BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Un autoestopista de lujo en el BMW de Kerouac: Cormac McCarthy

Bueno, queridos, por fin puedo sacar al replicante Roy Batty de Blade Runner que llevo dentro.

Vale, ver, lo que se dice ver pues a día de hoy no he visto en reginaexlibrislandia ‘atacar naves en llamas más allá de Orión’, ni ‘rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta Tannhäuser’, pero lo que sí he visto es cómo al BMW que conduce catódicamente Jack Kerouac en los televisores de medio planeta se subía un autoestopista de lujo: Cormac McCarthy, que en lugar de alzar su pulgar en la cuneta lo que mostraba era un ejemplar de su La Carretera.

Así empezó la cosa:

– Clienta: Hola, buenas tardes. Mira, me han encargado un libro de un escritor americano muy famoso, pero olvidé el papel con el nombre. Lo que recuerdo es que el título era algo así como La Autopista, o La Carretera, algo parecido.- Regina: Ah, pues quizá se refiera a Cormac McCarthy y a su La Carretera, con el que le dieron el Premio Pulitzer el año pasado. Además luego se estrenó la adaptación de su No es país para viejos, por la que se llevó el Oscar Bardem, así que imagínese si se habla de él…

– C.: Pues debe ser ese, ¿lo tiene?

– R.: Si, aquí está.

– C.: Bueno, con lo que me cuenta de él no me extraña que hayan aprovechado el tirón para sacarlo en el anuncio

(La frase desbarató la pulcra uniformidad de mi pelucón con la fuerza de un tsunami)

– R.: Perdón, ¿cómo dice? – C.: Si, que es el que sale en el anuncio del coche, creo que de un BMW. Ahí es donde lo vio mi chico, y le dio por el libro.

– R.: Discúlpeme, entonces usted lo que busca es En el Camino, de Jack Kerouac, solo que en inglés uno se titula On The Road y el otro The Road. Entre eso, que ambos son norteamericanos y que los dos libros se han puesto de moda…

– C.: ¡Uy, qué curioso! Mmmm, y ¿de qué va el de McCarthy?

– R.: Bueno, es fascinante, es una de esas novelas cuyo eco resuena en la memoria más allá del final. En ella C. McCarthy coloca a un padre y a su hijo recorriendo una apocalíptica Norteamérica en la que todo está carbonizado, la civilización agoniza y los hombres se devoran para sobrevivir. El protagonista se refugia en los viejos tiempos para entretener a su hijo y como antídoto para el presente, pero ¿fueron reales? Es demoledora y brillante, la verdad.

– C.: Suena interesante. ¿Sabes lo que te digo? Que me llevo las dos, En el camino y La Carretera.

Pero ella no fue la única, y en una semana han venido nueve personas buscando ‘La Carretera o algo así‘ sin llegar a citar el spot-obús de la BMW-Kerouac hasta bien entrado el diálogo.

Fue lizka quien intuyó la confusión latente cuando me preguntaba en un comentario al post de la BMW:

Y no te compran también la carretera de Cormac McCarthy? ambos libros con titulo similar.

En su día me hizo gracia el comentario, pero dos días después la vida misma le dio la razón en mis regias narizotas. Y no una, sino en ocho ocasiones.

Porque de las nueve personas de las que os hablo ocho a quien querían realmente era a Kerouac y sólo un caballero buscaba La Carretera tras quedar deslumbrado por la pluma de McCarthy con No es país para viejos.

Visto lo visto, queridos, he de reescribir uno de los fragmentos de mi post sobre BMW-Kerouac:

Desde que un artefacto catódico-publicitario llamado BMW-On The Road explotó cerca de reginaexlibrislandia nada ha vuelto a ser igual ni en mis confines ni bajo mi pelucón. (…) La onda expansiva del anuncio está reventándome la demanda de ejemplares de On the Road, de Jack Kerouak, traducido en España por Anagrama como En el camino…

Y añadir:

“y la de La Carretera, de McCarthy”.

Loado sea el spot si con ello se lee a ese soberbio, lúcido y terriblemente inquietante escritor.

Y vosotros, queridos, ¿Leísteis a McCarthy? ¿Conocéis algún efecto más del obús-spot BMW-Kerouac?

13 comentarios

  1. Dice ser helminto

    Bendito el aeropuerto donde compre el magnífico libro de McCarthy, que luego devoré entre esperas y desesperaciones.Lo de las libros en los aeropuertos tiene tela (me imagino que son franquicias de todo por la pasta). Hay tal cantidad de libros desastrosos, que cuando te encuentras con uno normalito te dan ganas de besar al kiosquero-a.Un saludo y a los pies de su peluca.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Napa

    Pues yo me leí “La Carretera” y me pareció una pasada. Semanas después de haberlo leído aún estaba dándole vueltas a la cabeza, recordando pasajes, el estilo…Ahora me espera la trilogía de la frontera en “La Pila”

    30 noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Homófaga

    Todavía no. Al próximo le colacas la “trilogía”, añadiendo Easy Ryder. A lo mejor incluso te lo agradecen forever.http://www.homofagia.com

    01 julio 2008 | 10:49

  4. Dice ser frivera

    me quedo con supertramp y la ducati

    01 julio 2008 | 10:58

  5. Dice ser armstrongfl

    El doble de Schiele ha leído a Kerouack y a McCarthy, pero no conduce un BMW, sino un Renault blanco, y sí, se cruza el país todos los años de costa a costa, como Dean y Sal.Un beso, Mi ReinaArmstrongfl

    01 julio 2008 | 11:31

  6. Dice ser anita

    01 julio 2008 | 11:32

  7. Dice ser anita

    en mi opinión son dos obras fundamentales de la literatura americana, muy recomendables, así que no hay mal que por bien no venga, y si gracias a BMW hay gente que descubre, en medio del error, a estos dos grandes autores mejor.por otra parte, acabo de descubrir tu blog, y me he sentido muy identificada, será que mi hermana gemela también fue librera, será que me gusta el olor de las librerías, será que hoy me levanté blogera.bueno, felicidades, te seguiré leyendo, besos.

    01 julio 2008 | 11:36

  8. Dice ser armstrongfl

    Regina, Armstrongfl necesitaría una aclaración de su parte. Está confuso al encontrar su imagen con el rostro tatuado y bajo el nombre de Scarlett.Un beso. Este isleño ya ha dejado un mensaje a la pelirroja Scarlett en su bitácora.¿Es que usted se llama Scarlett?

    01 julio 2008 | 13:00

  9. Dice ser Sal Paradise

    Comparar un truño infumable como McCarthy con un autor/dios de la talla de Kerouac hace aullar a Allen Ginsberg.

    01 julio 2008 | 14:11

  10. Dice ser Uno cualquiera

    Me alegro que la gente lea ‘On the road’ aunque tenga que ser por estos motivos..Hace un par de días, un amigo, vino a mi casa, y al ver este libro me dijo: “ah, ¿Tu también lo has comprado?”; lo más curioso es que ese libro lleva en la misma estantería de mi salón desde hace 10 meses cuando me mude de casa y enfrente del sofá donde suele sentarse mi amigo como unas cuatro días por semana, en fin..

    01 julio 2008 | 17:15

  11. Dice ser Luis Vea García

    Si a los dos libros que mencionas le añades El camino de Miguel Delibes ya tienes la trilogía completa.

    01 julio 2008 | 18:44

  12. Dice ser gotomax

    Algo parecido sucedió años atrás con un anuncio del Renault Clío. Salía un chico barriendo un bar de carretera, mientras iba repitiendo una especie de mantra: “gerooopaaaa”(video recordatorio)…pues no sabes la de gente que iba a los disc-jokeys en las discotecas pidiendo el gueropa de las narices, a las tiendas de discos con el maldito eslógan metido entre cejas y encima se convirtió en grito de guerra de adolescentes.Ahhh, la publicidad…menudo poder tiene.

    02 julio 2008 | 10:57

  13. Dice ser Manu

    Cuando leí “On the road” hace un porrón de años me llamó mucho la atención el párrafo que sale en la propaganda de BMW. Lo copié en un procesador de texto y lo colgué en la pared de mi cuarto.Me creí originalísimo y todo. Un día, saltando de enlace en enlace por la Wikipedia, caí en la entrada referida a Kerouac. Y allí estaba el párrafo, destacado. Me había llamado la atención como le había pasado a millones de lectores. Y cuando vi el anuncio fue ya el acabose.Menos mal que aquel folio colgado en la pared no lo vio nadie.

    03 julio 2008 | 12:31

Los comentarios están cerrados.