Entradas etiquetadas como ‘beneficios’

La ‘tinderterapia’ sí es efectiva (aunque no te lo creas)

Las aplicaciones para ligar tienen (mucha) mala fama. Cuando por fin te decides a probarlas, con lo que cuesta dar el paso tal y como está el panorama, no fallan las miraditas de condescendencia siempre que lo comentas o el mensaje del ex de turno con emoticonos de risitas: “¿Pero cómo tú por aquí?”.

MEETIC FACEBOOK

Por mucho que nuestras intenciones sean honradas, Tinder, Happen, Meetic, Grindr, etc, son vistas como herramientas que solo sirven para una cosa: follar.

Y por supuesto que muchos usuarios llegan ahí con ese objetivo (y hasta lo consiguen), pero lo cierto es que no solo de sexo viven las aplicaciones de conocer gente.

Un uso alternativo que casi nadie tiene en cuenta es el terapéutico. ¿Un momento de bajón? ¿Ruptura complicada? ¿Autoestima por los suelos? Darle a ‘descargar’ puede ayudarte a salir del bache.

De hecho, ese fue mi caso. Después de una separación muy dura, con mucha carga emocional, este tipo de aplicaciones se presentaban como un mundo nuevo.

Independientemente de lo que pasara desde el momento de descargarla, aquello era territorio sin explorar.

Todo lo que allí sucediera, podía terminarlo en cualquier momento sin dar explicaciones. A fin de cuentas, quienes usamos la aplicación, estamos en igualdad de condiciones: abiertos a conocer y protegidos detrás de una pantalla.

Exprimir al máximo la que puede ser considerada una de las terapias gratuitas del siglo XXI es tan sencillo como poder abrirte hasta las 5 de la mañana con una persona de la que no vas a volver a saber nada. Desahogándote como quizás no podías hacerlo con tus conocidos por miedo a que te juzgaran.

Además, el no conocer a ninguno de tus matches de nada, te da una sensación de libertad descomunal a la hora de tratar cualquier tema, desde el más frívolo si prefieres no hablar de lo que te ocurre por dentro, a lo más trascendental, encontrándote con personas que están en tu misma situación (un engaño, una ruptura, duelo…).

También quiero destacar de la ‘tinderterapia’ que, como otros tratamientos, puede llegar a sanar heridas. ¿Quién no ha vivido una situación divertida -incluyo fotos de penes- de la que se ha echado unas buenas risas después?

Y, el que es para mí el pilar fundamental: la estimulación de la autoestima.

Que estando en una fase de decaimiento emocional te encuentres con un montón de matches de gente que te encuentra de su agrado, impulsa el ego hasta la estratosfera. ¿El resultado? Recuperas la confianza perdida.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

Masturbación femenina: los beneficios que (aún) no conocías

A veces me da la sensación de que el mundo se está yendo al traste cuando me encuentro en la tesitura de escribir un tema en el que a las mujeres os doy razones para masturbaros.

El clítoris: amigo, no enemigo. YOUTUBE

Amiga, lo de que va a producir ceguera, te van a salir granos o pelos en las manos estaba muy bien cuando el doctor Kellog quería evitar que los jóvenes practicaran el onanismo (y al final acabara creando los cereales) pero no es la realidad.

No te va a producir ninguna de esas cosas, obviamente tiene efectos en tu organismo, pero no son los que tu crees. Si es algo que no haces regularmente ¿quieres saber a qué te ayuda?

La masturbación no hace que bajen las probabilidades de que te corras teniendo sexo. Au contraire mon amour, conocer tu cuerpo, saber cómo son tus ritmos orgásmicos y en definitiva saber cuándo hay que seguir porque estás a punto de tocar el cielo (sensorial), es algo que se consigue con una única cosa: la práctica.

Por supuesto que puedes hacerlo con tu pareja, pero estando sola a tu rollo con tu musiquita, tu escena tórrida del libro que estás leyendo y tu mano (empleada en el modo que prefieras), estás más que preparada para pasar un buen rato (o varios).

En pareja te permitirá mejorar la comunicación, más que nada porque es mucho más fácil explicar algo con lo que estás familiarizada que tratar de indicarle a tu acompañante lo que tiene que hacer si tú eres la primera que no sabe ni cómo le gusta.

Los orgasmos producen espasmos en la zona vaginal, lo que consigue que se liberen tensiones musculares. No sabes lo bien que viene eso hasta que estás en plena crisis de “siento que me perforan el bajo vientre con un taladro” tan característico del ciclo menstrual (para algunas).

El ibuprofeno y el paracetamol vienen bien, sí, pero una dosis de orgasmo te permite relajar la zona y que el dolor se vaya antes. Además no tienes que esperar cuatro horas entre uno y otro.

Orgasmo llama a orgasmo, no sé si es un refrán, pero la posibilidad de tener otro se debe a que las mujeres no necesitamos tanto tiempo de recuperación como los hombres. Averigua cuántos segundos necesitas de “descanso” y vuelve a la carga. Porque uno está bien, pero dos (o tres) por el mismo precio, está mejor.

Así que después de leer esto, razones no te faltan. Las ganas son lo único que tienes que poner de tu parte.

Duquesa Doslabios.