BLOGS
Efemérides Efemérides

"La historia no se repite, pero rima" Mark Twain

Un 15 de febrero fue hundido el acorazado ‘Maine’, las tropas japonesas tomaron Singapur y nació Galileo Galilei

USS Maine.

Hundimiento del Maine en La Habana en 1898. (DOMINIO PÚBLICO)

Un 15 de febrero, en 1898, el acorazado USS Maine fue hundido en el puerto de La Habana (Cuba). El buque había sido enviado a la ciudad en enero de ese mismo año para proteger los intereses estadounidenses en el país durante la guerra de Independencia cubana. Durante la noche de aquel 15 de febrero, una explosión en la nave acabó con las vidas de 260 hombres, enviando al acorazado al fondo del mar. El gobierno estadounidense acusó a España del ataque, estallando la guerra entre ambas naciones dos meses después.

También un 15 de febrero, en este caso de 1989, la Unión Soviética retiró sus tropas de Afganistán después de una larga guerra en el país asiático. El conflicto había comenzado en diciembre de 1979 y había debilitado progresivamente a la URSS, que no había conseguido imponer la paz en la inestable nación. Ante el creciente descontento popular con respecto a la guerra, Gorbachov anunció a mediados de 1987 que las tropas soviéticas empezarían a ser retiradas. El conflicto costó la vida a más de un millón de personas, pero la retirada soviética no significó sino la continuación del conflicto sin la implicación de la superpotencia.

Galileo Galilei.

Retrato de Galileo Galilei por Giusto Sustermans en 1636. (DOMINIO PÚBLICO)

Asimismo, en 1942, Singapur cayó bajo el control de las tropas japonesas en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. Apodada la “Gibraltar del Este”, el asentamiento era una importante base militar británica en Asia. Los ingleses confiaban en las capacidades defensivas de la ciudad, que finalmente fue atacada el 8 de febrero. Singapur solo fue capaz de resistir el embiste japonés durante una semana, después de la cual se rindió ante el ejército nipón. A día de hoy, la de Singapur representa la peor rendición británica de la historia, con alrededor de 85.000 hombres hechos prisioneros de guerra.

Además, en 1564 nació en Pisa (Italia) el astrónomo y matemático Galileo Galilei, quien jugó un importante papel en el desarrollo de la revolución científica acontecida durante el Renacimiento. Galilei está considerado el “padre de la astronomía observacional” por trabajos como la confirmación de las fases de Venus, el descubrimiento de las cuatro mayores lunas de Júpiter y por la observación y el análisis de las manchas solares. Defensor del heliocentrismo (teoría que situaba al Sol en el centro del Sistema Solar), fue perseguido por la Inquisición romana a principios del siglo XVII. Murió en Arcetri (Italia) en 1642.

4 comentarios

  1. Dice ser repress

    Galileo, después de tanto tiempo, este mundo sigue sin moverse. Eppur si ferma!!!

    15 Febrero 2016 | 11:02

  2. Dice ser Miklos

    Se hundió el Main? así sólito?

    Jajajaja decid la verdad coño, fue USA quien hundió su propio acorazado para culpar a España entrar en conflicto y hacerse con el poder de Cuba.

    http://interestrellado.es/

    15 Febrero 2017 | 09:17

  3. Dice ser Psmith

    Cuesta creer que un periódico español dé a estas alturas una versión del hundimiento del Maine que pretende ser neutra, pero es algo que no vale cuando está demostrado y admitido hasta por EE.UU. que fue un accidente interior del buque y existen serias dudas de si fueron los propios EE.UU. los que lo provocaron para poder declarar la guerra a España. Ha sido una táctica empleada con frecuencia por los EE.UU. (false flag): hundimiento del Lusitania, incidente del golfo de Tonkín, guerra de Irak y no se descarta incluso Pearl Harbor.

    15 Febrero 2017 | 10:06

  4. Dice ser Psmith

    Se me olvidaba. Que el Maine iba con la intención de provocar la guerra ya lo dice el hecho de que no pidió permiso a las autoridades españolas para atracar en La Habana, algo sin precedentes salvo que la intencionalidad sea claramente hostil.

    15 Febrero 2017 | 15:39

Los comentarios están cerrados.