BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

¿Tapa dura o edición de bolsillo?

La ingesta indiscriminada de letras me ha convertido en un ser literal con tendencias melodramáticas o, lo que es lo mismo, reacciono ante determinadas situaciones metamorfoseándose en mis referentes novelescos.

Es lo que yo llamo mi fondo de armario, queridos, y para cada conflicto tengo un personaje que me ampara, o incluso varios. Ya veis, unos se enfrentan al mundo de la mano de Dior, Carolina Herrera o Cavalli mientras que yo me visto de Cervantes, Djuna Barnes, Proust, Hesse, Pizarnik o cualquiera de las deidades que habitan mi olimpo literario.

Por ejemplo, cuando he de afrontar un dilema opto por ponerme shakespeariana. Desenfundo mi piel de Hamlet con calavera de Yorick y todo y, hala, a buscarle sentido al universo, o a lo que tenga en mente. Precisamente ayer reginaexlibrislandia entera se materializó en el Castillo de Elsinore, en Dinamarca, y ahí estaba yo, azotada por el viento y la bruma, desgarrada por la siguiente cuestión:

– TAPA DURA O EDICIÓN DE BOLSILLO, ESA ES LA CUESTIÓN…

Recabando datos tomados desde mi privilegiado púlpito librero concluyo que, salvo cuando se trata de regalos, de ediciones especiales o una novedad con la tinta aún húmeda la gran mayoría de mis clientes prefieren las ediciones de bolsillo.

Lo hacen por la que he bautizado como cuestión de P.E.C. (Precio, Espacio, Comodidad). Para un ávido lector y bibliotecario doméstico, los tres o cuatro libros mensuales de media son, según la edición (hasta 11 euros bolsillo, el resto tapa dura en distintos formatos), un gasto asumible o un lujo inalcanzable.

En cuanto al espacio, el que dispone cada cual para su biblioteca es cada vez más reducido, bien por restricción de metros cuadrados por persona, bien por baldas ya atestadas, bien por la suma de los anteriores. Y lo de la comodidad viene determinado por una rutina a contra reloj, que obliga a devorar párrafos a hurtadillas en cualquier momento y lugar, por lo que cuanto más pequeño y manejable sea el libro, mejor.

Como colofón diré que en el mercado de las letras los sellos de bolsillo han brotado como setas en los últimos cinco años.

Mientras los grandes titanes del negocio del libro reeditan con un margen temporal cada vez más estrecho sus títulos estrella en formatos más económicos, otros a cuyos pies me postro rescatan del olvido títulos descatalogados o inéditos.

Como clienta y compradora compulsiva de letras hace años que, salvo gloriosas excepciones, me decanto por las ediciones de bolsillo por cuestión de P.E.C.

Pero, ¿y vosotros, queridos? ¿tapa dura o bolsillo?

36 comentarios

  1. Dice ser Bárbara

    Me gustan mas los de bolsillo, por que como han dicho anteriormente, lo puedes meter en el bolso, son menos “engorro” que los otros. Lo malo de las tapas duras, es que se te doblan las esquinas, tienes que forrarlo para que no se rompa “el cartón”, o el lomo del libro.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Sonrisa Radiante

    Hola a todos!!Sin duda edición de bolsillo,más económico, fácil de llevar y encuentras libros del mismo autor en esta edición con la misma historia y más económico. Que mejor,que mejor!!Feliz semana a empezarla con fuerza y mucha lectura!!!Abrazos para todos!!!S.R. 🙂

    30 noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser grup

    Pues depende, hay libros buenos que se merecen estar en tapa dura con sobrecubierta, con papel de calidad y demás cosas caras, mas que nada porque si se tercia una relectura (o muchas) la tapa blanda no aguanta “na de na”.El libro ocasional, que será leído una vez, o dos si se lo prestas a alguien de confianza, pues tapa blanda

    25 febrero 2008 | 1:10

  4. Dice ser Transon

    ¡Larga vida a la edición de bolsillo!:D

    25 febrero 2008 | 1:39

  5. Dice ser Mercè

    Edición de bolsillo. Rara vez de tapa dura (generalmente són los que no puedo esperar para que salga la edición de bolsillo). Los de bolsillo me són fáciles de llevar, los puedo meter en el bolso, no me pesan tanto (sobretodo va bien en las posturas incomodas de lectura) y me permiten (al poder doblar el lomo) aguantar-los con una mano. Siempre me llevo al trabajo un libro (trabajo de noche y la faena no es siempre continua), y el libro de bolsillo me es incluso posible poner-me-lo en el bolsillo de la bata. A parte de prácticos y de utilitzar menor espacio.. són mas económicos (a veces entre 10 y 15 euros lo que te permite comprar otro).

    25 febrero 2008 | 4:25

  6. Dice ser Sarg

    De bolsillo siempre. Tengo una especial manía a las tapas duras, ya que se clavan, ocupan más y son más caras.En lo de que los libros de bolsillo no duran nada, discrepo. Tengo por casa algún libro de los años 70 de mi padre que ha aguantado como un campeón. Amarillento, eso sí, pero no más amarillento que algunos de tapa dura de la misma época.Claro, también depende mucho de cuánto lo cuides, y yo soy bastante fanático de mimar los libros 🙂

    25 febrero 2008 | 8:53

  7. Dice ser Mary

    Tapa blanda, siempre tapa blanda.La lectura es, problablemente, mi mayor vicio.Me gusta poder llevar y leer los libros en cualquier sitio. Los de tapa blanda pesan menos y son más manejables.Con los libros me evado de los problemas cotidianos y puedo vivir miles de vidas, aparte de la mía.Soy incapaz de dormir por las noches sin leer un rato primero.

    25 febrero 2008 | 9:08

  8. Dice ser Lilith

    Yo los prefiero de bolsillo, porque ocupan menos (tanto para transportarlos como para luego almacenarlos), los puedes llevar donde quieras y son más baratos.Saludos y ánimo con el lunes.

    25 febrero 2008 | 9:18

  9. Dice ser juanjo

    Ni tapa dura, ni tapa blanda; libro digitalizado leído en PDA. Una biblioteca completa en tarjeta de memoria de 6 centímetros cuadrados.

    25 febrero 2008 | 9:23

  10. Dice ser joana

    de bolsillo por que son mas baratos mi aficion es leer pero los libros son muy caros y hay que esperar a que salgan de bolsillo

    25 febrero 2008 | 9:32

  11. Dice ser Anura

    Bueno, tengo que reconocer que la pregunta se las trae. Por lo habitual, porque tengo poco espacio en mis estanterías o porque no estoy económicamente lo que se dice en Jauja, prefiero comprar las ediciones en formato de tapa blanda. También cabe decir que lo hago por otras razones bibliofílicas. No en vano pertenezco a la generación de “El barco de vapor” y “Alfaguara”, editoriales de tapa blanda por autonomasia. Además, el pequenyo ritual de comprar el libro en edición de bolsillo, sentarte delante de la mesa reverentemente y forrarlo amorosamente para que te dure más (odio las esquinas rotas), todo previo a la lectura, le anyade una nueva dimensión a la experiencia (soy friki, lo sé). Por otro lado, algunos libros son completamente imprescindibles en tapa dura: hablo de libros recientemente editados cuya edición de bolsillo parece tan lejana que pone la paciencia a prueba (sin ir más lejos, los tochos de Harry Potter, Eragon o la trilogía de Idhún), pero, como digo, prefiero la edición de bolsillo. Excepto, quizás, cuando el fenómeno cinematográfico mete la mano. Las ediciones “conmemorativas” de bolsillo que siguen la ola de las películas son realmente horripilantes (me viene a la cabeza en estos momentos la de “Un puente a Terabithia”, “Las crónicas de Narnia” o “La Brújula Dorada”). Alguien debería prohibir el uso de fotogramas en esas ediciones…Ps: Perdonad el uso de “ny” en vez de “^n”. Estoy escribiendo desde un teclado alemán y no encuentro la letra por ningún lado 🙂

    25 febrero 2008 | 9:35

  12. Dice ser Maldur

    Siempre que puedo, blanda 😉 por varios motivos, precio y comodidad sobre todo.Eso de que si los quieres leer varias veces es mejor en tapa dura es bastante discutible, puesto que yo, sin forrarlos ni protegiendolos más allá de lo razonable, ya me he releido no una ni dos si no así como 4 o 5 veces una coleccción, se la he dejado a varios amigos y todaví la tengo alli en la estantería para volver a echarle un ojo de vez en cuando ;).Los libros en tapa dura quedan muy elegantes en las estanterias del salón, pero lamentablemente lo normal es que no salgan del salón de la mayoría de las casas…para mi el mejor libro es el que tiene sus marcas, esas dobleces en las tapas, esas esquinas un poco dobladas, señal de que están cumpliendo su función y no son sólo un bonito adorno….;)No soy anti-tapas-duras, tengo muchos libros también en ese formato, regalos, libros por los que no podía esperar, colecciones…pero el otro me parece más práctico y para mi, lo más importante de un libro es lo que está por dentro de las tapas 😉

    25 febrero 2008 | 10:19

  13. Dice ser Felicidad

    Pues yo prefiero la tapa dura, puede ser algo más caro pero también se pillan buenos precios comprando en lotes, o ediciones de kiosco. La verdad es que como es el único vicio que tengo no me importa pagar algo más. El problema es el espacio, con imaginación hemos instalado estanterias en los sitios más insospechados (hasta encima de las puertas)pero realmente con el tiempo ya no sabes donde colocarlos.

    25 febrero 2008 | 10:32

  14. Dice ser Cecilia alameda

    El problema general de los libros de bolsillo es que, al reducir el formato, se reduce mucho la letra y cuesta leerla. Algunas editoriales mantienen el tipo (de letra)y no reducen tanto las páginas.Los libros de bolsillo son manejables, fáciles de transportar y de guardar en casas que ya están llenas de libros. Para leer en la cama, en el autobús o en la cola del banco son ideales. Pero cuando un libro te gusta y quieres releerlo, mejor una edición más sólida. Ayer compreé Brooklyn Follies, que ya leí en su momento porque me lo prestaron. Es de esos libros que leeré dos o tres veces más en el futuro. Lo compré en su edición grande, aunque la tapa de Anagrama no es dura.

    25 febrero 2008 | 10:37

  15. Dice ser Explo

    Salvo cuando sale alguna edición especial, siempre de bolsillo. Lo puedo llevar en la mochila, ocupa menos en las estanterías, cansa menos…Ahora, que un libro especialmente grueso y en tapa dura también puede tener sus ventajas. De arma defensiva, por ejemplo xD

    25 febrero 2008 | 11:21

  16. Dice ser adrianlm

    Pues yo de tapa dura, sin dudarlo. Considero la presentación del libro como otra gran parte importante del mismo, y con tapa blanda sufres tener que leer las páginas retorcidas, que la portada se arrugue y salgan marcas,que antes o después alguna pagina se caiga si le das mucho uso, además del eterno problema de dejarte los ojos en la tediosa lectura de letras minúsculas por las que al final acabas aborreciendo el libro…

    25 febrero 2008 | 11:46

  17. Dice ser tresdeoros

    Has descrito perfectamente todos mis problemas, pero aunque tenga que sufrirlos, yo no me apeo de la tapa dura, y nada de ediciones coleccionables de quiosko, esas son de mala calidad, sino ediciones en buen papel y mejor encuadernación. Quiero tener mis libros por tiempo, y la edición de bolsillo no tolera el paso del tiempo ni el manoseo demasiado bien.Confieso además, que ya voy teniendo problemas para leer la letra cada vez más pequeña de los de bolsillo.

    25 febrero 2008 | 13:00

  18. Dice ser Miranda

    Como snob repelente que soy, me encantaría tener una biblioteca de película, llena de ejemplares encuadernados en piel y estampaciones en oro en el lomo, jajaja. La dura realidad? Edición de bolsillo por todas las razones antes mencionadas.Aunque no sé si es una impresión mía, pero las tapas duras últimamente escasean bastante, no? Por ejemplo, Salamandra y Anagrama o Alfaguara publican con tapas de esas flexibles, no sé cómo se llaman, y en ese caso no vale la pena esperarse a la edición de bolsillo, salvo por el precio.PD: Yo también aborrezco las ediciones “cinematográficas”, con fotos de la peli en la portada…veo que no soy la única.

    25 febrero 2008 | 14:52

  19. Dice ser _marta

    Un ser literal no es un ser literario.

    25 febrero 2008 | 15:32

  20. Dice ser _marta

    Cuando yo vendía libros, la gente me quería cortar porque no compraban ya ninguno desde que tenían el ordenador en casa (como si lo hubieran comprado antes)Sin equivocarme mucho,creo que Juanjoquien escribe aquí arriba hablando de las excelencias de la PDA de 6 cms., hace bastantes años que no pilla n libro, de pasta dura o no.En este país se hace ver la lectura como un trabajo o una obligación del escolar,y los verdaderos lectores se generan en los hogares.Es un verdadero defecto de fábrica.Quizá hay demasiado clásico y poca novela que se acerca a nuesra realidad o a nuestra historia en el colegio.Besitos.

    25 febrero 2008 | 15:41

  21. Dice ser armstrongfl

    Armstrong prefiere la tapa de bolsillo en casi todos sus libros. Por las mismas razones que la Reina.Sin embargo, en algunos de los favoritos, se decanta por el material bueno. Por ejemplo, le gusta “El Club Dumas” del Duque de Corso o “La historia interminable” de Ende en pasta dura, o al menos en una buena edición. Y por supuesto, los clásicos también. Depende. Pero sobre todo le gusta la pasta blanda, es más manejable.

    25 febrero 2008 | 15:44

  22. Dice ser neutral

    Edición de bolsillo sin dudar salvo en una ocasión. La Historia Interminable ha de leerse en edición de tapa dura con sus dos colores y toda la pompa sino pierde.

    25 febrero 2008 | 16:00

  23. Dice ser eva

    Bolsillo, sin duda, por todo lo que has citado. ¿En las dos ediciones pone lo mismo, no?pues el más barato y el que puedo meter en el bolso y me ocupa menos sitio en la estantería. De hecho se deberían prohibir las ediciones de lujo!Un saludo.

    25 febrero 2008 | 16:56

  24. Dice ser Juan

    El problema no es la tapa dura o no, es el precio sin más. Realmente ha de costar 20 euros un libro de tapas duras, de a lo sumo 300 hojas. Ya solo pensemos en el gasto, de papel y tinta, creo que a escala industrial ese gasto es pobre. ¿Dónde esta el resto del dinero?. El mayor problema es que dicen que la cultura tiene que estar al alcance de todos, y pocas fuentes mejores que los libros conozco yo, para tener acceso a la cultura. También conozco pocas cosas que tengan ese precio. Lo mejor, bajar los precios de los libros, ganaríamos todos.

    25 febrero 2008 | 18:51

  25. Dice ser David S. S.

    Yo me decanto por la tapa dura sin concesión. Dura mas, tiene su espacio y la duración del libro es mayor mucho mayor que las ediciones de bolsillo el gran invento de los libreros para poder vender mas libros. Lo que ha variado no es la comodidad y el espacio… sino el precio. La lectura se esta convirtiendo en un lujo. Años ochenta y parte de los noventa; gastaba lo mismo que ahora de 15000 a 25000 pelas anuales en libros el 96%(el 4%, los de bolsillo, eran sobre todo para ir en el bus) en tapa dura, entre 10 y 15 libros anuales de media de diversos géneros.Ahora gastando esa misma cantidad, el numero de libros baja ostensiblemente(siete u ocho a lo sumo) y el tipo de encuadernación también varia y mucho. Un ejemplo, recientemente compre un libro en edición de bolsillo(el caso de la viuda negra de Jerónimo Tristante)que me costo 18€, unas 3000 pelas de hace un tiempo. Ni imaginar lo que costaría ese libro en una edición de tapa dura con un cubre cubierta. Y podría hablar de otros títulos poco relumbron estando en las mismas. Este país ha tenido a bien el soltar aquello de que solo leen un millón de personas, pero con los precios que se manejan en las ventas de los libros a este paso sera un lujo para los que tengan una situación bien acomodada… y los demás… el periódico o mejor, volver a leerse aquellas novelitas de estafania.Soy de tapa dura, pero a este paso no seré ni de uno ni de otro.Saludos

    25 febrero 2008 | 20:24

  26. Dice ser Sarg

    A aquéllos que no les importe (o incluso prefieran) leer libros en inglés, os recomiendo que aprovechéis el precio bajo del dólar.Incluso pidiendo los libros desde el Reino Unido, salen más baratos que en muchas de las librerías españolas. Un ejemplo, aquí tenemos La Fundación, de Asimov, en la Casa del Libro:http://www.casadellibro.com/fichas/fichabiblio/0,,2900000606700,00.html?codigo=2900000606700&nombre=LA%20FUNDACIOY en Play:http://www.play.com/Books/Books/4-/282557/Foundation/Product.html…Comprándolo en inglés sale casi 2 € más barato. Yo la verdad es que no lo entiendo: allí los sueldos medios son más altos, ¿y encima la cultura es más barata? Y luego los políticos se preocupan en este país de idioteces sin sentido…

    25 febrero 2008 | 22:09

  27. Dice ser Sarg

    Upss, el blog me ha cortado la URL. El precio en Casa del Libro es de 10,19 €

    25 febrero 2008 | 22:10

  28. Dice ser Fer

    Para mí, ni tapa dura, ni bolsillo, sino cartoné :-)Y mis favoritas… Minúscula, Anagrama y Tusquets.Besos

    27 febrero 2008 | 11:34

  29. Dice ser manuel (sevilla) España

    Me da igual, lo importante es lo de dentro. Mi pena más grande es que tengo poco espacio en el piso para poder colocarlos y los tengo metidos en cajones, amén de los que tengo en una biblioteca de madera que cualquier día se hunde; tengo uno que lo he tenido que comprar cuatro veces, los presto y no los devuelven, y es “En busca de la felicidad”, se Bernard Russell, os recomiendo que si lo comprais, no se lo prestéis ni a vuestro padre.

    27 febrero 2008 | 13:45

  30. Dice ser Pasajero

    Sin duda, edición de bolsillo. por PEC, jejeje, muya majo tu post y muy bien expresado

    28 febrero 2008 | 19:51

  31. Dice ser Xavi

    Yo me decanto por la tapa dura.Son más caros y abultan más, pero disfruto más de una lectura con un libro cuya letra sea más o menos grande. La portada no se daña y lo puedes leer tantas veces como quieras a lo largo de toda tu vida.Les tengo manía a las ediciones de bolsillo. Yo suelo comprar a autores/as que me gustan desde siempre, y por eso compro las tapas duras.Editoriales cuya presentación me gusta más: Planeta, Random House Mondadori (ya sea Grijalbo, Plaza & Janés, Areté o Lumen), Minotauro, Salamandra, Roca Editorial y Ediciones B.Por fin se ‘discute’ sobre un tema que no tiene que ver con famosos, política o deporte. Chapeau!

    29 febrero 2008 | 21:11

  32. Dice ser claudio david

    Me parece una desvergüenza los libros tan grandes de tapas duras que hacen ahora, cosas de los caraduras que pretenden sacar más y más euros a los pobres lectores. Luego se quejan de que en España no se lee. A mí me gustan mucho más los libros de bolsillo, manejables, de letras pequeñas, donde con una mirada puedes abarcar casi toda la hoja, donde se lee y aprende más rápido.

    15 marzo 2008 | 13:22

  33. Dice ser amanduky

    Siempre he disfrutado llevando un libro enrollado en la mano o en el bolsillo del abrigo y un bolígrafo cerca, para rayar, marcar y anotar. Como algo a lo que vas a echar mano en cualquier momento, aunque sea solo para leer en 30 segundos la última página que dejaste a medio mientras que esperas tu turno en la cola del supermercado.Pero los años no perdonan y a mi me han empezado a pesar por la vista. Y es una pena, porque la mayoría de las ediciones de bolsillo tienen una letra ya demasiado pequeña.

    29 marzo 2008 | 2:52

  34. Dice ser librero

    Anura, antonomasia, no autonomasia

    30 marzo 2008 | 19:51

  35. Dice ser Pepa

    Sin duda, de bolsillo.No logro comprender a la gente que pone tantas pegas a los libros de bolsillos. ¿Cómo los tratáis para decir que son tan “frágiles”?Los libros de bolsillo… nos acompañan a todas partes.Incluso, evito en la mayor medida los libros de tapa dura, me resultan altamente incómodos.

    28 agosto 2009 | 12:23

Los comentarios están cerrados.