BLOGS Deportes
Sputnik Basket Time

Un blog de baloncesto, desde corta, media y larga distancia, que trata aquellos aspectos poco habituales cuando se habla del deporte de la canasta.

Cuestiones alrededor de la Copa del Mundo de baloncesto

Llegados a este punto de la Copa del Mundo de baloncesto, no está de más recopilar algunos apuntes. Cuestiones que, además, tienen que ver con comentarios que me han llegado estos días.

Argentina parece que pone carpetazo a una de las mejores generaciones del baloncesto de todos los tiempos. El partido contra Brasil tuvo aire de despedida, Nocioni defendiendo a Varejao y Scola con Nene eran la imagen de un equipo que se ha quedado mayor de edad y corto de centímetros. Habrá que ver si los Ginobili, Prigioni, Scola o Nocioni tienen relevo. Campazzo no parece suficiente para levantar a la albiceleste, la hegemonía en el baloncesto latinoamericano le toca a Brasil. Para certificar su dominio, en las gradas del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid estaba el gran Oscar Schmidt, el mejor jugador brasileño de todos los tiempos no tenía dudas, Brasil ha llegado a la élite para quedarse. Palabra de Mano Santa.

MANO SANTA

Con Oscar Schmidt en el Palacio de los Deportes de Madrid (FOTO: FRAN PANADERO)

Dicen en el telediario de Televisión Española (TVE), al hilo de la actuación de Stephen Curry contra México (20 puntos, 11 de ellos consecutivos al principio de la segunda mitad), que el jugador de los Warriors demuestra que Estados Unidos no son solo “saltos acrobáticos”. La mayoría de majaderías que se pueden decir sobre el juego del equipo de Coach K suelen estar relacionadas con el físico de sus jugadores en relación a la calidad. Un tópico clásico, manido y absurdo. La acrobacia nada tiene que ver con el baloncesto. Tampoco con el salto de altura o la natación sincronizada. Las lecturas de ese tipo -físico, acrobático, masa muscular- son propias de antropólogos, no de comentaristas deportivos.

Me comenta un vecino que Francia ganó a Croacia “gracias al juego de Heurtel”. Difiero en la apreciación. Heurtel es el clásico base que agota a sus compañeros con tanto bote, inicia los ataques cuando quedan menos de diez segundos y genera poco juego colectivo. Cierto que los últimos puntos de Francia fueron suyos, pero es que si no los mete, después de chupar tanto, habría sido para matarlo. Es un eufemismo. La ausencia de Tony Parker es evidente en una plantilla que tiene jugadores brillantes, no será fácil el cruce con ellos. Por cierto que Croacia lleva años generando la sensación de que le falta un hervor, los gritos de Repesa no solucionan el problema de su inconsistencia. Al contrario, parece que sus jugadores terminaron hasta las narices de sus gritos. Los tiempos han cambiado. Otro día habría que hablar más tranquilamente de los bases chupopteros, el líder de cuya corriente podría ser el serbio Teodosic.

Precisamente, Grecia se derritió ante Serbia. El equipo que dirige Sasha Djordjevic sabe que el carácter forma parte del juego. Tras el partido contra España dijo el entrenador serbio que “Orenga no respetó a nuestro equipo”. Palabras que forman parte de la formación de un equipo que no se va a rendir mientras tenga oportunidad de pelear y que seguro resurgirán en próximas citas. A Grecia, que estaba haciendo una Copa del Mundo perfecta, se le atragantó el carácter a golpe de triplazo y martilleo reboteador. Una cuestión que distingue a unos equipos de otros. Solo hay que ver cómo solucionó Turquía su partido contra Australia cuando ya tenían pie y medio fuera del torneo. A los aussies esta vez les dejó fuera un tiro perfecto de Preldzic.

Una última reseña: El baloncesto europeo está en buena forma. De los ocho equipos que pasan a cuartos, seis son del viejo continente: Lituania, Eslovenia, Turquía, Francia, Serbia y España. Brasil y Estados Unidos son los versos sueltos. Todo el mundo espera una final entre España y Estados Unidos desde el día que se supo que la Copa del Mundo se celebraría en nuestro país, yo también. Más que nada porque será un partido de exigencias máximas. Lo cuál es una gozada para los que amamos el baloncesto. A la espera de ese deseado, que siga la Copa, todavía hay mucho que ver y comentar.

3 comentarios

  1. sputnik-basket-times

    @pasaba por aquí: La discusión es razonable, pero Turquía juega en competiciones europeas. Eso es innegable. Luego el debate es otro. Un saludo y gracias por el comentario.

    09 Septiembre 2014 | 10:15

  2. Dice ser Otro pasaba por aquí

    Revisa tú la geografía, que Turquía es tan europea como asiática, es más, es miembro asociado de la UE. La gente como tú que entráis a los blogs de cualquier cosa a buscar fallos de otros dais pena

    09 Septiembre 2014 | 09:11

  3. Dice ser pasaba por aquí

    Revísate la geografía, que eso de que Turquía es europea hace pensar que no la miras mucho.

    09 Septiembre 2014 | 09:00

Los comentarios están cerrados.