BLOGS Deportes
Sputnik Basket Time

Un blog de baloncesto, desde corta, media y larga distancia, que trata aquellos aspectos poco habituales cuando se habla del deporte de la canasta.

Catástrofe Mundial

“No hemos preparado bien el partido” dice Juan Carlos Navarro ante las cámaras de televisión al enfilar el vestuario. Visto lo visto, parece una obviedad. La selección jugó muchas veces sin saber qué hacer en ataque, sin presión en defensa y con los ajustes desajustados por las cinco costuras. La periodista repregunta, y el alero del Barça reconoce con mirada baja “hemos confiado”, para añadir, “no salía ninguna jugada”. La catástrofe de la selección española en esta Copa del Mundo, preparada con mesa, mantel y postre en forma de final anunciada contra Estados Unidos, al perder contra Francia en cuartos es un auténtico fiasco. Un tortazo en toda la cara con los aplaude globos de una grada entregada para la gran fiesta de nuestro baloncesto.

Pau Gasol

Pau Gasol tras la derrota ante Francia. (EFE)

La soberbia no es buen compañero de viaje. En un grupo regido por un alto grado de autogestión por parte de los jugadores, lo que ha faltado ha sido dirección. Los galones no valen nada si uno no empolla, por la cara bonita no aprueba nadie cuando se le exige, y Francia exigió. Lo hizo con una legión de jugadores honestos, disciplinados en defensa, con las cosas claras en ataque. Buena parte del mérito es del entrenador galo, Vincent Collet, respetado por todos los jugadores franceses, hasta por los que no han venido. Intensidad defensiva, ataques largos, seriedad en la pista, rotaciones sin nervios. Todo lo contrario que España, atascada en cada ataque, sin saber cuáles eran las respuestas, a veces sin saber dónde estaba el aro, ni quién asumía como propia la pelota. Pau Gasol lo intentó solo contra el mundo cuando ya era tarde, para ganar a Francia hace falta más que un solo jugador. Los principales protagonistas estaban desaparecidos, no había cambio de dinámica mientras pasaban los minutos a golpe de martillo.

Victor Claver y alguno más se preguntarán qué hacían en un equipo que no confíaba en su fondo de armario. No soy partidario del juego del valenciano, pero el baloncesto es un equipo de doce. Eso lo tenía muy claro Obradovic cuando sacaba a Alvertis para incendiar la grada griega y espabilar al equipo. Ya que son doce, que cada uno tenga una misión. En una buena banda, cada uno cumple un papel, tener a algunos de relleno es un desperdicio. En el Mundial de Japón dos outsiders dejaron claro que tenían sitio, entonces Sergio Rodríguez y Marc Gasol parecían invitados de última hora a una fiesta que terminó de manera feliz gracias a la confianza que les dieron, el antídoto inesperado de un grupo. Aquél equipo maravilló, el director de la banda supo usar elementos novedosos en el momento necesario. Los doce eran uno.

Al final del encuentro se escuchó “Orenga dimisión” en el Palacio. Trago amargo para un entrenador, mucho más para uno que es buena persona, dicho con conocimiento de causa, pero que se ha estrellado en una Copa del Mundo que aventuró con exceso de confianza y algunas muestras de hinchazón. “El respeto se gana en la pista” dijo Orenga tras el partido contra Serbia y la bronca, totalmente evitable, con Sasha Djordjevic cuando se ganaba de veinte puntos. Ahí se encendió una alarma, cuando tocaba templar y retirarse elegantemente, vino la altanería, quizá el peor compañero de quien se siente ganador, algo que nos ha pasado a muchos. Algo que no le tendría que haber ocurrido al entrenador.

José Luis Sáez tendrá una noche incómoda. No es para menos. El presidente de la Federación Española de Baloncesto tiene mucha culpa del éxito de la selección en los últimos años. Ha mimado a los jugadores, a los patrocinadores, a las administraciones, e incluso a los periodistas. Pero el banquillo ha sido una gelatina, como si no fuera un lugar importante desde el que asentar todo el trabajo realizado en este tiempo. Ya lo comentó Kant: “Todo conocimiento empieza con la experiencia”. Lo ocurrido en el Palacio de los Deportes contra Francia, es una catástrofe. Que el partido no estuviera bien preparado, además, es una injusticia para la mejor generación de la historia del baloncesto español. Un trago tremendamente amargo para los que amamos este deporte.

13 comentarios

  1. Dice ser Antiguo

    ¿Por qué catástrofe?

    Un mal día, un mal partido, todo mal… en un encuentro.

    ¿Imperdonable?

    Entonces los soberbios no son quienes pensamos, pues si para una vez que ganamos algo nos pensamos que vamos a ganar siempre… aparte de soberbios hemos de ser imbéciles.

    13 Septiembre 2014 | 02:54

  2. sputnik-basket-times

    @freepangea: Te he contestado con el post siguiente sobre la rueda de prensa de José Luis Sáez. Un saludo y gracias por el comentario.

    12 Septiembre 2014 | 21:39

  3. Dice ser freepangea

    A mi me parece curioso que los únicos que hablan de soberbia son los mismos que pronosticaron un USA-ESPAÑA para la final. Con eso lo digo todo.

    12 Septiembre 2014 | 01:50

  4. Dice ser LENNON

    Excelente selección la de españa de las mejores conformadas, comentarios muy validos y permitame decirle que si hubo exceso pero de desconfianza hacia sus propios jugadores victor claver entre otros, mala designacion en el comienzo entre el duelo contra boris diaw, mark gasol muy lento el inicio habrio el juego para los galos diaw se los indico, otro punto con solo experiencia no se gana juego esto con respecto a la edad de los españoles, muchos minutos durante el torneo para sus principales en juegos donde la roja ganaba incluso por 30 pts, el no pensar tanto juego a juego sino maravillar a su fanaticada (crea una admofera de distracción), y encarar un cuerpo a cuerpo con usa (desde mi punto de vista fue y lo seguira siendo una lucha entre david y goliat debieron prepararse mentalmente como siempre y no solo para jugar vs USA) pero así no lo creia la roja y ese juego mental al verse contra la campeona de europa francia por debajo ya de por si era una derrota por que aun ganando españa por uno para ellos era una derrota emocional ellos debian complacer a sus seguidores (esto me refiero estando dentro del juego son cosas que los jugadores en el sudconciente existe y ni cuenta se dan) ahora queda reflexionar saber vivir con ello y esperar y saber que para todo momento hay revanchas las cosas pasan por que los tiempos de dios son perfecto el envía el mensaje nosotros debemos darle lectura a ello es una reflexión. Ante todo humildad humildad y mas humildad e identidad propia. Veo selecciones como Croacia Francia Serbia Turkia y la misma Grecia con un amor por lo que hacen diferente a todos los demás equipos pero asi es el deporte son siclos y deben prepararse para saber que los siclos tienen un final o una baja que merece la pena renovar.

    11 Septiembre 2014 | 16:58

  5. Dice ser luis

    ” la france “,es la actual campeona de europa,y a un solo partido es capaz de ganar a cualquiera,hicieron una planificacion y una realizacion perfecta del partido…

    11 Septiembre 2014 | 16:16

  6. Dice ser Sabu

    Vamos, que a Orenga le viene grande el traje que le hizo algún sastre inútil.

    11 Septiembre 2014 | 12:33

  7. Dice ser Carlos

    Hay una palabra que se llama CONFIANZA. En entrenador ha de ser un psicológo. Ha de saber sacar al máximo de cada jugador. En Japón estaba el profesor, PEPU. Y Orenga no es Pepú, y se nota. Y no es un problema de soberbía, sino de demasiada sufciencia. De que nos salen los tiros, PAU, y ya hemos ganado de 20. Pero si falla eso, que hacer?. No hay plan B. Para eso estan los entrenadores, para poner un plan B. Cierto es que a los jugadores se les va la olla como Eslovenía (varias perdidas de balón cuando el partido estaba igualado, con USA se paga) o Brasil (dos técnicas seguidas, y de ir de once abajo, a 18, en una sola jugada). Son lances del partido, pero lo de ayer fué que no había reacción. Jugar a lo de siempre y lo de siempre. Sobre CLAVER, pues le diría: Macho, sino juegas en la NBA, ni en la selección, a que te dedicas colega?. Cobrar por no jugar, pues me parece algo estupido, por mucho que cobres. Así nunca llegarás a ser un buen jugador y nadie confiará en tí. Tú sabrás…..

    11 Septiembre 2014 | 12:26

  8. Dice ser Lolo

    En los partidos que se ganaba de 20 había que darle más descanso a los supuestos titulares. Muy mala gestión del equipo y fracaso mundial. No se pierdan esto si son del Barça (prohibido para merengues): http://goo.gl/eT6Hvj

    11 Septiembre 2014 | 12:19

  9. Dice ser Kings

    No ha habido ni prepotencia ni ningun tipo de menosprecio hacia el rival, como siempre son los medios de comunicacion quienes ponen y quitan a la seleccion española del pedestal, asi que hay que analizar bien las cosas, porque Orenga habra cometido fallos, pero nadie se quejaba cuando España ganaba de 20 cada partido, pero tampoco es que el solo mete 3 triples de 22 intentos, ….

    Me parece muy injusto que se diga que España ha tenido soberbia porque no ha sido asi, escuchando a los jugadores nunca te va a dar la impresion de que todo es facil, ellos siempre dicen que hay que ir partido a partido y lo han repetido hasta la saciedad, …. me da asco que ahora le echemos la culpa de la soberbia a la seleccion española, cuando la soberbia está en los medios de comunicacion y los propios aficionados.

    11 Septiembre 2014 | 12:16

  10. sputnik-basket-times

    @Ilabrac: Firmo el comentario completo y lo enmarco.

    @Brasi: Yo, más triste que avergonzado. Creo que una final contra Estados Unidos habría sido un perfecto cierre de ciclo. Creo que además que con una buena preparación táctica contra Francia habría sido posible.

    @AreaEstudiantis: Felipe además tiene sobrada experiencia en desatascar y luchar por lo imposible.

    Un saludo y gracias por los comentarios.

    11 Septiembre 2014 | 10:19

  11. Dice ser llabrac

    El mérito de Francia es incuestionable: la peor anotación de España desde 1968. El baloncesto es de los jugadores, sí, pero es un deporte donde el entrenador tiene una incidencia notable en lo que sucede en la pista ya que puede influir con decisiones constantes, más que en otros deportes. Orenga, que sin duda es buena persona y también lo digo con conocimiento de causa, jamás demostró la suficiente capacidad en la lectura del juego, ni en este partido, ni desde el europeo anterior, ni en su breve etapa estudiantil. No es algo que se pueda aprender de la noche a la mañana, se entrena en el tiempo estando al lado de los que saben y requiere una intuición que, me atrevo a decir, casi se nace con ella. La FEB puso a un entrenador que no tenía los méritos, el entrenador no demostró tener la capacidad (podía haber sucedido lo contrario, como con Xavi Pascual en el barça) y los jugadores pensaron que no necesitaban a un entrenador de garantías. Tanto Pepu, como Aíto y Scariolo son grandísimos entrenadores y excelentes en la lectura del juego, muy capaces de cambiar una dinámica de partido desde la táctica o desde la emotividad. Orenga carece de esas capacidades. La FEB no las consideraron necesarias y los jugadores tampoco. Aún así, gracias a esta generación por hacernos tan felices.

    11 Septiembre 2014 | 10:03

  12. Dice ser Brasi

    Sencillamente triste y avergonzado. Con este grupo no es normal llegar a esto

    saludos

    http://www.porlajeta.es

    11 Septiembre 2014 | 09:08

  13. Dice ser AreaEstudiantis

    Apoyo punto por punto tus reflexiones. Sobre todo que no entendí porqué hubo jugadores como Felipe Reyes que vieron el partido como cualquier aficcionado más. Gasol es bueno, muy bueno, pero un partido no lo gana un solo jugador. Una pena porque son una grandísima selcción.

    http://areaestudiantis.com

    11 Septiembre 2014 | 08:50

Los comentarios están cerrados.