Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

Entradas etiquetadas como ‘ceim’

Hijos pijos, nietos pordioseros:¡qué bien!

Entramos en la modernidad. “Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros” fue la cita elegida para encabezar este nuevo blog que nació ayer. Y ayer mismo, sin mediar telepatía, nos encontramos con este titular, tan expresivo, en la portada de 20 minutos Madrid y con la información de Octavio Fraile, que copiamos y pegamos a continuación para aviso de navegantes y para que conste en nuestro archivo. Por fin, hay en España movilidad económica y social hacia abajo y no sólo hacia arriba. ¡Qué bien!

El presidente dela Camara de Comercio, Salvador Santos Campano (en la foto), ha planteado la necesidad de planificar el relevo generacional en las empresas familiares a través de un plan de sucesión ordenada.

Lo tiene crudo. Sobretodo si lo que pretende es que la dirección y/o la propiedad las empresas familiares siga pasando de padres a hijos y a nietos y a tataranientos, sin más ni más. De eso nada, monada. Eso es lo que ha venido ocurriendo en España en los últimos siglos (quizás milenios) que precedieron a la emergencia de la meritocracia y de la clase media.

Según nos demuestra el estudio sobre la empresa familiar, patrocinado por su Cámara de Comercio y por la CEIM, el 90% de las empresas familiares de Madrid se hunden con los nietos.

¿Debemos reir o llorar por los pobres nietos que se quedan sin apenas herencia para seguir siendo pijos?

El asunto tiene mucho fondo y estoy convencido de que dará lugar a más de un comentario de los Azarías que participan en este blog.

Desde hace siglos, la movilidad social fucionaba, con cierta flexibilidad, desde abajo hacia arriba y, sin embargo, apenas funcionaba, o lo hacía con gran rigidez, desde arriba hacia abajo. Vamos, que era muy difícil ver a un hijo de notario o de terrateniente convertido en peón de albañil.

En cambio, era más fácil ascender en la escala económica y social desde abajo hacia arriba. Hijos de peones de albañil o de guarda agujas de la Renfe en León podrían llegar a millonarios. Ahí está,por ejemplo, el hombre más rico de España, Amancio Ortega, dueño de Zara, del que hablaremos aquí pronto y con más detalle.

Las mujeres lo tenían mucho más fácil (sin ser machista) pues podían convertirse en ricas señoras por vía, digamos, matrimonial.

¡Viva la movilidad económica y social desde arriba hacia abajo!. Aumentará, así, la igualdad de oportunidades para los que ahora inician su carrera a la pata coja y tienen que competir con los que nacen en moto…

(Continuará…)