BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Durante el embarazo mastúrbese

Queridas,

¿Quién dice que maternidad y masturbación son incompatibles? Pues se equivocan.

La oxitocina, que procede del griego “nacimiento rápido” – se libera durante la excitación sexual y el orgasmo, pero también durante el nacimiento. De tal modo que las hormonas generadas al dar a luz y aquellas que se desatan locamente al mantener relaciones sexuales son del mismo padre y de la misma madre. Por ello no debemos echarnos las manos a la cabeza si durante la recta final de la preñez  una mujer encinta se dedica a masturbarse ella solita. Salvo que el diámetro de la barriga no complique demasiado hasta el simple hecho de introducirse el dedo en la vagina o el omnipresente y ciertamente obsesivo miedo a lastimar al bebé.

Las que no hayan sido mamás nunca no lo saben, pero a muchas mujeres embarazadas les pica el coño más que a las que no nos han hecho un bombo. No sé qué tiene el embarazo que las vuelve locas y la almeja late cual mandíbula batiente. Es así, lo que ocurre es que no todas lo admitirán. No todas reconocerán que su furor uterino está que trina.

1392292442_4973017c7a_z

¿Pero por qué? El argumento capital es que durante la gestación del bebé que, en breve vendrá a sumarse a la población que habita la faz de este mundo que todavía no sé si vale la pena vivir en él o no, la zona pélvica recibe más circulación sanguínea que nunca. Este es el quid de la cuestión y la razón por lo que la vagina y toda la parafernalia genital adjunta es más sensiblera al sexo. Incluso los orgasmos son mucho mejores que los del resto de las mujeres que no llevamos ninguna semillita en nuestro interior.

A esta gozosa situación fisiológica, hay que añadir el no poco molesto panorama de que la barriga va adquiriendo, semana a semana, unas dimensiones cada vez más voluminosas. Con ello, solo pronunciar la palabra sexo seguida de con penetración, se convierte en un acto poco apetecible, una prueba de malabarismo en toda regla, hasta una proeza logística que ríanse de las pirámides de Egipto.

Además ese pensamiento que se les antoja tanto a papá como a mamá cuando se van a poner con el tema, y a uno de los dos le entra el apuro y agobiado espeta como medio echando la bronca A ver si al final le vamos a hacer daño al chiquito. Padres de nuestros tiempos, mamas primerizas, lo de que el bebé pueda salir dañado de un pollazo es un falso mito, como que el semen engorda, que con un beso puede usted quedarse embarazada, o que usted no puede bañarse en los dias de regla o… ¿se morirá?

Entre una cosa y la otra, las madres andan con las hormonas revolucionadísimas y más salidas que el capullo de un preso, por lo que no dudan en entregarse al maravilloso entretenimiento de la autosatisfacción sexual metiéndose el dedo como si no hubiera un mañana. Cuentan los expertos que durante el segundo trimestre de embarazo la frecuencia masturbatoria es cuatro veces mayor de lo habitual, y en el último trimestre llega a multiplicarse por un escandaloso nueve, el numero de las canciones de esta pelicula impagable.

Para aquell@s que sean más partidarios del sexo oral, este también aporta los mismos provechos dilatadores para la vagina.

Y lo mejor de todo es que tanto una práctica como la otra son sanísimas para el cuerpo. Primero porque permite que la madre de la criatura continúe con su vida sexual habitual, aunque no haya pene de por medio. Además relaja la excitación sexual sobrevenida por su estado fisiológico. Para más INRI, los sexólogos parecen estar de acuerdo en que la masturbación manual dilata considerablemente la vagina, beneficio que sin duda vendrá de perlas a la parturienta en el momento de la verdad.

*Algunas han confesado meterse varios (dedos), que hay que ir haciendo espacio.    

Que follen mucho y mejor.

10 comentarios

  1. Dice ser Alina

    Querida Lilith, ojalá hubiera experimentado ese subidón de libido que mencionas cuando estaba embarazada. Me paso todo lo contrario, y eso que me considero una mujer muy activa sexualmente. Durante el embarazo se me pasaron absolutamente todas las ganas de tener la menor relación sexual, con mi pareja o conmigo misma. No sentía recelo ni rechazo, simplemente, no tenía ya esa necesidad que siempre me había embargado. Tuve relaciones sexuales en este tiempo, con coito, sin coito y con masturbación, y te confieso que fue bastante insulso, osea que me daba lo mismo hacerlo que no hacerlo, y mis orgasmos fueron más ‘light’ en intensidad y duración que de costumbre. Y tardé mucho tiempo en recuperar ese deseo perdido, más allá de la lactancia. Creo firmemente que se trata de una cuestión de hormonas, que en algún lugar de nuestra biología más arcaica, hay un botón que algunas nos dice: “ya has cumplido el objetivo, por ahora no necesitas más”. Por supuesto sé que no nos ocurre a todas igual, y que, como bien dices, otras experimentan un subidón importante de deseo.
    Pero creo que es un poco arriesgado decir que todas las mujeres nos volvemos frenéticas durante el embarazo, no es así, y lo contrario es crear falsas expectativas.
    Lo que sí estoy de acuerdo es que el sexo durante el embarazo es un tabú que hay que derribar, gracias por ayudar a conseguirlo. ¡Un beso!

    29 abril 2016 | 10:00

  2. Dice ser matusalen

    Estás mas salida que el pico de un plancha, date una ducha fria si eso xDDDDD

    29 abril 2016 | 10:22

  3. Dice ser ReynodeNavarra

    Pollazo, coño, almeja… ¡qué güay! Se te ha olvidado poner ‘caca, culo, pedo, pis’ y ya serías la más popular y revolucionaria del portal. Pues nada, la vulgaridad al poder. Cuanto más vulgar… ¿más estremecedor según tú? A lavarse bien las manos, que van al pan.

    29 abril 2016 | 12:12

  4. Dice ser Carla

    Sé por experiencias muy cercanas, que son muchas las mujeres que durante el embarazo disfrutan de su sexualidad con las mismas o más ganas que antes, además de asegurar que sus orgasmos más intensos y memorables, fueron durante a aquellos meses de larga espera.

    29 abril 2016 | 12:48

  5. Dice ser Susana

    El miedo a que a tu pequeñajo le pase algo le tenemos casi todas y todos y mucho más si ya has tenido alguna mala experiencia previa o es tu primer hijo, pero es verdad, al menos a mí me ha pasado, que tenía muchas ganas de tacatá-tacatá a todas horas y que tenía la sensibilidad multiplicada por mil. También puede ser que al estar tan relajada y tan feliz de la vida, pues te apetece más todo, dormir, comer y lo demás.
    Después del séptimo mes hay que darle muchas vueltas al Kamasutra para encontrar la manera de no sentirte como un pavo relleno a punto de ser trinchado, pero la imaginación es poder…

    Taxus, ainsssss, acabo de ver tu pueblo en el tiempo de Telecinco!! Con reportero a pie de playa, de nivelazo. Qué cacho playón, qué solazo, las terracitas. joerrr, a ver si te tiras el chicle y nos invitas a las demás a conocerle-te, jajajajaja

    29 abril 2016 | 15:58

  6. Dice ser Que repugnante Ser

    Hay que ser puerca, marrana y retorcida….

    29 abril 2016 | 16:04

  7. Dice ser Marigüeli

    Taxus que digo yo que como la Pelos, me apuntaba si pudiera hacer escapadita al Norte. Imposible en mi situación actual. Pero, ,jomío, cuando podamos la asturiana, pelillos y yo nos presentamos en tu casa, tenlo por seguro y el pedazo de abrazo que les pegamos desde a Crisrti-canija hasta Susito, pasando por Valvanuz, Rodrigo y Olaya y a la panda.. ni te cuento. Especial , el ab razo digo, A MI picoleto favorito que ya sé que “no pierde el tiempo ” y se tomó muy en serio lo de la demografía al igual que el sobri

    29 abril 2016 | 18:34

  8. Dice ser Taxus

    Palabrotera viene hoy la sita Pepita, oiga. No te estará sentando mal la higrometría de la Windy cityyyy? Verdá verdadera es, que merma la entereza del más pintón, destemplanza y aguachirle hasta en el alma… Vuelve a casa antes que el Almendro, que te noto un poco asténica primaveral.

    Tirarse el chicle dice Susaneitor. Mala essss.Todavía me estoy descojonando con lo que le soltaste al pobre César de las “habilidades sociales justas para tratar con tu hámster”. Lágrimas de risa. Lo que aprendo yo por estos chapatales, gensanta. Invitadas estáis ” las demás” -si no sois buchas- a conocer la inmensérrima y bella playa, faltaría plus. Será por terracitas. Pasa, que conocerme a mí, está más complicao, las cositas como son. Me tenéis que pillar de festejo temático y en 28 Diciembre, para poder colaros como cantaba Mecano -modo: las amigas de mis amigos son mis amigas. Mucho bulto, poca claridad. De otro modo, no posible. Izara bonito pueblo, tiene una hostiaaaaa, no imagináis. Más tetas que las suyas, multitú…

    Al lío. Muy fogosas oxitocinadas. Sí sí sí. Totalmente de acuerdo. Achicharrantes y voluptuosasss Me maravillan los cambios en vuestro body durante la dulce espera y la máxima expresión de beldad a la que llegan algunas partes corporalessss, que me apasionan especialmente. Es-pec-ta-cu-la-res.
    El miedo a despanzurrar al microbio, se te pasa cuando comprendes que hay sitio para los dos. Ejem.

    29 abril 2016 | 18:35

  9. Dice ser Susaneitor (Susana)

    Joerrr Taxus, eso es un sí???? Te tomamos la palabra ya mismo!!! Nos cuelas en tu casa como quieras pero para el 28 de diciembre apúntanos al fiestón que nos disfrazamos de abeja Maya de Regina Do Santos de lo que te salga del trocánter o como se llame lo que dices tú siempre, pero nos tienes allí fijísimo. Te llevamos hornazo jomío!

    30 abril 2016 | 22:51

  10. Dice ser Alabado sea el Señor

    Perra, conocerás el Seol sin remisión.

    Así será-

    07 mayo 2016 | 03:42

Los comentarios están cerrados.