Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘bibliofila’

‘La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey’: llegan la peli y la nueva edición de Salamandra

Los bibliófagos del mundo estamos de enhorabuena. No solo llega a los cines la adaptación de La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, una novela de esas sobre la pasión por la lectura y por las que un bibliófilo saliva, sino que además Salamandra rescata el título de entre los descatalogados (¡sí, arg!) y lanzará su nueva edición finales de mayo. (Aquí es donde me pongo a bailar sobre el mostrador).

(The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society / StudioCanal)

(The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society / StudioCanal)

Para mi, como devota de cualquier libro que vaya sobre libros, librerías, lectores, librópatas y cualquier criatura bibliófaga real o inventada, La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey es un título que prescribo a mansalva en reginaexlibrislandia y, más aún, que me piden reginaexlibrislandianos por el boca-oreja-lector (sí, queridos, me lo han pedido incluso así: Busco un libro sobre un marrano, los nazis y un club de libros).

Pero por desgracia, ya desde mediados de 2017 conseguir ejemplares llevaba siendo un verdadero quebradero de pelucón hasta que me descabezaron con el tan temido:

“Mmm, no, Regina, ese título ya está descatalogado por la editorial”

Pero como la Providencia Librera aprieta pero no ahoga, poco después me llegó el soplo del rodaje de la adaptación homónima.

Así que pensé:

“Uy, nena, respira que mientras haya película a la vista hay esperanza de reedición”

Y, oye, tal cual.

Sinceramente pensaba que sería el sello RBA quien reimprimiera, pero no. Ediciones Salamandra publicará la novela y en reginaexlibrislandia ya esbozamos esa sonrisita entre bobalicona y tierna mientras contamos las horas para recibir a ese delicioso artefacto libresco entre anaqueles en la librería.

(The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society / StudioCanal)

(The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society / StudioCanal)

Y es que, queridos, la novelita epistolar de Mary Ann Shaffer & Annie Barrows (tía y sobrina, la primera falleció antes de publicarla, la segunda nos hizo un bibliofavor llevándola a imprenta) es una auténtica delicia.

Una novelita epistolar que se lee en un “aysss”, pero que está cargada por el amor a los libros y a la lectura, que te absorbe, te emociona y te hace reír a partes iguales.

Es una lectura terapeútica, de esas para inducir un coma libresco a tu bibliofilia, que es del mismo bibliopelaje que otras  dos delicias bibliófilas: la mítica 84 Charing Cross Road, de Helene Hanff, y  La Librería, de Penélope Fitzgetald. Palabra de Regina ExLibris.

NOTA DE REGINA EXLIBRIS

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey. Mary Ann Shaffer. Salamandra. En el invierno de 1946, los londinenses retoman sus vidas desde los escombros de su ciudad tras la II Guerra Mundial. Entre ellos, la escritora Juliet Aston, que mientras busca un tema para su nuevo libro recibe la carta de un desconocido de las islas del Canal a cuyas manos llegó un volumen sobre Charles Lamb que le perteneció. Así es como Juliet descubre La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey y de sus estrambóticos y entrañables miembros, a quienes la bibliofilia compartida hizo más llevadera la ocupación nazi y los horrores de la guerra. Juliet no tardará en viajar a Guernsey, donde además de inspiración encontrará su destino. Un delicioso, magnético y divertido relato en el que Shaffer da una lección de vida, de amor a la literatura, de sentido del humor y de saber hacer. NOTA: la cubierta es la edición de RBA porque la de Salamandra aún está “en el horno”

La película, dirigida por Mike Newell, inaugura el día 20 el BCN FILM FEST 2018 y tiene un auténtico pintón. Como aperitivo de la película y de la nueva edición de La Sociedad Literaria y el Pastel de Piel de Patata de Guernsey en Salamandra, os dejo el trailer:

  • Y vosotros, queridos, ¿leísteis La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey?
  • Sígueme en Facebook y Twitter

El síndrome de la librera compulsiva

Todo exceso daña, y si a don Alonso Quijano la sobredosis de lecturas de libros de caballerías le quebró el juicio a mi, Regina ExLibris, el día a día enterrada viva en volúmenes en mi librería me está empezando a dejar secuelas inquietantes de epidermis para adentro.

Sí, he de reconocerlo, la cosa se me está yendo de las manos y del pelucón. Lo noto.

Antes, cuando gentes próximas y otros libreros me advertían que una cosa era la entrega y al profesionalidad y otra muy distinta ‘lo mío’, yo me limitaba a responderles toda altanera:

 

Bah, vosotros lo llamáis obsesión, yo DEDICACIÓN, que es MUY, pero que MUY DISTINTO, queridos.

Pero desde hace unas horas he de darles la razón, y todo porque la Providencia Librera tuvo a bien colocar a una reginaexlibrislandiana asidua en el lugar adecuado en el momento justo solo para que yo reconociera mi problemilla.

La cosa fue así: hallábame yo fuera de mis confines reginos tras una maratón de gestiones mañaneras cuando me dio por entrar a curiosear en una gran librería que me salió al paso.

Y en esas estaba yo cuando una voz familiar me sobresaltó:

 

– Reginaexlibrislandiana: ¡Pero, por Dios, Regina! ¿Qué haces?- Regina: ¿Eh? ¿Cómo? ¿Qué?

– Reginaexlibrislandiana: ¿Qué demonios haces?

– Regina: ¿Yo? ¡Nada!

– Reginaexlibrislandiana: ¡Pues estáte quietecita, que esta no es tu librería!

– Regina: Ya, ¿y qué?

– Reginaexlibrislandiana: ¡QUE DEJES YA DE COLOCARLES LOS LIBROS, MUJER!

– Regina: Pero, peeeero.. yo…

– Reginaexlibrislandiana: ¡Tu estás mal!

 

Qué bochorno, queridos. No sé cuánto tiempo llevaba yo allí dentro, en qué otras zonas había metido la zarpa y el pelucón, ni cuánto llevaba mi reginaexlibrislandiano asiduo observándome, pero había un testigo y una no podía negar la evidencia: me pilló in fraganti delicto librero-compulsivo.

Aunque, claro, al menos nadie más pareció percatarse o me hubieran tomado por loca de remate.

Así que sí, ya no puedo negar la evidencia:

 

Hola, me llamo Regina ExLibris y tengo el síndrome de la librera compulsiva.

Y vosotros, regianexlibrislandianos de pro, ¿os pasó alguna vez algo semejante? ¿Metéis mano a librerías y bibliotecas ajenas? ¿Pillasteis alguna vez a alguien haciéndolo? ¿Estáis tan entregados a lo vuestro que hacéis horas extras de forma mecánica?