BLOGS
Descorche Descorche

Puede que en el vino no esté la verdad, si es que sólo existe una,pero lo que es seguro es que está el placer y juntos vamos a encontrarlo

Monjes, duques y burgueses, claves de la historia de Borgoña

El auténtico desarrollo vinícola de Borgoña empieza con la aparición de los monasterios, fruto de las donaciones. En el año 587 se crea la abadía de San Benigno en Dijon, en el año 630 la de Bèze.

En el año 867 la abadía de Saint-Martin de Tours recibe el señorío de Chablis que conserva hasta la revolución, en el 910 se funda Cluny y en el 1098 la orden del cister funda la abadía de Cîteaux, muy cerca de Nuits-Saint-Georges, que ese mismo año recibiría un viñedo en Meursault.

Podemos hacernos la idea de como eran el monasterio de Cluny (arriba) y la abadía de Cîteaux (abajo) comparando lo que queda de ellos en la actualidad con la maqueta de lo que parece que fueron en su época.

El poder de los monjes se incrementa con los años y cuando estalla la revolución, en 1789, la abadía de Cîteaux es propietaria de la mayor parte de los mejores viñedos de toda la Côte.

Esta acumulación ha sido el resultado del aumento de su patrimonio generación tras generación sin que jamás haya sido redistribuido.

Las órdenes monásticas se convierten en las primeras multinacionales. El vino se convierte en el mejor presente para ofrecer a papas, emperadores, señores feudales, nobles y reyes. Un sistema de relaciones económicas y sociales se extiende por Europa y desarrolla un comercio en unas condiciones muy favorables: sin impuestos y tasas, pocos derechos de circulación y ausencia de fronteras.

Las grandes abadías controlaban la tierra, el vino, su distribución y su imagen. Los jefes de las bodegas monásticas vigilan las viñas, las vendimias, la vinificación y la crianza. Ellos se reservan la parte noble del trabajo, quedando el día a día para los obreros asalariados.

La imagen del vino, su calidad está por encima de la rentabilidad. Lo importante para los monjes es que su producto les abra las puertas, no necesitan ganar dinero con él, sino que es un instrumento para conseguir sus objetivos.

En los siglos XIV y XV los grandes duques de Valois de Bourgogne se convierten en un segundo factor decisivo en el desarrollo histórico del vino de Borgoña. Mecenas, ilustrados, fastuosos y poseedores de magníficos viñedos son los primeros en entender que el vino puede servir para hacer política, ablandar a un adversario, crear una amistad o tejer lazos de unión.

La idea del regalo de negocios nace con ellos. Incluso en plena guerra con Luis XI, rey de Francia, Charles Le Téméraire, el Temerario, no olvida nunca ofrecerle varias pièces (barrica de 228 litros) de su vino de Borgoña.

Para ellos, al igual que para los monjes, la clave es prestigiar la imagen de marca del vino. Son ellos también los inventores del banquete espectáculo, con grandes fiestas que duran varios días y en las que se sirven las mejores comidas y los grandes vinos.

Un tercer factor que marca la historia del Borgoña es la aparición de la burguesía. Su sueño es apoderarse de la propiedad religiosa que languidece y de la propiedad aristocrática, que se adormece. Su acercamiento al vino es más cultivado. Se preguntan las causas de la calidad, las razones por las que un pago da un vino mejor que otro y se rodean de expertos que estudian a fondo el viñedo. Tienen necesidad de saber para justificar su inversión.

Pronto llega la botella y poco después la etiqueta.

13 comentarios

  1. Dice ser suac

    La frase es buenísima y muy real.Suerteque aun existe gente que piensa con el corazón y no con el bolsillo.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser ElChat

    Muy bueno el resumen, la verdad es que es muy interesante, a ver si algun dia lo puedo visitar.

    09 Junio 2008 | 1:03

  3. Dice ser Jose Luis Louzan

    Por lo tanto, y en plan reduccionista, la culpa es del dinero.Los monjes, sin presiones económicas, eran capaces de elaborar el vino pensando solo en la calidad para estar por encima de sus competidores en las preferencias de los reyes y nobles.La economía de mercado es culpable del mal vino(jeje, buen modo de empezar la semana, tremenda frase)

    09 Junio 2008 | 10:46

  4. Dice ser Tony

    Interesante y gran post. Yo la verdad es que Borgoña y su historia la conocía bastante poco por no decir nada. Estoy de acuerdo con suac, mi problema es que pago con el bolsillo y no con el corazón (jeje):)

    09 Junio 2008 | 15:03

  5. Dice ser Sobre Vino

    Bonito artículo, Paco.Me preguntaba alguien alguna vez por qué se habían favorecido variedades menos productivas que otras en una épcoa en que el vino era, sobre todo, alimento; y hambre era lo que sobraba.Creo que tú apuntas alguna clave interesante.Un abrazo.www.sobrevino.com

    09 Junio 2008 | 22:40

  6. Dice ser PacoBerciano

    Borgoña ha tenido la suerte de no tener que preocuparse durante siglos por el coste o el rendimiento. Sólo así se entiende que se prohibiese la Gamay para favorecer la Pinot Noir. Y sólo así se entiende que haya perdurado hasta hoy el concepto parcela.Si la economía hubiese estado en primr plano como pasó en otros sitios, las pequeñas parcelas ubieran desaparecido mezcladas en otras más grandes. ¿Qué rentabilidad puede tener elaborar durante siglos parcelas de poco más de 1 hectárea?

    09 Junio 2008 | 23:40

  7. Dice ser Jose

    SV, pensé en eso mismo al leerme este post.Saludos,Jose

    10 Junio 2008 | 16:34

  8. Dice ser Sobre Vino

    Bueno, Jose. Es que creo recordar que fuiste tú quien planteó la cuestión en su momento en mi blog :-)Saludos

    10 Junio 2008 | 23:09

  9. Dice ser Jose

    Zip, yo mismo ;)Saludos,Jose

    11 Junio 2008 | 11:14

  10. Dice ser carlos horta

    hola soy de riberaduero y aqui en la zona de aranda de duero hay una bodega de una congregacion gabrielista que hacen todo lo contrario que los frailes precusores de la borgoña. pour qua?salu2

    11 Junio 2008 | 19:39

  11. Dice ser Jose Luis Louzan

    porque poco tiene que ver esta iglesia con aquella iglesia… por desgraciaMal consejero es Don Dinero…

    11 Junio 2008 | 19:59

  12. Dice ser Dominic

    Bueno.Yo ya sabía que saldría alguien tirandome piedras, es lo normal.Pues bien, más difícil todavía, apuesto con quien sea, sobretodo los anónimos, vamos a comprar juntos cinco botellas de tres añadas, mias. Le dejo al anónimo con nick que escoja las cinco tiendas distintas, tb te dejo que vengas a la bodega y escojas al azar, tu mismo, cinco botellas más, de las añadas que quieras, yo lo acompaño alas tiendas por eso, y pago todas las botellas, se abren la botella delante de périto enólogo, que compruebe que no hay adulteración en el taponado, y de notario, yo pago las botellas y el notario, y si encuentras evidencias análiticas de ácidos añadidos, taninos, levaduras sembradas etc, ya digo, lo UNICO QUE ADMITO ES SULFUROSO, te regalo la bodega. jajaja.Pero tiene que darse publicidad al asunto eso si, NO VA A SER EL GASTO EN BALDE.Habrá bodegas que no se hagan publicidad, es su problema, no el mio.Yo tengo una bodega muy modesta, no puedo pagar páginas en los periódicos de tirada, y estoy ORGULLOSISIMA de lo que hago, por tanto, lo canto a diestro y siniestro.En fin, cada cual es cada cual, y por cierto, los vinos los aceptan muy bien los críticos, tenemos 2 veces 5 estrellas decanter, una vez 4 estrellas decanter, 94 puntos y 92 puntos PARKER, 92 y 90 puntos Tanzer, 94 puntos de la guia viandar etc etc etc, o sea, que lo uno no va reñido con lo otro.

    14 Junio 2008 | 1:18

  13. Dice ser Dominic

    Evidentemente, mi comentario de arriba, ufff, iba en el hilo abierto abajo, en el post anterior.Esto de escribir a estas horas, tras una noche larga fuera de casa, trae estas cosas…En fin…lo siento de nuevo.Disculpad mil veces.

    14 Junio 2008 | 1:29

Los comentarios están cerrados.