Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

Entradas etiquetadas como ‘jose borrel’

Boyer, “rasputín” de Zapatero:
¡Qué peligro!

Muy desesperado debe estar Zapatero cuando le pregunta a Boyer -el resucitado patrono de FAES, sí, ¡el de Aznar!- cómo salir de la crisis.

Es decir, que el presidente del Gobierno socialista -así, como lo oyen- tiene hilo directo con Boyer, el de FAES, la Fundación del pinocho del 11-M, José María Aznar. Sí, que Zapatero llama a Boyer y le consulta. Y viceversa.

De Boyer me lo creo todo, pues no es la primera vez que se cambia de acera, o de chaqueta, y deja tirado a su protector (como hizo con Felipe cuando se pasó al bando o a la “banda” de Aznar). Pero de Zapatero… No se. No conozco de cerca su historia.

¿Acaso no huele Zapatero el peligro de los chaqueteros y halagadores profesionales?

¡No me lo puedo creer! Y, sin embargo, es cierto.

¿Cómo ha podido escalar de nuevo Miguel Boyer los peldaños del Palacio de la Moncloa?

Los caminos del señor son inescrutables, pero los de Boyer -un falso alto- se reconocen a la primera. Basta con seguir las miguitas de pan que va dejando cuando se aleja temporal y engañosamente del Poder. Así puede regresar al Poder sin perderse por el camino.

Ahora les propongo que sigamos la migajas de pan que ha dejado Boyer por el bosque, tan pantanoso, del Poder….

Miguel Boyer fue superministro de Economía y Hacienda -nunca vicepresidente, ¡ay, esa espina!- con el presidente Felipe González y con Juan Luis Cebrián, todavía director de El País, y contra el vicepresidente Alfonso Guerra.

Boyer tuvo como secretario de Estado de Hacienda a José Borrell, después de destituir, a traición, con el puñal de los pecaminosos pagarés opacos del Tesoro, a José Victor Sevilla, el hombre que hizo la histórica reforma fiscal de la Democracia con Paco Fernández Ordóñez.

José Borrell fue más tarde ministro de Obras Públicas (hoy Fomento) con Felipe González y tuvo como secretaria de Estado nada menos que a Elena Salgado.

Y Elena Salgado es hoy la vicepresidenta económica del Gobierno de Zapatero.

¡Ay! Elena, Elena!

¿Qué has hecho facilitando ese contacto diabólico entre Boyer y Zapatero?

Sólo me queda una esperanza: Que Sonsoles no es del estilo de Isabel Preysler de Boyer para irse juntas a tomar copas por los salones de la corte … En Sonsoles Espinosa puede estar nuestra salvación.

Después de conocer la fascinación instantánea que ha ejercido Miguel Boyer Salvador sobre el pobre Zapatero (¿qué les dará?) , ahora sí me creo ese rumor de que Sonsoles (la segunda dama) le ha cantado las cuarenta al presidente del Gobierno para que no piense siquiera en presentarse a las próximas elecciones a la Moncloa.

Zapatero debe estar en las últimas… o desconoce la historia reciente de España. Me recuerda a un desesperado emperador romano arrastrándose hasta la cueva de la Sibila para preguntar por su porvenir.

Por favor: que vuelva el ex ministro Jordi Sevilla a darle a Zapatero unas cuantas lecciones urgentes de Economía, en dos tardes, antes de que sea demasiado tarde y la influencia diabólica neoconservadora aznarista de Boyer Salvador (lo de Salvador no lleva doble intención, sólo es su segundo apellido) lo deje turulato.

Eso fue lo que hizo, con cierto éxito, con el pobre Felipe Gonzalez cuando le cautivó, enseñándole a comer con pala de pescado (de plata, por supuesto) por los salones de la burguesia republicana, conocida entonces por los fundadores de CAMBIO 16 como “beautiful people“. Si el insigne Enrique Sarasola (el empresario que siguió a Felipe) levantara la cabeza, le daría un ataque de risa… o de llanto.

¿Qué pensará José María Ruiz Mateos -“¡que te pego! ¡leche!”- cuando se entere de que su perseguidor Boyer, el expropiador de RUMASA -lo que nos costó a todos un ojo de la cara-, cabalga de nuevo a lomos del poder declinante de Zapatero?

¿Y qué pensará Aznar de su patrón de FAES a quien cautivó, en 1992, cuando aún andaba en brazos de Felipe González?

Del rencoroso Aznar se pueden decir muchas cosas pero no que sea tonto. En 1992, le echó este piropo a un decaído Boyer:

“Boyer es la mejor cabeza del socialismo español”

Dicho y hecho. Boyer se derritió y, al instante, cambió los brazos de Felipe por los de Aznar.

¿Te enteras, Zapatero?

Dime con quién andas y te diré quien eres…

Anda, pues, con cuidado que el que avisa no es traidor.

P.S.

Ahora ya saben por qué el Consejo de Administración de Red Eléctrica -la propietaria de la red de alta tensión de España– reunido el pasado 14 de abril -qué gran día de aniversario para la oligarquía republicana de la beautiful peoplenombró consejero -bien pagado, naturalmente- a don Miguel Boyer Salvador.

Anden con ciudado: Boyer cabalga de nuevo.

Los Ecos de Sociedad se ocupan, hasta la saciedad, de Isabel Preysler de Boyer y los 16 cuartos de baño de su chalet. En cambio, aquí, en Ecos de Sociedad Anónima, nos ocuparemos de los egos, no tan anónimos, de las empresas públicas (en el buen sentido de la palabra) y privadas .

No hemos hecho más que empezar…

—-