Lo que revela la tendencia ‘camisa de Metro’ contra el acoso sexual

Es llegar el calor y según suben las temperaturas va creciendo de manera directamente proporcional el acoso callejero. No es que en invierno no exista, sigue ahí. Pero es en verano cuando más lo notamos porque se multiplica.

Hasta el punto de que las neoyorquinas, cansadas de las miradas y los comentarios obscenos, han viralizado un método «la camisa de Metro» Subway Shirt.

Un ‘truco’ que consistiría en llevar una camisa de botones o camiseta de algodón ancha que deja cubierta parte del cuerpo.

Chica camisa blanca metro

@itssophiemilner

(¿Cómo que aún no me sigues en Instagram? Pues venga…)

De hecho, en todos los vídeos que hay en redes sociales con este nombre encuentras desde maneras de conjuntarla, cómo elegirla o anécdotas llevándola al salir de casa y luego quitándosela cuando llegan a su destino.

«El bloqueador de hombres», «la capa de seguridad de la moda» o «yo prefiero coger Uber cuando llevo ropa atrevida porque solo me gusta arriesgarme con el maquillaje», son algunos de los comentarios que se pueden leer en estos vídeos.

Que esto se haya convertido en una estrategia popular es triste por varios motivos, empezando porque no deberíamos ser nosotras quienes tuviéramos que ingeniárnoslas para no ser acosadas.

Recordemos que el acoso sexual es cuando una persona desconocida realiza comentarios, silbidos u otras acciones en espacios públicos que son indeseados para quien los recibe.

En segundo lugar porque alimenta la idea de que si te acosan es culpa tuya por cómo ibas vestida, por haber cogido el metro con esa ropa, por haberte dejado la camisa en casa. Cuando la culpa, por si aún queda alguna duda, es de quien acosa.

Te puede interesar leer: Que te toquen el culo en la discoteca y todo lo que no es ‘normal’ por ser mujer

En tercer lugar porque por mucho que hablan maravillas de la prenda y sus poderes ‘antiacoso’, están empezando a salir vídeos de mujeres confusas porque su camisa no ha funcionado, ya que incluso llevándola puesta han recibido comentarios.

«Creo que estamos en un momento en el que los chicos acosan a cualquier persona porque llevo con la camisa una hora y he sido acosada en tres ocasiones», reflexionaba una usuaria en su Tiktok.

Es la mentalidad resignada del «no debería pasar, pero pasa» de la Xunta de Galicia contra las agresiones sexuales. O en otras palabras, la mentalidad de seguir normalizando una forma de violencia contra las mujeres.

No, ni en el metro, ni en el autobús ni por la calle ni en ningún lugar debería pasar. Sentirnos seguras pasa por concienciar desde que somos pequeños que este comportamiento es inaceptable.

De la pasividad a la acción

Pero también por poner más medidas en caso de que se reciba, por poder denunciarlo de una manera más efectiva que tenga una sanción inmediata, se me ocurre.

O incluso de mentalizar al resto de la población de que se involucren si son espectadores de una situación del estilo, donde ven a alguien sufriendo acoso.

Yo, personalmente, soy muy partidaria de contestar.

Porque además de la satisfacción personal de no haberlo pasado por alto, me ayuda recordar que se lo pensará dos veces antes de decir nada a la que vaya detrás de mí (por si le vuelve a caer un chorreo verbal públicamente).

Y porque, spoiler, vamos a seguir recibiendo acoso incluso aunque llevemos un jersey de cuello alto o un chándal porque se trata de una cuestión de mostrar su poder en la calle. De ahí que la respuesta no sea pasiva, sino activa.

A ver si lo que interesa es que sigamos pensando que esto es nuestra responsabilidad y optemos por camisas o maneras de pasar desapercibidas y hacernos pequeñitas en vez de empoderarnos, increpar al autor y defendernos, reivindicando el hacernos dueñas de los que también son nuestros espacios.

Mara Mariño

(Y también puedes seguirme en TikTokTwitter y Facebook).

6 comentarios

  1. Dice ser ¿Y por qué no todos sin ropa?

    Tapadas y escondidas. Esa parece ser la libertad, reprimirse. De pena.
    La gente debería ir desnuda por la calle y se acababa la tontería.

    05 junio 2023 | 12:03

  2. Dice ser La tela vende

    Y luego dicen los medios: arrasa desnuda (un hombro y tapando senos como si fueran delincuentes), arde instagram porque tal o cual enseña más de la cuenta (a saber quienes llevan esas cuentas), sube la temperatura… (deben vivir en un iglú) al ver bikinis, tangas, transparencias. Eso sí, como salgan al natural, ya no se les recalientala cabeza y pasan a emborronar para que se les recaliente, porque no ver les pone más….
    Debe ser que interesa que la gente compre ropa, cuanto más mejor, auqnue contamine, porque es uno de los mayores negocios del planeta, y de los contamimantes también pero eso no interesa.

    A lo mejor la mejor manera de entender que la mujer es una criatura natural, sexual como cualquier otra en cualesquiera de sus formas, ayuda algo. No censurarla, sino entenderla, comprenderla, sin tabú alguno, como se ha hecho desde siempre.
    Canales de youtube como el de un ginecólogo que explica la sexualidad femenina y su anatomía sin tabúes puede que sea mejor educación para la Humanidad que millones de páginas de tratados de anatomía y sexualidad presentes desde el inicio de la tele y la prensa en esos medios tan dados al emborronamiento y censura de la naturaleza humana.

    https://www.youtube.com/watch?v=GAt5rtSXFJ4

    05 junio 2023 | 12:16

  3. Dice ser Preciosa educación, y a estas alturas de la evolución...

    Un diseño tal que así podría valer, aunque la parte inferior podría mejorarse colocando una completa hasta los tobillos. De esta manera la naturaleza femenina queda asegurada y no perturbará a las gentes (que no son mujeres). Sin curvas, sin rastro de feminidad, así, como los hombres serios, hechos y derechos, que se visten por los pies aunque rompan as manas de la camisa por no caberle por las piernas. Y libres, se sentirán libres y seguras… Todo sea por el bien común, las buenas formas, el saber estar, la dignidad humana, la moral, la ética, la estética, el orden público y la sapiencia con el furor hormonal en lata preso.

    https://www.editoriallapaz.org/images-default-folder/cornelio-centurion-576.jpg

    Viva la alegría y el respeto a todo lo que no se mueva y cuando no se mueva… que si no ya se pierden.

    05 junio 2023 | 12:40

  4. Dice ser La misma canción de barrotes ahora libera...

    Sin curvas, sin rastro de feminidad, así, como los hombres serios, hechos y derechos, que se visten por los pies aunque rompan las mangas de la camisa por no caberle por las piernas.

    También sería interesante que no vistiera la mujer con colores vivos, rojos como ese que perturba la excelente sobriedad del macho cafre. De sobra es sabido (por la tradición de las dictaduras…) que el rojo perturba y emociona mucho la brutalidad del macho, así como ofrecer planos medios o cercanos de los rostros de la mujer, esos labios ahi en primer plano en las televisiones libidinosos, perturbadooooores, que provooooocannnnn e invitannnn a la lujuuuuuuuria pecaminoooooosaaaahhh.
    Así, tapaditas y sin formas, eso es. Así se defiende la libertad e independencia de la mujer…

    Oye, de veras, ojalá toda esa basura moralista, machista, represora y misógina acabe pronto. Sin educación sin tabúes parece imposible.

    05 junio 2023 | 17:27

  5. Dice ser ana

    Pues lo que les dicen a las mujeres en los países en donde se impone el burka y derivados: ESAS sí que son las verdaderas mujeres libres, porque no se les ve NADA
    Luego vendrán los machos patrios quejándose de que no enseñamos: pues que se pongan de acuerdo.
    Si enseñamos, mal. Si no enseñamos, peor.
    Pues que se porten como seres humanos, no como machos en celo 24/7

    05 junio 2023 | 22:36

  6. Dice ser Hay que aprender a ser libres e inteligentes

    Culpar a la mujer de que haya violadores es un disparate aún mayor que pensar que Correos incita a la gente a correrse en público.

    06 junio 2023 | 12:05

Los comentarios están cerrados.