BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

“¿Tienes el libro de la ‘pilingui’ de Barcelona?”

Si para Vargas LLosa el paraíso estaba en la ‘otra esquina’ para mi el jardín del Edén es, sin duda, una reginaexlibrislandia atestada de libros y frecuentada por gentes de todo pelaje en busca del título más inesperado. Y es que, queridos, esa es una de las grandezas de mi profesión: nunca se por dónde me van a atizar el golpe bibliófilo.

Por ejemplo, el de hace unas horas me dejó literalmente aplastada bajo el peso de mi propio pelucón. Estaba yo revisando unos catálogos cuando se internaron en mis confines un hombre y una mujer con un pie en la séptima década. Fue ella la que, sin mediar saludo ni soltar a su marido, me inquirió:

Clienta: ¿Tienes el libro de la pilingui de Barcelona?Regina: ¿Perdón?

C.: Sí, uno que es la biografía de una catalana que tuvo un prostíbulo… algo de moral juguetona o una cosa así…

R.: Pues, déjeme pensar, ¿no tienen algún dato más?

Aquí fue cuando el hombre tomó la alternativa:

Cliente: Salió en el Buenafuente hace poco. La mujer llevaba un prostíbulo en la guerra y después, ¿sabe?Clienta: ¡Si! Pero el libro no lo escribió ella, sino un periodista. Vamos, que ella le contó si vida y él sacó el libro.

Regina: Ya veo, ¿y dicen que lo vieron el la tele hace poco?

Cliente: Sí, vamos, no ayer, pero tampoco hace dos años. Es reciente, es reciente…

Clienta: Yo recuerdo que el título decía algo de moral juguetona o algo así, ¿sabe?

Regina: ¿Tiene prisa? Si me dejan un segundo veo a ver qué puedo hacer.

Clienta: Es que estamos de paso, venimos de XXX y creíamos que aquí sería más sencillo encontrar el libro, pero es la tercera librería por la que pasamos y nada, oiga, a nadie le suena…

Más o menos cuando ella terminaba su frase yo sentía cómo de epidermis para adentro todas y cada una de mis neuronas respondían al ‘código rojo’ desplegando una actividad frenética.

En menos de un segundo decidieron por unanimidad que metiera el pelucón en el ordenador para sortear el que era, sin duda, un reto bibliófilo catalogado en mis confines como ‘googlelizable’, a saber: meter a capón en el buscador las pistas y ver qué nos deparan los mares de bits.

Tres, dos, uno… ¡EUREKA! En cosa de un minuto y medio di con la referencia:

Regina: ¿No será Sra. Rius, de moral distraída, de un tal Julián Peiró? Clienta: ¡Ese, ese! Sí, seguro que es ese. ¿Moral distraída? ¡Pues sí que estamos buenos, Juan!

Cliente: En efecto, ahora que lo dice ese era el periodista.

Clienta: ¿Y lo tienes?

Regina: Pues ahora mismo no, pero puedo pedírselo a la editorial, aunque tardará una semana en llegarme.

Cliente: ¡Pídalo, pídalo! Al menos usted se tomó la molestia de vernos el título…

Clienta: Es que, ¿sabe? No es que seamos morbosos, pero según dijo Buenafuente por la Rius esa pasó la flor y nata del artisteo de la época: Gala, Cela y demás. ¡Tiene que ser curioso!

Total, que les tomé los datos y abandonaron reginaexlibrislandia retorciendo de nuevo el título del libro. Cierto es que a mi ni me sonaba, y mentiría si dijera que no me pica la curiosidad, así que probablemente le echaré un ojo en cuanto llegue a mis regias manos. Hasta ese momento, me tengo que conformar con la sinopsis de su editorial, Comanegra:

 

Por primera vez una auténtica profesional del mundo de la prostitución da la cara para desmontar los consabidos tópicos acerca del trabajo del sexo. Frente a la avalancha de libros y programas televisivos que oscilan entre lo frívolo y la sordidez, esta mujer real alza la voz para explicar un trabajo del que se siente orgullosa.La Sra. Rius es una leyenda en Barcelona y una institución a nivel nacional. En estas memorias, compartidas junto al conocido periodista Julián Peiró, seguiremos su trayectoria. Desde que una joven Lydia empieza a ejercer, por consejo de su madre, hasta que, tras pasar por los mejores locales de la ciudad, llega a la creación de su propio negocio. Allí, ya como Sra. Rius, se convertirá en una más que peculiar madame: por un precio razonable les ofrecerá siempre las mejores chicas, pero le exigirá ser el mejor de los clientes.

Junto a ella descubrimos las pasiones sexuales de personajes famosos, la evolución en los gustos de la clientela y la manera de gestionar una casa de citas. Pero también el día a día de unas mujeres que son mucho más que las horas compartidas con un hombre.

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿habíais oído hablar del libro o de la Señora Rius? ¿Qué recursos utilizáis para dar con referencias de libros? ¿Cómo hubiérais buscado vosotros esta? ¿Os interesa el libro de Peiró?

25 comentarios

  1. Dice ser Ring

    Si, yo lo vi en el programa de Albert Om El Club, en tv3… parece que tiene que ser entretenido. Por Sant Jordi, si lo encuentro, me lo compraré.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. me recordo a cien años de soledad, la relacion tormentosa sexual que existia entre dos de los protagonistas, quizas porque era jovencita se me quedo tan grabado

    30 noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Elwen

    La verdad es que lo de Sra. Rius me suena haberlo leído en alguna parte, tal vez mirando libros. Pero no, no había oído hablar del libro, tal vez porque en lugar de ver a Buenafuente leo :PSupongo que si alguien me preguntase, pues iría directa a Google que todo lo sabe y como resultado seguro que te hubiera encontrado a ti Regina xDDUn SaludoElwenhttp://midnighteclipse.wordpress.com

    31 marzo 2009 | 11:33

  4. Dice ser Raquel

    Salió hace no muchas semanas un reportaje con ella de protagonista en “Vidas Anónimas”, un programa de La Sexta.

    31 marzo 2009 | 13:31

  5. Dice ser Piraña

    Este libro salió no hace mucho. A finales del año pasado en RAC1, en el programa “Versió RAC1” del periodista Toni Clapés, entrevistaron a Julià Peiró y a la Sra. Rius. Recuerdo la entrevista porque los que somos de toda la vida de Barcelona sabemos quién es la Sra. Rius. Es una madame muy peculiar y en su casa de citas no sólo trabajan chicas despampanantes sino también señoras casadas, estudiantes, mujeres corrientes que se sacan un dinero trabajando en el burdel de la Sra. Rius. Comen y cenan en el burdel las mujeres que trabajan allí si están muchas horas, todo muy casero, nada que ver con un antro deprimente con la típica madame explotadora.En la entrevista la sra. Rius explicaba que sólo aceptaba clientes que fueran hombres educados y que tratasen bien a las mujeres que les hacían el servicio. Nada de guarros. Los clientes con tendencias especiales se lo confiaban a la sra Rius y ella les elegía a la mujer adecuada para el servicio. Tiene clientes que van a su casa de citas desde hace muchos años, clientes de toda la vida y a éstos suele pedirles que tengan servicio con mujeres principiantes. No vírgenes, si no mujeres que nunca han ejercido el oficio.En la entrevista de la radio, se le notaba una mujer educadísima y con mucho mundo, conoce muy bien la parte oculta de Barcelona. Pero dudo que diga nombres y apellidos de sus clientes más famosos a no ser que éstos le hayan dado permiso expreso. Así que el libro debe ser muy interesante. Julià Peiró, el periodista que escribió la biografía (que debe ser una larguísima entrevista hecha libro), lo habrá hecho interesante porque últimamente está metido en estos temas de la Barcelona más oscura.

    31 marzo 2009 | 13:50

  6. Dice ser Joahn

    Pues sí, conocía este libro y conocía a la Sra. Rius. No hará ni dos meses que esta mujer ha ido por muchos programas de televisión promocionando su libro. Lo raro es no haberla visto en alguno de ellos.

    31 marzo 2009 | 13:58

  7. Dice ser Lbt

    Tiene la misma cara que su perro!!

    31 marzo 2009 | 14:12

  8. Dice ser el gato lector

    leo muchos libros…este pasó por mis manos antes de que ella por los programas de la tele. es muy buen libro, os aconsejo a leer a todos.

    31 marzo 2009 | 14:24

  9. Dice ser Lila

    Yo lo tengo, me lo he leído. Precisamente me llamo la atención porque era uno de los pocos anuncios que me parecian ” misteriosos” y que salían publicados en la vanguardia cuando era peque. ( tengo 50 a ños)

    31 marzo 2009 | 14:32

  10. Dice ser Estrella

    La Sra. Rius es toda una institucion en Barcelona y su anuncio en el periodico La vanguardia tambien. El titulo esta muy bien escogido porque antiguamente en la epoca de la posguerra a las prostitutas que ejercian en pisos se las llamaba eufemisticamente mujeres “de moral distraida” -al menios en catalan-.

    31 marzo 2009 | 14:46

  11. Dice ser anónima

    “Con su voz aguardentosate contará que fue hermosay que ejerció de rameray que su casa de citasfue de lo más exquisitaque allí no entraba cualquierapues pasaba de visitaun ministro de levitacon monóculo y chisteray un magistrado famosoy un diputado rumbosoy hasta un cura calavera…”Braulio. cantante canario

    31 marzo 2009 | 15:12

  12. Dice ser bah

    Nadie se cree tus historias , al menos hazlas más coherentes. Alguién se cree que estando de paso por una ciudad va a esperar una semana por un libro??? De imaginación no andas demasiado sobrada.

    31 marzo 2009 | 15:54

  13. Dice ser pelanas

    Yo lo conocía porque trabajo en una institución pública por donde pasan todos los libros que se venden en España (o al menos su reseña), no diremos más. Me impactó el asunto de Dalí y el pato, desde ese momento le miro con malos ojos (de asquito más bien).

    31 marzo 2009 | 16:01

  14. Dice ser Borgleone

    Mmmm, yo si lo conocía pero me daba la sensación de que parte del contenido es inventado…pero bueno, con la litereatura pasa lo mismo.En cualquier caso, curioso personaje…el pato de DalíSaludos mediterraneos

    31 marzo 2009 | 16:13

  15. Dice ser suivi

    pues salio publicado hace algunos meses.lo conocí por una entrevista que hicieron al autor y la sra. rius en RNE.curioso y me gustó.

    31 marzo 2009 | 16:28

  16. Dice ser J

    A mi no me puede dejar de hacer muchísima gracia el tema de este libro. La verdad es que también lo descubrí a través de BF, pero no puedo contener mis carcajada cuando yo soy “la señorita Rius” apellido que me dió mi padre, y mi abuela paterna, que es muy señorona y estirada, toda la vida se ha hecho llamar donde va “La señora Rius”

    31 marzo 2009 | 17:24

  17. Dice ser Purita

    Para BAH:pues yo vivo en un pueblo de Madrid y sí encargo cosas en librerías de la capital, porque voy cada quince días a ver a mis hijas y de compras, o de médicos…La verdad es que no me parece descabellado, Bah, lo que cuenta Regina sobre ese matrimonio.Saludos a todos y en especial a nuestra librera,Purita

    31 marzo 2009 | 19:35

  18. Dice ser la dama de las camelias

    Bah, XXX puede ser otra ciudad, un pueblo, un barrio o la consulta del dentista. A quién le importa. A mí lo que me gusta es la forma en que Regina cuenta las cosas, me da igual si es verdad o no, que esto es un blog, no la vida real, y cada uno lo enfoca como quiere.Regina, gracias a mi padre leo desde pequeña, de todo, pero gracias a ti estoy descubriendo grandes libros. Me encantó 84 charing cross road.

    01 abril 2009 | 9:22

  19. Dice ser laprimadeaudrey

    No me interesa en absoluto ni ese ni todos esos escritos por prostitutas mediáticas o no. Me trae sin cuidado las preferencias sexuales de Cela and company, si se tomaba un colacao antes de pasar con la fulana o un gin tonic. Tampoco me gustan esos libros llamados “testimoniales”.Para buscar la referencia de un libro suelo utilizar internet.

    01 abril 2009 | 10:27

  20. Dice ser Jeipi

    Querida Regina:La única referencia que tengo de este libro es el post titulado “Las señoras que hacemos señores”, que tu vecina Chapi Escarlata colgó en su blog el pasado 25 de febrero.Ni la obra, ni el autor, ni el tema me entusiasman en demasía. Creo que para los bibliómanos la gegenuina “Sra. Rius de Barcelona” no es otra que Mariona Rebull.

    01 abril 2009 | 15:48

  21. Dice ser Lilith

    Regina encontradora de libros perdidos!!!

    03 abril 2009 | 17:46

  22. Dice ser Imelda

    Yo tampoco soy lectora de testimonios, aunque por mi trabajo tengo que leer algunos. Y tengo que deciros que nunca me había leído un testimonio en tan pocos días como me he leído este.Me encantó porque no es sólo un libro sobre prostíbulos, prostitutas y costumbres raras de los clientes … sino sobre una mujer interesantísima, con una infancia peculiar, … y sobre la Barcelona de la posguerra, … y sobre cómo ha cambiado la vida y la gente desde entonces hasta ahora.Lo que sí tengo que decir es que me ha decepcionado un poco la forma de escribir de Julià Peyró. O quizás la editorial no hizo una buena corrección de estilo. O puede que el autor no les dejara (que eso también pasa).

    08 abril 2009 | 15:50

  23. Dice ser xe.

    Buenas, yo conocí un tiempo a esta sra cuando tenia una granja en sarriá.Desconocia por completo el tema de “moral distraida” la verdad es que a mi y a mi familia nos trató con mucha educción y cariño.Del libro si lo he comprado y leido y pude saludarla en persona,la vida da muchas vueltas y nunca sabes lo que nos espera,aún no compartiendo esa vida distraida, tenemos que ser respetuosos con la vida de las personas,pues a veces no es facil.Un beso LYDIA.

    29 abril 2009 | 9:50

  24. Dice ser SANTI

    Hace un mes visite a esta Sra y quede asombrado por la señorita morena que me presento. Se llama Esther, es sensual y con mucha clase como para estar aqui. Supongo que alguien la retirara pronto.

    02 junio 2009 | 23:17

  25. Dice ser santiago

    La moral no se distrae simplemente no existe.Me acuerdo muy joven de ver la chicas en Costa Fleming y entonces todavía el Estado era Católico. El problema es que el hombre se acuerda de que tiene algo entre las piernas de vez en cuando y si tiene dinero… Pero lo que nos afecta tanto a cliente como a prostituta es comerciar con la intimidad y si algo tiene de bonito el amor es que se da sin esperar nada a cambio. En realidad la prostitución es algo que no debería existir pero que nadie sabe como acabar con ella y en el fondo tampoco es más urgente que el tren de Alta Velocidad.

    07 enero 2010 | 13:26

Los comentarios están cerrados.