BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Días de sexo, amor y primavera

La primavera la sangre altera, reza el dicho. Pólenes y gramíneas se disparan y las consultas de los alergólogos se llenan, sí, pero no todo va a ser mocos, ojos enrojecidos y estornudos. La llegada de la estación en la que todo renace trae consigo un festival de colores, temperaturas más cálidas y días más largos que aumentan las horas de ocio; los cuerpos se sacuden el frío tras meses de invierno y dejan entrever la piel y el personal parece que se pone de mejor humor. En definitiva, el caldo de cultivo perfecto para que los escarceos amorosos proliferen. No en vano la llaman la estación del amor…

GTRES

GTRES

¿Pero hay algo de cierto en esa afirmación? Diversos estudios así lo consideran, y responsabilizan de ello a las hormonas y a la luz, la bendita luz. Con ella se estimula la hipófisis, una glándula situada en la base del cerebro que regula, entre otras cosas, nuestras hormonas sexuales. A más luminosidad, más actividad de la hipófisis, que libera así una serie de sustancias claves en el deseo sexual y el enamoramiento. Aumenta, por ejemplo, la secreción de endorfinas, unos neurotransmisores a los que se conoce vulgarmente como la hormona de la felicidad y el placer. También aumentan la melatonina, la serotonina y las feromonas, estas últimas determinantes en la activación de la atracción y el deseo, así como la dopamina, que se segrega durante el sexo.

La llegada de la primavera implica igualmente un incremento importante de los niveles de la vitamina D, que tras meses de oscuro invierno, se dispara a partir de marzo debido al aumento de las horas de luz. Según un estudio de la Universidad Médica de Graz, en Austria, los hombres con altas cantidades de vitamina D en sangre tienen también un mayor nivel de testosterona, la hormona sexual masculina por excelencia. La consecuencia es un aumento notable de su libido.

En definitiva, un cóctel de química pura que revoluciona nuestros procesos biológicos internos y nos predispone al deseo, al sexo y al amor. No es casualidad que, según la Asociación Estatal de Profesionales de Sexología (AEPS) de España, las consultas sexológicas aumenten considerablemente a partir de la entrada oficial de la primavera. El que no tiene quiere y el que lo tiene malo, quiere mejorar. Otras pruebas son que aumenta la venta de preservativos y, a la par, las enfermedades de transmisión sexual.

Así que lo dicho, estamos rodeados de primavera y el amor nos acecha. Escuchen a sus hormonas y, eso sí, pongan cuidado. Feliz estación.

5 comentarios

  1. Dice ser Lowi

    Es una epoca propicia… la “caida” de laropa, los colores y los olores nos “provocan”
    http://goo.gl/2MZgoH

    06 abril 2015 | 15:23

  2. La primavera, el calor, fuera ropa y ver más carne, aumenta la excitación y el erotismo. Así que esta época es ideal para dar un impulso a los encuentros sexuales, pero eso sí, con protección y seguridad.
    Esta claro, que el buen tiempo, salir a la calle e interactuar con las personas del sexo contrario es el mejor incentivo para el sexo, y si encima se hace con juguetes eróticos para ser más morbosos, mejor.

    06 abril 2015 | 15:38

  3. Dice ser Seducir

    Maravillosa época la primavera, nuestras ganas de ligar y seducir aumentan .

    07 abril 2015 | 10:57

  4. Dice ser Peter

    Y que razón tiene este artículo!

    07 abril 2015 | 20:55

  5. Dice ser Silvia

    Yo desde que es primavera estoy muy alterada. Miren como me pone la primavera: http://goo.gl/14TPqV

    07 abril 2015 | 21:46

Los comentarios están cerrados.