Entradas etiquetadas como ‘hacemos una porno’

Hagamos una peli porno

Querid@s,

Les propongo rodar su propia película porno. No se me asusten, vayamos por partes. El porno, a pesar del esfuerzo de muchos, desgraciadamente sigue siendo un tema del que a la gran mayoría le cuesta hablar. Al género masculino el porno le cautivó irremediablemente en los albores de sus vidas, cuando eran adolescentes imberbes y estaban salidísimos. Las mujeres en cambio nos subimos al tren del cine porno algo más tarde y seguramente no de una forma tan liberada, independiente y libre de culpas como ellos. Coqueteamos con films eróticos y sensuales, nos asomamos para ver en la pantalla porno vainilla y algunas se atreven con el porno mainstream de toda la vida con un mínimo diálogo, pobre y deficiente que más le habría valido ahorrarse al director.

Afortunadamente hay otro porno.

Ahora es su turno, si les apetece. Les toca tomar las riendas del cine porno y grabar su vídeo casero. Que decidan divulgarlo por internet y compartirlo en las redes sociales, youtube,  etc… es decisión suya. Creo que es mejor que no lo hagan, estas cosas siempre deben quedar en la intimidad si quieren evitar posible escándalos futuros online. Yo lo he probado un par de veces y me ha encantado. A él le excitó muchísimo la idea tanto que me dijo que “era como darme el poder, devolverles a los 14 años cuando era un adolescente calenturiento que veía clandestinamente porno con sus compañeros de clase.”

Ingredientes básicos para rodar una buena película porno:

– No se olviden del placer femenino, por ello practiquen mucho el cunnilingus.

VanillaPorn

Estética, calidad de imagen y decorados , vamos lo que viene siendo el atrezzo de toda la vida. Esto es tan importante como el mismísimo polvo, pues se trata de crear una proyección que sea capaz de excitar a través de la vista y en todos los sentidos. No es lo mismo un hostal de mala muerte que una habitación con velas, incienso, decorada con gusto y música sugerente sonando de fondo.

– Procuren incluir en la película muchas escenas eróticas antes del sexo explícito, que también lo tiene que haber obviamente. Que haya una dosis considerable de preliminares.

– Narren una mínima historia coherente, porque la leyenda urbana del fontanero que llega a casa y a los cinco minutos nos tiene a cuatro patas y mirando a la Meca no se lo traga nadie.

– Un mínimo diálogo. Dejen volar su imaginación.

Despierten esos leones que llevan dentro. Suéltense la melena y entréguense a la causa. 1,2,3 Porno acción.

Que follen mucho y mejor