El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

En defensa de la venta de bragas usadas tras la polémica de Ana Rosa Quintana

Es difícil pensar en un momento de la historia en el que la sexualidad de la mujer no causara controversia, incluso actualmente continúa dando pie a debate con temas como el consentimiento o la maternidad.

PANTY.COM

¿El último a añadir a la lista? La venta de ropa interior usada.

Después de la polémica que se generó a raíz del programa de Ana Rosa Quintana sobre este tema, la portavoz de Panty.com, una plataforma que se dedica precisamente a poner en contacto a las vendedoras de bragas (que son al mismo tiempo quienes ‘crean’ el producto) con los clientes, responde como firma invitada:

¿Y si la sexualidad de las mujeres fuera como la de los hombres?

Es un día entre semana cualquiera y cualquier ama de casa, estudiante universitaria o mujer joven desempleada, puede estar viendo la televisión tranquilamente en su hogar.

De pronto, el programa de Ana Rosa, uno de los programas matinales con más ‘share’, decide crear un vídeo en el que habla de la prostitución entre estudiantes para pagar sus estudios. Además, indaga más en el sector y relaciona la venta de ropa interior usada con la prostitución.

¿Cuál es la crítica en este reportaje?¿ A la prostitución en general, a que las estudiantes realicen esta práctica, a la falta de ayudas para el pago de los estudios? Difícil de comprender, pero tema fácil para crear controversia.

El ejemplo de la venta de ropa interior usada se expone como una práctica a la que las estudiantes se ven forzadas, incluso cuando la única chica que aparece como testimonio comenta todo lo contrario, afirmando que lo hace de manera libre.

En cualquiera de los casos, el redactor va señalando, con comentarios muy negativos, lo que esta joven hace.

Sin adentrarnos en los detalles, la ‘Burusera’, es decir, la venta de ropa interior usada, se inició en Japón.

¿De qué trata? Fácil y simple. En un fetichismo. Si se mira la definición de fetichismo encontramos que es una idolatría, una veneración y, en este caso concreto, a la ropa interior usada. Una práctica no solo común en Japón, también en gran parte del mundo occidental.

PANTY.COM

Una ‘web’ como Panty.com, con mercado en español, registra más de 80.000 miembros a nivel mundial. Un número bastante alto para ser un mero fetiche. Parece algo más común de lo que se piensa.

Mujeres, adultas, que deciden llevar a la práctica un fetichismo para generar una satisfacción, no solo en los compradores de sus prendas, sino en ellas mismas.

Excitación, morbo o masturbación, son las prácticas más comunes entre las mujeres que ofrecen sus bragas. Las hay que lo hacen por el aporte económico exclusivamente, pero como cualquier otro trabajo, nadie lo desarrolla si no está a gusto en el mismo.

El vídeo que este programa matinal decidió mostrar, no solo pretendía crear una atmósfera negativa alrededor de todas las temáticas y juzgar a las mujeres que aparecían en el vídeo. También, ponía en entredicho la capacidad de decisión de una mujer a hacer lo que le venga en gana en el plano sexual.

¿Cuándo se empezará a ver la sexualidad de la mujer como un mundo libre y abierto? ¿Por qué no se puede admitir que una chica quiera vender sus bragas y además esto “le ponga”? ¿Por qué de puertas para afuera queremos aparentar, y sin embargo en casa damos rienda suelta a nuestra imaginación?

El día que a la mujer se le trate como una persona adulta con una sexualidad completa, se podrá vivir en una sociedad libre de prejuicios, en la que este tipo de noticias en programas matinales, ya no lo sean.

13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Jaal

    Muchas mujeres son machistas y a ARQ se le ha visto el plumero. Solo pretende controlar a la mujer y su sexualidad para satisfacer su forma de entenderlo.

    Flaco favor le hace a las mujeres. Solo busca audiencia sin pensar en las consecuencias.

    A ver si es consecuente y madura suficiente como para presentar una disculpa

    22 noviembre 2018 | 11:19

  2. Dice ser lalala

    Una persona que vende su ropa interior usada sin lavar, ya sea hombre o mujer es una CERDA y punto.

    22 noviembre 2018 | 11:28

  3. Dice ser lalala

    Y quien lo compra un depravado enfermo mental que debería mirárselo

    22 noviembre 2018 | 11:37

  4. Dice ser ramon

    El uso del término “mujer” como un todo, como si todas las mujeres fueran iguales equivale a decir que todos los hombres son iguales, ya me parece una indedencia mental. Como que quien escribe esto debe de ser una mujer con un rabo cortito.

    22 noviembre 2018 | 11:41

  5. Dice ser Hussain

    Lo que no dicen es que estas bragas se venden en pescadería.

    22 noviembre 2018 | 11:47

  6. Dice ser Para lalala

    “Depravado enfermo mental” es quien abusa de niños, por ejemplo. Yo no le pondría un adjetivo tan duro y tan fuera de lugar a los que compran ropa interior usada ni a quienes las venden, ya que no hacen daño a nadie con esta práctica. Por un lado queremos legalizar la prostitución y nos hacemos los modernos de Europa y luego leo estos comentarios y de verdad me doy cuenta de lo atrasado que está nuestro país.

    22 noviembre 2018 | 12:53

  7. Dice ser Colleja Cósmica

    @jaal

    No es una cuestión de machismo, es una cuestión de si es o no una cerdada (que lo es).

    Quienes en cualquier caso “hacen flaco favor a las mujeres” son precisamente quienes ondean la bandera del feminismo.

    22 noviembre 2018 | 13:08

  8. Dice ser Jaal

    Para Colleja Cósmica,

    Que creas que es una cerdada es únicamente una opinión (con la que estoy de acuerdo) pero no viene al caso.

    Tu segundo parafo viene a describir exactamente lo que ha hecho ARQ. Sea hombre/mujer, machista/feminista, no tiene derecho a decirle a nadie lo que hacer con sus bragas.

    22 noviembre 2018 | 13:20

  9. Dice ser Pedro Jesús PLV

    Las braguitas de una chica guapa me dan morbo, estén con tropezones o con lo que sea.

    22 noviembre 2018 | 13:21

  10. Dice ser tolerante

    que cada cual haga lo que le salga de …., donde queda la libertad personal en este pais, aunque sean cosas asquerosas para algunos,hay que ser tolerante aunque no lo compartamos y claro, no sea ilegal .Por todo lo demas gracias por tus articulos Duquesa Doslabios.

    22 noviembre 2018 | 13:28

  11. Dice ser Tirant

    El fetichismo por las bragas usadas no es nada nuevo, creo que a todos nos habria hecho ilusion quedarnos con las de nuestra pareja / rollo / ligue despues de tener sexo con ellas.
    Si algunas quieren sacarse un dinero facil vendiendo las suyas y hay quien este dispuesto a pagar por ellas, adelante, creo que no hacen daño a nadie, ni unas ni otros.
    Pues mi parte, pues qué quereis que os diga, para mi no significan nada las bragas de una desconocida, no es como si tienes algun tipo de relacion con ella. Pero si me sobrasen el dinero y las hormonas, creo que antes pondria una serie de condiciones, por ejemplo, que pase conmigo al menos dos horas para asegurarme de que las usa, verificar que no lleva otras debajo y qye se las quite delante mio.

    22 noviembre 2018 | 13:53

  12. Dice ser isabella

    Duqueso hijo mío, deja de cosificar a la mujer, o es que anuncias bragas?? Esto es un blog para pajeros.

    22 noviembre 2018 | 16:42

  13. Dice ser clara alegria

    Y este artículo ¿qué pretende exactamente? ¿Criticar al programa de AR? Casualmente, ví ese reportaje, y yo no lo percibí asi. Hablaban de las estudiantes que deciden prostituirse para pagarse los estudios, y muchas veces dijeron que la mayoría de las chicas lo hacían de forma voluntaria y que muchas preferían hacer eso a otros trabajos. Y hablando del tema, se comentó también lo de vender las bragas usadas. En ningún momento se dijo que era una forma de prostitución. Hubo tertulianos que se quedaron a cuadros, es cierto. Pero vamos, como mi madre cuando lo vio una vez en una película. No se podía creer que existiesen esas cosas. Otros, en cambio, defendían la libertad de las mujeres en hacer lo que les diera la gana.

    Sinceramente, los hombres (porque creo que son hombres en su mayoría) que se exciten oliendo o tocando bragas usadas por mujeres a las que no conocen, algo raros son. Pero bueno, si les hace felices, no hacen daño a nadie más que a sus bolsillos.

    Y por mucho que hables de libertad sexual de las mujeres, el hecho de vender mis bragas sucias no me hace más desinhibida. Voy a googlear un poco, a ver lo que se puede ganar. Que a mí no me excita demasiado, pero si gano un dinerito de forma fácil, pues un poco contentilla sí que me pongo

    22 noviembre 2018 | 21:19

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.