BLOGS
Descorche Descorche

Puede que en el vino no esté la verdad, si es que sólo existe una,pero lo que es seguro es que está el placer y juntos vamos a encontrarlo

La música y el vino

El título de este post es el mismo que usa Quim Vila para su fiesta del vino que se celebra en Barcelona cada 2 años, coincidiendo con la feria Alimentaria de Barcelona. Pero hoy no vamos a hablar de esa fiesta.

Me manda César Javier Palacios, cuya curiosidad es tan grande como su conocimiento, una información sobre un estudio que ha hecho la universidad Heriot Watt, en el Reino Unido, según el cúal un 60% de las personas que participaron pudieron diferenciar el cambio en el sabor del vino dependiendo de la música que estaban escuchando.

Para los psicólogos

el sabor del Cabernet Sauvignon se destaca con música pesada y poderosa, mientras que el Chardonnay resalta con sonidos refrescantes y alegres.

Durante el experimento se tocó cuatro piezas con tipos de música muy diferentes:

Carmina Burana de Carl Orff era la opción “poderosa y pesada”. Lo de poderosa lo entiendo fácil, lo de pesada me cuesta un poco más.

El Vals de las Flores, del ballet Cascanueces de Tchaikovsky la “refinada y delicada”. Aquí no hay muchas dudas.

Just Can’t Get Enough interpretada por Nouvelle Vague se escogió como “alegre y refrescante” y Slow Breakdown por Michael Brook fue la opción “suave y apacible”.

Un 40% calificó el vino blanco como “alegre y refrescante” cuando escuchó este tipo de música, pero apenas un 26% lo calificó como “suave y apacible” al escuchar esta categoría.

El vino tinto se destacó en un 25% con la música suave, pero un 60% con las tonadas “poderosas”.

Previamente el profesor Adrian North realizó una investigación en supermercados en la que se sugiere que las personas son cinco veces más proclives a comprar vino francés si se utiliza música ambiental con acordeones. Pero si se toca música bávara, el vino alemán supera al francés por 2 a 1.

¿Tendremos que poner música de pasodobles o flamenco en los supermercados del mundo para vender más vino español?

Dentro de mi habitual escepticismo sobre estos estudios no deja de parecerme curioso y por eso lo traigo aquí. ¿Qué música asociáis vosotros con los vinos? ¿Es la misma para un Borgoña que para un Jumilla?

Y a la inversa, ¿qué os beberíais con jazz o con Los Secretos?

9 comentarios

  1. Dice ser Xabi

    yo, creo en los gustos musicales personales,para beber un buen vino refinado y elegante, no hay nada mejor que un concierto de Tinderstiks en el teatro Victoria Eugenia de Donosti, si estas un poco “rebelde” recomiendo beber un vinito escuchando a Pj Harvey y si el Lunes 9 de Junio estais en Barcelona, intentar beber uno de vuestros vinos mas queridos viendo a Yo la tengo(tambien en teatro y sentadito)Saludos

    04 Junio 2008 | 18:04

  2. Dice ser Jose Luis Louzan

    O en base a las BSO de las peliculas para beberse un tinto Borgoña nada mejor que el pasaje de Mozart en “memorias de Africa” y para un blanco sobre lias el Main title de “Cinema Paradiso”.Ya con la banda sonora de “Demolition Man” o de “Armagedon” el cuerpo pide mas cerveza… o orujo (jeje)

    04 Junio 2008 | 18:14

  3. Dice ser tawny

    Desgraciadamente, cada vez escucho menos música, pero cuando escuchaba algo, para mí era más una puesta en escena lo de la bebida que un gusto personal, o eso creo;Chet Baker=Whisky, Cempés o Chouteira= licor café y Deep Purple=cerveza… vino y música poco o nada

    04 Junio 2008 | 18:52

  4. Dice ser happyed

    Como el vino, la música es parte de mi vida. no concibo un dia sin musica y, un día sin vino, es algo menos completo y bonito. Me levanto por la mañana con un album preparado para escuchar mientras salgo de casa y el i-pod cargando para aguantar todo el día, igual que me levanto pensando en el último vino que probé el el próximo que podré probar…quizás sin la misma obsesión que con la música pero están ahí.En cuanto a la combinación vino y música creo que, como maridar con la comida, es cuestión de intensidad y sensaciones, aparte de gustos.Hay música y vinos para la meditación, hay música y vinos para una tarde tranquila de invierno, para una noche fría de invierno, música y vino para una alegre tarde de primavera, para una fiesta de verano…Seguramente, habrá vinos rockeros como los Rolling, vinos clásicos como Vivaldi, vinos sensuales como una balada de Luis Miguel o un tango de Roberto Medina, vinos sinceros y profundos como un fandango cantado por el Capullo de Jerez, alegres como una bulería de Manuel Alejandro, con la frescura de una salsa Gloria Estefan…todo es cuestión de escuchar mucha buena música y beber buen vino, tanto como para que, con la experiencia, podamos llegar a combinarlos a la perfección.Salud!

    04 Junio 2008 | 20:23

  5. Dice ser Marian

    Según la RAE, SUGESTIONAR es lo siguiente:1.Inspirar una persona a otra actos involuntarios.2. Dominar la voluntad de una persona, llevándola a obrar en determinado sentido.3.Fascinar a alguien, provocar su admiración o entusiasmo4.Experimentar sugestión.Para mi vino y música son elementos sugestivos al 100%.Saludos

    04 Junio 2008 | 20:29

  6. Dice ser chat sexo

    totalmente de aceurdo con marian

    06 Junio 2008 | 10:07

  7. Dice ser suac

    Yo me tomaría un Gran Caus Rosado,ya que es mi vino peferido y me podría tomar la botella sola en casa, escuchando Los Secretos(o cualquier de los vinos blancos de Can Rafols).Tal vino me anima si estoy mal y si estoy bien me anima más.Robert Smit,el cantante de The Cure,contó una vez que para que le gustara las letras de sus canciones,tenía que componerlas tomandose una botella de vino.Así que toda canción tiene su vino y todo vino tiene su canción.

    09 Junio 2008 | 12:29

  8. Dice ser Crónica Verde

    La música y el vino son la suprema conjunción de los sentidos hacia el placer, pero en mi opinión no son una pareja, sino un trío. La tercera pata de este fabuloso taburete sensual es la compañía.Aunque también se puede dejar en puro hedonismo. Sin ir más lejos, todavía recuerdo haber tomado un día, tras una durísima jornada de trabajo en Inglaterra, una botella de Riesling bien fría dentro de una bañera llena de espuma y mientras sonaba en el baño una cantata de Bach, el divino viejo pelucas. Por no hablar de otras ocasiones semejantes, pero en compañía más agradable que la de uno mismo.

    13 Junio 2008 | 10:42

  9. Dice ser PacoBerciano

    Ten cuidado con las compañías que son muy peligrosas cuando se cuentan. Mejor que la mano derecha no sepa lo que hace la izquierda y viceversa.

    13 Junio 2008 | 11:47

Los comentarios están cerrados.