BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

¿Por qué libro empiezo a leer a Fred Vargas, la reina de la novela negra gala?

Que Fred Vargas es sinónimo de titán del género negro es vox populi. Lo que quizá no sepan muchos es que es una mujer (Frédérique Audoin-Rouzeau) y que su pseudónimo es un guiño a María Vargas, magnética, enigmática y sinuosa protagonista de La condesa descalza que inmortalizó Ava Gardner a mediados de los cincuenta.

(La Condesa Descalza, 1954 / United Artists)

(La Condesa Descalza, 1954 / United Artists)

A mi, que hinco la rodilla en lo literario por Fred Vargas y en lo cinematográfico por Ava Gardner, me encantó descubrir esa conexión entre ambas. Máxime cuando el universo literario fredvargasiano tiene mucho de magnético, de enigmático y de sinuoso. Oh là là!

Sí, queridos, sí. Novela a novela Fred Vargas, que además de novelista es arqueozoologa e historiadora especializada en la Edad Media, hechiza a legiones de lectores con sus intrigas, sus personajes y con esa manera tan suya de hacerte girar a su ritmo un caleidoscopio cargado de pistas, cuya imagen completa no terminas de visualizar hasta el mismísimo punto y final.

Por ahora tiene quince novelas publicadas, doce del comisario Adamsberg y su equipo, y el resto protagonizadas por Los tres evangelistas, un grupo de detectives amateurs en cuyos misterios tiene más peso si cabe el trasfondo histórico que el crimen en sí.

Como se trata de una autora de esas del ‘boca-oreja’ cuyos lectores crecen en número con cada nueva entrega son muchas las veces que algún reginaexlibrisdlandiano se ha adentrado en mis confines librescos y me ha disparado a quemarropa eso de:

Oye, Regina ExLibris, ¿y qué novela me leo de la tal Fred Vargas, que me hablaron mucho de ella? 

Así que siempre tengo en la recámara de mi biblio-revólver marca ‘Fred Vargas’ seis títulos de la reinan del noir contemporáneo cuya lectura prescribo a quemarropa cuando se da la ocasión.

Son todos del comisario Adamsberg, sí, ese sabueso tan exasperante como adictivo que irremediablemente termina por engancharte; pero es que, para empezar, mi regio pelucón y yo apostamos definitivamente por él.

¿Listos? ¡Fuego!:

1. Huye rápido, vete lejos. Fred Vargas. Siruela. Soy fredvargasiana hasta la bibliomédula, y si tuviera que sugerir un título para una toma de contacto con el universo literario de Vargas en general y del comisario Adamsberg optaría por Huye rápido, vete lejos. Es una apasionante y enigmática trama on referencias directas a la Edad Media, en la que nuestro atípico Comisario de la Brigada Criminal de París investiga las apariciones de unas extrañas inscripciones en las puertas de un edificio parisino. Mientras tanto, en el otro extremo de la ciudad, un viejo marino bretón que se gana la vida como pregonero, empieza a recibir unos mensajes extraños, textos que parecen extraídos de libros antiguos, vinculados a la peste medieval, y que no auguran nada bueno. Ambos hechos detonarán un misterio que sembrará el terror en toda París. Una novela colosal que es canelita en rama con un Adamsberg que te exaspera y te cautiva por igual.

Huye rápido, vete lejos

Huye rápido, vete lejos

2. La tercera virgen. Fred Vargas. Siruela. Aunque se resiste a la etiqueta de autora negra, Fred Vargas es uno de los pesos pesados. Sus tramas, incisivas y complejas, están pobladas por personajes de lo más original. En La tercera virgen (Siruela, 19,90 euros) te enreda en una investigación a cargo del comisario Adamsberg tras la pista de La Sombra, un asesino travestido en el fantasma de una monja que asesinaba vírgenes en el s. XVIII. Esoterismo, enigmas, crímenes, detectives, espectros, una forense con alma de estibador portuario y corazones rotos son teselas de este mosaico que uno sólo alcanza a ver en todo su esplendor tras el punto y final. Soberbia.

La tercera virgen

La tercera virgen

3. Un lugar incierto. Fred Vargas. Siruela. Cuando el comisario Adamsberg y su inseparable y sabio Danglard aterrizan en Londres ni se imaginan que se enfrentan a diecisiete pares de pies cercenados. De regreso a París las cosas pintan aún peor cuando hallan el cuerpo literalmente masacrado a mazazos de un periodista. Así es como Fred Vargas pone de nuevo en jaque a Adamsberg y al lector con Un lugar incierto (Siruela, 19,90 euros), una novela trepidante, intensa y original en la que la escritora francesa adereza una trama cien por cien policiaca con un baile de vampiros.

Un lugar incierto

Un lugar incierto

4. El ejército furioso. Fred Vargas. Siruela. Fred Vargas sigue batiendo una pluma tan afilada como certera que va sumando legiones de devotos. En esta ocasión, el regalo bibliófilo que nos brinda la escritora francesa es un nuevo y macabro caso para el inagotable y magnético comisario Adamsberg, que esta vez se la juega ante una horda de fantasmales caballeros que cabalgan en tropel por los bosques matando a quienes tienen algo que ocultar. Aunque el origen de estos espectrales justicieros radica en una leyenda medieval normanda, el rastro sanguinolento que parecen dejar a su paso es real. Una historia trepidante, salpicada de retazos históricos y aderezada con ese humor negro tan incisivo y oportuno de Vargas.

El ejército furioso

El ejército furioso

5. Tiempos de hielo. Fred Vargas. Siruela. Alice Gauthier es una respetable profesora de sesenta y seis años, aparece muerta en su bañera. Aunque todo apunta a un suicidio, un extraño signo trazado en el baño sugiere que quizá haya algo más detrás de su muerte, por lo que el caso es derivado al equipo de la Brigada Criminal del comisario Adamsberg. Poro después una mujer dice haber enviado una carta que la muerta había escrito a un tal Amadée Masfauré, cuyo padre se habría suicidado dejando un signo similar. Las sospechas se confirman al comprobar que diez años atrás ambas víctimas formaron parte de una trágica expedición a una remota e inexplorada isla de Islandia… Un más que peculiar club de admiradores de Robespierre, medias verdades, viejos rencores familiares, pistas falsas, ecos de antiguos mitos nórdicos y la imbatible sagacidad de Adamsberg y su brigada son los irresistibles ingredientes de esta brutal mente buena entrega de la reina de la novela negra europea.

Tiempos de hielo

Tiempos de hielo

6. Cuando sale la reclusa. Fred Vargas. Siruela. Pasen y lean la que es desde ya la obra más ambiciosa y total de Fred Vargas, cuya trama está exquisitamente aderezada con todos los ingredientes marca de la casa: la arqueología, el medievo, los mitos, la fauna y, por supuesto, la disección del alma humana. En su decimocuarta investigación nos reencontramos con un comisario Adamsberg que parece ser el único interesado por la muerte de tres ancianos a causa de las picaduras de una Loxosceles rufescens, alias la reclusa: una araña esquiva y venenosa, sí, pero no letal. Adamsberg comienza a investigar a espaldas de su equipo, enredándose en una delicada y compleja trama, llena de elaborados equívocos y profundas conexiones, cuyos hilos se remontan a la Edad Media. Un caso elusivo y contradictorio que tiene en jaque permanente al comisario y, como no, al lector. Una novela redonda, absorbente, compleja y adictiva cuyo eco te resuena en la cabeza más allá del punto y final.

Cuando sale la reclusa

Cuando sale la reclusa

Y como guiño reginaexlibrislandiano a mis dos Vargas aquí os dejo el trailer de la colosal La Condesa Descalza:

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.