o la subida de ventas de juguetes sexuales -antes y durante la cuarentena-, son la prueba de que hemos dado con una forma de aprovechar el aislamiento y hacerlo más ameno.

Al final, no todos hemos tenido la suerte de encerrarnos en casa con nuestra pareja, pero tampoco es un problema. Tener dispositivos conectados a internet con cámara parecen pedir a gritos que los usemos más allá de la reunión del trabajo, para intimar.

Claro que siendo una ventana ‘virtual’ acompañada con un micrófono es como si los móviles y los teléfonos parecieran hechos para ejecutar stripteases.

Cuando parte de la excitación viene por el ojo, parece una opción más práctica. Además, ¿quién no ha ensayado alguna vez sus movimientos desvistiéndose con You can leave your hat on?

Aunque mi duda iba más allá. Siendo aficionados expertos en el striptease, ¿hay vida más allá de desnudarse delante de la videocámara?

Hablando con un amigo sobre sus relaciones en cuarentena me quedó claro que tirábamos demasiado de esta práctica, cuando nos ofrece muchas más posibilidades que no estamos teniendo en cuenta.

Mi primera sugerencia fue que hiciera un juego de rol play en el que aprovecharan para conocerse más relatándose mutuamente cosas que les gustaran sexualmente.

Eso sí, una vez las iban contando, empezaría la parte entretenida, ya que había que ponerlas en práctica para el otro.

Si se quiere llevar un paso más allá, también podemos tirar por el ‘efecto espejo’, imitando lo que vemos que hace la otra persona en la pantalla. Incluso dar rienda suelta a la imaginación jugando a usar las manos propias como si fueran los dedos o lengua del interlocutor, quien va dirigiendo la acción.

Al final, mi amigo, que es todo un artista en este ámbito, lo llevó al terreno del BDSM y ataviado con un pañuelo y unos guantes -es decir, irreconocible- iba mostrando unos carteles escritos a mano que daban órdenes.

Para mí, no solo se ha pasado el ‘videojuego’ de la cuarentena con su ocurrencia. Ha demostrado que la pantalla es compatible con cualquier parafilia.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

El día que se encontraron la pornografía y la realidad virtual

La realidad virtual parece no tener límites. De los videojuegos ha empezado a aparecer en sectores tan dispares como el de la salud llegando incluso a aplicarse en simuladores informáticos que ayudan a recuperarse a las personas que han padecido un ictus.

PIXABAY

Supongo que era solo cuestión de tiempo que en algún momento de la vida de la nueva tecnología informática, esta se cruzara por el camino con la pornografía.

Yo me cruce con ambas también en el Salón Erótico de Barcelona, donde conocí a Omar Rinaz de Virtual x Tube, que precisamente han averiguado cómo aplicar la tecnología de la realidad virtual a la pornografía creando una experiencia erótica totalmente novedosa.

Con unas gafas en las que colocas el teléfono móvil, cualquier dispositivos es capaz de reproducir la vivencia. ¿Su punto de partida? Los videojuegos, el sector donde empezaron.

Dentro del boom de la vr, cualquier aplicación novedosa supone estar a la última, lo que precisamente les animó a lanzarse al nuevo sector.

“Hemos producido algunos vídeos” me dice Omar mientras pruebo la experiencia interactiva del striptease que, además de situarte virtualmente a solas con una mujer, propone diferentes opciones en una especie de Sims sexual.

Tanto él como sus compañeros se decidieron a tirar por la industria del cine X a partir de que floreciera la realidad virtual ya que es una tecnología que resulta atractiva para todo el mundo, “aunque sí que es verdad que los más jóvenes tenemos más acceso a la tecnología” me dice Omar.

La experiencia virtual, para él, a diferencia de una película porno convencional “tiene un valor añadido. Cuanto más interactivo es algo más valor tiene“.

Su compromiso, aunque no saben cuáles pueden ser las fronteras de su idea, es hacerlo “lo más ético posible”, aunque se encuentran a la espera de productoras o gente interesada ya que no son expertos en el contenido audiovisual.

La principal diferencia para ellos es que producir un vídeo de estas características requiere menos complicación ya que es menos técnico que un videojuego. 

Si el negocio está en Internet y la mayor parte de internet es la pornografía, “ahí hay dinero” me dice Omar. “Con la tecnología te abres al mundo” afirma, y en su caso bien es cierto, ya que se abre un mundo erótico lleno de posibilidades. 

¿Estamos ante la nueva manera de consumir pornografía?

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook)