BLOGS Deportes
El último tiro | Baloncesto El último tiro | Baloncesto

"Not in my house"

Archivo de la categoría ‘Houston Rockets’

Curry se pelea con el reincidente Beverley en la primera victoria de los Warriors en los playoffs

Por Edu Casado

Steph Curry y Patrick Beverley tuvieron sus más y sus menos (EFE).

Steph Curry y Patrick Beverley tuvieron sus más y sus menos (EFE).

Stephen Curry, con 24 puntos, lideró la victoria de su equipo, los Golden State Warriors, en su primer partido de los playoffs de la NBA ante los Houston Rockets (104-78).

El base de Akron, no obstante, tuvo dos malas noticias: La primera, una torcedura de tobillo que le impidió jugar en el segundo tiempo. Aunque los tobillos son la parte más frágil del cuerpo de Steph, no parece que sea gran cosa. La segunda mala noticia fue al poco de empezar el partido, cuando tuvo sus más y sus menos con Patrick Beverley.

La vehemencia en la defensa del base de los texanos provocó un cruce de empujones y golpes que no pasó a mayores gracias a la intervención de los árbitros y otros compañeros.

Beveley tiene ‘antecedentes’ de juego sucio. Hace tres años, el jugador de los Rockets protagonizó un feísimo lance cuando se enfrentaba a Russell Westbrook, base de los Oklahoma City Thunder. El angelino regresaba a las canchas tras su grave lesión de rodilla y, en el primer lance del partido, Beverley le lanzó un empujón a Westbrook en su rodilla recién operada.

Curiosamente, después Beverley sufriría una grave lesión de rodilla. ¿El karma?

Sea como sea, no parece que Houston tenga mucho que hacer ante los actuales dueños del récord de victorias-derrotas de la liga regular de la NBA.

Os dejo con dos vídeos: uno, el rifirrafe de esta pasada noche y, debajo, el incidente entre Beverley y Westbrook:


Se busca Superman

Por Mario Serrano

Hace un tiempo que la NBA desterró de su juego a los gigantes. Hoy ya no es imprescindible contar con un gran center para ganar como ocurría en tiempos pasados (Shaq, Duncan, Pau, Olajuwon, Robinson, Kareem, Chamberlain, Russell…). Las últimas finales fueron un gran ejemplo de ello, con unos Warriors que ‘sacrificaron’ los minutos de Bogut para poder hacer frente a los Cavs de Lebron. Muchos partidos siguen siendo un ejemplo de ello, con el juego de perímetro convirtiéndose en la principal baza de entrenadores para desatascar encuentros.

DeAndre Jordan machaca ante Marc Gasol.

DeAndre Jordan machaca ante Marc Gasol.

El ADN del pivot en la NBA necesita una mutación. Un cambio drástico que acople el juego de tipos de 2,15 al sistema actual, como ocurrió en la ‘era O´Neal’, donde ‘Superman’ era el pilar básico de equipos para aspirar al anillo (llevó a Orlando a la final, ganó tres con los Lakers y uno con Miami), o cuando las parejas hombre exterior e interior marcaban la pauta del juego, o cuando equipos con ‘torres gemelas’ asustaban a los rivales. Hoy ya no es así, aunque no será por falta de hombres altos de calidad.

Adecuar al pivot al sistema actual es el objetivo. Lograr un nuevo perfil de hombre alto que juegue con ‘bajitos’. Algo de eso se busca en los últimos años, si miramos los primeros puestos del draft. Pero, más allá de los jóvenes talentos como Karl-Anthony Towns, Nerlens Noel, Kristaps Porzingis y Jahlil Okafor, existe un puñado de grandes hombres asentados en la liga, dispuestos a tomar el trono de center y reivindicar un puesto ninguneado en la actualidad.

Andre Drummond, defendido por Pau Gasol.

Andre Drummond, defendido por Pau Gasol.

Tenemos a Andre Drummond. A sus 22 años, el pivot de Detroit Pistons nos está dejando con la boca abierta a todos por su arranque de temporada. Ha subido su media anotadora hasta casi 20 puntos y la reboteadora hasta los 19 por partido (algo que no se veía desde el mejor año de Dennis Rodman).

DeAndre Jordan. Tuvo pie y medio en verano en Dallas, pero al final ha seguido en los Clippers. Unos Clippers a los que, como Jorge Sierra (director de Hoopshype) decía recientemente, se les puede pasar el arroz si no aprovechan esta temporada para alcanzar el objetivo del anillo. Físicamente sobrado de facultades, Jordan continúa abonado al doble-doble por noche. A sus 27 años, el rey de alley oop debe dar un paso más para alcanzar, como mínimo, las finales.

DeMarcus Cousins. Uno de los centers más polifacéticos de la liga, aunque con muchos problemas de salud que han impedido que a sus 25 años sea ya el mejor ‘5’ de la liga. Buen juego de pies, buena muñeca (tira –y mete- desde larga distancia y tiene un porcentaje bueno desde el tiro libre), rebote, visión de juego… Demarcus lo tiene casi todo. Sólo falta que su salud le permita rendir de forma continuada… y que los Kings le den algo más que a Gay y Rondo para empezar a ser un ganador.

Dwight Howard. el que fuese considerado por muchos como el mejor pivot de la liga, hoy acapara menos elogios, aunque sigue siendo una pieza básica en Houston. Su aportación (y su estado de salud) será clave para ver hasta dónde llega junto a James Harden.

Otros nombres en la lista, por proyección o porque ya son jugadores consagrados, son Marc y Pau Gasol, Al Jefferson, Rudy Gobert, Hassan Whiteside, Brook Lopez, Greg Monroe, Al Horford, Nikola Vucevic, Jonas Valanciunas y Enes Kanter.

En sus manos está el poner de nuevo el puesto de pivot en lo más alto.

Los 91 puntos de la pareja Westbrook-Durant, el mate ‘in your face’ de Barnes a Howard, el baile de Iguodala y otras cosas de la noche del viernes

Por Edu Casado

El primer fin de semana de la temporada 2015/2016 de la NBA ha empezado muy cargado:

Westbrook+Durant=91. Uno de los equipos potentes del Oeste, Oklahoma City Thunder, derrotó por 136-139 a Orlando en casa de los de Florida. Del carro tiraron los de siempre, y de qué manera. Russell Westbrook anotó 48 puntos y recogió 11 rebotes, mientras que Kevin Durant logró 43 puntos y 12 rebotes. En resumen, 91 puntos entre ambos. Una barbaridad.

Mate y baile en Houston. Los campeones de la NBA, Golden State Warriors, vencieron en la cancha de Houston Rockets por 92-112. Del partido destacaremos una jugada del primer cuarto: el espectacular mate de Harrison Barnes en toda la carita de Dwight Howard. Pero si el mate fue espectacular, no menos lo fue la celebración, en el banquillo, de Andre Iguodala. No se pierdan el bailecito:

Victoria de los Wolves y de Ricky. Otra victoria a domicilio: los Minnesota Timberwolves de Ricky Rubio se llevaron la victoria en Denver por 78-85. El de El Masnou logró 12 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias.

Primera derrota de los Bulls. Detroit derrotó por 98-94 en casa a los Chicago Bulls de de Pau Gasol y Nikola Mirotic. El de Sant Boi logró 16 puntos y 12 rebotes, mientras que el de Podgorica consiguió 22 puntos y seis rebotes. Es la primera derrota de los Bulls esta temporada.

LeBron, sin piedad ante sus ex. Cleveland Cavaliers recibía este viernes a Miami Heat, exequipo de LeBron James. El de Akron no tuvo miramientos y lideró a su equipo con 20 puntos. Un recuperado Kevin Love logró 24 y 14 rebotes. Al final, 102-92 para los Cavs.