Chistes de toda la vida para el chavalerío de Internet, que aún no se los sabe

Archivo de abril, 2007

Lo que te cuento: unas estrechas todas



Títulos como Dios manda

Con lo bonito que es el castellano y lo imaginativos que son nuestros distribuidores no entendemos cómo pudieron colarse un puñado de títulos extranjerizantes. ¿Es que todos tenemos que hablar inglés?, ¿acaso odian España?







Jefe, ¿qué es lo que tiene?



Dos novios y un funeral



El hombre y el oso…

¿Se acuerdan del sentencioso Gary Gillmore? Pues ha vuelto a las andadas:

Tiene más razón que un santo, pero insistimos: no lo decimos nosotros. No vaya a ser que acabemos en los calabozos de La Zarzuela, como este otro.



Recomendaciones por la patilla



De pura zepa

El andaluz es un idioma hablado pero no escrito. Sin embargo, ejemplos como los que a continuación mostramos ponen de relieve que el andaluz caligrafiado lucha por instaurarse en España desde Ayamonte hasta Santurce. Ya lo promueve el Estatuto de Autonomía de la región, que vela por “la defensa, promoción, estudio y prestigio de la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades”. Veamos estas variantes:

En formato luxury aneonado, una taberna en plena Plaza Mayor (Madrid):

En formato cani acartonado, un cubo de basurilla en una urbanización de Durango (Vizcaya):



Grandeza Española

El callejero de Madrid está repleto de sorpresas. Por ejemplo, la calle Grandeza Española, escondida en el proletario barrio de Campamento:

Con ese nombre tan imperial uno imagina unos Campos Elíseos, un King’s Road o una Quinta Avenida. Pero no. Grandeza Española luce de esta guisa:

En Grandeza Española no hay neones ni tiendas de postín, pero abundan esos letreros directos y amenazantes que tanto gustan en esta casa:

Esto es lo que queda de la grandeza española.



Yonqueras, la pelu del consumidor de opiáceos

Porque no todo va a ser alita de mosca en esta vida.



No woman no crai

Para que luego digan que los shavales españoles no saben inglés.