BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Confesiones que llegan demasiado tarde: si tú supieras

Querid@s,

Confesiones que llegan demasiado tarde.

Si supieras que no supimos querernos. Que nadie nos enseñó.

olvidate-de-mi-04

Si supieras que nos quisimos tantísimo que olvidamos querernos bien. Si supieras que cuando se acabó la función, olvidamos que nadie iba a aplaudirnos y que para nosotros, la historia se había acabado. ¿Cómo terminamos así de mal? Sin reconocernos, evitándonos más de la cuenta, repartiéndonos los amigos como dos piratas que se reparten las monedas de un tesoro planeado a medias. Si supieras que sigo esperándote en mi mente cada día en nuestra rinconcito, ese lugar al que juramos volver para encontrarnos si uno de los dos se perdía. Si supieras que el otro día me dolías tanto que fui, soñando que tú ya estabas ahí. Esperándome. Pero no estabas.

Si supieras que tengo el alma desgarrada porque nuestros dos corazones eran mejor que el tuyo y el mío cada uno por su lado. Si supieras que ahora soy un montón de cristales rotos, ceniceros de pólvora marchita que son esos malditos recuerdos, habitaciones que apestan a alcohol barato y a un rencor que nos ha salido demasiado caro.

Si supieras que más veces de las que debería cierro los ojos e imagino que nada ha pasado. Y vuelvo a nuestras primeras noches juntos. Y a nuestros primeros días revueltos y enredados. Noches de verano en las que nos revolcábamos y hasta nuestras entrañas sudaban. Cómo nos resbalábamos juntos mientras nos amábamos enteritos. Mañanas en las que nunca nos olía el aliento y no queríamos salir de la cama. Tardes pegadita a ti como una lapa. Benditas vigilias en las que me leías retales para noches de insomnio, y yo te bailaba desnuda a la luz de una luna tan bandida como el amor que nos teníamos. Esos instantes tan nuestros en los que juramos amarnos para siempre.

Si supieras que sé que no estuve a la altura. Si supieras que mientras te escribo esto te estoy viendo entrar en el mismo café en el que estoy escribiéndote estas desordenadas palabras, y que estás acompañado. Si supieras que aunque tu no me veas, estás muy guapo. Si supieras que veo cómo la estás mirando y no me cabe la menor duda de que estás enamorado de ella. Porque así es como me mirabas a mí. Si supieras que te querré toda la vida, que me maldigo cada día por lo estúpida que fui, que tengo tu olor tan metido en la sien que ya no quiero otro olor que no sea el tuyo. Si supieras que desde que follábamos con tantísimo amor, el sexo ya no tendrá otro nombre que no sea el tuyo. Si supieras que te sigo queriendo, quizás ahora más que antes, quizás más que nunca, porque no te tengo.

Si supieras que nuestra maldita suerte hizo naufragar las naves de nuestros sueños en los escollos de esta puta realidad que es la nuestra. Si supieras que a veces me invento mi mundo y me planto en las islas fantásticas de mi imaginación, en las que sólo mando yo y tú estás siempre. A mi lado, tendiéndome la mano.

Si hubiéramos sabido todo esto…otro gallo nos hubiera cantado.

Que follen mucho y mejor.

9 comentarios

  1. Dice ser As d ♥

    Si lo de la media naranja no existe, Pepita, esto mucho menos, pero tiaaa si leyendo esto dan ganas de mear mermelada…cuando algo se termina, se termina, pq te putearon pq te cansaste o se cansó o pq ha llegado el momento de cambiar de aires, tanta letra amorosa me empalaga, más zumos y menos bla bla…

    Feliz lunes!!!!

    29 febrero 2016 | 10:17

  2. Dice ser Bern

    Magnífica exposición de todo lo que pensamos cuando estamos elaborando un duelo por ruptura de pareja. Es terrible, y suele durar años, pero finalmente se sale de él, eso sí, con la lección aprendida y hasta cierto punto resabiado, pero ya no nos la vuelven a colar doblada: Ni volveremos a idealizar a una pareja jamás de los jamases, ni confiaremos tampoco al cien por cien en ella, ni pondremos nunca más todos los huevos en el mismo cesto.

    Volveremos a amar, es lo más probable, pero de forma mucho más madura y menos ingenua, estando un poco de vuelta de todo y sabiendo que no hay nada ni perfecto ni eterno.

    29 febrero 2016 | 11:54

  3. Que follen mucho y bien,,,,querrá usted decir…..Dios con los junta letras

    29 febrero 2016 | 12:07

  4. Dice ser Carla

    Muchos veces una relación inconclusa desde el punto de vista emotivo, intensa, en la que es tanto lo entregado, lo recibido, la inmensidad de lo sentido en todos los aspectos de la vida, que el desgaste es irreparable y tan enorme, que rememorar el pasado y compararlo con el presente, se hace de forma inconsciente y sin reparar en daños.

    29 febrero 2016 | 12:45

  5. Dice ser Taxus

    Si supiéramos tantas cosas mientras nos van ocurriendo, la vida dejaría de ser una aventura cojonuda para convertise en el guión de una película más.
    El pretérito, vivido, disfrutado y asimilado -con moraleja, de haberla. Punto. Imprescindible para vivir un saludable presente. Sonará poco romántico, ya sé, pero es lo que es. Me aburren las flagelaciones a toro pasado. Muuuucho. Y no me valen. Volver atrás no es posible, luego avanzar, es obligatorio.

    Me llevo el abrazo con palpamientos de la charra más mala de España -mala, desde el afecto- y se lo devuelvo con igual de apretujao,

    Al señor, señora, señoría XXL de la lata, ná que decir. El silencio, también es una respuesta. Cuanto más largo, más efectivo. Comprobado.

    29 febrero 2016 | 14:44

  6. Dice ser Moonligth

    …sin palabras ..

    01 marzo 2016 | 02:35

  7. Dice ser Mantis

    Ay si tu supieras…!!!. Si tu supieras la realidad y el porqué te ha dejado, si supieras lo que pasa por la cabeza del que deja y lo que siente realmente en el momento que te está dejando con buenas palabras y aparentemente con todo el dolor del mundo, incluso dejándote en muchas ocasiones la puerta abierta en un futuro al cual se aferra el dejado como clavo ardiendo mientras sufre…

    Si tu supieras lo que hace la otra persona mientras sufres pensando en ella, y esperas días, meses, años…

    Es más, si tu supieras porqué vuelven en ocasiones esas personas que un día te dejaron en la estacada…y todo lo que ha ocurrido realmente en ese periodo(sea corto o largo…o incluso en ocasiones simultaneo a la relación).

    Si tu supieras todo eso te aseguro que no estarías perdiendo el tiempo en dedicar tan bonitas palabras a algo que ya quedo lejos, y que tal vez solo tenga sentido para ti.

    Pero somos humanos y tenemos la capacidad de soñar, de hacernos ilusiones y de montarnos nuestras propias películas. El tiempo ya se encarga de ponernos los pies en el suelo y cambiar el género de nuestra película, pasando de una de ciencia ficción, a una real como la vida misma. Es entonces cuando descubrimos que mas que nosotros mismos no nos quiere nadie, y quien nos quiere de verdad no se separa de nuestro lado. Al quien se aleja, puente de plata. No merece la pena perder el tiempo pensando en esa persona ni en lo que pudo ser y no fue. La vida sigue y es demasiado corta como para perder el tiempo.

    01 marzo 2016 | 03:56

  8. This is really a wonderful article Confessions arriving too late : if you knew . It reveals how we feels when waiting for someone.

    01 marzo 2016 | 08:16

Los comentarios están cerrados.