Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘tonya hurley’

‘¿Ghostgirl no es cosa de chicas?’

La primera vez que vi un ejemplar de Ghostgirl su diseño sepultó el más sagrado de mis principios: no juzgarás un libro por su forma, sino por su contenido.

Pero es que cuando llegó a Reginaexlibrislandia ese extraño ejemplar con forma de ataúd la más insana de las curiosidades me pulverizó el pudor bibliófilo. Y me dije:

Regina, cielo, ¿qué es eso y quién demonios es la tal Tonya Hurley?

Tras hojearlo, descubrí que se trataba de una novela para lectores de más de 12 años que abría con una cita de Oscar Wilde (“Que hablen mal de uno es terrible. Pero es peor que no lo hagan en absoluto“), cosa que me encantó.

Su portagonista, la impopular Charlotte Usher, arranca un nuevo año escolar decidida a ‘ser alguien’. Pero un osito de gominola truncará sus planes… ¿O quizá no? Porque puede que, desde el más allá, le resulte más sencillo no pasar desapercibida.

Ghostgirl fue saliendo de mi librería en un goteo discreto, pero constante. Si quien lo buscaba no era el propio interesado sino algún progenitor, directamente me preguntaban:

¿Tienes esa que es un ataúd?

Al verlo de cerca, su rostro se congelaba en una muestra de desconcierto y, no sin antes mirar al cielo regino y suspirar, se lo llevaban.

Pues bien, acaba de salir Ghostgirl. El regreso, y vuelve a ver movimiento por entre mis anaqueles. Ahora, Charlotte continua haciendo de las suyas desde el más allá y, de nuevo, este segundo volumen arranca con una cita, pero esta vez de Santa Teresa (“Se derraman más lágrimas por plegarias atendidas que por las no atendidas“). La misma que da pie y título al Plegarias atendidas de Truman Capote. Cuanto menos, interesante.

Pero hace unas horas una mujer me dejó desconcertada:

 

– Clienta: Hola, ¿tiene el segundo de la niña esa que está muerta?- Regina: ¿Ghostgirl. El regreso?

– C.: Sí, ese. Verá el primero dudé en si regalarselo a mi hijo, porque lo vi algo femenino, asi que lo deje estar. Pero él ahorró y se lo compró con la paga. Y ahora me ha pedido el nuevo, y no sé yo

– R.: Mmm, no sé, la verdad es que nuncame planteé si era para chicos o chicas, la verdad. Quizá sí para un perfil determinado, quiero decir para chicos y chicas que se sienten diferentes y que, además, les gustan las historias de fantasmas…

– C.: Es que como el otro tenía mucho rosa… y este es moradito…

– R.: Bueno, esos son cosas del diseño. Y si no se los llegan a meter ´quizá hubieste quedado demasiado oscuro, ¿no cree?

– C.: Sí, eso es verdad.

– R.: Y si él se lo compró y ve que le gustó no veo nada de malo. Yo la verdad es que me lo leí y me parece original, inteligente y divertido. Además hace referencia a otros escritores, músicos y cineastas. ES bastante complero.

– C.: ¿Pero entonces Ghostgirl no es cosa de chicas, no?

– R.: No, a mi modo de ver, no.

 

Al final se llevó Ghostgirl. El regreso, aunque aún dubitativa.

Y mi pelucón se quedó centrifugando frenéticamente sobre la idoneidad de un libro u otro en función de si eres chico o chica. No sé, para mí un lector se define por sus inquietudes, sensibilidad e intereses, no por su género.

Y vosotros, reginexlibrislandianos de pro, ¿Conocíais Ghostgirl? ¿Qué os parece? ¿Se lo hubierais regalado a un chico? ¿Por qué? ¿Tenéis en cuenta el sexo de vuestro destinatario a la hora de regalar libros?