Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘fred vargas’

14 libros para darte un bibliofestín en la Feria del Libro de Madrid (#FLM18)

Madrid siempre destila literatura, pero cada año entre el 25 de mayo y el 10 de junio sus arterias bombean tinta. Es la Feria del Libro de Madrid, y su epicentro el parque del Retiro, donde un descomunal biblioenjambre de libreros, editores, autores, libros, agentes, distribuidores y bibliófagos de todo pelaje se entrega a una actividad libresca frenética, de la que reginaexlibrislandia es parte activa.

Aunque a poco bibliófilo que uno sea la FLM18 es una auténtica bibliobacanal de la que es muy difícil irse de vacío, la avalancha de lectores salivando y de títulos a la vista puede colapsarle la bibliofilia a cualquiera.

Por eso he preparado una selección de títulos con cuya adquisición y lectura es muy difícil errar el bibliotiro.

¿Listos? Pues van los catorce libros para darte un bibliofestín en la FLM18, según Regina ExLibris:

  • Ficción Internacional. La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey. Mary Ann Shaffer & Annie Barrows. Salamandra. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey. Mary Ann Shaffer. Salamandra. Traducción: M.ª Cristina Martín Sanz. En el invierno de 1946, los londinenses retoman sus vidas desde los escombros de su ciudad tras la II Guerra Mundial. Entre ellos, la escritora Juliet Aston, que mientras busca un tema para su nuevo libro recibe la carta de un desconocido de las islas del Canal a cuyas manos llegó un volumen sobre Charles Lamb que le perteneció. Así es como Juliet descubre La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey y de sus estrambóticos y entrañables miembros, a quienes la bibliofilia compartida hizo más llevadera la ocupación nazi y los horrores de la guerra. Juliet no tardará en viajar a Guernsey, donde además de inspiración encontrará su destino. Un delicioso, magnético y divertido relato en el que Shaffer da una lección de vida, de amor a la literatura, de sentido del humor y de saber hacer.

  • Ficción en Castellano. Como la sombra que se va. Antonio Muñoz Molina. Seix Barral. El 4 de abril de 1968 un tal James Earl Ray asesinó a Martin Luther King y conmocionó a medio mundo. En su huida hacia Angola, el prófugo Ray hizo una escala de diez días en Lisboa, y es sobre esas coordenadas sobre las que Antonio Muñoz Molina, que ya dejó su biblioimpronta lisboeta en la colosal El invierno en Lisboa, proyecta una trama trepidante, lúcida y conmovedora, cargada de claroscuros y de miradas al pasado, con la que disecciona el magnicidio y recrea la mente y la odisea de un asesino que, aunque lo intentó y creyó haberlo conseguido, no pudo masacrar un sueño de libertad. Original, apasionante y reveladora novela en la que Muñoz Molina destila entre líneas su obsesión por la turbia figura de Earl Ray, por la ciudad de Lisboa, por la memoria y por el oficio de escritor. Una grandísima novela de principio a fin.

Como la sombra que se va

  • Humor. El asesinato de mi tía. Richard Hull. Alba. Si quieres echarte unas risas de libro El asesinato de mi tía es, sin duda, tu opción. Edward Powell es un solterón empedernido, con la autoestima destada y lo que el cree que es una sensibilidad de lo más artística, con una tortuosa querencia a sentirse humillado y dudosamente perspicaz. Vive en Gales, que aborrece, en una población de nombre impronunciable, Llwll, en el caserón familiar, con la detestable tía Mildred, usufructuaria de su herencia –Edward recibe una parca asignación– y decidida a pulverizar los sueños de independencia de su sobrino. Oprimido por esa hostil convivencia con una pariente caprichosa y autoritaria, y harto de la irritación que le producen tanto las chicas del servicio como los vecinos de la zona, se propone liberarse de tantos lastres maquinando accidentes para matar a su tía pero, eso sí, cuidándose mucho de no dejar rastro.

  • Terror. Vampiro. H.H. Ewers. Valdemar. Tras embarcar en un crucero alrededor del mundo, al escritor, filósofo y viajero Frank Braun le llegan noticias del estallido de la guerra en Europa mientras se desata una extraña epidemia a bordo. Braun escapa indemne y viaja a Nueva York junto a una examante, una judía alemana que adora las joyas. Bella, bohemia y patriota, convierte a Braun en todo un activista de la causa germana que recorre el país arengando a las masas. Pero Braun ha contraído una rara enfermedad: sufre fatigas y lapsus mentales que le sumergen en profundos trances y amnesia. El lector descubrirá que las causas de tan extraños males hunden sus raíces en la historia más oscura de la humanidad. Enmarcada en la tradición del romanticismo negro, la novela de H.H. Ewers es un relato espeluznante, delicioso y sobrecogedor.

  • Histórica. El Terror. Dan Simmons. Roca. Casi todo género que toca Dan Simmons se convierte en Literatura. Ya sea ciencia ficción, suspense o terror, si la historia lleva su firma será una buena novela. Por eso cuando este biblioMidas decidió novelar la fatídica expedición al Ártico emprendida por 129 exploradores de la Armada Británica a mediados del S.XIX, de cuyo paradero jamás se supo, sus lectores salivaron. Y no, no se equivocaban porque El Terror es una novela trepidante, aterradora, sobrecogedora y adictiva que ficciona sobre el enigmático destino de esos aventureros naúticos varados en el hielo a temperaturas inhumanas, donde no solo tendrán que sobreponerse al frío, el deterioro de los barcos, el hambre, la muerte, la enfermedad, la desesperanza, el canibalismo y los motines, sino que pronto descubrirán que una extraña y sanguinaria criatura les acecha mientras una enigmática mujer les observa envuelta en un silencio glacial. Un trepidante bibliogarbeo por un auténtico infierno de hielo.

El terror

  • Intriga. Cuando sale la reclusa. Fred Vargas. Siruela. Pasen y lean la que es desde ya la obra más ambiciosa y total de Fred Vargas, cuya trama está exquisitamente aderezada con todos los ingredientes marca de la casa: la arqueología, el medievo, los mitos, la fauna y, por supuesto, la disección del alma humana. En su decimocuarta investigación nos reencontramos con un comisario Adamsberg que parece ser el único interesado por la muerte de tres ancianos a causa de las picaduras de una Loxosceles rufescens, alias la reclusa: una araña esquiva y venenosa, sí, pero no letal. Adamsberg comienza a investigar a espaldas de su equipo, enredándose en una delicada y compleja trama, llena de elaborados equívocos y profundas conexiones, cuyos hilos se remontan a la Edad Media. Un caso elusivo y contradictorio que tiene en jaque permanente al comisario y, como no, al lector. Una novela redonda, absorbente, compleja y adictiva cuyo eco te resuena en la cabeza más allá del punto y final.

Cuando sale la reclusa

  • Historia. Historia de Venecia. John Julius Norwich. Ático de los libros. Hay que ser John Julius Norwich para proponerse levantar a palabras con rigor, belleza, elegancia, amenidad e ingenio la historia de una ciudad tan fascinante y mágica como Venecia y no solo no errar el tiro, sino firmar un auténtico clásico moderno. Porque Norwich -gran erudito, historiador, narrador brillante y divulgador colosal- recrea en un vívido tapiz la quintaesencia de la Serenísima en todo su decadente y turbio esplendor, desde sus inicios en el siglo v como un poblado de casas de comerciantes, pasando por su ascenso a potencia naval y comercial, hasta la disolución de la Serenísima República por Napoleón en 1797. Una narración hipnótica poblada por personajes fascinantes y llena de riquezas, aventuras, intrigas, canales y heroicidades que irradia el mismo magnetismo que la propia Venecia. Una auténtica maravilla.

  • Divulgación. De matasanos a cirujanos. Lindsey Fitzharris. Debate. Espeluznante, delicioso y adictivo. Así es este viaje entre líneas a esa truculenta época de la medicina victoriana donde una intervención era una auténtica carnicería que se practicaba a pelo en un entorno sórdido, brutal, desagradable y antihigiénico. Al menos hasta que irrumpe Joseph Lister, un matasanos con alma de cirujano que acabó con las infecciones cuando, por fin, empezaban a sedar a los pacientes. Eso sí, para disfrutar leyéndolo además de una bibliofilia ecléctica y pelín turbia hay que tener un buen estómago, pero no tienes que ser médico ni dominar terminología científica. Y ese es uno de sus grandes aciertos: construir un relato sencillo y absorbente sobre ese momento crucial en la historia de la medicina en el que las mesas de operaciones empezaron a dejar de ser sórdidos mataderos para perfilarse como quirófanos.

De matasanos a cirujanos

  • Memorias. Tú no eres como otras madres. Angelika Schrobsdorff. Periférica & Errata naturae. Angelika Schrobsdorff reconstruye con una prosa electrizante la vida de su madre, una mujer nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín, irreverente e inconformista, liberada de los prejuicios y deseosa de casarse con un artista. Else vivirá de lleno la eclosión de la Alemania de entreguerras junto a la culta bohemia berlinesa de los «locos años veinte», un periodo en el que tendrá tres hijos de tres padres diferentes, fiel a las dos promesas que se hizo de joven: vivir la vida con la máxima intensidad y tener un hijo con cada hombre al que amara. Alucinante y absorbente historia de una madre-puzzle, donde cada pieza que siluetea Schrobsdorf es el reflejo de un carácter y de una época absolutamente extraordinarias, tan convulsas como fascinantes. Un novelón de principio a fin.
Tú no eres como otras madres

Tú no eres como otras madres

  • Ilustrado. El Hombre Invisible. H.G. Wells. Ilustrado por L. Scafati. Libros del Zorro Rojo. Un joven científico vive por y para una obsesión: lograr la invisibilidad. Tras años de experimentos fallidos da por fin con una fórmula que funciona con animales, por lo que solo le resta que sea efectiva en humanos, empezando por él. Es así como Jack Griffin llega a un pueblecito de West Sussex (Inglaterra) dispuesto a atrincherarse en la posada local para trabajar de día y optimizar su fórmula de noche. Pero pronto ese desconocido que sale a hurtadillas embutido en su abrigo, con el sombrero bien calado, guantes, lentes oscuras y el rostro oculto tras lo que parece una venda se convertirá en la comidilla local… hasta que el terror se apodera de todos cuando Griffin, además de perder su corporeidad, pierde la cordura y da rienda suelta a sus peores instintos. Un relato de plena actualidad con unas magistrales ilustraciones de Luis Scafati, que recrean admirablemente la sórdida atmósfera de una sociedad trastornada por la conducta de quien actúa con total impunidad cuando no es visto.

  • Ciencia Ficción. La mano izquierda de la oscuridad. Úrsula K. Le Guin. Minotauro. Brutal disección de las absurdas limitaciones auto-impuestas por la raza humana en la que Le Guin plantea una sociedad sin diferenciación sexual para, una vez pulverizada la identidad de género como etiqueta, mostrar lo elevadas que podrían ser las cotas alcanzadas por sus miembros. Todo arranca cuando Genly aterriza en el planeta Gueden, llamado Invierno por su gélido clima, con la misión de proponer a sus habitantes unirse al Ecumen, una liga de Planetas. Los guedenianos son hermafroditas, y adoptan uno u otro sexo en la época de celo, denominada kémmer. Eso les hace únicos en la galaxia. En Invierno, Ai conoce a Estraven, un alto cargo que le mostrará el potencial de una sociedad sin diferenciación sexual. Colosal análisis de nuestra identidad sexual y de nuestros tabús ensartada en un relato absorbente y aderezada con ingenio, inteligencia, imaginación y un exquisito sentido del humor, marca de la casa Úrsula K. Leguin.

La mano izquierda de la oscuridad

  • Fantasía. La princesa prometida. William Goldman. Ático de los Libros. Un clásico que trasciende géneros, edades y bibliopaladares porque es una experiencia lectora alucinante y tremendamente divertida. La novela tiene tantos bibliovértices a los que agarrarte como lector, que es realmente difícil escapar a su encanto. Piratas, aventuras, espadachines, amor, duelos, abordajes, héroes, magos, venganzas, acción, promesas, hombres, brujas y hechiceros, gigantes, mujeres, criaturas de todo pelaje, villanos, altas y bajas pasiones y, sobre todo, mucho, pero que mucho humor. Hazte con La Princesa Prometida y “¡PREPÁRATE A biblioMORIR (de puro gusto lector).

La Princesa Prometida

  • Relatos. Deja que te cuente. Shisrley Jackson. Minúscula. Llevo años entre atenazada y rendida a los pies del perverso talento de Shirley Jackson, la gran dama del terror doméstico. Me sobrecojo al recordar cómo esa mujer es capaz de emponzoñar a palabras una idílica escena cotidiana y de armar relatos que, aunque en apariencia inofensivos, se transforman en cálidas pesadillas que van subiendo de temperatura y terminan por inmolarte como lector. Tramas tan en apariencia inocuas y cotidianas como la de una mujer pasa el día de su boda buscando frenéticamente a su futuro marido, la de otra hace un extraño viaje nocturno en autobús, la de un librero que satisface la, en apariencia, inofensiva solicitud de un cliente. Y, finalmente, La lotería, el cuento más celebrado de Shirley Jackson, en el que los pobladores de una aldea se reúnen para oficiar un inquietante ritual. Demoledora.

  • Un novelón. Pastoral Americana. Piliph Roth. Debolsillo. Si te planteas leer a Philip Roth empieza por Pastoral americana, una crónica brillante de la vacuidad del sueño americano encuadrada en los años sesenta, cuando a un respetable ciudadano medio –último eslabón de tres generaciones varadas en el gueto judío de Newark y decididas a tragarse el sutil antisemitismo reinante en pos de su prosperidad– le revienta en la cara el american dream el día en el que su hija se revuelve contra todo en torno a lo que gravita su existencia para sumarse a las revueltas contra la guerra de Vietnam. Retrato demoledor de la relación amor-odio que enmarca a muchos atrapados en el centro del triángulo de la sociedad estadounidense, la identidad personal y el sueño americano con el que ganó el Pulitzer.

Pastoral Americana

Y por si os quedáis con ganas de más prescripciones reginaexlibrislandianas aquí os dejo otro biblioarsenal con títulos para bibliófagos, para quienes prefieran la no ficción y, como no, más y más novelas:

Selección Infantil y Juvenil Regina ExLibris

Selección Día del Libro Regina ExLibris

Selección Día del Libro Regina ExLibris

¿Por qué libro empiezo a leer a Fred Vargas, la reina de la novela negra gala?

Que Fred Vargas es sinónimo de titán del género negro es vox populi. Lo que quizá no sepan muchos es que es una mujer (Frédérique Audoin-Rouzeau) y que su pseudónimo es un guiño a María Vargas, magnética, enigmática y sinuosa protagonista de La condesa descalza que inmortalizó Ava Gardner a mediados de los cincuenta.

(La Condesa Descalza, 1954 / United Artists)

(La Condesa Descalza, 1954 / United Artists)

A mi, que hinco la rodilla en lo literario por Fred Vargas y en lo cinematográfico por Ava Gardner, me encantó descubrir esa conexión entre ambas. Máxime cuando el universo literario fredvargasiano tiene mucho de magnético, de enigmático y de sinuoso. Oh là là!

Sí, queridos, sí. Novela a novela Fred Vargas, que además de novelista es arqueozoologa e historiadora especializada en la Edad Media, hechiza a legiones de lectores con sus intrigas, sus personajes y con esa manera tan suya de hacerte girar a su ritmo un caleidoscopio cargado de pistas, cuya imagen completa no terminas de visualizar hasta el mismísimo punto y final.

Por ahora tiene quince novelas publicadas, doce del comisario Adamsberg y su equipo, y el resto protagonizadas por Los tres evangelistas, un grupo de detectives amateurs en cuyos misterios tiene más peso si cabe el trasfondo histórico que el crimen en sí.

Como se trata de una autora de esas del ‘boca-oreja’ cuyos lectores crecen en número con cada nueva entrega son muchas las veces que algún reginaexlibrisdlandiano se ha adentrado en mis confines librescos y me ha disparado a quemarropa eso de:

Oye, Regina ExLibris, ¿y qué novela me leo de la tal Fred Vargas, que me hablaron mucho de ella? 

Así que siempre tengo en la recámara de mi biblio-revólver marca ‘Fred Vargas’ seis títulos de la reinan del noir contemporáneo cuya lectura prescribo a quemarropa cuando se da la ocasión.

Son todos del comisario Adamsberg, sí, ese sabueso tan exasperante como adictivo que irremediablemente termina por engancharte; pero es que, para empezar, mi regio pelucón y yo apostamos definitivamente por él.

¿Listos? ¡Fuego!:

1. Huye rápido, vete lejos. Fred Vargas. Siruela. Soy fredvargasiana hasta la bibliomédula, y si tuviera que sugerir un título para una toma de contacto con el universo literario de Vargas en general y del comisario Adamsberg optaría por Huye rápido, vete lejos. Es una apasionante y enigmática trama on referencias directas a la Edad Media, en la que nuestro atípico Comisario de la Brigada Criminal de París investiga las apariciones de unas extrañas inscripciones en las puertas de un edificio parisino. Mientras tanto, en el otro extremo de la ciudad, un viejo marino bretón que se gana la vida como pregonero, empieza a recibir unos mensajes extraños, textos que parecen extraídos de libros antiguos, vinculados a la peste medieval, y que no auguran nada bueno. Ambos hechos detonarán un misterio que sembrará el terror en toda París. Una novela colosal que es canelita en rama con un Adamsberg que te exaspera y te cautiva por igual.

Huye rápido, vete lejos

Huye rápido, vete lejos

2. La tercera virgen. Fred Vargas. Siruela. Aunque se resiste a la etiqueta de autora negra, Fred Vargas es uno de los pesos pesados. Sus tramas, incisivas y complejas, están pobladas por personajes de lo más original. En La tercera virgen (Siruela, 19,90 euros) te enreda en una investigación a cargo del comisario Adamsberg tras la pista de La Sombra, un asesino travestido en el fantasma de una monja que asesinaba vírgenes en el s. XVIII. Esoterismo, enigmas, crímenes, detectives, espectros, una forense con alma de estibador portuario y corazones rotos son teselas de este mosaico que uno sólo alcanza a ver en todo su esplendor tras el punto y final. Soberbia.

La tercera virgen

La tercera virgen

3. Un lugar incierto. Fred Vargas. Siruela. Cuando el comisario Adamsberg y su inseparable y sabio Danglard aterrizan en Londres ni se imaginan que se enfrentan a diecisiete pares de pies cercenados. De regreso a París las cosas pintan aún peor cuando hallan el cuerpo literalmente masacrado a mazazos de un periodista. Así es como Fred Vargas pone de nuevo en jaque a Adamsberg y al lector con Un lugar incierto (Siruela, 19,90 euros), una novela trepidante, intensa y original en la que la escritora francesa adereza una trama cien por cien policiaca con un baile de vampiros.

Un lugar incierto

Un lugar incierto

4. El ejército furioso. Fred Vargas. Siruela. Fred Vargas sigue batiendo una pluma tan afilada como certera que va sumando legiones de devotos. En esta ocasión, el regalo bibliófilo que nos brinda la escritora francesa es un nuevo y macabro caso para el inagotable y magnético comisario Adamsberg, que esta vez se la juega ante una horda de fantasmales caballeros que cabalgan en tropel por los bosques matando a quienes tienen algo que ocultar. Aunque el origen de estos espectrales justicieros radica en una leyenda medieval normanda, el rastro sanguinolento que parecen dejar a su paso es real. Una historia trepidante, salpicada de retazos históricos y aderezada con ese humor negro tan incisivo y oportuno de Vargas.

El ejército furioso

El ejército furioso

5. Tiempos de hielo. Fred Vargas. Siruela. Alice Gauthier es una respetable profesora de sesenta y seis años, aparece muerta en su bañera. Aunque todo apunta a un suicidio, un extraño signo trazado en el baño sugiere que quizá haya algo más detrás de su muerte, por lo que el caso es derivado al equipo de la Brigada Criminal del comisario Adamsberg. Poro después una mujer dice haber enviado una carta que la muerta había escrito a un tal Amadée Masfauré, cuyo padre se habría suicidado dejando un signo similar. Las sospechas se confirman al comprobar que diez años atrás ambas víctimas formaron parte de una trágica expedición a una remota e inexplorada isla de Islandia… Un más que peculiar club de admiradores de Robespierre, medias verdades, viejos rencores familiares, pistas falsas, ecos de antiguos mitos nórdicos y la imbatible sagacidad de Adamsberg y su brigada son los irresistibles ingredientes de esta brutal mente buena entrega de la reina de la novela negra europea.

Tiempos de hielo

Tiempos de hielo

6. Cuando sale la reclusa. Fred Vargas. Siruela. Pasen y lean la que es desde ya la obra más ambiciosa y total de Fred Vargas, cuya trama está exquisitamente aderezada con todos los ingredientes marca de la casa: la arqueología, el medievo, los mitos, la fauna y, por supuesto, la disección del alma humana. En su decimocuarta investigación nos reencontramos con un comisario Adamsberg que parece ser el único interesado por la muerte de tres ancianos a causa de las picaduras de una Loxosceles rufescens, alias la reclusa: una araña esquiva y venenosa, sí, pero no letal. Adamsberg comienza a investigar a espaldas de su equipo, enredándose en una delicada y compleja trama, llena de elaborados equívocos y profundas conexiones, cuyos hilos se remontan a la Edad Media. Un caso elusivo y contradictorio que tiene en jaque permanente al comisario y, como no, al lector. Una novela redonda, absorbente, compleja y adictiva cuyo eco te resuena en la cabeza más allá del punto y final.

Cuando sale la reclusa

Cuando sale la reclusa

Y como guiño reginaexlibrislandiano a mis dos Vargas aquí os dejo el trailer de la colosal La Condesa Descalza:

¿Son ‘6 euros’ una razón para leer?

Cuando de lo que se trata es es de reclutar nuevos bibliófilos todo vale en reginaexlibrislandia, y más allá. El Maquiavelo que cohabita dentro de mi se abre camino por entre los pliegues de mi epidermis y apoyo cualquier iniciativa orientada a espolear el hábito lector en el intelecto ajeno. Anuncios televisivos, adaptaciones cinematográficas de novelas, personajes públicos con ejemplares bajo el brazo, mensajes en marquesinas… ¡lo que sea!

Llegados a este punto os diré que, aunque algunos ardides me entusiasman más que otros, ¡qué demonios! Como el fin justifica los medios si me apuráis hasta disfruto con según qué despliegues marquetinianos de determinados titanes del inframundo de los grandes sellos editoriales.

Me digo:

“Regina, cielo, ¡qué más da que a ellos sólo les animen las cuentas de resultados? Vale que sus campañas se orientan a la venta-venta-venta-y mas venta, pero si detrás se obra el milagro de la lectura en los más remolones… ¡loada sea, bo-ni-ta”

Por eso cuando hace un rato me topé de narices con un faldón publicitario de Punto de Lectura, sello de bolsillo del Grupo Santillana, en un periódico nacional, me dio por analizar el anuncio.

Y como si no lo comparto con mis reginaexlibrislandianos de pro reviento pues aquí me tenéis, café en mano y a punto de bombardearos a preguntas.

¿Listos, queridos? Allá vamos…

Esta es la versión on line de la campaña:

Y los ‘doce títulos’ que hay detrás de esas ‘doce razones’ son:

Travesuras de niña mala, de Vargas LLosa.

El maestro de esgrima, de Pérez Reverte.

El alma está en el cerebro, de Punset.

Mira si yo te querré, de Luis Leante.

La muerte viene de lejos, de J.M. Guelbenzu.

Sin hogar ni lugar, de Fred Vargas.

Lo mejor que le puede pasar a un cruasán, de Pablo Tusset.

Sincrodestino, de D. Chopra.

Arrastrado por el mar, de Nora Roberts.

En lo bueno y en lo malo, de C. Matthews.

Una apuesta peligrosa, de J. Crusie.

El anillo de Carevalo, de Tracy Grant.

Y bien, reginaexlibrislandianos de mi pelucón, decidme… ¿qué os parece el anuncio? ¿Creéis que el slogan es acertado? ¿Qué pensáis de la selección de títulos? ¿Y del precio? ¿Habíais visto esa publicidad hasta ahora?

Yo, la verdad, es que no sé qué pensar… ¿De verdad son 6 euros una razón para leer? Una cosa es afinar el precio, pero quizá debería primar la selección de títulos y que éstos, quizá, fueran otros…