Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘carmen opera’

“¿También hay novela de Carmen?”

Pobre Mérimée, siluetea un mito literario tan perverso como fascinante letra a letra para que treinta años después llegue Bizet y, cautivado por la historia y con la cabeza reventada en acordes, de forma a su ópera inmortal.

La ópera Carmen lleva siglo y medio eclipsando a la novela homónima de la que bebió el libreto, y en todo este tiempo ha inspirado películas, piezas teatrales y coreografías. Bizet por aquí, Bizet por allá y ni palabra de Merimée, queridos, y a mi es tocarme el temita Carmen y la soprano que llevo dentro me pide vociferar su nombre hasta lograr que estallen todos los cristales de reginaexlibrislandia.

Y así lo hubiera hecho hace unas horas si esta maldita congestión que comparto con media España no me hubiera dejado las cuerdas vocales como las Don Corleone en una mañana de resaca.

El caso es que tenía yo un periódico desparramado sobre mi escritorio cuando dos mujeres de mediana edad se acercaron a pedirme un libro:

– Clienta 1: ¡Hola, buenas tardes!- Regina: Hola, ¿puedo ayudarlas?

– Clienta 1: Si, verás, buscamos un libro del autor de Cometas en el cielo

– Regina: ¿De Khaled Hosseini?

– Clienta 2: Sí, algo así. El caso es que tiene otro libro, ¿no?

– Regina: Si, se llama Mil soles espléndidos

– Clienta 2: ¡Ese, ese! ¿Lo tiene?

– Regina: Si, un segundo y se lo traigo.

 

Así que salí rauda a por el ejemplar de Mil soles espléndidos para ellas…

… Y en lo que regresé me las encontré con las cabezas literalmente pegadas al periódico, en concreto sobre una reseña de la Carmen que Sara Baras acaba de estrenar en la capital.

 

– Regina: Estooo, disculpen, aquí lo tienen.- Clienta1: ¡Ah, fantástico”

– Clienta 2: Nos lo llevamos

– Regina: Perfecto.

– Clienta 1: Oye, pues tenemos que hacernos ya con las entradas. Seguro que Nati se apunta, porque Carmen es sus óperas favoritas.

– Clienta 2: Si, y aunque este baile se base en la de Bizet seguro que la Baras hace algo con duende..

– Regina: Estoo, disculpen

– Clienta 1: ¿Si?

– Regina: ¿Conocen la novela Carmen?

– Clienta 2: Ah, pero, ¿también hay novela?

– Regina: En realidad primero fue la novela, escrita por Merimée, luego la ópera de Bizet y después el resto…

– Clienta 1: ¿Y está bien?

– Regina: Yo creo que es fabulosa, de principio a fin.

– Clienta 2: ¿Y tiene algún ejemplar?

– Regina: Sí, la edición de Alianza.

– Clienta 2: ¡Me la llevo!

– Clienta 1: Uy, luego me dices qué tal…

 

Y se fueron con Mil soles espléndidos y con la Carmen original… y yo, para hacer las paces con Bizet me puse a tararear su Habanera con la Callas de fondo, en un mítico recital que la Voz dio en el Covent Garden en 1962:

Nota de Regina: Con las tropas napoleónicas ya fuera de España fue precisamente un francés, Prosper Mérimée, quien con su paso por nuestro país forjaría a letras uno de los grandes mitos femeninos más perversos de todos los tiempos: el de Carmen, en una novela en la que narra cómo en Sevilla una cigarrera gitana –mitad ángel, mitad demonio– con una belleza tan ideal como lasciva logrará que el soldado ejemplar don José Lizarrabengoa se convierta, enfermo de pasión por ella, en desertor, contrabandista y asesino. Soberbia.

Y vosotros, queridos… ¿qué Carmen conocíais, la de letras o la diseccionada en acordes? ¿Leísteis la novela de Mérimée? ¿Os gustó?