Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘psycho’

“¿Y cuánto dura el olor del libro?”

Ni soy Norman ni llevo el Motel Bates ni finjo ser mi propia madre ni, por tanto, vivo en los fotogramas de Psicosis . No, soy Regina ExLibris y llevo una librería en algún punto de la geografía española.

Pero la sobreingesta de libros y polvo y alguna que otra situación surrealista cara al público logran que, en según que momentos, se me transfigure el rostro. Sí, es lo que yo llamo el ‘rictus Norman Bates’, con el que mi regio rostro anuncia al mundo que estoy varada entre la perplejidad y la neurosis.

Por ejemplo, ayer, justo cuando disfrutaba de una tregua en medio de una jornada maratoniana irrumpieron en mis confines una madre y su hijo.

Al parecer, iban a una fiesta de cumpleaños y la criatura sugirió a su madre uno de los libros con olores de Gerónimo Stilton:

– Madre: ¡Oiga!- Regina: ¿Si?

– M.: ¿Tiene los libros esos que huelen?

– Niño: Mamá, de Gerónimo Stilton. ¡Te lo dije ya!

– R.: Sí, los tengo. ¿Cuál de los tres?

– M.: Carlitos, ¿cuál?

– Niño: El primero, mamá. Pablo no tiene ninguno.

– R.: Este es: En el Reino de la Fantasía

– M.: ¿A ver? ¿Y esto huele?

– Niño: Sí, mama. Tiene olores buenos y otros que apestan. Tu los vas descubriendo.

– R.: Vaya, Carlitos, veo que los conoces. Verá, señora, es como dice su hijo. El sistema es el mismo que usan en las revistas con las muestras de perfume… ¿ve?

– Madre.: Ya, ¿y cuánto dura el olor del libro?

 

Y ahí me dejó planchada. Intenté explicarle que, además del reclamo de los olores, de lo que hablábamos era de un libro, pero no parecía interesarle nada de lo que yo pudiera decirle que no estuviera relacionado con la caducidad del olor.

Tras una pataleta del niño, finalmente se llevaron En el Reino de la Fantasía para la fiesta de cumpleaños, pero yo me quedé en modo ‘rictus Norman Bates’

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿qué le hubiérais respondido a la señora? ¿Debería yo saber hasta cuándo dura ese olor? ¿LO sabéis vosotros?