BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Cuidado con los calentones en las cenas de Navidad de la empresa

Es oficial; hemos entrado de lleno en pleno furor de cenas de navidad. Yo, en concreto, tengo al menos cuatro: la de empresa, la de los amigos de la facultad, la de los compis de mi extrabajo, la de mi núcleo habitual… Y como yo, muchos. Algunas han empezado ya.

Este año la marabunta me pilla tranquilita, con más vocación de público espectador que de actriz protagonista. Será que aún ando recolocando el puzzle, estudiando las piezas, reposando. Y no me viene mal, por otro lado, que para liarla parda siempre hay tiempo y tengo el cupo cubierto para rato. Aunque no voy a negar que, según el escenario, una no puede evitar tener sus expectativas…

GTRES

GTRES

La cena del curro, por supuesto, es con la que hay que ir con más cuidado. Algunas de las razones ya las hemos comentado en este blog, con los inconvenientes o no de liarse con un compañero de trabajo. Pero es que, en este tipo de fiestas, además, el alcohol corre a raudales, el fin del año se acerca y la gente se desinhibe, se envalentona y, a veces, la caga. No hay más que ver las cogorzas corporativas que se agarran en Mad Men (los que no la hayáis visto tenéis que verla, que serie tan maravillosa) y cómo suelen acabar. Siempre hay alguien que sale trasquilado.

Os puede parecer exagerado, pero la realidad a veces supera la ficción. He visto a jefazos perder los papeles con las becarias, a la vista de todos; a directivos que normalmente se odian comerse los morros como si no hubiera un mañana, en mitad de la pista; a un departamento entero pasarse un hielo de boca en boca y al director de recursos humanos recibir una bofetada al pasarse de listo mientras bailaba una lambada.

Que sí, que viva el desenfreno, pero había que ver las caras del personal el lunes siguiente; ya nadie volvía a mirarse igual. Lo dicho, este año, a mirar desde la grada. Y si, a pesar de todo, hay que tirar del donde dije digo digo Diego, pasando de las altas esferas, yo me quedo con el mensajero.

21 comentarios

  1. Dice ser El Soberano

    Yo para estas cosas soy como Torquemada.

    La que se acerque con lujuriosas intenciones, el único fuego que probará es el purificador: ¡A LA HOGUERA!

    xD

    Tonterías las justas, con la pareja no se juega, y mucho menos si es estable o de muchos años.

    Como dice un buen amigo: “No dejes a quien quieres por quien te gusta”

    10 diciembre 2013 | 14:39

  2. Dice ser Susú Rame

    Casi me pongo a dilatar imaginando a los de mi departamento pasándome un hielo, por san Pedro, qué ascazo. El más joven podría ser mi padre y es el que mejor está, los demás os los podéis imaginar. La carne fresca es el chico de UPS, pero como en la oficina para poco, lo justo para dejar un paquete, pues no le invitan, una pena penita pena.

    @Noa, un consejito de vieja por estas guerras, no le eches mucha cuenta a la Pandereta. Se quedó anclada en unos petroleados de bajos y desde entonces le palpita la patata frita. No lo ha superado ni tiene pinta de superarlo a corto plazo, si le das cuerda la tenemos aquí toda la noche filosafando…

    10 diciembre 2013 | 14:46

  3. Dice ser Susana

    NIÑ@SSSSSSSSSS A CENAAAAAAAAARRRRRRRRRRRRR!!!!!

    Post que en tono jocoso cuenta lo que viene siendo la “entrañable” cena de empresa

    http://www.sfameli.com/2013/12/ninssssss-cenarrrrrrrrr.html

    10 diciembre 2013 | 15:18

  4. Dice ser Robertti Gamarra

    Tengo una anécdota muy graciosa, aunque para los portagonistas no tanto, de cuando hicimos la cena de fin de año, hace unos cinco años. Resulta que uno de los jefes tenía un asuntillo con su secretaria, a quien no le había mencionado que estaba casado y en plena fiesta coincidieron, la secretaria le empotró un beso de los suyos y la mujer del caballero se lió a manotazos con la chica. Al final el jefe también recibió lo suyo, y a ninguno d elos dos, ni al jefe ni a su secretaria les volvimos a ver por la oficina despuñes de las vacaciones de fin de año.
    http://goo.gl/NCPrBu

    10 diciembre 2013 | 17:18

  5. Dice ser yo

    Aprendí que con compis no se lia una, que luego malos rollos cuando uno quiere y el otro no… Y ahora trabajo en una ofi de 4 personas y dos son matrimonio, el q queda esta casado y es hermano de la del matrimonio y YO. jajajajajaja. La liariamos parda. En mi anterior empresa vi a mi Director regional diciendole a mi compi de ofi si llevaba bragas o tanga…. imaginaos la cara de ella, sacame de aqui.

    10 diciembre 2013 | 18:02

  6. Dice ser Noa

    No me gustan nada esas cenas y si puedo me escaqueo con excusas concienzudas y preparadas con antelación. En esas cenas o comidas, los ‘pulpos’ del departamento se escudan en el champán para darte la noche y los compañeros que normalmente son ‘soportables’ ese día pasan a estar muy in ¬¬ Los casados son los peores esa noche es ‘su noche’ para triunfar y echar un polvo fuera de casa si no es con alguien de la ofi, con alguna que nos encontremos por el camino. Puede llegar a cualquier hora y en las condiciones que sea, cheque en blanco a la diversión, un plastazo.

    # Susú Rame

    Muchas gracias por el consejillo 😉

    10 diciembre 2013 | 18:24

  7. Dice ser Mi Jefa

    En mi empresa cada año hay más puterío en la cena de Navidad y yo tengo la suerte o la mala suerte que mi Jefa está muy buena http://xurl.es/ch3vj No me importaría que este año se emborrachara y me diera un buen revolcón 😉

    10 diciembre 2013 | 23:52

  8. Dice ser Dark shadow

    Creo que cada uno sabe los pros y los contras de un calentón, puedes encotrar el amor de tu vida o encontrarte en la calle de un día para otro, l tensión sexual no resuelta en la oficina s malo resolverla con una copa de mas en una cena de empresa

    http://www.lunaenpapel.blogspot.com

    11 diciembre 2013 | 04:59

  9. Dice ser Carla

    Este año me la salto, y me voy a cenar con mi pareja, y luego calentón y cama.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    11 diciembre 2013 | 07:39

  10. Dice ser Doña Francisca

    Nunca digas de este agua no beberé este cura no es mi padre y esta polla no me entra,pero hoy x hoy seria lo ultimo,liarme con un compañero,ni fiestas navideñas,ni na,q horror.

    11 diciembre 2013 | 09:22

  11. Dice ser Izara

    La típica comida navideña con toda la gente del trabajo es un rollazo. No le encuentro sentido a cenar o comer con la gente amiga mezclada con los que no te caen bien y encima ponerles buena cara a todos porque es Navidad, eso no me va.
    No lo hago en mi vida diaria, mucho menos lo voy a hacer por compromiso laboral. Nos reuniremos los compañeros que mejor nos llevamos para tomarnos unas tapas en plan tranqui, todos tenemos familia y no nos sobra el tiempo, nos desearemos felices fiestas y hasta el año que viene.

    -Se puede probar un perfume en la tienda, bañarse en él, incluso bebérselo en palanca a ver si está rico, ejem ejem, pero nunca podrás saber cómo huele sobre una piel determinada, si no tienes al interesado cerca para comprobarlo.
    Eau Sauvage Extrême de Dior tiene un olor difícil de olvidar y sobre ciertas pieles exquisitas, es droga dura y adicción per tutta la vita.

    Churri, podría ser mujer? novia? pareja? No hace falta ser Séneca para imaginarlo….

    11 diciembre 2013 | 10:40

  12. Dice ser MARTA

    Los calentones de cenas de empresa son peligrosos, liarte con un copañer@ puede ser muy perjudicial. Lógico que al final algunos hombres, al final de la fiesta, prefieran pagar un rato de sexo y así no tienen luego problemas a la mañana siguiente en la oficina

    Dulces y Bellas

    11 diciembre 2013 | 10:45

  13. Dice ser Viajero Bloguero

    ¿Cenas de Navidad? En Cádiz la gran mayoría de las empresas ya no tienen cena de Navidad, y si se hace, se la pagan los trabajadores 🙁

    11 diciembre 2013 | 11:47

  14. Dice ser Noa

    # Izara

    Ningún perfume huele igual en el frasco que sobre la piel y tampoco huele igual en una persona que en otra.
    Por bebérmelo no tengo interés, por ‘comerme’ a quien huela como a mí me guste por supuesto.

    Churri: mujer, novia, pareja, me lo apunto.

    11 diciembre 2013 | 13:28

  15. Dice ser Alejandro

    Esas cenas son insoportables, todas las guarrillas del curro están de subidón y ya se sabe… pasando

    11 diciembre 2013 | 16:31

  16. Dice ser El Zurriago

    No soporto ese tipo de cenitassss. Siempre me lo monto para que no me toque ninguna. Siempre me pilla mal, o pierdo el avión de vuelta al hogar -la Navidad es sagrada pa’mí y todos los que curran conmigo lo saben- o resulta que me tengo que ir la víspera a una reunión urgentísima y ya no va a poder serrr, lo que sea por no ver la parte más torrentera de algunos a los que tengo que aguantar por contrato. Ese momento gorrito colorido, aliento a perros muertos y matasuegras que se te mete en el ojo, jajá qué risas, no se ha hecho para mi temple. Se me empiezan a disparar los resortes y me pongo de los putos nervios. No sé disimular y en el careto se me nota tela, cuando algo me la bufa de mala manera. Siempre como, ceno y follo con quién se me pone de los mismísimos kiwis -no necesariamente en ese orden- pues en Navidá lo mismito, oiga.
    Con las apañeras de trabajo, only trabajo, que si a alguna para aguantarla tengo que hacer meditación trascendental y tomarme dos cajas de valerianas, después de un hipotético polvorón navideño, me veo pidiendo el traslado a Tierra de Fuego para dedicarme al estudio del hábitat del castor americano.

    **Panderetuca de mis entretelas, ya te hiciste la pedicura que te recomendé este veranito pasao en eses pieses de elefanta que tienes, hija mía? Te ha llevao tu tiempito…Un garrulo te hacía a ti mucha farrrtita, mi arma, paque te metiera hasta miedo de lunes a domingo. Tó seguido, sin parar, bombeo rotodinámico ininterrumpidooooo, hasta conseguir un efecto relaxing bajos fondos totaaaaal.
    Un besito, tesoro, que te veo y no te veo, tás pre-navideña te lo noto, porque pre-menstrual, yaaaa, va a ser que no.

    **Noa, utilizo sieeeempre Petit Cheri de Legrain y cuando me pongo cañero, un chorretassso de Varon Dandy y me las tengo que quitar de encima a guantás, es una cosa….

    **Churri podría ser mujer, sip… Izara, bonito pueblo.

    11 diciembre 2013 | 16:42

  17. Dice ser Noa

    #El Zurriago

    ¡Benditos los ojos!

    Bombeo rotodinamico…jejejejeje

    Entre Petit Cheri y Varon Dandy, me quedo con Sauvage by Dior….¡me dieron una muestra! uuuuuhmmmm…….. ¬¬

    12 diciembre 2013 | 09:57

  18. Dice ser Libélula

    Pos este año me libro por falta de curro. Pero algunas del Gym, y cursillos mil, se empeñan en ‘arrejuntar’ a todas las ovejas y alguna que otra cabra y cabrito, como no! jia jia. Paso.

    Solo tendré que lidiar con la familia, que no es poco.

    12 diciembre 2013 | 10:51

  19. Dice ser cacharel

    Me gustan esas reuniones. En mi agencia somos sólo 11 personas y nos llevamos muy bien. A lo largo del año nos reunimos en otras ocasiones y la comida de navidades es otra ocasión para vernos fuera del trabajo de forma más relajada.
    Después cada uno tiene su vida y amigos, pero está bien un encuentro distendido de vez en cuando, ayuda a relajar las tensiones del día a día, aunque el sexo no entra en mis planes y estoy segura que tampoco en los de ninguno de ell@s.

    12 diciembre 2013 | 12:50

  20. Dice ser Valeria

    Por regla general me han aburrido bastante ese tipo de reuniones, aunque a alguna he asistido y he pasado el rato, pero por supuesto mirando los toros detrás de la barrera, porque conmigo nunca ha ido unido el dar el espectáculo y menos cerquita o “con” los jefes, eso luego suele pasar factura y en ocasiones con intereses demasiado altos. Prefiero las cenas con los míos en ambientes más tranquilos y sobretodo este año con mi familia.

    12 diciembre 2013 | 15:40

Los comentarios están cerrados.