Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘elvira lindo’

Español para ‘guiris’ con Manolito gafotas y La Tesis de Nancy

En mi librería cualquier instante encierra el germen de una anécdota bibliófila o, cuando menos, de una charla literaria. Más allá de estar literalmente enterrada en cientos de volúmenes y de corretear por entre mis anaqueles con más polvo en un solo mechón de mi pelucón que en una carreta atestada de peregrinas rocieras eso es lo que adoro de mi día a día en reginaexlibrislandia: que absolutamente todo gira en torno a los libros y la literatura.

Y no sólo eso, las otras vueltas de tuerca que le buscamos a las cosas nos llevan a establecer unas conexiones bibliófilas gloriosamente imprevisibles.

Por ejemplo, hace unas horas se adentró en mis confines una jovencita que, aferrada a una carpeta y parapetada tras sus inmensas gafas de sol, deambuló un rato por las baldas de clásicos hasta que giró sobre sus pasos y enfiló mi escritorio:

 

– Clienta: Buenos días- Regina: ¡Hola! ¿Qué tal?

– Clienta: Bien, ¿y usted? Verá. Soy estudiante de espagnol y quier leeg un libro en el que se cuenten cosas de la espagna, pero no sé cuál.

– Regina: Ah, ya veo. Pues tu español es muy fluído

– C.: Ggacias, mi pgoblema es que me cuesta leeg. También en fgancés, mi lengua

– R.: Mmmm, ¿no te gusta?

– C.: No mucho, y soy pegezosa. Pensé en algo para niños paga empesag, y que me enseñe cosas de su país

– R.: Sí, puede ser una opción. Déjame pensar…

– C.: Pego tampoco quiego cuentos, ¿sabe? Algo entgeteniddo

– R.: ¡Lo tengo! ¿Sabes algo de Manolito Gafotas?

– C.: ¿Quíen? ¡No!

– R.: Manolito gafotas es un personaje de Elvira Lindo que protagonista una serie de libros teóricamente infantiles, pero que aquí leemos todos.

– C.: ¿Y de qué va?

– R.: Pues el tal Manolito Gafotas es un niño regordete y travieso que vive en Carabanchel, un barrio de Madrid. Y básicamente es su vida allí con su familia, sus amiguitos, su colegio, su barrio… Es tremendamente divertido y muy sencillo, y toda una lección de cómo somos los niños aquí, en España.

– C.: Sí, sí, algo así busco.

– R.: Otro que se me ocurre es La Tesis de Nancy, de Ramón J. Sender. Quizá un poco más complicado en cuanto a vocabulario y demás, pero divertidísimo y muy revelador de una parte de España.

– C.: ¿me cuenta más?

– R.: Pues es un retrato de la ‘España cañí’ o ‘profunda’ vista por una estudiante norteamericana que pasa una temporada en un pueblo de Andalucía. Además de que es divertido y que es buenísima narrativa en Español, te vendría bien porque el autor juega con los ‘bailes’ de vocabulario entre lo que decimos los españoles y lo que queremos decir a veces, o las frases con doble significado que la pobre Nancy siempre interpreta en sentido literal y, claro, se pierde o no comprende bien a los Españoles.

– C.: ja, ja, ja, sí, eso ya lo estoy viviendo yo. ¿Los tiene?

Y se llevó los dos libros, Manolito Gafotas y La Tesis de Nancy, y yo me quedé con la mirada clavada en mis anaqueles reflexionando sobre si mi sugerencias y su elección fueron acertadas. Y, sinceramente, seguro que hay miles de libros más que le irían al pelo a la muchacha, pero algo en mi instinto bibliófilo me dice que mucho no erré el tiro bibliófilo.

Además, entre vosotros y yo os diré que fue mi pequeña venganza como ‘manologafotista’ nata, ya que si cuando exportamos Manolito Gafotas al extranjero nos lo edulcoran y descollejan que al menos los extranjeros que lo lean aquí en español lo hagan en todo su esplendor elviralindoniano…

Y en cuanto al título de Ramón J. Sender deciros que, si aún no lo habéis leído, lo hagáis cuanto antes:

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿qué lecturas le hubierais sugerido a esta clienta? ¿Leísteis Manolito? ¿Y La tesis de Nancy? ¿Qué os parecen? ¿Cómo llegasteis a ellas?

NOTA DE REGINA EXLIBRIS: ¿Cómo interpretaría una yankee de ventipocos la España ‘profunda’ de finales de los 50? Para contárnoslo y doblarnos a carcajadas Ramón J. Sender escribió La tesis de Nancy (Casals, 9,80 euros), una novelita epistolar en la que Nancy escribe a su prima Betsy sus aventuras en Alcalá de Guadaira mientras se documenta para su doctorado. Sus forcejeos con el lenguaje -especialmente con los piropos-, el idilio con el gitano Curro y su desconcierto ante un país costumbrista, contradictorio y folklórico son la hilarante forma en que Sender dibuja el trágico inmovilismo de una España vista desde la distancia del exilio. Imprescindible.

Manolito Gafotas es too heavy para EEUU

Manolito Gafotas está haciendo ‘las Américas’, pero sin collejas y yo, queridos, no sé qué pensar. El primer libro homónimo de la serie de Elvira Lindo ya está a la venta en EEUU, pero en una versión edulcorada. ¡EDULCORADA!

La noticia ha sacudido las plácidas costas reginaexlibrislandianas con la fuerza de un tsunami. Como imaginareis, ya no hablamos de otra cosa en toda la santa mañana. Ni nosotros ni nuestros clientes ¡buenos estábamos!

Al parecer algunos hábitos manolitogafotianos como recibir y atizar collejas pedagógicas, llamar ‘el Imbécil’ a un hermanito, o dar a un perro un trozo de chocolate son ‘too heavy’ para los lectores norteamericanos.

La mismísima Elvira Lindo ha tenido que explicar por qué da luz verde a una versión light de su Manolito:

“El problema de la corrección política ha llevado a que las collejas desaparezcan, y otros detalles, como que el que Manolito de un trozo de chocolate a su perro es considerado maltrato animal”.

Total, que el pequeño tunante de Carabanchel aterriza al otro lado del charco como Manolito Four-Eyes en versiones suavizadas y descollejadas de sus siete aventuras, que salen desde ya en el mercado anglosajón a razón de una por año.

Tras digerir la noticia, se abrió la veda junto a la balda en la que están todos los títulos del que desde ya hemos rebautizado Manoleitor:

– Librero 2: ¡No me fastidies, hombre, éstos están chalados! ¿qué tiene de malo una colleja?- Regina: Pues como algún niño de intercambio aterrice en Carabanchel…

– Librero 2: ¡Ja, ja, ja!

– Librero 3: ¡Pero cómo la Lindo deja que hagan eso con su Manolito!

– Regina: No sé, imagino que si le da por vender allí se va a forrar.

– Librero 3: Ya, Regina, pero se carga parte del encanto de Manolito

– Regina: Tenemos que hacernos con un Four Eyes… para ver el alcance de la masacre

– Librero 3: Si, igual no es para tanto.

– Regina: La verdad es que para eso podría haberlo reescrito en plan niño de barrio residencial made in yankilandia…

– Librero 2: ¡Si, un Tommy Four Eyes o algo así!

– Librero 3: ¡Pobre Manolito! Con lo que me he reído yo con él, y el Orejones y la Susana Bragas-Sucias

– Cliente: Disculpen, no pude evitar escucharles… ¿es en serio lo que dicen?

– Regina: Me temo que si.

– Cliente: ¡Qué barbaridad, esos ya no saben qué censurar!

– Librero 2: Es que lo del chocolate y el maltrato animal no tiene nombre…

– Cliente: ¿Qué se podía esperar de un país que rechaza el jamón serrano!

Total, que ahí estuvimos dale que dale los libreros y varios clientes, discutiendo sobre si es mejor que el entrañable personaje de Elvira Lindo llegue al mercado anglosajón algo descafeinado, pero que llegue en cualquier caso, o que no llegue. Al final la balanza pareció inclinarse hacia el ‘NO’: o Manolito en bruto, o nada.

Y vosotros, queridos, ¿cómo lo veis? ¿Mejor un Manolito Gafotas travestido en insulso Manolito Four Eyes, descollejado y sin parte de su encanto, o nada? Por cierto, ¿os gusta el personaje de Elvira Lindo? ¿A qué edad lo leísteis?