El último tiro | Baloncesto El último tiro | Baloncesto

"Not in my house"

Entradas etiquetadas como ‘Golden State Warriors’

Una camiseta recuerda el error histórico de Minnesota: pasaron de Stephen Curry para elegir a Ricky Rubio… y a Flynn

RAÚL RIOJA

Hay camisetas que son fantásticas. Y después está la que se vio ayer en el partido entre Spurs y Timberwolves, que reúne imaginación y mala leche a partes iguales, pues recuerda una dolorosa decisión tomada por la franquicia de Minnesota en el draft de 2009.

Un aficionado de San Antonio llevó una camiseta en la que recordó al equipo rival cuando en aquel fatídico (para Minnesota) verano de 2009, los Wolves decidieron elegir dos bases y ninguno de ellos fue Stephen Curry, actualmente el mejor jugador del planeta.

Sí, dos jugadores que ocupaban la misma posición fueron elegidos antes que Curry en aquel draft histórico de 2009 que, con el paso de los años, ha dejado en evidencia a más de un general manager de la NBA. Fueron Ricky Rubio y Jonny Flynn.

Si bien a las elecciones de Blake Griffin (número 1, Clippers) y James Harden (3, Oklahoma City Thunder) se les puede hacer pocas objeciones, el resto del draft es un auténtico despropósito, pues no solo Minnesota tuvo un nefasto ojo (aceptamos Ricky, pero… ¿Jonny Flynn?), sino que Memphis Grizzlies apostó en el número 2 por el pívot Hasheem Thabeet, uno de los mayores fiascos que se recuerdan. Si, a toro pasado es más fácil opinar, pero…

Así quedó ese inolvidable draft de 2009 en el que Curry fue elegido en el séptimo lugar:

  1. Blake Griffin (Clippers)
  2. Hasheem Thabeet (Grizzlies)
  3. James Harden (Thunder)
  4. Tyreke Evans (Kings)
  5. Ricky Rubio (Timberwolves)
  6. Jonny Flynn (Timberwolves)
  7. Stephen Curry (Warriors)
  8. Jordan Hill (Knicks)
  9. DeMar DeRozan (Raptors)
  10. Brandon Jennings (Bucks)
  11. Terrence Williams (Nets)
  12. Gerald Henderson (Bobcats)
  13. Tyler Hansbrough (Pacers)
  14. Earl Clark (Suns)
  15. Austin Daye (Pistons)
  16. James Johnson (Bulls)
  17. Jrue Holiday (Sixers)
  18. Ty Lawson (Wolves, traspasado a Nuggets)
  19. Jeff Teague (Hawks)
  20. Eric Maynor (Jazz)
  21. Darren Collison (Hornets)
  22. Victor Claver (Blazers)
  23. Omri Casspi (Kings)
  24. BJ Mullens (Mavericks)
  25. Rodrigue Beaubois (Thunder)
  26. Taj Gibson (Bulls)
  27. DeMarre Carroll (Grizzlies)
  28. Wayne Ellington (Timberwolves)
  29. Toney Douglas (Lakers)
  30. Christian Eyenga (Cavaliers)

Brutal exhibición de Curry en el mejor partido del mundo

Por Dani Mateo

A uno se le acaban los adjetivos para definir lo que hacen cada madrugada los Warriors y Stephen Curry.

Ambos, en general e individualmente, siguen con su marcha arrolladora y esta vez las víctimas fueron los propios Spurs de San Antonio, el equipo con la segunda mejor marca de la Conferencia Oeste y de la liga, que acabaron barridos en el Oracle Arena por paliza de 120-90.

Sin palabras para Curry, que volvió a ser el jugador imparable, el mejor que hay actualmente en la NBA, y lo demostró al aportar 37 puntos, incluidos seis triples, a los que el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, reconoció que no había manera de defender.

El base estelar de los Warriors, que le rompieron a los Spurs su racha ganadora de 13 partidos consecutivos, anotó 15 puntos en el primer cuarto y concluyó el partido con 12 canastas de 20 tiros que ayudaron a su equipo a conseguir la trigésimo novena victoria consecutiva en su campo.

El partido, considerado como el mejor del mundo en la actualidad y un anticipo de lo que pudieran ser las Finales de la Conferencia Oeste, no tuvo más interés que ver como los Warriors le dieron a los Spurs una lección de baloncesto en todas las facetas del juego.

¡No se pierdan a Curry en acción!

Unos Pistons inspirados en el espíritu de 2004 descentran a los Warriors

Por Edu Casado

Jackson y Curry, esta pasada madrugada (TWITTER PISTONS).

Jackson y Curry, esta pasada madrugada (TWITTER PISTONS).

Otra derrota más. Dicho así parece que son muchas, pero no, sólo son cuatro. Los Golden State Warriors mordieron el polvo por cuarta vez en lo que llevamos de temporada. Fue en la cancha de Detroit (113-95).

Los Pistons tuvieron una motivación extra: antes del partido, fue retirado el dorsal 3 del mítico Ben Wallace, posiblemente uno de los mejores defensores de la historia reciente de la NBA. Fue uno de los pilares del anillo que los de Michigan lograron en 2004 ante los Lakers de Kobe Bryant, Shaquille O’Neal y Karl Malone.

Además de por el buen hacer de Caldwell-Pope y Reggie Jackson, la victoria de Detroit se cimentó en su capacidad de descentrar a los californianos, que se llevaron tres técnicas en el partido, incluida una a Stephen Curry. La de esta noche es la peor derrota de Golden State en los últimos dos años con Steph sobre la cancha.

Evidentemente, las cifras de los de Oakland siguen siendo un escándalo, ya que acaban la primera mitad de la temporada con un balance de 37-4, pero hay algunos aspectos que indican que Golden State está en su primer bache de la temporada: han perdido dos de los últimos tres partidos. Y la próxima madrugada se las ven de nuevo con Cleveland.

Aún así, y aspiraciones por el título aparte, Golden State conseguiría el mejor balance de la historia en caso de repetir la proporción victorias/derrotas de este primer 50% del año.

Marc vuelve a ser el que era

La noche NBA nos deparó también un duelo español entre los Grizzlies de Marc Gasol y los Knicks de Jose Calderón.

El pívot de Sant Boi logró su segunda mejor marca anotadora de su carrera (37 puntos, sumados a ocho rebotes y tres tapones) en la victoria de 103-95 sobre los neoyorquinos. Calderón, por su parte, anotó 8 puntos y capturó tres rebotes.

La última barbaridad de Stephen Curry: 17 puntos en solo 3 minutos

Por Raúl Rioja

Stephen Curry lanzando de tres

Stephen Curry lanzando de tres (YOUTUBE / NBA)

Cuando parece imposible que Stephen Curry nos sorprenda ya esta temporada, se supera a sí mismo. Ante Sacramento Kings (victoria por 122 a 103 de Golden State), el base de los Warriors anotó 17 puntos… ¡en solo 3 minutos!

Lo extraordinario de Curry no es que haga esa barbaridad, es la sensación que deja de que es absolutamente imparable, que anota cómo y cuándo quiere, da igual la distancia, la cercanía de su marcador o el momento del partido. Ante los Kings acabó con 23 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias.

Disfruten esta maravilla del jugador que, a día de hoy, es el mejor del mundo.

La ‘pillada’ del año: LeBron caza a una fan de Golden State llamándolo llorón

Por Edu Casado

¡Feliz Navidad a todos los amantes del baloncesto en general y de la NBA en particular! Estamos de vuelta, porque la mejor liga del mundo no para, ni siquiera en estas fechas tan señaladas. Y con imágenes grandiosas, como la que esta noche hemos visto en Oakland.

Se celebraba el gran duelo navideño entre los últimos finalistas de la NBA, los imparables Golden State Warriors de Steph Curry y los Cleveland Cavaliers de LeBron James. Más allá del resultado (ganaron los locales 89-83), el partido dejó una descacharrante imagen:

Transcurría el segundo cuarto cuando, tras una protesta de LeBron James, una fan situada en primera fila del Oracle Arena, justo detrás de ‘The King’, comentó algo a su compañera de asiento, mientras miraba a James y hacía el inconfundible gesto de que era un llorón. La cara de la mujer, que se dio cuenta inmediatamente de que el cuatro veces MVP la había pillado, lo dice todo. Se puso a disimular, al igual que su amiga, que no pudo reprimir una seca carcajada.

En otro orden de cosas, la jornada navideña dejó una espectacular actuación de Pau Gasol (21 puntos, 13 rebotes) en la victoria de Chicago ante Oklahoma (96-105) y el último partido navideño de Kobe Bryant como jugador profesional. Fue en un derbi de Los Ángeles, que se saldó con victoria de los Clippers (84-94).

Los Warriors toman también el Garden sin Klay Thompson: 24-0

Por Edu Casado

Amir Johnson, tratando de taponar un tiro de Stephen Curry en el Boston Garden (EFE).

Amir Johnson, tratando de taponar un tiro de Stephen Curry en el Boston Garden (EFE).

Otra muesca más en el revolver. Esta vez, sufriendo. La marca de los campeones está ya en 24-0. Los Golden State Warriors sumaron una nueva victoria, esta vez en una de las canchas con más renombre, la de los Boston Celtics.

El resultado fue de 124-119 tras dos prórrogas. Y además, hay que tener en cuenta que los californianos no contaban con Klay Thompson. Pese a ello, Stephen Curry anotó 38 puntos (está promediando 32.5 en este paseo triunfal que es el inicio de la temporada de los de Oakland) y de nuevo lideró a un equipo que parece no tener límites.

Superado ya el récord de victorias iniciales, los Warriors buscan el récord total de victorias seguidas. Acaban de superar la marca de 27 de Miami de entre febrero y marzo de 2013 y ya llevan 28 (contando con cuatro de la pasada temporada, claro está).

En el punto de mira está el récord de 33 partidos seguidos ganados que lograron los Lakers entre noviembre de 1971 y febrero de 1972. Para igualarlo, tienen que ganar cinco partidos: Milwaukee, Phoenix, de nuevo Milwaukee, Utah… y Cleveland. Un aliciente más, si cabe, para ese súper partido del día de Navidad.

Os dejo con un resumen del partido de esta madrugada:

Objetivo Warriors: acabar 2015 con 32 victorias para afrontar su ‘cuesta de enero’

Por Edu Casado

Curry, tras anotar 44 puntos en Toronto (NBA.com)

Curry, tras anotar 44 puntos en Toronto (NBA.com)

Lo han vuelto a hacer. Golden State Warriors firmó esta pasada madrugada su victoria número 21 en otros tantos partidos que se han disputado en la actual temporada de la NBA. Fue en Toronto (112-109). Esta vez, Stephen Curry logró 44 puntos, así como si nada.

Desde hace semanas, la gran pregunta es saber cuál es el límite de los Warriors, en qué cifra dejarán su récord de victorias iniciales en la NBA. Repasando su calendario, le quedan once partidos de aquí a final de año. Los más difíciles, a priori, este martes ante Indiana en Indianápolis, y el día de Navidad en Oakland ante Cleveland.

El objetivo de los californianos, claro está, es acabar el año con un pleno de victorias, lo que dejaría su casillero en 32 triunfos. Esta renta sería muy valiosa de cara a un mes de enero que puede ser duro para los del Estado Dorado.

Aunque el primer tramo del mes puede ser más o menos plácido, será a partir del día 18 de enero cuando la cosa se pone seria: los Warriors harán dos visitas seguidas a Cleveland (18-e) y Chicago (20-e), respectivamente, para luego recibir a Indiana (22-e) y a San Antonio (25-e). Si gana estos cuatro partidos…

Este es el calendario de los Warriors (en amarillo, partidos en casa. Con estrella roja, los partidos clave):

DiciembreEnero

 

LeBron tiene una “paranoia” con los invencibles Warriors

Por Edu Casado

LeBron James no está en su mejor momento esta temporada (GTRES).

LeBron James no está en su mejor momento esta temporada (GTRES).

No lo digo yo. Lo dice Brian Windhorst, un analista de la cadena estadounidense ESPN y que está considerado como el mayor experto mundial en LeBron James. Es de Akron, como él, estudió en su mismo colegio y sigue a la estrella de Cleveland desde que éste jugaba en el instituto. Es más, allá donde ha ido James, Windhorst le ha seguido.

Por eso tienen tanto valor sus palabras, de esta misma semana: “Tiene un avanzado episodio de paranoia con los Warriors”, asegura Windhorst. Tal es la preocupación de ‘The King’, que esta semana convocó una reunión sólo para los jugadores de los Cavs. El problema para James es comparar el rendimiento de ambos equipos. LeBron está más preocupado que nunca por los resultados de la temporada regular. Y en ella, los reyes son los de Oakland.

Sin ir más lejos, esta pasada madrugada los Warriors consiguieron su decimoctava victoria consecutiva en otras tantas jornadas de la NBA. Habrá que ver dónde dejan el récord los chicos liderados por Stephen Curry. ¿Aguantarán hasta el día de Navidad? No es una fecha casual: es el día en el que se enfrentan, en California, los actuales campeones con los Cavaliers del ‘paranoico’ James.

Unos Warriors de leyenda: el mejor inicio de la historia de la NBA (16-0)

Por Dani Mateo

16-0. Esa será ya una marca para el recuerdo de la NBA y ya pertenece a los Warriors.

El mejor inicio de siempre en la NBA es propiedad del club de Stephen Curry, que volvió a llevar en volandas a su equipo en el partido clave, ante unos Lakers que no fueron rivales (111-77).

Curry dirigió el paseo de los suyos al firmar 24 puntos y 9 asistencias. Ahora sí, Golden State Warrior derroban el 15-0 logrado por los Washington Capitols de la temporada 1948-49 y por los Houston Rockets del curso 1993-94, con quienes estaban empatados.

Los Warriors, además, extienden su marca de franquicia con 27 triunfos seguidos como locales. Y se convierten en el sexto equipo en la historia de la NBA en conseguir 20 triunfos seguidos en temporada regular, contando victoria de la temporada pasada.

Un inicio perfecto (aquí, las claves) ante el que solo nos queda rendirnos -y deleitarnos- a los amantes de baloncesto. Suma y sigue. ¡Enhorabuena!

Curry y sus Warriors: historia de la NBA en un inicio de temporada perfecto

Por Raúl Rioja

El 3 de mayo de 2014, Los Angeles Clippers dejaron fuera a Golden State Warriors de las semifinales de la Conferencia Oeste. Un año y seis meses después, la franquicia californiana ha pasado de no meterse entre los ocho mejores equipos de la NBA a estar a un solo paso de conseguir el mejor arranque de la historia.

Stephen Curry

Stephen Curry (EFE).

Tras aquella dolorosa eliminación, la gerencia de los Warriors tomó una controvertida decisión: Marc Jackson era destituido. Pese a convertir al equipo en uno de los grandes favoritos a lograr el título y, además, deleitar en muchas fases del campeonato con un baloncesto de lo más atractivo, quedar fuera en primera ronda de los playoffs hizo que se apostara por el cambio y llevó al banquillo de Golden State a un novato en esas lides: el exjugador Steve Kerr.

La revolución llegó con el cambio. Si Curry era ya un gran jugador, Kerr le convirtió en el mejor. La pareja que formó con Klay Thompson, los Splash Brothers, se convirtió en letal e imparable para cualquier defensa, se sacó de la manga a un multiusos como Draymond Green y, lo más importante, Golden State no solo fue una máquina perfecta en ataque, también se convirtió en la mejor defensa de la liga.

Las dudas por el cambio pronto quedaron disipadas, Golden State obtuvo la mejor marca de la NBA (67 victorias y 15 derrotas) y en los playoffs llegó el anillo ante la impotencia de un LeBron estratosférico pero demasiado solo. Los Warriors lograron su primer anillo en 40 años.

Los automatismos adquiridos por este equipo han sido tales que hasta sin el gran gestor de este proyecto, Steve Kerr, siguen siendo una máquina perfecta de jugar al baloncesto. El entrenador aún no ha podido dirigir al equipo californiano debido a está de baja recuperándose de dos operaciones de espalda, y su segundo, el también exjugador Luke Walton, es el que ha tomado el mando. Y nada ha pasado. Las quince victorias logradas de manera consecutiva suponen el mejor arranque de la historia de la competición igualados con los Washington Capitols (1949) y los Houston Rockets (1993), y el siguiente reto es superarles y lograr la decimosexta ante los Lakers en la madrugada del martes al miércoles (4.30 hora española).

Lo mejor de estos Warriors no son las victorias, es la belleza de su baloncesto que en este inicio de temporada tiene un nombre propio indiscutible: Stephen Curry. Verle jugar es una auténtica delicia, posiblemente el jugador con mejores fundamentos que jamás haya pisado la NBA. Con apenas 1,90 metros y un físico aparentemente frágil, este base maravilla con su dominio de balón y su lanzamiento roza la perfección: este año convierte más de 5 triples por partido con un impresionante 43,8% de efectividad y 32,7 puntos por noche. Una versión mejorada del jugador que ya fue MVP la pasada temporada.