Cuidados del cordón umbilical

Después de la publicación sobre los primeros días en casa hemos recibido muchas sugerencias para profundizar sobre el cuidado del cordón umbilical. Esperamos que en el post de hoy dejemos resueltas las dudas que os han ido surgiendo.

Qué es el cordón umbilical

El cordón es un conducto que une al feto con su madre a través de la placenta. Está compuesto por unos vasos sanguíneos recubiertos por una sustancia gelatinosa. Sirve al feto para recibir nutrientes y oxigeno a lo largo del embarazo, lo que le permite ir creciendo y desarrollándose.

Por qué hay que cortar el cordón tras el nacimiento

El cuidado del cordón comienza inmediatamente después del nacimiento, momento en el que se clampa y se corta para desconectar al recién nacido de la placenta. El clampaje del cordón suele demorarse unos segundos tras el nacimiento del niño, lo que permite el retorno de un mayor volumen de sangre al bebé. Este pinzamiento retardado se debe realizar tras evaluar que el recién nacido está estable y no requiere una reanimación inmediata.

Este procedimiento debe realizarse con material estéril y por un profesional sanitario, lo que disminuirá el riesgo de infección del cordón. Estas acciones sencillas suponen los primeros pasos para un correcto cuidado.

El cuidado diario del cordón umbilical 

Tras los cuidados iniciales comienzan ya en el hospital los cuidados que habrá que mantener en casa.

En épocas anteriores el cuidado se realizaba con soluciones antisépticas (alcohol, clorhexidina, …) que pretendían disminuir las infecciones del cordón provocando una cicatrización más rápida del mismo. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que en países desarrollados en los que existen unas condiciones higiénicas adecuadas basta con la limpieza diaria con agua y jabón con secado posterior.

Al decir limpiar nos referimos a frotar suavemente con agua y jabón la superficie del cordón umbilical. Repetimos, frotar. Hay que recordar que el cordón no tiene terminaciones nerviosas y por tanto no duele al tocarlo. Podéis quedaros tranquilos, no estáis haciendo daño a vuestro hijo.

Debido a que debéis emplear agua y jabón, esta rutina diaria se suele hacer durante el baño del niño. No pasa nada porque sumerjáis el cordón umbilical, lo importante es que después del baño lo sequéis bien.

Tras la limpieza diaria podéis optar por dejarlo al aire o cubrirlo con una gasa limpia enrollada por debajo de la pinza del cordón. Es recomendable cambiar el pañal con frecuencia para que no se moje con pis ni se ensucie con las deposiciones del bebé.

En este vídeo puedes ver un ejemplo práctico de cómo se hace:

En resumen, estas son las recomendaciones para el cuidado diario del cordón umbilical:

  • Lávate las manos antes de empezar.
  • Limpia la zona del cordón umbilical con agua y jabón y sécalo bien.
  • Puedes envolver al cordón con una gasa limpia y seca o dejarlo al aire.
  • Cambia frecuentemente el pañal de tu hijo.

Si todo va bien, lo normal es que el cordón umbilical se desprenda entre los 5 y 15 días de vida. En caso de que veas que se retrasa su caida consulta con tu pediatra.

img_0015

Aspecto de un cordón umbilical normal en fase de cicatrización. Lo habitual es que se vaya “secando” hasta que finalemnte se desprende.

Signos de alarma

La complicación más frecuente y que preocupa tanto a padres como a pediatras es la infección del cordón umbilical, de ahí la importancia de su cuidado. Su nombre técnico es Onfalitis. Cuando un cordón se infecta requiere tratamiento con antisépticos y en ocasiones con antibióticos (algunas veces intravenosos).

Estos son los signos de alarma que nos tiene que poner en alerta:

  • Cordón umbilical con mal olor.
  • Secreción amarillenta.
  • Enrojecimiento de la zona del ombligo.
  • Sangrado persistente (a veces el cordón sangra un poco al desprenderse).
  • Retraso en la caída.

En caso de que detectes alguno de estos signos consulta con tu pediatra.

 

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Nanyely Serra

    Hola Chicos! Mil gracias por compartir su sabiduría con nosotros. Podrías porfi ilustrarnos sobre los cólicos del recién nacido.
    Saludos!

    25 octubre 2017 | 10:25 am

  2. Hola Nanyely!! Muchas gracias por tu comentario. Esperamos poder hacer pronto una publicación sobre los cólicos del lactante. Tomamos nota…

    25 octubre 2017 | 12:10 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.