Dando la nota

Desde el ‘Satisfaction’ de los Rolling al ‘Wannabe’ de las Spice pasando por la lengua de Miley.

Entradas etiquetadas como ‘fail’

Anoche vi a Britney Spears: patética y espectacular

feat-britney-spears-apple-music-festival-videoHace cinco años desde la última vez que Britney Spears pisó el viejo continente para ofrecer un concierto. Desde entonces… dimes, diretes, y mucho show en Las Vegas han sido las principales ocupaciones de la eterna princesita del pop. Anoche, gracias al Apple Music Festival, tuve la oportunidad de verla en directo por primera vez en mi vida. Menos de 10 metros me separaban de la que un día representó el perfecto sueño americano y quieras que no, eso impone.

Puede que Britney no sea la mejor cantante del mundo (ya no me acuerdo de cuándo fue la última vez que la escuché cantar en directo), quizá sea un poco vaga a la hora de moverse sobre el escenario, vale, pero es leyenda viva del pop y verla haciendo playback a 10 metros de tu cara… mola.

Y digo lo del playback porque aunque a muchos les parezca una vergüenza, a mí me parece bien, siempre y cuando lo supla con un gran espectáculo… lo que sí que me parece vergonzoso es que sin cantar ni un poquito no baile tanto como debería.

😘👧🏼 #AMF10 follow the show at mu #instastories #britney #britneyspears

A video posted by David Moreno (@davidmoreno) on

Ocho cambios de vestuario, un correcto repaso por sus nueve discos y el mismo show que en Las Vegas si no fuese porque faltaron I Love Rock And Roll y Everytime. Entiendo que por motivos técnicos no pudo ser. En la rockera, suele bailar sobre una guitarra eléctrica gigante y en Everytime se contonea arrítmicamente colgada por un arnés y con unas alas de angel gigantes.

Sobre lo de bailar de forma arrítmica… más de lo mismo. Britney era una gran bailarina y pese a que en el evento de Londres se ha esforzado más de lo que hace en el Planet Hollywood de Las Vegas, algo falta. Se mueve por el escenario como si fuese una gordita torpe. En ocasiones los bailarines la guiaban como cuando algunos acompañan a Maria Teresa Campos por los platós de Telecinco. Andaba perdida, y el jetlag le estaba pasando factura. Entiendo que hacer el mismo show en un escenario diferente sea complicado (y lo digo en serio, cada escenario es un mundo), pero eso se soluciona con ensayos y un put-in en condiciones.

El setlist fue perfecto, no eché nada en falta, los interludios para que la princesita se cambiase quizá demasiado largos, cuando llegó el moemento del guiño a Missy Elliot. se me encogió el corazón pensando que aparecería la rapera, pero no. Lo único que le faltó al show fue empatía, capacidad de conectar con un público, que si bien estaba muy entregado en el espectáculo de grandes éxitos continuados, no vibraba lo mismo que lo hizo dos noches antes con Robbie Williams. La gente de las gradas estaba sentada, y así permaneció la mayor parte del tiempo. Britney no hizo partícipes de su espectáculo a los allí presentes y solo se dirigió al respetable en tres ocasiones. Estas son las consecuencias de tenerlo todo tan estudiado y poner el piloto automático. Se pierde frescura y espontaneidad.

 

Los músicos sobre el escenario eran puro adorno. Los bailarines… totalmente imprescindibles, para una página de contactos y en el show. Fuerza, energía, garra… todo lo que le faltaba a Britney lo ponían ellos. Le ayudaban, le susurraban al oído hacia donde tenía que ir y la arropaban en todo momento. Ay omá!!

En serio, han pasado las horas y sigo flipado con lo que vi: Que sí, que es patética porque ni canta ni baila como debería, pero ver a Britney Spears es toda une experiencia que todos los que amamos la música y sobretodo el mundo del espectáculo tenemos que pasar al menos una vez en la vida.

Haberla visto en el Apple Music Festival, un punto a favor porque allí todo es espectacular. Sentirte tan privilegiado al tener al artista tan cerca y con un público tan reducido hace que sea muy especial, saber que todo se está retransmitiendo en directo a través de iTunes y que los suscriptores a Apple Music podrán ver el show una y otra vez, mola mucho (es uno de los motivos por los que yo estoy suscrito al servicio).

El momento más tenso llegó con su voltereta para atrás. Durante la canción Touch Of My Hand, Britney hace en todos sus shows una fantástica voltereta ayudada por uno de sus bailarines (lo puedes ver a la izquierda), pero en Londres… algo pasó. En el gif de abajo a la derecha tienes lo ocurrido. Britney no se sintió preparada y abortó misión. Ay ay ay ¿falta de ensayos? ¿de seguridad en sí misma?

No, el misterio está resuelto. En una entrevista en la BBC acaba de decirEntré en pánico. Cuando llegó el momento me di cuenta de que ése bailarín no era el que me ayudaba cada noche durante los últimos tres años a hacer la voltereta. Era su primer día agarrándome por la espalda. Debería haberme fiado, está más musculado que el otro”. Ay Brit… si hubieses ensayado un poquito más.

 

MI VALORACIÓN DEL CONCIERTO:
img_2241.jpgLo mejor:
Poderla ver tan de cerca. Sus caras, su fragilidad, su sudor. Sí, sí… en la sala hacía tanto calor que hasta ella sudaba (y lo comentó). Fíjate en la imagen de su voltereta fallida como le brilla la espalda.
Lo peor: Su pelo y su inseguridad. Britney ya no es lo que era, en ocasiones está como ausente (y eso que en este concierto estuvo bastante acertada), pero su pelo… ESO ES IMPERDONABLE. Poco más y llevaba rastas. ¿En serio? ¿Eres Britney Spears y no puedes llevar unas extensiones en condiciones? Andrajosas, sucias y continuamente enredándose con su ortopédico micrófono. Por un momento, antes de que pasara lo del backflip, pensé que el momentazo de la noche sería cuando se le cayese el micro en plan Chenoa.
Nota: Para mí Britney siempre es sobresaliente, hasta aquella vez en los VMA’s, pero para ser honestos le pongo un 8. Estoy orgulloso de haberla visto en directo pero la falta de conexión con el público hizo que ella misma no disfrutase tanto el show como debería. Perder a tu niño interior es una faena…