BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Historia de un amor imposible

Se conocieron en lo que hoy se conoce como un afterwork. Sí, ya sabéis, esa suerte de bares a lo Ally McBeal en los que la gente, alguna gente, se va a tomar unas copas o lo que se tercie a la salida del trabajo. Ella no solía ir, pero ese había sido un día duro y necesitaba descargar tensiones. Además, tenía algo que celebrar profesionalmente hablando, algo por lo que había peleado duro y que le había supuesto mucho sacrificio personal. Le apetecía brindar por ello con sus compañeros, compartirlo.

GTRES

GTRES

Él no trabajaba por la zona, pero esa tarde había ido al mismo edificio de oficinas para cerrar un trato con un cliente. Una empresa distinta, tres plantas más arriba. El asunto se demoró más de lo previsto y al final acabó en el afterwork de al lado junto a un compañero y otros tantos de la empresa de su cliente. Iba por el segundo gin tonic cuando ella entró.

No sé quién habló primero a quién ni cómo fue el acercamiento, no me han dado los detalles. Lo que sí sé es que, casi sin saber cómo, acabaron el uno frente al otro, contándoselo todo. Quiénes eran, qué querían, qué les frustraba, qué les dolía. Todo lo que dieron de sí unas cuantas horas y otras tantas excusas. A ambos les esperaban en casa. Y lo que les aguardaba no era una vida gris y anodina, no; sino una vida con amor, con sus claros y sus oscuros, con sus pasiones y sus vacíos. La vida que habían elegido y a la que en ningún caso querían renunciar. Los dos tenían, además, un hijo pequeño de edad casi similar.

Fue solo un beso, al final. Y un largo abrazo. Llovía a cántaros en ese momento, cuando se despedían, pero no les importó. “Sé que al resto del mundo le parecerá una locura, pero quiero a esa mujer y sé que en otra vida sería mi alma gemela”, me dice él. En otra vida, afirma. Pero solo tiene una, ésta, y tuvo que elegir. Ella también eligió, y aunque ninguno se arrepiente, hablan y se escriben periódicamente para saber cómo están, para contarse y apoyarse en la distancia. Para, de alguna forma, seguir queriéndose. Viven en la misma ciudad, aunque no han vuelto a verse. Saben que no podrían soportarlo. Ya ha pasado un año. Y yo, cuando me lo cuenta, no puedo evitar acordarme de aquellas palabras en off de Nick Nolte en el final de El príncipe de las mareas: “Ojalá repartieran dos vidas a cada hombre, y a cada mujer”.

17 comentarios

  1. Dice ser AGATA

    Le entiendo perfectamente y comparto sus vivencias. Es una situación rara, pero bonita, produce ilusión ese “por lo que pudo ser y no fue” y además no queremos que sea….. que quizás se estropee. Es bonito saber que hay alguien con quien puedes contar. Mis “ojeras” al fin lo han entendido.
    Feliz miércoles y mejor semana.

    21 mayo 2014 | 11:12

  2. Dice ser Stewart Cops

    He conocido gente, amigos enamorados que para no complicarse o complicar a los demas, han hecho el esfuerzo de alejarse, hay que ser muy fuerte para conseguirlo, o quiza no estan tan enamorados…

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/05/la-violencia-tiene-muchas-caras-pero.html

    …la dificultad esta en poder dirigir tu vida y no que lo hagan los demas.

    21 mayo 2014 | 11:25

  3. Dice ser El Gran Conejo

    Francamente, de ser verdad esta historia, no dista mucho de la anécdota del marido que, para escapar de la “rutina” (casa-hijos-mujer) y los avatares del trabajo, se va a un bar de “profesionales” (y no, precisamente, a tomar unas copas).

    Si bien, tengo que admitir que la historia es una gran metáfora que ilustra bien muchas de las denominadas parejas “modelnas”; esto es, castigadas con las cargas familiares, tensiones en el trabajo etc. y, en un momento y lugar determinado, se les presenta un “caramelo” para evadirse y sentirse mejor.

    Y, luego, claro: pasa lo que pasa. Y, como acto inconsciente de justificación, lo adornamos con todos los vocablos posibles (que si fue bonito…mágico…especial etc. – ¿sería “bonito, mágico…” si, esa misma persona, en lugar de conocerla en un bar, te levantas cada día con ella y estás bregando con la convivencia las 24 horas?-).

    En pocas palabras, por más adornos que se le quiera poner a la historia ésta no deja de ser lo siguiente: típico mujer (u hombre) que, en un determinado momento, está saturada (o saturado), y, para evadirse de la energía negativa que supone su vida cotidiana (trabajo, vida familiar etc.), no hacen ascos al “caramelo” que se les pueda cruzar por el camino.

    En suma, tal es el nivel de degradación de las relaciones actuales que, tomando la palabras de la autora de este artículos, “ellos hicieron una elección ” (de sus respectivos parejas), y lo hicieron con todas las consecuencias que ello acarreaba (a las duras y a las maduras), pero, sin embargo, en el fondo quieren vivir una vida “liberal” y traicionando la confianza de los suyos.

    Que, ojo, no es una crítica al Blog (que, de otro lado, cuenta historias muy interesantes y dignas para la reflexión), sino que tan solo quiero hacer hincapié en el más que cuestionable “relativismo” de ciertos comportamientos (que, en mi opinión, son impropios).

    PS: Personalmente, no me entra en la cabeza que uno esté pasando una temporada dura de trabajo, estrés o como prefiráis llamarlo y, bajo esta excusa, hacer cosas que son una falta de respeto hacia la persona que tienes al lado y la familia. Y, lo que es peor, pretenderlo minimizarlo con palabras de “adorno” (tales como que fue muy bonito y etc.)

    Sí, quizás tengo una visión algo anticuada este sentido, y menos “modelna”.

    Pero, de una cosa estoy seguro: que, si estuvieseis en el papel de las respectivas parejas de los protagonistas de a historia, o mejor aun, que las parejas respectivas de dichos protagonistas fueran las que realmente vivieran la historia (al revés), a buen seguro, que ya no parecería “tan bonito o mágico”.

    21 mayo 2014 | 11:38

  4. Dice ser nena

    aaaaméen.

    21 mayo 2014 | 12:12

  5. Dice ser JCB

    Mucho más romántico así que dando el paso siguiente…

    21 mayo 2014 | 12:15

  6. Dice ser Theo

    uuuy que peligro..

    21 mayo 2014 | 12:23

  7. Dice ser ruta66

    Es una situación dificil de explicar, pero tú la has descrito de maravilla. Me ha gustado y lo entiendo perfectamente, es como una pequeña parte de la vida de cada uno dedicada única y exclusivamente a la otra persona.

    21 mayo 2014 | 12:53

  8. Dice ser Noa

    Es que hay que ser muy fuerte para tomar ese tipo de decisiones tan rompedoras de acabar un trayecto con alguien y comenzar otro con otra persona distinta. El problema real está, en que sabes que hagas lo que hagas causar daño va a ser inevitable y finalmente el miedo termina por ponernos freno.
    Hubo un tiempo en el que hubiera vendido mi alma al diablo, por alguien a quien conocí. Me hubiera gustado que él tuviera dos vidas distintas en sus manos para poder seguir con la suya anterior, la que no se atrevía a dejar atrás y otra, para empezar de cero conmigo.

    Tema sensible #hoytocadayhundida 🙁

    21 mayo 2014 | 16:07

  9. Dice ser Antonio Larrosa

    Creo que soy el único que piensa que si volviera a vivir desearía volver a encontrar a la misma persona con la que vivo y que cada vez estoy más enamorado. Debo ser de otro planeta por lo que veo en todas partes.

    Clica sobre mi nombre

    21 mayo 2014 | 16:21

  10. Dice ser Estupideces

    Veo igual de absurdo el rollo de “lo que pudo ser y no fue” tan idílico que lo que ha escrito El Gran Conejo.

    A este último le digo que si tanto te satura el trabajo, tu pareja, y demás mamarrachadas es porque algo has hecho mal, porque hay circunstancias y momentos puntuales (mucha gente durante esta crisis lo ha vivido) que hacen que se te tuerzan las cosas, pero no es “lo lógico” ni “lo que pasa siempre”. Lo lógico es que si en el trabajo no te va del todo bien, en otras cosas sí, y tengas unos amigos cojonudos o una pareja que sea lo que necesitas, y no la primera persona que se te pasó por delante y que por “no quedarte solo” has cogido y luego no has sabido parar.

    Igualmente, si no encuentras esa persona que realmente encaje contigo sin tener “movidas” “broncas” y gilipolleces, te quedas soltero y disfrutas de lo que te guste (leer, hacer deporte, etc). Lo que pasa que aquí la peñita es muy cómoda, se coge al primer o primera gilipollas que pasa, luego se aburre de echarle 4 polvos, y se ve anchado y sin ánimos de coger las riendas de su vida.

    Y al post, lo que le digo es que “tan de color” la relación que tienen en sus casas no será, porque si yo estoy bien con mi pareja no tengo carencias y no me fijo en otra persona, no hay otra persona que me haga “tilín” por hablar unos minutos con ella, y mucho menos tener los santos huevos de andar mensajeándote con alguien diciendole a tus colegas que sientes algo por esa persona y esa persona por ti, mientras besas a tu mujer al llegar a casa (tu hijo es otro tema, porque va a seguir siendo tu hijo). Lo normal ahí es que si respetas a tu marido/esposa coges y le dices lo que ha pasado, y que prefieres a la otra persona, y cada uno por su lado. Y si realmente quieres a tu pareja también lo hablas para ponerle una solución a las carencias que tengais, a hacer más cosas juntos o a recuperar esa magia. Vamos, que o se lucha o se deja, pero hay que elegir una cosa u otra y no andar a hacer el gañán tiñéndolo de “historias bonitas”.

    Lo que pasa que es muy cómodo colorear la historia de ese modo en vez de decir “es que la tía me encantó, pero si me arriesgo y luego cuando la conozco de verdad no me gusta nada he perdido a mi mujer y he perdido a la otra tía y me quedo más solo que la una, así que no le echo huevos y me quedo como estoy, que mejor así que solo” y punto.

    21 mayo 2014 | 16:34

  11. Dice ser Ricard

    Buf, siempre despiertas en mi recuerdos preciosos y placenteros. Mi amor imposible siempre fue ella, no hay día que no la recuerde: http://goo.gl/WWUeSj

    21 mayo 2014 | 18:59

  12. Dice ser Doña Francisca

    Primero: Nada es imposible, todo es proponerselo.

    Mi alma gemela, no es mi pareja, pero eso no quita, q yo tenga mis momentos con el, que disfrutemos, q, nos demostremos q seguimos ahí, pero ojo, el miedo y la cobardía, es libre, allá cada cual, hacer el amor pensando en otr@, eso si q es triste, un abrazo y un beso, jajaja, 13 años? RESPETABLE.
    Tengo de todo, q tengo q tengoooo q tengoooo de toooooo…,,,,, muak.

    21 mayo 2014 | 19:33

  13. Dice ser Sicoloco Del Castin De Foolyou

    En los bares no hay que ligar porque hay borrachuzos con la lengua suelta y estropajosa y cuando llegan a casa duermen la mona y olvidan.

    21 mayo 2014 | 22:30

  14. Dice ser Tania

    Pienso que es una situaciòn tal vez linda, por el còmo suceden las cosas, pero por otra parte creo que ellos saben bien lo que quieren y al final terminan siendo simplemente amigos y eso està aùn mejor (a mi punto de vista) Pero en fin podemos hacer mil comentarios a cerca de esto y no terminarìamos jamàs ya que cada uno de nosotros tenemos una visiòn diferente de lo que somos y lo que queremos ser.

    Es una historia que finalmente pudiera pasarle a cualquier persona, he conocido muchas personas que acuden a bares o antros y que a veces sin quererlo o mas bien sin buscarlo llegan a vivir relaciones extramaritales ( que en teoria no es correcto ) pero cada uno tenemos pensamientos diferentes y creo que es bueno respetar las desiciones de cada persona, podemos juzgar a nadie por que no conocemos los motivos que los orillan a actuar de una manera en especifico.

    22 mayo 2014 | 01:12

  15. Dice ser Robertti Gamarra

    Me encantan las historias que levantan el ánimo, que ilusionan, aunque luego no llegue a consumarse, porque ese momento de ilusión revive a la persona.
    http://ow.ly/x7ZxQ

    22 mayo 2014 | 08:40

  16. Dice ser jorge

    Fantástica la vision de la jugada que tienen algunos que se encuentran en un bar y, sin llegar a echar una canita al aire, ya reconocen, sin lugar a dudas, a la persona de su vida.

    Y yo que conozco a mi mujer desde hace casi 25 años y todavía me sorprende, no se si porque no llegué al fondo de ella o porque nunca llegaré pues, como el universo, somos continuamente cambiantes.

    Si las relaciones superficiales fueran ciertas, yo creo que habre dejado atrás a unas 300 ó 400 “mujeres de mi vida”. ¡ coño, que burro fuí!……… sls …….. jorge

    22 mayo 2014 | 13:20

  17. Dice ser Faldo

    En una de las escenas finales de ‘Las invasiones bárbaras’ sucede algo parecido.

    22 mayo 2014 | 13:21

Los comentarios están cerrados.