Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘novela aventuras’

“Quiero enrolar a mi nieto en La Hispaniola

Desde que me embutí en mi piel de librera me han pedido libros de las formas más inesperadas que os podáis imaginar, queridos.

Patinazos con los títulos unas veces, cruces de autores y obras otras, y hasta han jugado conmigo a una gloriosa variante pseudo bibliófila del concurso ‘Pasapalabra’, que consiste en ir dándome pistas inconexas sobre un título del que apenas tenían referencias, a las que yo voy replicando con los títulos que me salen directamente del pelucón.

Van algunos ejemplos:

– “En el título tiene la palabra Arpa” para El Arpa de hierba, de Capote- “Algo de alguien que se comió o algo un queso” para Quien se ha llevado mi queso.

– “Los limones ciegos” para ¿Los Girasoles Ciegos? ¿Entre limones? Buscaban Los Girasoles Ciegos.

– “El guerreo entre la cebada” para El guardián entre el centeno.

– “La portada es rosa y naranja” para… nunca lo llegué a averiguar.

– “Nosequé de un lenguado de un tal Turrell” para Filetes de Lenguado, de Durrell.

– “El nuevo de un tal Tutankami”, para After Dark de Haruki Murakami.

Son anécdotas divertidas y retos libreros que hacen más maravillosa si cabe mi vida en reginaexlibrislandia.

Pero la petición formulada ayer por un encantador septuagenario me cautivó. Llegó a mis confines de la mano de un niño de unos once o doce años:

– Cliente: Buenas tardes, señorita.- Regina: ¡Hola! ¿En qué puedo ayudarles?

– C.: Mire, quiero enrolar a mi nieto Lucas en ‘La Hispaniola’

– R.: Ah, ¡ja, ja, ja!, ¿alguna edición en especial?

– C.: Creo que han sacado una en Austral, ¿no?

– R.: Si, van 125 años de la primera edición de La Isla del Tesoro y la han reeditado en tapa dura.

– C.: ¿Y la tiene usted?

– R.: Sí, aquí está.

– C.: Verá, mi padre me la regaló a mi, y yo a mi hijo, que es el padre de Lucas, así que ahora nosotros se la regalamos a él. Es una tradición familiar.

– R.: Seguro que le encanta.

– C.: ¡Eso creo yo! Y cantará conmigo eso de «Quince hombres en el cofre del muerto. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ; Y una botella de ron!»

Y se fueron nieto y abuelo con el libro de R.L. Stevenson en la mano. Según me contaron, iban a pasar la tarde bebiendo chocolate y líneas de La Isla del Tesoro.

Y, ay queridos, como una es tremendamente permeable saqué a la filibustera que llevo dentro y nada más echar el cierre en reginaexlibrislandia canturreando («Quince hombres en el cofre del muerto. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ; Y una botella de ron!») puse rumbo junto al jovencito Jim Hawkins a la isla del tesoro del Capitán Flint, infestada de piratas hambrientos de oro y sedientos de ron.

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿leísteis La Isla del Tesoro? ¿A qué edad? ¿Os gustó? ¿Y qué os parece la forma en que el caballero me pidió el libro de Stevenson?

Ah, va el trailer de una curiosa adaptación de La isla del Tesoro para Tv de 1990 con un sorprendente reparto: Christian Bale, Charlton Heston, Christopher Lee y Oliver Reed, entre otros:

“Quiero un libro para construirme un submarino”

Tengo que evitar a toda costa las corrientes de aire, porque en una de estas se me van a congelar las facciones en una mueca de perpetuo asombro.

Si, queridos, algo parecido a esas muñecas hinchables o love dolls con la boca y los ojos muy, muy abiertos. A primera hora del sábado pasado entró en reginaexlibrislandia un caballero. Quería ver todo lo que tuviera relacionado con el Tibet y, de paso, con el Yeti. Mientras le acompañaba a la zona de viajes inició un monólogo que me dejó total y absolutamente petrificada. Héte aqui un fragmento:

“Soy católico, apostólico, romano y creo en los extraterrestres, señorita. Existen. Somos híbridos, los seres humanos somos híbridos. Dios todopoderoso creó a una primera generación de hombres que se unieron a distintos tipos de extraterrestres y de ahí las diferentes razas. ¿Ve? Chinos, negros o nosotros, nadie es mejor ni peor, simplemente diferentes Y esa diferencia viene por el tipo de extraterrestre y sus particularidades. Pero, eso si, todos vamos mal. Tenemos que rezar, rezar y rezar para dar gracias a Dios y ser más humildes, para poder ser tolerantes. Y en el fondo somos energía, si, bolas cargadas de energía. Por ejemplo, a mi todos los días a las 4 de la madrugada me despiertan cinco ánimas del purgatorio: veo sus bolas de luz en el techo de mi dormitorio. Están allí, pero vienen a despertarme, porque saben que rezo, rezo mucho señorita, todo el mundo debería rezar. Rezar y estudiar, seleccionar un área de conocimiento y no parar de investigar. Si no lo haces te vuelves loco. Por eso me he especializado en ovnis, en el Yeti y en las religiones tibetanas. Llevo veinte años leyendo sin parar. Y orando. Así que se mucho, pero no dejo que nadie lo sepa. Hay gente poderosa a la que no le interesa que sepamos, por eso tengo que ser discreto. ¡Mire! Me llevo este libro de montaña. Adiós, y rece”.

Recuerdo que tardé unos minutos en reaccionar. Me daba vueltas la cabeza, y sus palabras me zumbaron en el cerebro durante todo el día como si fueran un enjambre de abejas. Me lo imaginaba leyendo y absorbiendo información sin parar para consolidar los pilares de su universo espiritual.

El caso es que este sábado regresó, a la misma hora:

Él: Verá, quiero construirme un submarino y necesito un libro que explique cómo hacerlo.

R.E.: Me temo que no tengo nada.

Él: Vaya, es que no me lo puedo quitar de la cabeza.

R.E.: Podría leerse 20.000 leguas de viaje submarino, de Julio Verne. No es lo que busca, pero para ambientarse nada mejor que el capitán Nemo y su Nautilus.

Le di un ejemplar ilustrado y empezó a ojearlo. Parecía entusiasmado.

Si, si, sin duda esto es lo que buscaba, si. Me lo llevo. Por cierto, la semana que viene doy una conferencia sobre el Yeti aquí cerca. Venga si puede. Y rece. Adiós.

No fui capaz de verbalizar mi ‘adiós’. Me pregunto qué será lo próximo que quiera leer y si volverá.

Por cierto, ¿alguien conoce libros sobre cómo construir submarinos en casa?