BLOGS Deportes
El último tiro | Baloncesto El último tiro | Baloncesto

"Not in my house"

Archivo de la categoría ‘Chicago Bulls’

30 años del día que “Dios se disfrazó de jugador de baloncesto”

MOISÉS MUÑOZ

20 de abril de 1986, hace justo 30 años, Boston, Massachusets, capital universitaria de los EE.UU. Segundo partido de la primera ronda de playoffs de la NBA.

Jordan ante Bird en 1986

Jordan ante Bird en 1986 (CHICAGO BULLS).

Por las venas de los bostonianos corre sangre verde, fruto de la veneración que profesan a su equipo de baloncesto: los Celtics. Los Celtics de Larry Bird. Herederos del equipo acaparador de títulos que fabricaran años atrás el empedernido fumador de puros Red Auberbach y la torre de ébano Bill Russell. Los aficionados, como es obligada costumbre en la ciudad, acuden en masa al Boston Garden, donde van a presenciar un recital que jamás podrán olvidar.

El equipo local recibe a los Chicago Bulls, que llegan liderados por un joven e insolente escolta que despuntó en su primer año y que en esta -su segunda- temporada apenas si ha podido jugar una veintena de partidos por una inoportuna lesión. Es Michael Jordan. Chicago, por entonces un equipo fuera de la nobleza de la NBA, parece una presa fácil de cobrar por los cazadores Larry Bird, Robert Parish, Kevin McHale, Dennis Johnson y Danny Ainge, el formidable quinteto inicial de Boston. Pero esa noche, la víctima va a ser casi inabordable.

El insolente Jordan defiende como un poseso, rebotea como si fuera un pívot nato, asiste y dirige el juego de su equipo como el mejor de los bases y, sobre todo, lanza a canasta con las manos del mismo Dios. El 23 de los Bulls, en una actuación memorable, la más grande jamás firmada en unos playoffs, se va hasta los 63 puntos. Tras dos prórrogas, Boston gana por 135-131. Pero el partido no pertenece a los viejos guerreros celtas, el partido es de Jordan. Ante las cámaras, asombrado por la lección que acaba de recibir en primera persona, Bird se confiesa impresionado: “Dios se ha disfrazado de jugador de baloncesto”. Así fue el paso de Michael Jeffrey Jordan por el Boston Garden una noche de abril tres décadas atrás.

 

Los Bulls podrían traspasar a Pau Gasol

Rumores de un posible traspaso de Pau Gasol antes del cierre del mercado este jueves a las 21.00 horas. Según informa Adrian Wojnarowski, uno de los periodistas de NBA más prestigiosos de Estados Unidos, los Chicago Bulls están buscando equipo para el jugador español.

Pau Gasol

Pau Gasol con los Chicago Bulls (EFE).

La plaga de lesiones que está sufriendo el equipo, algo que ha quitado muchas opciones al conjunto de Illinois de cara a la lucha por el anillo esta temporada, unido a que Pau puede rescindir unilateralmente su contrato en el mes de junio, parece haber convencido a los Bulls de que la mejor opción es traspasar al español y sacar algo a cambio.

El propio Gasol ha admitido en diversas ocasiones que su intención es salirse de su contrato, que sería de 7,4 millones de dólares para la temporada que viene, para mejorar sus condiciones en los Bulls o, lo más probable, buscar otro destino, por lo que en Chicago parecen haber decidido que la mejor opción es sacar algo a cambio por el de Sant Boi antes del cierre del mercado.

Pau Gasol irá al All-Star tras la lesión de Jimmy Butler

Por Raúl Rioja

La baja de Jimmy Butler, que se perderá entre tres y cuatro semanas por una lesión en la rodilla izquierda, deja vacante una plaza para el All-Star Game que se disputa este domingo en Toronto y Pau Gasol ha sido el elegido para ocuparla.

Pau Gasol y Jimmy Butler

Pau Gasol y Jimmy Butler (EFE).

La decisión ha corrido a cargo, como es habitual, de Adam Silver, el comisionado de la NBA. Pau Gasol y Kemba Walker, base de Charlotte Hornets que está completando una extraordinaria campaña, eran los que estaban mejores situados, aunque también sonaron otros nombres como el de Kyrie Irving, base de Cleveland Cavaliers y muy en forma en los últimos partidos, Kevin Love, ala-pívot también de los Cavs, Reggie Jackson, base de los Pistons o incluso Hassan Whiteside, el pívot de los Miami Heat y mejor taponador de la liga.

Finalmente, el elegido ha sido Pau Gasol, que tendrá su premio por la gran temporada que está realizando: 17 puntos, 10,9 rebotes y dos tapones por partido.

La noticia de la lesión de Butler, independientemente de que Gasol ocupe su lugar en el partido de las estrellas, es desastrosa para unos Chicago Bulls que no levantan cabeza desde que el escolta está de baja. El conjunto de Illinois es séptimo en la Conferencia Este y deberá intentar conservar su plaza de playoffs sin su máxima estrella, para lo cual necesitará que Derrick Rose dé un paso adelante y un esfuerzo extra de Pau Gasol.

“¡Hey, español, ¿qué pasa?!”: el cariñoso recibimiento de Kobe a Pau

Por Edu Casado

Esta madrugada, Pau Gasol ha vuelto al Staples Center de Los Ángeles, la que fue su casa durante seis años. Aunque ya jugó el año pasado con la camiseta roja de los Chicago Bulls, es el primero desde su marcha de California en el que coincide con su amigo Kobe Bryant.

El recibimiento del de Philadelphia no pudo ser más expresivo, tal y como captaron las cámaras: “¡Hey, español, ¿qué pasa?!” le dijo en castellano Kobe al de Sant Boi antes del partido y antes de darse un fuerte abrazo con el pívot de los Bulls.

Lo que no ha trascendido es si hablaron del próximo All Star, en el que Kobe participará por última vez y como jugador más votado, y donde no estará Pau, que se ha quedado fuera por poco.

Chicago resucita a costa de unos Cavs perdidos tras su cambio en el banquillo

Por Edu Casado

Gasol, baho el aro de Cleveland (TWITTER @NBA).

Gasol, baho el aro de Cleveland (TWITTER @NBA).

El partido se prestaba a todo lo contrario. Los Bulls llegaban a Ohio con una pésima racha de seis derrotas en los últimos siete partidos. Los Cavs, aún con el ‘cadáver’ deportivo de David Blatt caliente, llegaban espoleados por el cambio de entrenador, uno que sí fuera del gusto de LeBron, Irving, Love y compañía. Pero no.

Sin más criterio que bolas para LeBron, Chicago dominó un encuentro que sirve a los de Illinois para tomar aire en un difícil tramo de la temporada y ganaron 83-96.

Ahí estaba, cómo no, Pau Gasol. El de Sant Boi jugó 33 minutos, anotó 25 puntos y recogió 10 rebotes. Fue el máximo anotador de su equipo. Tampoco desmereció el otro español (aunque de origen montenegrino), Nikola Mirotic, con 17 puntos y seis rebotes.

El mejor resumen se vivió al final del partido. Quedaban pocos espectadores en el Quikens Loans Arena de Cleveland, pero despidieron a los jugadores y a la directiva local con abucheos.

 

Detroit se lleva el partido más largo de la temporada: cuatro prórrogas en el United Center

Por Edu Casado

Gasol, en el maratoniano partido ante Detroit (NBA).

Gasol, en el maratoniano partido ante Detroit (NBA).

El partido más destacado de la jornada de NBA se disputó en el United Center de Chicago. Los Detroit Pistons visitaban a los Bulls y el partido se decidió tras ¡cuatro prórrogas! El resultado final, 144-147.

De nada sirvió que tres jugadores de los Bulls lograran 30 puntos o más (Butler logró 43, Rose 34 y Gasol 30). Los de Michigan, liderados por Drummond (33) y Jackson (31), se llevaron el triunfo de Illinois.

Por cierto, hacía 19 años y dos días que tres jugadores de los Bulls no lograban 30 puntos o más en un mismo partido. Fue el 17 de diciembre de 1996 y los nombres son históricos: Michael Jordan, Scottie Pippen y Toni Kukoc. Casi nada.

Los 30 puntos de Gasol (su mejor marca en lo que va de temporada), se unieron a 15 rebotes, 5 asistencias y 5 tapones. La cruz fue Nikola Mirotic. El ala-pívot hispano-montenegrino jugó 24 minutos y aportó sólo 5 puntos al anotar 1 de 6 tiros de campo.

Pau Gasol, el jugador con mayor impacto global de la NBA

Por Dani Mateo

Pau Gasol brilla dentro y fuera de las pistas. El catalán, que la pasada noche tuvo todo el protagonismo en el juego defensivo ante los Pacers, recibió además el ‘2015 NBPA Global Impact Player’, que le reconoce como el jugador con mayor impacto global de la NBA.

El galardón, concedido por los jugadores en activo, premia al mayor de los Gasol por su contribución a la sociedad mediante la Fundación Gasol.

Un motivo bonito para felicitar a nuestro Pau, como lo han hecho sus compañeros. “Enhorabuena, Pau. ¡Eres todo un ejemplo!”, es la felicitación de José Manuel Calderón.

Por su parte, el protagonista de la noche escribió en su Twitter: “Un honor recibir el Global Impact Award. Un provilegio poder jugar y ayudar”.

Los 91 puntos de la pareja Westbrook-Durant, el mate ‘in your face’ de Barnes a Howard, el baile de Iguodala y otras cosas de la noche del viernes

Por Edu Casado

El primer fin de semana de la temporada 2015/2016 de la NBA ha empezado muy cargado:

Westbrook+Durant=91. Uno de los equipos potentes del Oeste, Oklahoma City Thunder, derrotó por 136-139 a Orlando en casa de los de Florida. Del carro tiraron los de siempre, y de qué manera. Russell Westbrook anotó 48 puntos y recogió 11 rebotes, mientras que Kevin Durant logró 43 puntos y 12 rebotes. En resumen, 91 puntos entre ambos. Una barbaridad.

Mate y baile en Houston. Los campeones de la NBA, Golden State Warriors, vencieron en la cancha de Houston Rockets por 92-112. Del partido destacaremos una jugada del primer cuarto: el espectacular mate de Harrison Barnes en toda la carita de Dwight Howard. Pero si el mate fue espectacular, no menos lo fue la celebración, en el banquillo, de Andre Iguodala. No se pierdan el bailecito:

Victoria de los Wolves y de Ricky. Otra victoria a domicilio: los Minnesota Timberwolves de Ricky Rubio se llevaron la victoria en Denver por 78-85. El de El Masnou logró 12 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias.

Primera derrota de los Bulls. Detroit derrotó por 98-94 en casa a los Chicago Bulls de de Pau Gasol y Nikola Mirotic. El de Sant Boi logró 16 puntos y 12 rebotes, mientras que el de Podgorica consiguió 22 puntos y seis rebotes. Es la primera derrota de los Bulls esta temporada.

LeBron, sin piedad ante sus ex. Cleveland Cavaliers recibía este viernes a Miami Heat, exequipo de LeBron James. El de Akron no tuvo miramientos y lideró a su equipo con 20 puntos. Un recuperado Kevin Love logró 24 y 14 rebotes. Al final, 102-92 para los Cavs.