Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

Entradas etiquetadas como ‘deuda españa ZP IPC desempleo rescate’

¡La Bolsa o la Vida, o intervenimos!

¡Qué felices eramos cuando el único indicador político-económico que seguíamos era el IPC! Además, como había bastante inflación y eramos un país en vías de desarrollo, ver que bajaba -bajaba y bajaba- producia una enorme ilusión, aunque daba pena ver la bajada reflejada también en las nóminas. Lo mismo ocurría con el precio del dinero y la cotización del dólar. El primero bajaba y el segundo se mantenía y, a veces, nos daba un susto.

Pero hoy, desde la caída de Lehman Brothers, los medios de comunicación nos han hipnotizado y adoctrinado con que lo único que debemos mirar, para tener una imagen “fidedigna” de lo que ocurre, y comprar sus webs y periódicos, es: la Bolsa (el Ibex 35 en España y el Dow Jones) y la prima de riesgo de nuestra deuda en relación con la alemana. Por supuesto hay que seguirlos diariamente.

¿Y para qué? Pues la verdad es que creo que lo hacen para fastidiar. En cuanto se pase la racha de esta crisis -que durará algo más de lo deseable- volverán a centrarnos con el IPC y el barril de Brent. ¡Supongo!

La Bolsa nos indica como va la cotización de algunas empresas representativas del PIB, ciertamente, pero de una forma inconexa. No sabemos si suben o bajan porque van bien o mal, o si es el reflejo de unas operaciones especulativas hechas a vencimiento, o de un rumor, o de que tocaba, simplemente.

La prima de riesgo es el diferencial de tipos de interés de la deuda de un país con respecto a otro. Y, claro, en el euro nos comparan con la rica Alemania. Pues bien, esta prima de riesgo es el reflejo de la presión de Merkel y Sarkozy, y de los que mandan en Europa, cuando quieren que Zapatero acelere un Plan o una reforma “esencial” para nuestra economía.

Claro, que los periodistas hablan de la “presión de los mercados financieros internacionales”. Esos mercados financieros internacionales lo componen muchas entidades financieras “independientes”, pero solo “mandan” unas pocas. ¿Quiénes? Pues BNP Paribas, Deutsche Bank, los bancos centrales, el Banco Central europeo, etc…, que con una llamadita de Monsieur Sarkozy o Frau Merkel, o de sus ministros/as, solo compran deuda española a precios más o menos altos, según haya que “meter caña”, o no, a ZP. ¡Así es la vida!

¿Intervendrán a España, como vaticinan hoy, a la limón, P.J. Ramírez desde El Mundo o Juan Luis Cebrían desde El País (¡qué coincidencia!), mientras Rajoy aplaude y ZP aprende? Pues no es muy probable, pues ello pondría en jaque al Euro y, por lo tanto, a Alemania y a Francia. España es la 4ª economía de la UE (y la 9ª del mundo), y los fondos de pensiones de los alemanes y de los franceses contienen grandes cantidades de deuda española, sobre todo hipotecaria (!!!!). Además, España es un importante mercado para sus exportaciones. Así que no se atreverán! Recuerden, cuando nos comparan, que Irlanda y Portugal tienen un PIB equivalente a 1/6 el de España.

Los únicos problemas reales que tenemos, aunque muy graves, son: el desempleo (4,1 millones de parados) y la deuda privada de particulares y empresas de más del 200% del PIB (2,7 billones de euros). El primero no se resolverá mientras no crezcamos a un ritmo superior al 2%, y el segundo solo se arreglará refinanciando a las Cajas y Bancos (y aparece de nuevo el problema de la prima de riesgo), siempre que estos mejoren sus ratios de solvencia. En este último sentido, el Banco de España ya ha ayudado con una nueva regulación en materia de provisiones, que ha pasado desapercibida pero que resulta una utilísima y extraordinaria ingeniería contable. ¡Pero mientras valga: bienvenida sea!