La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Aves’

Homeopatía: ¿engaño o revolución?

Parlamentarios británicos han llegado estos días a la conclusión de que la homeopatía no tiene base científica, apenas unas bolitas de azúcar que sólo curan por la fe que tienen en ellas los enfermos. Según resume la página BBC Mundo:

Un informe del Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes concluye que los medicamentos homeopáticos no funcionan mejor que los placebos. Cualquier efecto que tengan, señaló el comité, se debe a la fe del paciente en tales remedios.

Sin embargo, el propio informe reconoce que entre quienes acuden a esta medicina alternativa existe un nivel de satisfacción por encima del 70%.

Y sus partidarios recuerdan los beneficios que la homeopatía tiene con los bebés y los animales, ajenos a cualquier efecto placebo. ¿Quien tiene razón, los científicos o los enfermos?

Como probablemente la mayoría ya sepáis, la homeopatía es una medicina alternativa que considera que la raíz de la enfermedad es espiritual en vez de física, y que se puede curar con sustancias naturales sometidas a una fuerte dilución y tomadas en pequeñas dosis. Esas medicinas tan especiales sólo se venden en farmacias.

En mi caso particular os puedo decir que estos medicamentos han tenido efectos nulos en mí pero gratamente sorprendentes en mis hijos. Con la ventaja añadida de haber evitado tratamientos convencionales donde nos habrían inflado a peligrosos productos químicamente activos de toda índole. Y siempre han sido administrados por médicos licenciados bien formados en ambos sistemas, a los que no les ha temblado nunca la conciencia cuando nos han tenido que recetar antibióticos u otros remedios convencionales a los que la homeopatía, reconocían, no llegaba.

El tema es muy complejo. No es lo mismo tratar de curar una alergia que un cáncer, eso es evidente. Pero si para esas pequeñas dolencias del día día la homeopatía funciona en un alto porcentaje, mi opinión particular es que bienvenida sea esta medicina. También para esas enfermedades extrañas, poco habituales, a las que la medicina convencional aún no ha encontrado una solución satisfactoria.

¿Y vosotros qué pensáis? ¿La homeopatía funciona o es un engaño? ¿Debería estar subvencionada al menos en parte por el sistema nacional de salud, como ocurre en el Reino Unido o Francia?

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Celebra hoy el Día de la Manzana

Los británicos, que son únicos para revalorizar el campo, celebran hoy, 21 de octubre, el Apple Day o Día de la Manzana.

El Reino Unido es el campeón mundial en appledom, con más de 6.000 variedades diferentes de esta sanísima fruta. Sin embargo, en las estanterías de los supermercados de allí, como en las de aquí, apenas encontramos nueve variedades distintas, muchas de ellas procedentes de lejanos países, preciosas por fuera pero insípidas.

Instituido el Apple Day en 1990 por la asociación Common Ground, a lo largo de toda la semana se desarrollan cientos de eventos locales donde la manzana se convierte en símbolo de una importante diversidad natural, cultural y genética en preocupante retroceso. Gracias a esta vinculación de las manzanas con su lugar de origen, se trata de lograr que los huertos sean reconocidos y conservados debido a su contribución a las particularidades locales, incluida la rica biodiversidad de vida salvaje que sostienen.

¿Y como se celebra este día?

Primeramente, comiendo manzanas. Como recuerda el refrán anglosajón, “an apple a day keeps the doctor away!” (una manzana al día mantendrá al doctor fuera de su vida). Pero a ser posible cultivadas cerca de nosotros o por nosotros mismos, en esos huertos maravillosos de los pueblos donde las primeras heladas, a cambio de llevarse los últimos tomates y pimientos del año, han sembrado el suelo de fruta caída y hojas amarillas.

Y en segundo lugar, jugando. Con el frío otoñal encima, y los niños encerrados en las casas, la efemérides nos permite desarrollar divertidos juegos familiares dedicados a esta deliciosa rosácea, como atrapar con la boca manzanas que flotan en un balde de agua, practicar con ellas una original petanca frutícola o, más nutritivo, hacer ricos pasteles.

Los británicos van aún más lejos. Apasionados del juego, organizan concursos de pelada de manzana para ver quién logra sacar la espiral de piel más larga de todas. ¿Tu hijo es muy competitivo? Pues proponle que trate de batir los 69 centímetros del récord nacional, categoría junior, logrado el año pasado. Todo lo que necesita es un pelador, una manzana, una mano firme, mucha paciencia y un adulto supervisando el concurso.

No hay nada más triste que un huerto donde la fruta acaba pudriéndose en el suelo pues nadie la recogió. Esto me recuerda la primera vez que celebré el Apple Day en Inglaterra, en concreto en la bellísima ciudad de Norwich. Un vecino tenía tantas manzanas ese año en el jardín que las puso todas dentro de una carretilla que sacó a la calle con un cartel donde podía leerse:

“Llévese todas las manzanas que quiera, pero por favor, no se lleve la carretilla”.