Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘Ursula K. le Guin’

14 libros para darte un bibliofestín en la Feria del Libro de Madrid (#FLM18)

Madrid siempre destila literatura, pero cada año entre el 25 de mayo y el 10 de junio sus arterias bombean tinta. Es la Feria del Libro de Madrid, y su epicentro el parque del Retiro, donde un descomunal biblioenjambre de libreros, editores, autores, libros, agentes, distribuidores y bibliófagos de todo pelaje se entrega a una actividad libresca frenética, de la que reginaexlibrislandia es parte activa.

Aunque a poco bibliófilo que uno sea la FLM18 es una auténtica bibliobacanal de la que es muy difícil irse de vacío, la avalancha de lectores salivando y de títulos a la vista puede colapsarle la bibliofilia a cualquiera.

Por eso he preparado una selección de títulos con cuya adquisición y lectura es muy difícil errar el bibliotiro.

¿Listos? Pues van los catorce libros para darte un bibliofestín en la FLM18, según Regina ExLibris:

  • Ficción Internacional. La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey. Mary Ann Shaffer & Annie Barrows. Salamandra. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey. Mary Ann Shaffer. Salamandra. Traducción: M.ª Cristina Martín Sanz. En el invierno de 1946, los londinenses retoman sus vidas desde los escombros de su ciudad tras la II Guerra Mundial. Entre ellos, la escritora Juliet Aston, que mientras busca un tema para su nuevo libro recibe la carta de un desconocido de las islas del Canal a cuyas manos llegó un volumen sobre Charles Lamb que le perteneció. Así es como Juliet descubre La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey y de sus estrambóticos y entrañables miembros, a quienes la bibliofilia compartida hizo más llevadera la ocupación nazi y los horrores de la guerra. Juliet no tardará en viajar a Guernsey, donde además de inspiración encontrará su destino. Un delicioso, magnético y divertido relato en el que Shaffer da una lección de vida, de amor a la literatura, de sentido del humor y de saber hacer.

  • Ficción en Castellano. Como la sombra que se va. Antonio Muñoz Molina. Seix Barral. El 4 de abril de 1968 un tal James Earl Ray asesinó a Martin Luther King y conmocionó a medio mundo. En su huida hacia Angola, el prófugo Ray hizo una escala de diez días en Lisboa, y es sobre esas coordenadas sobre las que Antonio Muñoz Molina, que ya dejó su biblioimpronta lisboeta en la colosal El invierno en Lisboa, proyecta una trama trepidante, lúcida y conmovedora, cargada de claroscuros y de miradas al pasado, con la que disecciona el magnicidio y recrea la mente y la odisea de un asesino que, aunque lo intentó y creyó haberlo conseguido, no pudo masacrar un sueño de libertad. Original, apasionante y reveladora novela en la que Muñoz Molina destila entre líneas su obsesión por la turbia figura de Earl Ray, por la ciudad de Lisboa, por la memoria y por el oficio de escritor. Una grandísima novela de principio a fin.

Como la sombra que se va

  • Humor. El asesinato de mi tía. Richard Hull. Alba. Si quieres echarte unas risas de libro El asesinato de mi tía es, sin duda, tu opción. Edward Powell es un solterón empedernido, con la autoestima destada y lo que el cree que es una sensibilidad de lo más artística, con una tortuosa querencia a sentirse humillado y dudosamente perspicaz. Vive en Gales, que aborrece, en una población de nombre impronunciable, Llwll, en el caserón familiar, con la detestable tía Mildred, usufructuaria de su herencia –Edward recibe una parca asignación– y decidida a pulverizar los sueños de independencia de su sobrino. Oprimido por esa hostil convivencia con una pariente caprichosa y autoritaria, y harto de la irritación que le producen tanto las chicas del servicio como los vecinos de la zona, se propone liberarse de tantos lastres maquinando accidentes para matar a su tía pero, eso sí, cuidándose mucho de no dejar rastro.

  • Terror. Vampiro. H.H. Ewers. Valdemar. Tras embarcar en un crucero alrededor del mundo, al escritor, filósofo y viajero Frank Braun le llegan noticias del estallido de la guerra en Europa mientras se desata una extraña epidemia a bordo. Braun escapa indemne y viaja a Nueva York junto a una examante, una judía alemana que adora las joyas. Bella, bohemia y patriota, convierte a Braun en todo un activista de la causa germana que recorre el país arengando a las masas. Pero Braun ha contraído una rara enfermedad: sufre fatigas y lapsus mentales que le sumergen en profundos trances y amnesia. El lector descubrirá que las causas de tan extraños males hunden sus raíces en la historia más oscura de la humanidad. Enmarcada en la tradición del romanticismo negro, la novela de H.H. Ewers es un relato espeluznante, delicioso y sobrecogedor.

  • Histórica. El Terror. Dan Simmons. Roca. Casi todo género que toca Dan Simmons se convierte en Literatura. Ya sea ciencia ficción, suspense o terror, si la historia lleva su firma será una buena novela. Por eso cuando este biblioMidas decidió novelar la fatídica expedición al Ártico emprendida por 129 exploradores de la Armada Británica a mediados del S.XIX, de cuyo paradero jamás se supo, sus lectores salivaron. Y no, no se equivocaban porque El Terror es una novela trepidante, aterradora, sobrecogedora y adictiva que ficciona sobre el enigmático destino de esos aventureros naúticos varados en el hielo a temperaturas inhumanas, donde no solo tendrán que sobreponerse al frío, el deterioro de los barcos, el hambre, la muerte, la enfermedad, la desesperanza, el canibalismo y los motines, sino que pronto descubrirán que una extraña y sanguinaria criatura les acecha mientras una enigmática mujer les observa envuelta en un silencio glacial. Un trepidante bibliogarbeo por un auténtico infierno de hielo.

El terror

  • Intriga. Cuando sale la reclusa. Fred Vargas. Siruela. Pasen y lean la que es desde ya la obra más ambiciosa y total de Fred Vargas, cuya trama está exquisitamente aderezada con todos los ingredientes marca de la casa: la arqueología, el medievo, los mitos, la fauna y, por supuesto, la disección del alma humana. En su decimocuarta investigación nos reencontramos con un comisario Adamsberg que parece ser el único interesado por la muerte de tres ancianos a causa de las picaduras de una Loxosceles rufescens, alias la reclusa: una araña esquiva y venenosa, sí, pero no letal. Adamsberg comienza a investigar a espaldas de su equipo, enredándose en una delicada y compleja trama, llena de elaborados equívocos y profundas conexiones, cuyos hilos se remontan a la Edad Media. Un caso elusivo y contradictorio que tiene en jaque permanente al comisario y, como no, al lector. Una novela redonda, absorbente, compleja y adictiva cuyo eco te resuena en la cabeza más allá del punto y final.

Cuando sale la reclusa

  • Historia. Historia de Venecia. John Julius Norwich. Ático de los libros. Hay que ser John Julius Norwich para proponerse levantar a palabras con rigor, belleza, elegancia, amenidad e ingenio la historia de una ciudad tan fascinante y mágica como Venecia y no solo no errar el tiro, sino firmar un auténtico clásico moderno. Porque Norwich -gran erudito, historiador, narrador brillante y divulgador colosal- recrea en un vívido tapiz la quintaesencia de la Serenísima en todo su decadente y turbio esplendor, desde sus inicios en el siglo v como un poblado de casas de comerciantes, pasando por su ascenso a potencia naval y comercial, hasta la disolución de la Serenísima República por Napoleón en 1797. Una narración hipnótica poblada por personajes fascinantes y llena de riquezas, aventuras, intrigas, canales y heroicidades que irradia el mismo magnetismo que la propia Venecia. Una auténtica maravilla.

  • Divulgación. De matasanos a cirujanos. Lindsey Fitzharris. Debate. Espeluznante, delicioso y adictivo. Así es este viaje entre líneas a esa truculenta época de la medicina victoriana donde una intervención era una auténtica carnicería que se practicaba a pelo en un entorno sórdido, brutal, desagradable y antihigiénico. Al menos hasta que irrumpe Joseph Lister, un matasanos con alma de cirujano que acabó con las infecciones cuando, por fin, empezaban a sedar a los pacientes. Eso sí, para disfrutar leyéndolo además de una bibliofilia ecléctica y pelín turbia hay que tener un buen estómago, pero no tienes que ser médico ni dominar terminología científica. Y ese es uno de sus grandes aciertos: construir un relato sencillo y absorbente sobre ese momento crucial en la historia de la medicina en el que las mesas de operaciones empezaron a dejar de ser sórdidos mataderos para perfilarse como quirófanos.

De matasanos a cirujanos

  • Memorias. Tú no eres como otras madres. Angelika Schrobsdorff. Periférica & Errata naturae. Angelika Schrobsdorff reconstruye con una prosa electrizante la vida de su madre, una mujer nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín, irreverente e inconformista, liberada de los prejuicios y deseosa de casarse con un artista. Else vivirá de lleno la eclosión de la Alemania de entreguerras junto a la culta bohemia berlinesa de los «locos años veinte», un periodo en el que tendrá tres hijos de tres padres diferentes, fiel a las dos promesas que se hizo de joven: vivir la vida con la máxima intensidad y tener un hijo con cada hombre al que amara. Alucinante y absorbente historia de una madre-puzzle, donde cada pieza que siluetea Schrobsdorf es el reflejo de un carácter y de una época absolutamente extraordinarias, tan convulsas como fascinantes. Un novelón de principio a fin.
Tú no eres como otras madres

Tú no eres como otras madres

  • Ilustrado. El Hombre Invisible. H.G. Wells. Ilustrado por L. Scafati. Libros del Zorro Rojo. Un joven científico vive por y para una obsesión: lograr la invisibilidad. Tras años de experimentos fallidos da por fin con una fórmula que funciona con animales, por lo que solo le resta que sea efectiva en humanos, empezando por él. Es así como Jack Griffin llega a un pueblecito de West Sussex (Inglaterra) dispuesto a atrincherarse en la posada local para trabajar de día y optimizar su fórmula de noche. Pero pronto ese desconocido que sale a hurtadillas embutido en su abrigo, con el sombrero bien calado, guantes, lentes oscuras y el rostro oculto tras lo que parece una venda se convertirá en la comidilla local… hasta que el terror se apodera de todos cuando Griffin, además de perder su corporeidad, pierde la cordura y da rienda suelta a sus peores instintos. Un relato de plena actualidad con unas magistrales ilustraciones de Luis Scafati, que recrean admirablemente la sórdida atmósfera de una sociedad trastornada por la conducta de quien actúa con total impunidad cuando no es visto.

  • Ciencia Ficción. La mano izquierda de la oscuridad. Úrsula K. Le Guin. Minotauro. Brutal disección de las absurdas limitaciones auto-impuestas por la raza humana en la que Le Guin plantea una sociedad sin diferenciación sexual para, una vez pulverizada la identidad de género como etiqueta, mostrar lo elevadas que podrían ser las cotas alcanzadas por sus miembros. Todo arranca cuando Genly aterriza en el planeta Gueden, llamado Invierno por su gélido clima, con la misión de proponer a sus habitantes unirse al Ecumen, una liga de Planetas. Los guedenianos son hermafroditas, y adoptan uno u otro sexo en la época de celo, denominada kémmer. Eso les hace únicos en la galaxia. En Invierno, Ai conoce a Estraven, un alto cargo que le mostrará el potencial de una sociedad sin diferenciación sexual. Colosal análisis de nuestra identidad sexual y de nuestros tabús ensartada en un relato absorbente y aderezada con ingenio, inteligencia, imaginación y un exquisito sentido del humor, marca de la casa Úrsula K. Leguin.

La mano izquierda de la oscuridad

  • Fantasía. La princesa prometida. William Goldman. Ático de los Libros. Un clásico que trasciende géneros, edades y bibliopaladares porque es una experiencia lectora alucinante y tremendamente divertida. La novela tiene tantos bibliovértices a los que agarrarte como lector, que es realmente difícil escapar a su encanto. Piratas, aventuras, espadachines, amor, duelos, abordajes, héroes, magos, venganzas, acción, promesas, hombres, brujas y hechiceros, gigantes, mujeres, criaturas de todo pelaje, villanos, altas y bajas pasiones y, sobre todo, mucho, pero que mucho humor. Hazte con La Princesa Prometida y “¡PREPÁRATE A biblioMORIR (de puro gusto lector).

La Princesa Prometida

  • Relatos. Deja que te cuente. Shisrley Jackson. Minúscula. Llevo años entre atenazada y rendida a los pies del perverso talento de Shirley Jackson, la gran dama del terror doméstico. Me sobrecojo al recordar cómo esa mujer es capaz de emponzoñar a palabras una idílica escena cotidiana y de armar relatos que, aunque en apariencia inofensivos, se transforman en cálidas pesadillas que van subiendo de temperatura y terminan por inmolarte como lector. Tramas tan en apariencia inocuas y cotidianas como la de una mujer pasa el día de su boda buscando frenéticamente a su futuro marido, la de otra hace un extraño viaje nocturno en autobús, la de un librero que satisface la, en apariencia, inofensiva solicitud de un cliente. Y, finalmente, La lotería, el cuento más celebrado de Shirley Jackson, en el que los pobladores de una aldea se reúnen para oficiar un inquietante ritual. Demoledora.

  • Un novelón. Pastoral Americana. Piliph Roth. Debolsillo. Si te planteas leer a Philip Roth empieza por Pastoral americana, una crónica brillante de la vacuidad del sueño americano encuadrada en los años sesenta, cuando a un respetable ciudadano medio –último eslabón de tres generaciones varadas en el gueto judío de Newark y decididas a tragarse el sutil antisemitismo reinante en pos de su prosperidad– le revienta en la cara el american dream el día en el que su hija se revuelve contra todo en torno a lo que gravita su existencia para sumarse a las revueltas contra la guerra de Vietnam. Retrato demoledor de la relación amor-odio que enmarca a muchos atrapados en el centro del triángulo de la sociedad estadounidense, la identidad personal y el sueño americano con el que ganó el Pulitzer.

Pastoral Americana

Y por si os quedáis con ganas de más prescripciones reginaexlibrislandianas aquí os dejo otro biblioarsenal con títulos para bibliófagos, para quienes prefieran la no ficción y, como no, más y más novelas:

Selección Infantil y Juvenil Regina ExLibris

Selección Día del Libro Regina ExLibris

Selección Día del Libro Regina ExLibris

Cinco novelas para leer y viajar en el ‘ascensor espacial’ de Arthur C. Clarke

“Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Es una de las tres míticas Leyes de Arthur C. Clarke, que falleció hoy hace diez años, cuando también se cumple medio siglo de la publicación de 2001: una odisea del espacio, su novela más famosa para el común de los lectores.

Así que por eso, pero también porque es uno de los pocos creadores de ciencia ficción capaz de ponerme en órbita hacia su universo creativo interestelar y porque tenía una pecera vacía a mano he decidido metamorfosearme en la mítica Barbarella y convertir la librería en una estación espacial desde donde prescribir a toda la galaxia las lecturas de un genio sideral como Arthur C. Clarke.

(Barbarella, 1968 / Paramount)

(Barbarella, 1968 / Paramount)

Y es que de no ser por él y por Úrsula K. Le Guin por muy bibliófaga que sea habría seguido replegada en mi bibliostracismo, renegando de viajes interestelares, formas de vida extraterrestre, distopias y civilizaciones superiores. Pero resulta que un buen día me subí al ascensor espacial imaginado por este visionario en varios de sus relatos y mis apetencias lectoras se expandieron hacia infinitas dimensiones desconocidas.

Nadie como él para combinar la literatura con la divulgación científica rigurosa y amena, articulando sus tramas en torno a los beneficios del progreso científico que no solo posibilita encuentros con especies y culturas avanzadas, sino que éstas son superiores, entre otras cosas, gracias a su desarrollo tecnológico. Pero un desarrollo tecnológico posible a corto plazo.

Cinco títulos de Arthur C. Clarke

Cinco títulos de Arthur C. Clarke

En este sentido Arthur C. Clarke inventó el satélite de comunicación antes de que la tecnología permitiera lanzar uno, y con su visión del futuro interconectado esbozó la aldea global que hoy nos ha fagocitado. También predijo el desarrollo de internet y de los ordenadores, e incluso de «pequeños ordenadores de bolsillo con los que podríamos conectar el conocimiento del mundo», o de la red de satélites, en cuya implantación participó de forma activa.

Y en cuanto a su trayectoria literaria toda su obra lo avala como el novelista que ha dado forma con mayor detalle, rigor y lucidez el futuro de los viajes por el espacio y las posibilidades de explorar el sistema solar, así como quien siempre respeta en sus ficciones las leyes de la física y la inteligencia del lector. Tanto es así que sus cuentos y novelas han motivado e inspirado a generaciones de astronautas de carne y hueso.

Dicho lo cual paso a prescribir cinco novelas de ciencia ficción de la buena para leer y volar en el “ascensor espacial” de Arthur C. Clarke:

1. Una odisea espacial. La saga completa. Arthur C. Clarke. Debolsillo. Esta edición aglutina una de las tetralogías más célebres de la ciencia-ficción, compuesta por: 2001. Una odisea espacial; 2010. Odisea dos; 2061. Odisea tres y 3001. Odisea final. Es el relato, fantástico pero no fantasioso, de una de las mayores epopeyas de todos los tiempos, donde la aparición de un monolito negro desencadena una aventura que dura miles de años, desde los orígenes del hombre hasta la conquista del espacio, la creación de inteligencia artificial y el contacto con seres y formas de vida superiores. La intriga, la acción, el rigor científico y la desbordante imaginación propias del género confluyen en esta obra magna con el planteamiento de las grandes cuestiones de la humanidad: ¿Quiénes somos? ¿Cuál es nuestra esencia? ¿Qué lugar ocupamos en el cosmos? Uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción, que ofrece una visión totalizadora sobre el origen de la consciencia y la evolución de la humanidad.

Una odisea espacial

Una odisea espacial

2. Cita con Rama. Arthur C. Clarke. Edhasa Pocket. Después del impacto de un enorme asteroide que destruye Padua y Verona, se crea un sofisticado sistema de detectar la trayectoria de cualquier objeto que se aproxime a la Tierra. Así se descubre Rama, un extraño asteroide que gira a una velocidad increíble y que, según todos los cálculos, no volverá a pasar jamás por el sistema solar. Pero lo más inquietante es que hay indicios de que Rama pueda ser artificial, y aquí se detona la inquietud y el temor. Cargada de acción y de rigor es una es una de las obras de ciencia ficción especulativa más premiadas de todos los tiempos (premios Nébula, Hugo, Locus, Júpiter, etc) y una de las mejores de Arthur C. Clarke. Un clasicazo para los aficionados a la ciencia ficción pura.

Cita con Rama

Cita con Rama

3. Cánticos de la lejana Tierra. Arthur C. Clarke. Alamut. Una de las mejores novelas sobre el primer contacto humano con un artefacto extraterrestre que arranca cuando la Magallanes, última astronave de la Tierra, llega a Thalassa con los últimos restos de la humanidad tras la destrucción del sistema solar. Aunque el plan era parar y abastecerse antes de proseguir su travesía de quinientos años, todo cambia cuando descubren que una sonda sembradora enviada por la Tierra para preservar la vida humana en la galaxia fructificó, creando en Thalassa una civilización utópica. ¿Cómo afectará la llegada de la Magallanes a la feliz sociedad thalassana? ¿Podrán los supervivientes de la Tierra evitar la tentación de terminar su viaje en ese paraíso? Cánticos de la lejana Tierra que recrea magníficamente tanto el encuentro de dos mundos como el reto de las vastas distancias estelares en una novela colosal cargada de nostalgia que inspiró a Mike Oldfield en su The Songs of Distant Earth.

Cánticos de la lejana Tierra

Cánticos de la lejana Tierra

4. Las fuentes del paraíso. Arthur C. Clarke. Alamut. Galardonada con los premios Hugo y Nébula, es la historia de Vannevar Morgan, el mayor ingeniero de su época: el siglo XXII. Tras construir un puente sobre el estrecho de Gibraltar, sueña con un logro aún mayor, una suerte de puente hacia las estrellas: un ascensor espacial. Para ello, proyecta tender un cable que se extienda desde el ecuador hasta un satélite en órbita geosincrónica. Pero en su empeño Morgan encontrará la oposición de los monjes que ocupan el punto ideal de anclaje del cable, una montaña en la isla de Taprobana. También debe encontrar financiación, resolver problemas políticos, convencer a los escépticos y solucionar las crisis de ingeniería que acompañan a la construcción del ascensor.

Las fuentes del paraíso

Las fuentes del paraíso

5. Expedición a la Tierra. Arthur C. Clarke. Edhasa – Nebulae. Los once relatos breves reunidos cimentan la culminación de Arthur C. Clarke como autor de un tipo de ciencia ficción a la vez imaginativo y riguroso, de una extraordinaria versatilidad. Entre ellos destaca El centinela”, germen del guión cinematográfico y posterior novela “2001: una odisea en el espacio”, que relata el descubrimiento de un monolito milenario en la Luna. En “Superioridad”, el exclusivo desarrollo tecnológico militar es causa principal de debilidad, y en “Lección de historia” los venusinos tratan de reconstruir la extinta cultura terrestre a partir de un único registro: un dibujo de Walt Disney. Esta colección de relatos es una de las mejores vías de acceso al universo arturceclarkeano, sobre todo para los lectores más reticentes a la ciencia ficción dura.

Expedición a la Tierra

Expedición a la Tierra

La grandeza de Arthur C. Clarke estriba, más allá de su talla como científico y de su innato talento literario, en que fue un soñador. Pero fue un soñador capaz de materializar sus visiones unas veces con la ciencia y la tecnología y otras con la literatura, y sobre todo con ella nos abrió a muchos una biblioventana para observar lo que ya llegó, lo que tenemos encima y, mejor aún, lo que todavía está por llegar.

Dicho eso, ¿quién no va a querer leer y viajar al espacio en el biblioascensor espacial de Arthur C. Clarke?

Entre tanto y para meteros en harina, podéis ir despegando con esta muestra de otro talento interestelar, el de Mike Olfield, que como os dije bebió de Arthur C. Clarke:

“¿Qué novela me leo de esa tal Úrsula K. Le Guin de la que hablan todos?”

Es curioso cómo, ante algo grande, nos hacemos pequeños.

(La increíble mujer menguante, 1981 / Universal)

(La increíble mujer menguante, 1981 / Universal)

Por eso y a fuerza de leer y de releer a Úrsula K. Le Guin yo me he reducido prácticamente a la nada. Yo que, amén de bibliófaga compulsiva, he de reconocer que no soy especialmente devota de la Ciencia Ficción o la Fantasía, me rendí muy pronto a la inmensidad de un genio creativo transgénico, que trasciende géneros y etiquetas. Por eso siempre la he prescrito y la prescribiré a discreción. Soy ursulakleguinítica de pro.

Úrsula K. Le Guin es, sin más, una escritora fuera de serie, una de las más grandes autoras de todos los tiempos. Sí, más allá de premios, reconocimientos y etiquetas. Y no solo eso: también es alguien que derrocha coherencia, lucidez, humor, inteligencia y sabiduría por los cuatro costados. Dotada genéticamente para diseccionar el alma humana da igual si la enmarca en otra galaxia o en mundos oníricos con magos y dragones, si la constriñe en un relato breve o si la expande en forma de serie de novelas. Lo esencial, su genio, está en cada línea. La prueba es que entras y sales de sus historias absolutamente transformado por una biblioexperiencia inolvidable en la que, además de disfrutar y soñar, te sientes más cerca de tu lugar en el mundo. Porque ella es un géiser de verdades universales. De esas que de tan obvias nos resultan inaprensibles. Pero, por suerte, Úrsula K. Le Guin nos despierta del letargo a librazos.

Úrsula K. Le Guin se ha ido. En reginaexlibrislandia estamos de luto y, nada más conocer la noticia, celebramos su obra a los pies de la balda que puebla en la librería. Pero su universo creativo goza de excelente salud y, como paradójicamente ocurre con cada desaparición, los tributos mediáticos despiertan la curiosidad y el apetito lector de quienes hasta ahora no tuvieron la fortuna de leerla. Por eso desde hace unas horas son ya unos cuantos los reginaexlibrislandianos de todo pelaje que se adentran en mis confines con idéntica petición:

Oye, Regina, ¿Qué me leo de la tal Úrsula K. Le Guin de la que hablan todos ahora?

Así que servidora, amén de recomendar sin titubeos cualquier texto firmado por la Gran Maestra, y puestos a guiar a alguien en su primera inmersión en el universo creativo de un gigante de las letras que se reinventaba en cada género, tiene preparadas en la bibliorecámara cuatro sugerencias reginaexlibrislandianas para lectores no ursulakleguinizados.

Son cuatro títulos que considero representativos del carácter transgénico de su obra a pesar de las etiquetas que llevan: una novela de, en teoría, Ciencia Ficción; su universo de fantasía al completo; un relato tan hermoso como demoledor y, para concluir, el redoble de tambor: una ficción histórica-metaliteraria que recrea la la vida de un personaje de Virgilio.

¿Listos? Pues van mis cuatro prescripciones reginaexlibrislandianas para empezar a leer a Úrsula K. Leguin:

1. La mano izquierda de la oscuridad. Úrsula K. Le Guin. Minotauro. Brutal disección de las absurdas limitaciones auto-impuestas por la raza humana en la que Le Guin plantea una sociedad sin diferenciación sexual para, una vez pulverizada la identidad de género como etiqueta, mostrar lo elevadas que podrían ser las cotas alcanzadas por sus miembros. Todo arranca cuando Genly aterriza en el planeta Gueden, llamado Invierno por su gélido clima, con la misión de proponer a sus habitantes unirse al Ecumen, una liga de Planetas. Los guedenianos son hermafroditas, y adoptan uno u otro sexo en la época de celo, denominada kémmer. Eso les hace únicos en la galaxia. En Invierno, Ai conoce a Estraven, un alto cargo que le mostrará el potencial de una sociedad sin diferenciación sexual. Colosal análisis de nuestra identidad sexual y de nuestros tabús ensartada en un relato absorbente y aderezada con ingenio, inteligencia, imaginación y un exquisito sentido del humor, marca de la casa Úrsula K. Leguin.

La mano izquierda de la oscuridad

La mano izquierda de la oscuridad

2. Historias de Terramar. Edición completa. Úrsula K. Leguin. Minotauro. Si eres de esos lectores que aún no ha pasado una temporadita en el archipiélago de Terramar estás de enhorabuena: tienes la posibilidad de perderte en un biblioensueño poblado por dragones, magos y espectros, talismanes y magia, mucha magia. Magia en la trama y magia en el talento de una Úrsula K. Leguin a la altura de J.R.Tolkien, que levanta a palabras un universo literario sólido, inolvidable y adictivo. Así que deja lo que estés haciendo y adéntrate en este mundo gobernado por la magia y, ante todo, por las palabras: cada cosa posee su nombre verdadero, el designado durante la Creación, cuyo conocimiento otorga a los hechiceros el dominio sobre los elementos y los animales. Sus gentes solo buscan conseguir la paz y la sabiduría. En este único volumen se incluyen las cinco novelas de la saga Terramar: Un mago de Terramar, Las Tumbas de Atuan, La costa más lejana, Tehanu y En el otro viento. Páginas y páginas cargadas de belleza, fantasía, humor, emociones y alegorías que trascienden el género fantástico y destilan sabiduría y entretenimiento, de la mano de una de las más grandes escritoras de todos los tiempos. No se puede pedir más.

Historias de Terramar

Historias de Terramar

3. El día antes de la Revolución. Úrsula K. Le Guin. Nórdica. Publicado en 1974 en la mítica revista Galaxy Science Fiction, en este relato, ganador de los premios Nébula y Locus 1975, y precuela de Los desposeídos, Le Guin esboza la intrahistoria de los revolucionarios anarquistas que a golpe de acción, humanidad, imaginación y ciencia fundarán el planeta Anarres. Su protagonista es Odo, la anciana la líder de la revolución que dio lugar al odonianismo, comprueba que, a pesar de haber logrado materializar sus ideales de justicia y libertad, ni vejez ni la muerte perdonan. Con semejante revelación, ¿tiene sentido el resto? Narrada en un tono intimista y más allá de las connotaciones políticas e ideológicas que subyacen al relato, lo esencial es el retrato interior de la mujer agazapada tras la carismática líder e ideóloga. Maravilloso cuento que, en esta impecable edición de Nórdica ilustrado por Arnal Ballester y traducido por Enrique Maldonado Roldán, es la perfecta puerta de entrada al universo creativo de Úrsula K. Le Guin para los lectores más recelosos, y una exquisitez libresca para el resto.

El día antes de la revolución

El día antes de la revolución

4. Lavinia, Úrsula K. Le Guin. Minotauro. Quienes no se atrevan con obras más “de género” (aunque el universo narrativo de Úrsula K. Le Guin trasciende géneros y etiquetas para apalancarse en lo más alto de la Literatura con Mayúsculas) quizá puedan plantearse una primera toma de contacto con K. Le Guin a través de esta magnífica recreación de Lavinia, uno de los personajes de La Eneida de Virgilio. Es un relato hipnótico y cautivador que te clava en las entrañas semisalvajes de la Italia antigua, cuando Roma no era más que una aldea mugrienta enclavada cerca de siete colinas. Allí la joven y bella Lavinia, en espera de consumar un matrimonio de conveniencia para perpetuar la paz, no desoye una profecía que la empuja a rebelarse y tomar las riendas de su destino, y con ellas el encuentro y la perdida del amor de su vida. Colosal relato sobre la pasión y la guerra firmado por una Gran Maestra.

Lavinia

Lavinia

Y cierro mi bibliotributo ursulakleguiniano, y que la Gran Maestra me perdone, parafraseándola cuando escribió sobre la protagonista de El día antes de la Revolución:

Agradecí sumamente cuando Odo/Úrsula K. Le Guin apareció de entre las sombras y atravesó el abismo de lo probable pidiendo un relato, no sobre el mundo que construyó, sino sobre sí misma

Pues eso. No se puede decir mejor. Regina exLibris dixit.

  • Y vosotros, queridos, ¿leísteis algo de Úrsula K. Le Guin? ¿Qué recomendaríais de ella para un lector aún no ursulakleguinizado?
  • Sígueme en Facebook y Twitter