BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Aftersex (después del sexo), la nueva moda de los selfies

Ya estaban de moda antes de que Ellen Degeneres se hiciera en la pasada edición de los Oscar aquella ya mítica foto que dio la vuelta al mundo, pero lo cierto es que desde entonces, el fenómeno de los selfies, tomarse fotos a uno mismo y subirlas a las redes sociales, se ha multiplicado y ha dado lugar a diversas mutaciones. La última de ellas es la que se ha venido a llamar Aftersex, una tendencia que se extiende como la pólvora, sobre todo en Instagram. Consiste en autofotografiarse justo después de haber mantenido relaciones sexuales y, como no, compartirlo en Internet bajo el hashtag #aftersex.

Aftersex

IMAGEN TOMADA DEL PERFIL ABIERTO DE FACEBOOK DE ‘AFTERSEX SELFIES’

Vamos, lo que me faltaba. Por si no tenía suficiente con ver a algunos/as plastas que inundan las redes con sus autorretratos mientras salen a hacer deporte, cocinan, se beben una cerveza o toman el sol en la playa, ahora tengo que verlos cuando acaban de echar un quiqui.

¿Narcisismo, vanidad, exhibicionismo, necesidad de aprobación, baja autoestima? Vete tú a saber, aunque numerosos psicólogos, sociólogos y psiquiatras coinciden en señalar en torno al fenómeno selfie que, cuando sus protagonistas se pasan de castaño oscuro y rozan lo patológico, detrás suele haber bastante de todos esos ingredientes. Son muchos los profesionales que afirman que un exhibicionismo desmedido suele hablar de personas con una necesidad extrema de reconocimiento y aceptación. Así, al mostrar solo lo que ellos quieren, pretenden, aunque sea de modo inconsciente, construirse una identidad que espera ser validada por lo demás.

Solo hay que echar un vistazo rápido a Facebook para darse cuenta de que algunas personas se empeñan constantemente en intentar transmitir que tienen unas vidas maravillosas y que todo en ellas es bonito. Muchas de estas veces, en cambio, este afán suele reflejar, en realidad, justo lo contrario. No lo digo yo, lo dicen muchísimos expertos, aunque bien es verdad que es un fenómeno demasiado reciente como para que haya estudios en profundidad.

Cierto o no, el caso es que de todas las personas que conozco, las que yo considero más felices son casualmente aquellas que menos cosas personales comparten en Facebook y otras redes sociales. Algún momento especial, alguna noticia o gracieta, y poco más. Aunque ojo, los expertos se refieren todo el tiempo a gente que tira de selfie de forma casi compulsiva. Por ello, no se puede generalizar, eso está claro, pero ya lo dice el dicho: “Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.

23 comentarios

  1. Dice ser Noa

    Me mondo con estas modas de los ‘selfies’…. la de después del sexo es rizar el rizo. En la ofi jugamos a sacar fallos y ‘cagadas’ a los selfies de famosos jejejejejeje. Me da igual que lo hagan famosas que gente anónima, ¡es patético! Pero lo mejor no son las fotos en sí, lo mejor es fijarte bien en qué sale de fondo o qué se les ‘olvidó’ retirar antes de hacérsela…
    He visto fotos de famosas modelos luciendo escote y moreno solarium y detrás de su cabeza un tendal lleno de bragas a cada cual más cutre, un guapo-famosillo que viste de marca y presume de ello, enseñando su tortilla recién cocinada y sobre la encimera los anabolizantes proteínicos junto al aceite de cocina más barato de AlCampo…tengo más 😉

    05 mayo 2014 | 10:59

  2. Dice ser Stewart Cops

    Es triste que en nuestra sociedad haya esa tendencia de reafirmarse continuamente en nuestro entorno.

    05 mayo 2014 | 11:18

  3. Dice ser Fire

    Esa foto no es aftersex… la tía está con ropa interior. El tío parece que le han metido una paliza xDD

    05 mayo 2014 | 11:23

  4. Dice ser Nuevoloquo

    Me temo que para la mayoría un selfie aftersex no tendría el glamour suficiente como para compartirlo …….. lo siguiente será un “wc selfie” … si no existe ya!! :S

    05 mayo 2014 | 11:58

  5. Dice ser meequivoqué

    Bueno por lo menos este fenómeno sirve para rellenar blogs y articulos, aunque yo estos los enfocaría en que para ser creible, primero debería haber foto del acto y luego el Aftersex, el antes y el después, solo faltaria que con una pose y un comentario nos creamos todo, la fe se acabo hace mucho y la imaginación mejor que este para llevarlas a otro mundos, que este esta muy mal.

    Para que no tengamos engaños, primero pruebas. que no vamos a ser más tontos de lo que somos.

    Propongo que los próximos selfies los hagan después de haber vaciado los intestinos, así por lo menos veremos con que caras de felididad y tranquilidad se queda, y poderlas comparar con las de los Aftersex .

    05 mayo 2014 | 12:17

  6. Dice ser vuelve la inquisición, la vida sigue igual

    “exhibicionismo desmedido”

    Quisiera saber cual es el exhibicionismo medido. Cada vez que se da un cambio social en el cual no se participa se tiende a criticarlo, obviamente por los más viejos del lugar.
    Mucha tecnología y mucha “cultura”, pero todo sigue igual, como cuando lo de la minifalda y el bikini.

    Que país!!!!!

    05 mayo 2014 | 12:21

  7. Dice ser putos spamer a tomar por saco

    No sé si eres consciente de que lo que estás haciendo es ilegal, es ciberbulling, deja empaz a la erika esa sea quein sea tontolaba.

    05 mayo 2014 | 12:52

  8. Dice ser Alicia

    Y si no fuera por todos estos patéticos, ¿con qué rellenarías tu esta porquería?. Por cierto, es tan fácil como no buscarlo y no verlo. Yo no veo nada de eso, como no me interesa, ni me molesto.

    05 mayo 2014 | 13:10

  9. Dice ser LolailosLalalas

    Hasta las narices de ‘selfies’, ‘aftersex’ y mierdosos anglicanismos que pretenden ser más ‘cool’, cuando en realidad os hace parecer retrasados. La lengua de Cervantes es muy rica de por sí, como para pretender contaminarla de manera tan burda. A ver si aprendemos: autorretrato o autofoto.

    Respecto a la noticia, me parece muy pero que muy triste que, según acabas el ‘acto’, te dé por coger la cámara y subirlo a la red social de turno para así ganar ‘me gusta’ y ser el centro de atención.

    05 mayo 2014 | 13:22

  10. Dice ser LolailosLalalas

    Muy triste, por no decir patético o algo peor.

    05 mayo 2014 | 13:22

  11. Dice ser Yomismo

    Después de sexo…. ah pero, ¿las mujeres tienen deseo sexual?

    05 mayo 2014 | 13:24

  12. Dice ser Doña Francisca

    Lo d fotografiarse desde q te levantas y liarte a colgar fotos lo veo absurdo, pero ya colgar la foto después de unas friegas, es de cobrar paga al mongolismo.

    05 mayo 2014 | 13:42

  13. Dice ser bea

    jajajjaja

    05 mayo 2014 | 14:31

  14. Dice ser rocio

    y el cachondeo que se va a montar en el face..james franco y seth rogen ya tienen una.

    05 mayo 2014 | 15:15

  15. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Solo alegaré que…Mis novelas no son de santos y vírgenes, pero tampoco de putas y pornografía como algunos van diciendo por ahí. antoniolarrosa.com .

    Clica sobre mi nombre

    05 mayo 2014 | 15:37

  16. LAs Redes Sociales, están haciendo estragos en todos los aspectos de la vida, incluso en la más necesaria privacidad. Subir selfies después del sexo, para que todos vean lo “guay” que lo has pasado (habría que verlo) me da que es una de las modas más horteras del mundo, pero que cada uno haga lo quiera siempre que no afecte a los demás.

    05 mayo 2014 | 15:38

  17. Dice ser Anna Williams

    Me siguen pareciendo más lamentables los anglicismos que están empezando a destruir nuestro idioma por culpa de 4 matados que quieren hacerse notar entre sus conocidos por hablar inglés (aunque la mayoría de éstos solo sepa decir las cuatro expresiones de moda).

    05 mayo 2014 | 18:37

  18. Dice ser jaime ferran

    Pero este post de que va?? de Sexo o de la gente insegura de las redes locales.??????? vaya truñete espera algo mas interesante.

    06 mayo 2014 | 11:31

  19. Dice ser Susú Rame

    Ya lo has dicho tú, hermosa. Mucho presumir de hazañas, ya sea de boquita o ahora con la moda de las fotos del ‘después’… pues ya nos imaginamos que de folleteo poco. Cuando te han metido unos buenos centrifugados de bajos, ni putas ganas de fotos ni de leches. De lo único que te quedan ganas si te han dejado bien contenta, es de hacerte una rosca en su pecho y a dormir en la gloria.

    …Reconozco que pagaría por ver el selfie o como coños se diga de algún pagafantas que conozco, justo después del supuesto casquete… Lo estoy visualizando: él con cara de cómo me lo monto tía y ella colgada de la lámpara muerta de aburrimiento.

    06 mayo 2014 | 12:11

  20. Dice ser Beatriz

    Estas cosas sólo las hacen los poligoneros, incultos y chabacanos de turno. No merecen la pena ni mención

    06 mayo 2014 | 12:53

  21. Dice ser MÓNICA

    Pues a mi me encanta colgar en la red fotos mías lo más picantes posible. ¿Os gusta?: http://xurl.es/a9ndj

    06 mayo 2014 | 15:46

  22. Detesto a quienes quieren estar “enterados” hasta de lo que les trae sin cuidado

    “Siempre procuré sopesar lo que contaba y preguntaba. En lo segundo he llegado a ser tan cauto que luego, a veces, se me ha reprochado desinterés o indiferencia; con esas cosas se ha confundido mi enorme aversión al sonsacamiento. Detesto a quienes lo preguntan todo o mucho y quieren estar “enterados” hasta de lo que les trae sin cuidado. Normalmente es gente que trafica con lo que averigua, que sólo ansía saberlo para relatarlo a su vez, para presumir de estar en el ajo y ofrecer primicias. Su discreción está excluida, es un concepto reñido con su naturaleza. Esas personas no sienten curiosidad pura, no se dan por satisfechas con estar al tanto, no son meramente fisgonas, sino chismosas: recaban información para aprovecharse de ella y transmitirla lo antes posible. Algunas se ganan así el aprecio o la tolerancia de otros: hay individuos insoportables que se hacen un hueco en la sociedad, y tienen amistades, tan sólo porque proporcionan cotilleos y entretienen con ellos. De otro modo serían solitarios, si es que no cuasi apestados. No les queda más remedio que tirar a los demás de la lengua –eso para mí tan odioso–: es su manera de medrar y de ser aceptados.

    Todo esto es viejo como el mundo. Lo que ya no lo es tanto es la proliferación mundial de estos sujetos, la conversión voluntaria de ingentes porciones de la población en eso, en irredentos cotillas. Para empezar, hay una exposición desaforada de lo propio, mezcla de impudor y narcisismo. En Facebook y Twitter la mayoría de sus usuarios relatan y muestran demasiado de sí mismos, a menudo para su arrepentimiento y con consecuencias desastrosas. Hay gente que ha perdido empleos por haber sido exhibicionista o bocazas en estas redes. Hay delincuentes cretinos que han acabado en la cárcel por haberse jactado de sus hazañas en el ciberespacio, la vanidad los ha condenado. Ya hay legiones de jóvenes reclamando el derecho al borrado y al olvido de lo que “colgaron” un día, y lo tienen difícil, ahí todo deja imperecedero rastro. No hay mayor prudencia –al contrario– con lo que se cuenta de los otros. El planeta está lleno de imbéciles que fotografían con sus móviles cuanto se pone a su alcance, y nada les gusta más que captar una imagen inconveniente o prohibida de alguien más o menos famoso. De ellas sacan a veces beneficios crematísticos, y si no, “visitas”. Uno de los frenos o límites tradicionales a la hora de hacer público algo era la consideración del daño que podía hacerse con ello. Lo peor es que la falta de escrúpulos se ha extendido a los medios en teoría serios y responsables. Puesto que han de competir con millones de intrusos, no pueden perder todas las batallas andándose con miramientos.

    Así que sigan sonsacando, fotografiando, contando y “colgando”, pero no crean que no hacen daño a nadie. Empezando por ustedes mismos”.

    Extracto del artículo de

    JAVIER MARÍAS 6 ABR 2014 –

    elpaissemanal@elpais.es

    06 mayo 2014 | 19:16

  23. Dice ser juas

    Es un fenómeno curioso, es como los selfies figurados de la susúrrame, siempre está a vueltas con demostrarnos que tiene vida sexual. Se pensará ella que es muy difícil tener vida sexual satisfactoria, debe de pensar la pobre que el follar es invento suyo y de nadie más. Otra que “disimuladamente” presume de hazañas con selfies verbales o mentales, que nos cuente ella lo que son, me muero de la risa cada vez que leo sus batallas, pobre alma cándida.

    07 mayo 2014 | 12:53

Los comentarios están cerrados.